jueves, 21 de enero de 2016

Las desalentadoras tendencias del empleo 2016.

Una vez más estrenamos el año con el recién publicado informe de tendencias de empleo de la OIT, uno de los mayores referentes para NSF en el trabajo que realizamos con las personas jóvenes. Con el título “Tendencias sociales y deempleo en el mundo” nos alertan principalmente cómo tanto en 2016 como 2017 se prevé un aumento del desempleo a nivel mundial.

¿La génesis de este nuevo aumento? La OIT se une a las voces que ya alertan de una nueva “tormenta perfecta” económica con graves consecuencias para el empleo, basada en una nueva desaceleración, caída del precio de las materias primas, debilidad de las economías emergentes,…

La cifra que hemos alcanzado a nivel mundial es alarmante: 197 millones de personas se encuentran en desempleo, al mismo tiempo que el empleo existente cada vez es más vulnerable alcanzando el 46% del mismo.

Todo ello configura unas expectativas pesimistas que cifran en 2,3 millones para 2016 y 1,7 para 2017 el crecimiento del desempleo, cebándose una vez más con los países más desfavorecidos. A tenor de estos datos no sería pesimista prever graves consecuencias en la geopolítica internacional, ya que la falta de unas perspectivas esperanzadoras de futuro para las personas siempre ha sido una de las variables desestabilizadoras de la sociedad.

¿Una situación inevitable? Nada más lejos de la realidad, según la OIT hay mucho margen de maniobra desde la esfera política: “Es importante reforzar las instituciones del mercado de trabajo y tener unos sistemas de protección social bien diseñados con el fin de evitar nuevos aumentos del desempleo de larga duración, del subempleo y de la pobreza en el empleo… A medio y largo, la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente el trabajo decente y productivo pata todos, aportará significativos dividendos sociales contribuyendo al fortalecimiento y reequilibrio de la economía mundial. En este sentido, un esfuerzo concertado para la lucha contra la desigualdad a través de más y mejores empleos será especialmente necesario”.


Especialmente relevante nos parece este llamamiento: "Hacer del trabajo decente un pilar de la estrategia política no sólo aliviaría la crisis del empleo y mejoraría las diferencias sociales sino que también contribuiría a poner al mundo económico en una senda de crecimiento económico mejor y más sostenible”.

El informe fue presentado ayer por Joaquin Nieto, director de la Oficina de la OIT en España, con el que tuvimos la suerte de contar en el pasado Bilbao Youth Employment Forum, donde la problemática del empleo y las acciones a desarrollar también se enmarcaron en los recién estrenados Objetivos de Desarrollo Sostenible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada