viernes, 24 de julio de 2015

La Década del Empleo Juvenil puede ser la solución

Sí, la Década del Empleo Juvenil puede ser la solución. Esa es la opinión de la Fundación Novia Salcedo, la de más de 350 organizaciones de 52 estados que se han sumado a la campaña internacional así como la de los Gobiernos vasco y español que de una forma u otra lo han aprobado en sus preceptivos Consejos, porque comparten que el Empleo Juvenil es un problema planetario ya que no hay sociedad, ni cultura que de una forma u otra no lo reconozcan como tal, cierto es que en algunos lugares la gravedad es mayor. En Euskadi es muy grave: 40% de desempleo juvenil. 

Hablamos del proyecto Pegasus, Campaña de la Sociedad Civil Global para que NN.UU. declare 2016-2025 como Década del Empleo Juvenil.

La cuestión está en el tránsito del puede ser la solución al lo es y dentro de una década al lo ha sido. Lo que no es nada sencillo y como no lo es se requiere de suficientes países, personas y organizaciones comprometidas, capaces, ilusionadas, trabajando armoniosamente de forma colaborativa con la brújula perfectamente orientada al norte, que en este caso no es otro que conseguir erradicar la lacra de la falta de empleo digno para la juventud. No hace falta decir que todo lo que se refiere a la dignidad del empleo juvenil es poliédrico por lo que su solución ha de pasar por una buena diagnosis y en base a ella por el tratamiento personalizado para cada joven, para cada organización, para cada comunidad gracias a la acción compartida de agentes de estos tres niveles. Diagnosis que ha de empezar por un profundo conocimiento de la realidad existente, no de la que a uno le gustaría, o dice, tener.

Sobre la premisa anterior, el primer requisito a cumplir es el de tener un entorno social enmarcado en un Estado de Derecho que siendo apto para generar actividad económica suficiente esté dotado de mecanismos compartidos para el reparto digno de la riqueza generada a través del empleo, de la solidaridad y de la carga impositiva. En los lugares donde no hay empleo juvenil suficiente la Década puede ayudar a crear las bases para cambiar la realidad socioeconómica existente de cara a optimizar el resultado del empleo mejorando tanto el nivel de actividad económica como los mecanismos compartidos de su reparto. Lo puede hacer a través de reflexiones-acciones de las organizaciones capacitadas y cualificadas que operan en cada ecosistema económico, aplicando herramientas contrastadas que precisan de la evaluación de los resultados de la acción. Resultados que una vez analizados han de llevar a implantar nuevas propuestas, en un circuito operativo que una vez iniciado ya no tiene fin, buscando conocer los qué, cómo, porqué son las cosas pudiendo y debiendo ser de otra forma, y lo han de hacer a través del estudio y evaluación de las realidades comparadas con las de los lugares donde se reconozca que se dan las mejores prácticas avaladas por mejores resultados. 

En los lugares donde se dan las mejores prácticas sobre el empleo se sabe que hay cuatro agentes sociales imbricados en sistemas colaborativos singulares, o lo que es lo mismo no clónicos sino que adaptados a las especificidades culturales y sociales locales: son las administraciones públicas, los empresarios, los sindicatos y la sociedad civil. ¡Ojo!, obsérvese que si bien la sociedad civil no se sienta en las mesas directamente si está presente en ellas ya que es la que irriga las formas de ser y hacer de las personas que representan a los tres agentes sociales negociadores. Y es así porque su sociedad civil es querida, fuerte y comprometida como consecuencia de que en ellas se practican el diálogo y respeto entre diferentes para incluir en lugar de excluir. La Década puede ayudar a construir sociedades civiles comprometidas, dialogantes y respetuosas.


La actividad económica, el empleo y todo lo que se deriva de ambos tiene mucho que ver con los valores de la sociedad y con la sintonía entre los valores declarados y los valores practicados. Así dónde se declara que la persona es el centro pero luego se la margina, se la excluye, no se comparte con ella; donde se dice que la educación es fundamental pero se ignora que es un proyecto de construcción dialogada en y para el largo plazo; donde se pregona que la innovación es uno de los ejes imprescindibles para disponer de una economía sostenible pero ante la dificultad se opta por ser menos innovador; donde la valoración social del empresario, del sindicato, del gobierno está bajo mínimos; donde no se han desarrollado mecanismos naturales para el tránsito de la juventud desde el mundo de la educación al laboral; donde en su larga lucha por la igualdad la mujer no ha conseguido la equidad. En todos estos "dóndes" y en otros treinta más identificados por NSF, la Década bien puede tener sentido para poner en orden de forma compartida aquello que hay que hacer sin miedo a hacerlo.

El proyecto Pegasus, que nació en Bilbao en julio de 2013 de la mano de la Fundación Novia Salcedo, con la ayuda de la sociedad civil, del Ayuntamiento de Bilbao, del Gobierno Vasco, con el liderazgo internacional y ante las Naciones Unidas del Gobierno de España, está llamado a ser la llave para que la sociedad global sea justa con la juventud.

Luis Cañada
Ícaro Think Tank. Presidente de Fundación Novia Salcedo

martes, 21 de julio de 2015

La calidad del empleo no solo importa para los jóvenes sino también para la economía

Marianna Georgallis es una mujer londinense de origen griega-chipriota. Es la coordinadora de políticas y promoción del empleo, de la movilidad, calidad de estancias en las empresas y derechos de la Juventud, en el Foro Europeo de la Juventud.

Ayer, 20 de Julio 2015, ha escrito un artículo en el blog “OECD insights” (que da voz a las personas para dar forma a los temas importantes a los que se enfrenta la sociedad) con el título: “Quality of jobs created is vital not just for young people, but for the economy too”

Mientras se oían las voces optimistas de políticos sobre el inicio de la recuperación económica en Europa, explotó la crisis griega y nos volvía a recordar la cruda realidad que se desvela en el informe “OECD Employment Outlook 2015” (Prospectiva del Empleo 2015 de la OCDE). Marianna Georgallis nos recuerda lo que se ha dicho en numerosos discursos políticos de los años pasados, que Europa está sufriendo una crisis social, y aclara:

“Las tasas de desempleo dan la primera indicación de ello: Mientras la tasa de desempleo ha caído por debajo del 6% en los EEUU y se sitúa por debajo del 4% en Japón y Corea, en el área del euro la tasa de desempleo sigue estando más alta que el 11%. Está claro que Europa sigue caminando detrás del resto del mundo en lo que se refiere al empleo. Estas estadísticas son aún más altas y más escandalosas cuando se trata específicamente de los jóvenes. La parte que corresponde a los jóvenes que no están empleados, ni están en la educación ni en la formación, los llamados NINIs, ha llegado a un número asombroso de 40 millones en los países de la OCDE – y 27 millones de estos NINIs están ‘fuero del radar’ – una masa de jóvenes desaparecidos que no está registrada en ningún lado.”

Y sigue: “Los efectos duraderos de esto son un serio motivo de preocupación. Más de uno de cada tres en la OCDE que buscan trabajo, están fuera del mundo laboral desde hace 12 o más meses. El desempleo de larga duración tiene serias consecuencias, que van desde un deterioro de las aptitudes y la falta de confianza hasta que pueden conducir a problemas de salud mental y a un impacto en la economía por la inactividad y los costos para procurar el bienestar, tales como los subsidios al desempleo. Sin embargo, la nueva revelación de la Prospectiva del Empleo de este año es que las prospectivas a largo plazo de una carrera vienen determinadas en gran medida en los diez primeros años de la vida laboral. Largas temporadas de desempleo pueden tener una influencia en términos de remuneración durante tiempo en la carrera de una persona – lo que significa que la movilidad hacía remuneraciones más altas puede verse reducida cuando como persona joven se ha estado sin empleo durante un largo periodo. Esto a su vez crea una desigualdad de ingresos e impacta en el crecimiento económico, entre otros, y perpetúa una menor inversión y un menor producto agregado.”

“El empleo de calidad es un derecho, incrustado en varios marcos legales universales”, dice Marianna Georgallis, “Desgraciadamente esto ha sido ignorado por demasiados gobiernos y líderes de la UE; centrarse en la calidad del empleo es percibido como un lastre para la creación de empleo. Sin embargo la Prospectiva del Empleo lo desaprueba, mostrando que los países de la OCDE que funcionan mejor en términos de tasas de empleo son también los que tienen el nivel más alto de calidad del empleo. Es por lo que el mensaje claro de la Prospectiva es que los gobiernos deben tomar acción para promover un crecimiento mayor de empleo, implementando medidas directas para mejorar el acceso de los trabajadores a empleos de calidad más productivos y gratificantes.”

“El Foro Europeo de la Juventud ve en el nuevo Plan de Inversión para Europa una oportunidad para hacerlo. Si el enfoque está en la inversión en la creación de empleo de calidad, en particular en sectores emergentes con un gran potencial, tales como la economía verde y las TIC, hay aún una esperanza que la crisis social, sufrida en Grecia pero también de forma general, pueda empezar a verse revertida. Los gobiernos deben cumplir su obligación de asegurar que todos los jóvenes sean capaces de acceder a sus derechos sociales y económicos, con el fin de conseguir su independencia y autonomía, y así contribuir a una sociedad sana e incluyente en Europa y en el mundo”, concluye Marianna Georgallis.

La pelota está en el tejado de los gobiernos –fara facilitar y promover, y sobre todo no estorbar con trabas burocráticas paralizantes y estériles-  pero también en el tejado del mundo empresarial, que debe estimular la iniciativa y el emprendimiento tanto de los ejecutivos como de los empleados. Hay que tener la voluntad, la capacidad, y la habilidad de pasar de los enfrentamientos laborales a la colaboración. Hay que procurar que cada uno se sienta importante y a gusto en la empresa. Que el trabajador esté orgulloso de formar parte de ella. Que siente que la empresa le da algo más que un empleo: la satisfacción profesional y personal.


También es verdad que no se puede pedir a un trabajador joven sentirse integrado en o identificado con su empresa, si en ella existen unos desequilibrios salariales exorbitados que nunca antes se habían conocido. En la empresa cada puesto de trabajo es necesario (o debería serlo) y si falla uno, la cadena se rompe. La calidad del empleo, si el empleado cumple con ella, debe reflejarse también en su remuneración.

lunes, 20 de julio de 2015

Srebrenica: ¿Una sombra para el proyecto Europeo?

Aprender del pasado para construir un mejor futuro. Es algo vital para permitir que el proyecto europeo salga adelante. Este mes de julio se cumplen 20 años de la tristemente famosa matanza de Srebrenica en Bosnia-Herzegovina. Un claro ejemplo de la pérdida de valores, una derrota sin paliativos para el propio ser humano. En este caso en concreto los verdugos fue un grupo de serbobosnios, la enésima demostración de la locura colectiva de un ejército que reclamaba para sí este terreno como parte de la ‘Gran Serbia’. La población civil fue exterminada sin escrúpulos. La pérdida de prestigio fue inmensa debido la impunidad con la que se perpetró el asesinato de civiles en el propio territorio europeo. Años después diferentes instituciones aprobaron y asumieron comunicados en los que admitían responsabilidades, empezando por la ONU, pasando por la UE y finalmente el propio parlamento de Serbia en el año 2010.

Todo empezó con la Guerra de Bosnia en el año 1992. En el punto álgido de la contienda las columnas de humo se podían ver desde la mismísima Venecia. Los serbios querían imponer su voluntad sobre el resto de etnias o religiones lo que desemboco en un enfrentamiento armado, ya que la región era un verdadero polvorín étnico. Durante el transcurso de la Guerra de los Balcanes en los 90, Bosnia-Herzegovina fue uno de los países que más sufrió, especialmente en el denominado ‘Sitio de Sarajevo’.

Una madre junto a su hija en el Memorial de Srebrenica. /The Times

En este contexto tuvo lugar la ‘Masacre de Srebrenica’ en 1995, una aniquilación casi total de la población civil en su mayoría musulmanes, con el agravante de ser una zona desmilitarizada por la ONU controlada por Cascos Azules que asistieron impasibles a la matanza. Una limpieza étnica que se llevó por delante más de 8.000 personas, el mayor asesinato masivo en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Los principales responsables fueron Ratko Mladic y Radovan Karadzic representantes militar y político de los serbo-bosnios. Este triste episodio histórico se cierra con los Acuerdos de Dayton en noviembre de 1995. Años más tarde, los hechos fueron juzgados por el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia. Estas fueron las palabras utilizadas por el magistrado Theodor Meron, responsable máximo de dicho tribunal:

“Buscando eliminar a una parte de la población bosnia musulmana, las fuerzas serbo-bosnias cometieron genocidio. Seleccionaron para su extinción a cuarenta mil bosnios musulmanes que vivían en Srebrenica, un grupo particularmente emblemático entre los bosnios musulmanes en general. Despojaron a todos los varones prisioneros, tanto militares como civiles, jóvenes como mayores, de sus pertenencias e identificaciones; y deliberada y metódicamente los eliminaron, únicamente en razón de su identidad”

Este suceso constituye sin duda alguna una sombra muy alargada sobre el proyecto Europeo. No obstante, los europeos hemos demostrado que juntos podemos avanzar hacia un futuro mejor y para conseguirlo los jóvenes deben estar presentes. Deben tener mayor protagonismo en la toma de decisiones y no limitarse únicamente a un evento al año, se deben escuchar sus prioridades. Me gustaría que las futuras generaciones pudiesen aprovechar los intercambios entre estudiantes, las becas y la posibilidad de adquirir experiencia laboral en países vecinos de la Unión. Me parece un enriquecimiento tanto personal como profesional fundamental para los jóvenes europeos. Incluso en estas horas bajas, con el ‘Greekxit’ la salida de Grecia del euro, incluso en este contexto defiendo la Unión Europea. Ahora bien, para los años venideros se debe cuidar la igualdad y la dignidad de todos los países miembros. Por último, me gustaría insistir en la importancia capital que tiene recordar la historia para cualquier pueblo para evitar errores pretéritos, como ya advertimos en uno de nuestros artículos sobre la fragilidad de la memoria.

viernes, 17 de julio de 2015

¿Cómo, por qué y para qué usan los estudiantes los rankings de universidades?

En mayo 2015 la empresa QS, Quacquarelli Symonds Limited, editó un informe con el título original “How do students use Rankings?”, y con el subtítulo: “El papel de los rankings de universidades en la elección del estudiante internacional”. El informe explora las motivaciones principales que mueven a los estudiantes internacionales a consultar los rankings de universidades y cómo los resultados influyen en sus decisiones.

QS es una empresa, fundada hace 25 años, con sede principal en Londres, que se dedica a procurar información y soluciones especializadas para la educación superior y las carreras a nivel global. Considera que las decisiones sobre la educación y la carrera son demasiado importantes como para dejarlas a la suerte, y su intención es que los candidatos tengan acceso a las mejores herramientas y la información de los mejores expertos independientes antes de tomar una decisión. Sus actividades abarcan 50 países, trabajando con más de 2000 instituciones líderes de educación superior y más de 12000 empleadores.

Según el informe el 77% de los estudiantes consultados usan los rankings globales, y el 78% los usa para temas específicos.  La importancia que dan los estudiantes es en este orden de mayor a menor:  la calidad de la enseñanza, la reputación del empleador, la tasa de empleo, la satisfacción del estudiante, la investigación, la diversidad y el coste, la reputación académica.  Como razones que dan para estudiar en una universidad reconocida a nivel internacional son: las perspectivas de empleo, las conexiones a nivel mundial, la calidad de la enseñanza, la experiencia estudiantil y las oportunidades de viajar.


Para leer el informe completo online hay que registrarse aquí.

viernes, 3 de julio de 2015

Destapemos juntos el empleo

No cabe duda de que estamos ante un cambio en el mercado laboral sin precedentes que, si bien en nuestro contexto local adquiere unas características concretas, compartimos con más regiones de la aldea global de las que imaginamos. Y es que se ha convertido la problemática del empleo -en especial su escasez- en uno de los grandes retos de la Humanidad en el presente siglo.

Afirma el sociólogo alemán Ulrich Beck que quien asegura tener una receta para garantizar el pleno empleo falta a la verdad y que estamos a las puertas de su final. Parte de esta realidad procede de la creciente tecnificación de la economía que nos lleva a la desaparición de puestos de trabajo. La intuición popular de que la máquina está sustituyendo a la persona en determinadas profesiones es corroborada por estudios como el de los autores de la Universidad de Oxford Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, que analizan los impactos esperados por la informatización en los procesos del mercado laboral de los EEUU y calculan que el 47% de ellos está en riesgo de desaparecer.

Pero no solamente el empleo tiende a ser un bien escaso, también parece que lo serán los salarios. Otro informe reciente, esta vez del Think Tank Resolution Foundation y la London School of Economics titulado "¿Una crisis polarizante?", muestra cómo desde el inicio de la crisis han cre3cido los trabajos de alta cualificación y los que requieren escasa formación, pero han desaparecido con preocupante rapidez los situados en el estrato medio. Sin olvidar la progresiva acumulación de la riqueza por u porcentaje muy pequeño de la población: nos recuerda Intermon - Oxfam que en la actualidad 85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo.
En este contexto las necesidades económicas y productivas se modifican a la velocidad de los flujos de comunicación del planeta, las y los trabajadores del presente siglo siempre irán por detrás de las competencias requeridas en el mercado laboral. Lo que quisiera destacar es que en el mundo que viene el empleo por cuenta ajena parece convertirse en un bien escaso que pone a las personas en una suerte de carrera a contrarreloj por hacerse con un puesto de trabajo.
Las personas jóvenes además cuentan con sus propios problemas añadidos tal como nos menciona la OIT: Desajuste de competencias técnicas y transversales, falta de experiencia laboral, falta de acceso a redes y contactos, baja tasa de emprendimiento, deficiencias en los servicios de intermediación y baja creación de empleo en la economía.

Hasta el momento las organizaciones que trabajamos para lograr mejores oportunidades para las personas jóvenes en el mercado laboral nos habíamos centrado en las 5 primeras barreras señaladas, sin embargo la situación de emergencia social que suponen las altas tasas de desempleo juvenil nos lleva a explorar nuevas vías para movilizar todos los puestos de trabajo disponibles que aún ni siquiera han sido visualizados por las propias empresas.

Así desde el Ícaro Think Tank de NSF se ha ideado un nuevo programa con un doble objetivo: por una parte movilizar a jóvenes con capacidades emprendedoras y ponerlas al servicio de las empresas para que analicen las necesidades de las mismas y puedan proponer proyectos de mejora que a la larga puedan convertirse en empleos. Por otra parte movilizar a organizaciones altamente comprometidas con su entorno a acoger a equipos de jóvenes y dotarles de herramientas para realizar esta tarea.



Es decir, si desde las instituciones públicas parece claudicarse en el camino del empleo por cuenta ajena y se promueve el autoempleo como alternativa, tanto que empieza a especularse con que se convierta en una nueva burbuja, ¿no podríamos intentar destapar estas oportunidades de emprendimiento desde el corazón de las empresas ya existentes? No son pocos los beneficios que podríamos encontrar en esta vía.

En cuanto a los beneficios para las personas jóvenes, por un lado su trabajo estaría tutelado por la empresa que les acoge en su seno favoreciendo los conocimientos de gestión desde la vivencia práctica, mejorando su empleabilidad en la propia organización o en futuras oportunidades laborales. Así mismo el trabajo se realizaría en un equipo multidisciplinar, mucho menos árido que el emprendimiento en solitario y favoreciendo el intercambio de conocimiento entre los participantes. Por otra parte la proximidad a una organización productiva, que a su vez se encuentra en relación directa con mercado y cliente, ayuda a destapar oportunidades más sólidas que la generación de ideas emprendedoras en contextos aislados.

Para las empresas el principal beneficio radicaría en obtener una visión externa a la organización, y por tanto, unos ojos que pueden destapar oportunidades allí donde la actividad diaria, para cumplir con los requerimientos del corto plazo que nos marca la economía actual, no da opción a ver. De esta manera se mejora desde las necesidades reales de las empresas, para fortalecerlas y hacerlas más competitivas.

Nos encontramos en la fase de lanzamiento de este nuevo modelo de creación de empleo buscando organizaciones y jóvenes interesados en pilotar esta experiencia que creemos puede aportar un poco de luz en la densa niebla en la que se ha convertido la búsqueda de empleo. ¿Probamos juntos?.


Laura Simón Ícaro Think Tank de Novia Salcedo

miércoles, 1 de julio de 2015

Ser voluntario de las Naciones Unidas añade valor a tu persona



Con el paro juvenil que hay tenemos un problema. Mejor dicho, sobre todo los propios jóvenes tienen un problema. Los hay quizás que se desesperan porque no saben qué futuro les espera. Pero hay formas de no perder este tiempo y de convertirlo a tu favor: alistarte en el voluntariado. El que puede poner en su CV que ha sido voluntario en una entidad sin fin de lucro tendrá más posibilidades de encontrar trabajo que el que no hace nada mientras que está en el paro. Buscar consuelo en un botellón no es una buena solución.


Una opción muy interesante es ser voluntario de las Naciones Unidas (VNU). El programa VNU es administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Según se dice en la página web del VNU: “El voluntariado es una forma poderosa de involucrar a los ciudadanos para hacer frente a los desafíos en materia de desarrollo, y capaz de transformar el ritmo y la naturaleza del mismo. El voluntariado beneficia tanto al conjunto de la sociedad como a los voluntarios, fortaleciendo la confianza, la solidaridad y la reciprocidad entre las personas y creando oportunidades de participación apropiadas. Para impulsar la paz y el desarrollo, el programa VNU promueve el reconocimiento de la contribución de los voluntarios, trabaja con sus asociados para integrar el voluntariado en los programas de desarrollo y moviliza en todo el mundo a un número cada vez mayor y más diverso de voluntarios, incluidos Voluntarios de las Naciones Unidas. El programa VNU entiende el voluntariado como universal e incluyente, y reconoce el voluntariado en toda su diversidad, así como los valores que lo sustentan: libre albedrío, entrega, compromiso y solidaridad.”



Se puede ser voluntario in situ en un país en desarrollo o en una ONG, o desde tu casa inscribiéndote como Voluntario en Línea de la ONU. El voluntariado en línea puede ser a través de una organización o individualmente. Este último tipo de voluntariado tiene la ventaja que puedes compaginar el voluntariado con tu trabajo o tu búsqueda de trabajo aquí, y puedes elegir entre opciones que mejor encajan con tus conocimientos, experiencia y aptitudes. Te mantienes “en forma” profesionalmente y al mismo tiempo te da la satisfacción de ser útil para gente que lo necesita. Una condición: debes saber inglés y/o francés pero es muy recomendable para tu CV saber y practicar idiomas. Puedes buscar tú mismo lo que más se acerca a tu persona de 3 maneras:
  1. Seleccionando una tarea que se corresponda con tus habilidades e intereses (puedes verlas haciendo clic en cada una): Redacción y edición; Investigación; Diseño; Traducción; Desarrollo y gestión de proyectos; Desarrollo informático; Consultoría; Coordinación y facilitación; Formación y preparación
  2. Eligiendo un área de desarrollo:  Educación; Integración de los grupos marginalizados; Promoción y estrategias del desarrollo; Juventud; Salud; Medio ambiente ; Gobernabilidad y derechos humanos; Genero; Generación de ingresos y empleo; Cultura; Alimentación y agricultura; Voluntariado; Prevención y recuperación de las crisis 
  3. Apoyando a una región específica: Estados árabes; Europa del Este, CEI; Mundo; América latina, el Caribe; Sureste asiático, el Pacífico; África subsahariana

El VNU publica periódicamente un boletín de para organizaciones y para voluntarios.

En el último boletín, de Mayo-Junio 2015, se anuncia que el pasado 5 de junio el programa VNU lanzó el Informe sobre el Estado del Voluntariado en el Mundo 2015. Tiene 136 páginas

Dice que “se trata del primer estudio mundial sobre el poder de los voluntarios para contribuir a una mejor gobernanza de los pueblos. A partir de testimonios recopilados en países tan diversos como Brasil, Kenia, Líbano y Bangladesh, el informe muestra cómo gente común y corriente dedica su tiempo, su energía y sus capacidades de forma voluntaria para mejorar el modo en el que es gobernada a nivel local, nacional y mundial”

¿Qué significa ser voluntario de las Naciones Unidas? La ONU lo dice:

“El voluntariado es una forma poderosa de involucrar a los ciudadanos para hacer frente a los desafíos en materia de desarrollo, y capaz de transformar el ritmo y la naturaleza del mismo. El voluntariado beneficia tanto al conjunto de la sociedad como a los voluntarios, fortaleciendo la confianza, la solidaridad y la reciprocidad entre las personas y creando oportunidades de participación apropiadas.”

El programa VNU entiende el voluntariado como universal e incluyente, y reconoce el voluntariado en toda su diversidad, así como los valores que lo sustentan: libre albedrío, entrega, compromiso y solidaridad.”

“El voluntariado local desarrolla la capacidad de las Personas. Al otorgar un mayor espacio al voluntariado, los gobiernos nacionales fomentan la inclusión social. Las redes mundiales de voluntariado dan voz a los ciudadanos y promueven su participación, la rendición de cuentas y la receptividad. El voluntariado ayudará a atraer recursos para la agenda para el desarrollo sostenible después de 2015.”


Mirándolo bien, ¿no quedaría mal en tu CV ser o haber sido voluntario de las Naciones Unidas?