viernes, 28 de agosto de 2015

Para facilitarte las cosas cuando vas a trabajar en el extranjero: Internations

Cuando vas a trabajar al extranjero te surgen muchas dudas y preguntas y no sabes donde preguntar. Vas a un país donde no tienes amigos ni conocidos, salvo tus compañeros de trabajo, que pueden o no convertirse en tus amigos en tu tiempo libre. Para no sentirte perdido y hacer la estancia en el extranjero más agradable existe una organización mundial: Internations.



¿Qué hace y donde está Internations?

Internations, cuya sede central está en Munich, ha sido creada en 2007 para “sentirte en casa” en el extranjero. Es la organización más grande del mundo en su género.  Tiene 1,8 millones de miembros y existen ‘comunidades’ de Internations en unas 360 ciudades de todo el mundo, donde los y las “expats” (expatriado/as), personas con una mente abierta, se reúnen para intercambiar información y experiencias, reciben consejos de otras personas en la misma situación. Ofrece la posibilidad de encontrar y hacer amigos de diferentes nacionalidades, también de la tuya; encontrar personas que entienden tu situación, y posiblemente comparten tus intereses y aficiones, que tienen una mentalidad ‘global’. Comunicarse online y offline. Cada mes Internations organiza en todo el mundo del orden de 3.500 acontecimientos y eventos locales al mes.

Internations acaba de publicar un estudio “Expat Insider 2015”, que es el resultado de una encuesta a unos 1400 miembros de 195 países en diversos continentes, sobre una serie de cuestiones en relación a su vida en el extranjero.


El siguiente gráfico da los resultados, que son a veces sorprendentes



Se hicieron preguntas concretas sobre la calidad de vida, las facilidades para los que tienen niños, el coste de la vida, etc. Se listan los mejores (y peores) destinos entre un total de 64 países teniendo en cuenta también otros factores tales como: facilidad de integrarse, el trabajo, la vida familiar, las finanzas personales, por sexo (expats femininas o masculinos)

Para los 22 destinos más importantes, con el mayor número de respondientes, se dan perfiles más detallados de los países. Asimismo se ha estudiado el perfil de la gente que ha optado trabajar en el extranjero. Por ejemplo el estudio revela que los rusos van al extranjero sobre todo con fines académicos. Que un británico tiene tendencia de dejar su país para siempre. Que los australianos y estadounidenses dan más importancia al coste de la vida.

¿Qué motiva más a los expats para venir a trabajar en España?  Sobre todo la calidad de vida. (España ocupa la sexta posición en el Indice mundial de Calidad de Vida y el tercero en ocio). El sol, el clima. La posibilidad de viajar y la infraestructura de transportes y comunicaciones. La calidad de los servicios de salud. Una impresión más negativa tienen de la política y la situación económica en España. En esto comparten la opinión de muchos españoles…

domingo, 16 de agosto de 2015

El talento es sobrevalorado y los seres humanos subestimados

Ambas afirmaciones son de Geoff Colvin (*), desarrolladas en sus dos libros: Talent is overrated: What Really Separates World-Class Performers From Everybody Else (El talento es sobreestimado: Lo que realmente separa los actores de clase mundial de todos los demás) editado en 2008, y “Humans are underrated” (Los seres humanos son subestimados) editado el 4 de agosto 2015. El primero fue un bestseller y el segundo lo será probablemente también.

El talento es sobrevalorado.

Según Geoff Colvin para destacar no es absolutamente necesario tener un talento innato, o por lo menos no es suficiente. Tiene que ir acompañado con el esfuerzo. La grandeza se consigue con la práctica y la perseverancia. Trabajar de una manera muy específica. La clave del éxito es cómo practicas, cómo analizas los resultados de tus progresos y aprendes de tus errores. Por eso hay pocos entre los que tienen talento que destacan sobre los demás. Geoff Colvin cita como ejemplos celebridades como Mozart, que tenía un talento innato, pero se convirtió realmente en un genio por su constante trabajo desde niño, teniendo como maestro y mentor a su padre Leopoldo. O como el campeón de golf Tiger Woods, que también empezó a una edad muy temprana a entrenarse intensivamente. Bill Gates, que hice su primer trabajo de software a los 13 años, y otros ejemplos más.

Geoff Colvin  lo explica en este video.

El escritor se ha basado en estudios científicos para demostrar que aplicando una manera adecuada de trabajar y el esfuerzo adecuado, cualquiera puede mejorar, por muy difícil que sea su tarea. Que con un cambio de mentalidad puedes cambiar el enfoque o la idea que tienes de tu trabajo y de tu carrera.
Los seres humanos son subestimados.

Geoff Colvin  recuerda que, cuando en los años 70-80 surgieron los ordenadores y la informática, muchos vaticinaron que las máquinas iban a sustituir a las personas en las fábricas y esto iba a aumentar el paro. Pero luego la estructura económica se adaptó de algún modo y se crearon nuevos tipos de trabajo y empleo. Sin embargo volvieron las dudas y las estadísticas de los EEUU muestran que a partir de 1990 el paro de la gente, que históricamente había sido más empleada (de edades entre 25 y 54 años), ha aumentado desde el 8% hasta el 11,5% en 2014.

 Hasta ahora la mayoría de los economistas creyeron que la culpa la tiene el avance tecnológico. Que la tecnología hace más trabajos mejor que las personas. Que los robots harán el trabajo mejor que los humanos y por lo tanto dejarán a muchos sin trabajo. Geoff Colvin da como ejemplos, entre otros: la Universidad de California en Berkeley en la que se están haciendo pruebas con un robot que es capaz de identificar un tejido cancerígeno, de cortarlo y eliminarlo, y el ejemplo de Google que ha desarrollado un vehículo sin conductor.
Pero Geoff Colvin no está de acuerdo con que el avance tecnológico haga innecesario la intervención del ser humano. Dependerá de las aptitudes y habilidades que hay que tener en el trabajo, que según Geoff Colvin son las de interacción humana profunda.
Lo explica en este video y en esta entrevista.
La gran pregunta estratégica según Geoff Colvin es: ¿Cuáles son las actividades que nosotros, los seres humanos, impulsados por nuestra naturaleza más profunda o por las realidades de la vida cotidiana, deberán insistentemente ser realizadas por otros seres humanos, incluso si las computadoras podrían hacerlas?”
La habilidad más importante es la empatía. Geoff Colvin cita al vicepresidente de Oracle, Maeg Bear, quien dice que “la empatía es la aptitud crítica del siglo 21”. Se seguirá necesitando ingenieros, pero los ingenieros más valorados no serán ‘genios en cubículos’, sino que serán los que saben construir relaciones, hacer ‘brainstorming’, colaborar, comunicar y liderar. Crear e innovar junto con otros.
Y los estudios indican que las grandes empresas opinan que se necesitan cada vez más trabajadores con estas habilidades, y afirman que las aptitudes del conocimiento ya no valen sin las habilidades personales. También indican que en promedio las mujeres destacan más que los hombres en estas habilidades valiosas, en particular la empatía y la sensibilidad social y cultural.
(Lo cual no quiere decir que no se requieren muchos tecnólogos. Estudios han demostrado que por ejemplo en el Reino Unido se necesitan cada año más de 130.000 especialistas en tecnología)
Geoff Colvin dice que “la cara irónica del avance de la tecnología es, que las investigaciones demuestran que cuanto más tiempo gastamos con nuestros artilugios digitales, nos hace menos empáticos, más narcisistas, menos adeptos a la interacción, y menos capaces de relacionarnos con los demás.”
Si tomas decisiones solo por ti mismo, entonces no estás tomando las decisiones más importantes, no estás alcanzando las mejores decisiones posibles, y corres cada vez más el peligro de ser sustituido por la tecnología”, afirma Geoff Colvin.

En resumen: El capital humano no es la tecnología. El capital humano es “ser humano”. Y el talento, si no se desarrolla adecuadamente y constantemente, tampoco forma parte del capital humano.
(*) Geoff Colvin es editor y columnista neoyorquino con la revista FORTUNE. Ha recibido reconocimientos como pensador, autor, locutor de televisión y radio, y orador tratando sobre las tendencias más significantes en el mundo empresarial. Es economista por la Universidad de Harvard y MBA de la Stern School of Business de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

miércoles, 12 de agosto de 2015

¿Qué se entiende por la efectiva participación ciudadana de los jóvenes?

Hoy, 12 de agosto, ha sido el Día Internacional de la Juventud.

“En este año decisivo en que los líderes se preparan para adoptar una ambiciosa nueva visión del desarrollo sostenible, la participación de los jóvenes es más importante que nunca. En este momento crítico de la historia, hago un llamamiento a los jóvenes para que exijan y promuevan el drástico progreso que nuestro mundo necesita con tanta urgencia. ha dicho el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en su mensaje para este día.

Y en la página web del Día de la Juventud leemos:

“La participación cívica de la juventud, un objetivo principal del Plan de Acción de las Naciones Unidas para todo el sistema sobre la Juventud (Youth-SWAP), busca promover la efectiva participación ciudadana de los jóvenes en todos los niveles

En resumen, lo que se espera es la "efectiva participación" ciudadana y cívica de los jóvenes "en todos los niveles" para promover un "drástico progreso."


¿Esto será posible sin que se observe al mismo tiempo un “drástico” y "efectivo" aumento de empleo juvenil que se note “en todos los niveles” de la sociedad y de la economía?