viernes, 22 de mayo de 2015

Luces y sombras de las Naciones Unidas. El relevo está por llegar

El sistema de NNUU es un mecanismo, que a pesar de sus defectos, es una de las principales vías de abordaje de los retos del planeta y la humanidad. En NSF conscientes de que la realidad del empleo juvenil, como muchos otros factores que determinan el desarrollo de los pueblos, sólo puede abordarse de manera global vemos a las NNUU como la herramienta imprescindible para dotar a las jóvenes generaciones de las herramientas para labrar el futuro. Así llevamos ya más de un año trabajando en nuestro proyecto Pegasus.

Pero las Naciones Unidas han tenido un encaje difícil para los estados que la componen a pesar de que vivamos en un mundo interconectado. Un ejemplo de ellos es el discurso que el entonces Secretario General de las Naciones Unidas, el birmano U Thant pronunció en 1971. Esas palabras se enmarcaban dentro de su Introducción al Informe Anual que el Secretario hacía pero, en esta ocasión, tenía un marcado carácter personal debido a que era una de sus últimas actuaciones tras más de diez años al frente de la comunidad de naciones. Aprovechó el momento para hacer ver todas sus preocupaciones en lo que se refiere al encaje del sistema de Naciones Unidas con sus vicisitudes.

Pero para comprender mejor el contexto al que a lo largo de diez años U Thant tuvo que hacer frente, es necesario repasar -en un par de pinceladas-, la tónica que había en la geopolítica mundial del siglo XX. En primer lugar la dicotomía entre Occidente y la Unión Soviética o, capitalismo y socialismo. Dos formas antagónicas de percibir el mundo tras el fin de la Segunda Guerra Mundial que imperó durante medio siglo en detrimento de los viejos imperios europeos. En segundo lugar, la aparición de nuevos estados después de que en 1961 comenzase la descolonización en territorios del Tercer Mundo. Algo que supuso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, unas discusiones más plurales que derribó el monopolio de la palabra por parte de los países desarrollados. A pesar de este último factor, la última palabra, siempre recayó sobre los países que tenían asiento permanente en el Consejo de Seguridad. Es decir, las potencias que vencieron en la Segunda Guerra Mundial.

Pero volvamos al discurso de U Thant y a las luces y sombras de la Organización que él presidió. Destacaremos algunos temas que, a pesar del tiempo transcurrido no han perdido actualidad, para que, de esta manera, tratemos de comprender que el papel de las Naciones Unidas, aún siendo esencial en un mundo en constante cambio y en plena interdependencia, no está siendo como debería de ser y que su peso en la toma de decisiones para algunos estados sigue siendo una asignatura pendiente.

U Thant en una de sus intervenciones en la ONU.

Una de las primeras ideas que queremos destacar es, precisamente, el concepto de internacionalismo –hoy globalización- que U Thant hace referencia en el siguiente párrafo en el que subraya la importancia de un sistema mundial de naciones y que, a pesar de las deficiencias que pueda tener, es un ideal imprescindible.

“Los gobiernos consideran a veces con poco entusiasmo incluso en ocasiones con resentimiento las naciones unidas y al concepto de internacionalismo consagrado en la Carta. No obstante, estoy más convencido que nunca de que es una ilusión peligrosa creer, en el estado actual del mundo, que la vida puede considerarse segura sin ese concepto y sin una organización mundial que lo encarne. No se conoce mucho de la utilidad de las naciones unidas y, de hecho, ella es intangible. Pero la organización representa una aspiración y un método, no importa lo deficiente que sea, de tratar de realizar un gran ideal. Si las naciones y los pueblos vuelven la espalda a esta gran empresa lo harán corriendo el más grave de los riesgos”.

En otro orden de asuntos, el Secretario General destaca la educación como clave de bóveda del desarrollo en el mundo. Pero también hace hincapié en las desigualdades económicas existentes y trata de orientar a los países desarrollados en que deben de actuar como un ‘hermano mayor’ para los países del Tercer Mundo que comienzan a escoger su propio camino. Eso sí, también achaca a las naciones poderosas sus excesos como podemos observar en el siguiente párrafo.

“Pese a sus riquezas, el mundo sigue dividido en ricos y pobres, y el abismo que los separa va creciendo. De la misma manera que las naciones más pobres aspiran a lograr un progreso técnico e industrial, las más ricas comienzan a preguntarse si no están hartas de abundancia y atemorizadas por algunos de sus efectos. Debe ayudarse a los países en desarrollo que progresen y eviten algunas de las peores consecuencias del desarrollo. Debe hallarse un equilibrio que a la vez satisfaga sus necesidades y evite la aplicación de una presión imposible sobre los recursos naturales y los sistemas de sustentación de la vida de nuestro planeta”.

Es decir, en las líneas que hemos podido leer de U Thant, éste evoca la idea que los gobiernos, los regímenes, las ideologías y las instituciones nacen y desaparecen, pero la Humanidad perdura.

En conclusión, si es porque ya sabemos de antemano que el discurso fue pronunciado en 1971, podría ser posible que estas palabras fueran mencionadas hace poco. El buen funcionamiento de las Naciones Unidas debería de ser una prioridad para todos los estados, que su justicia pudiese ser un elemento mundial en todos los países, que un verdadero concierto de naciones diese pie a un entendimiento común para, de una vez por todas, dejar de lado las desigualdad y poner un rumbo a todos nuestros buenos deseos.

Tiempos de cambios. Los jóvenes ciudadanos activos

Y de un Secretario General a otro. Ban Ki-moon al inaugurar el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), instó a los jóvenes a combatir la injusticia e inequidad y a participar en la construcción de un futuro sustentable convirtiéndose en ciudadanos globales activos.

El Secretario General de la ONU recordó que la actual generación no es solo la más numerosa de jóvenes en la historia, sino también la que puede cambiar su curso.

Ban Ki-moon indicó que en 2015 las prioridades de la ONU son alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, acordar la nueva agenda de desarrollo y lograr un acuerdo climático universal.
Agregó que para avanzar en esos terrenos hace falta la participación de los jóvenes. “He conocido a muchos jóvenes que son una inspiración por su forma de afrontar problemas graves. Están progresando en la lucha contra la mutilación genital femenina, contra la discriminación y contra los abusos de derechos humanos. Miren a su alrededor, enójense ante la injusticia, únanse a quienes están actuando para acabar con ella”, mencionó Ban Ki-moon.

Ban Ki-moon con un grupo de jóvenes.

Asimismo, llamó a los gobiernos a tomar en cuenta a la juventud en sus agendas y toma de decisiones y los instó particularmente a incluirlos en las delegaciones que discuten la redacción de un acuerdo sobre cambio climático.


Sin duda, coincidido con las palabras del actual Secretario General. Creo que los jóvenes tenemos que empezar a tener un papel más relevante pues hemos nacido en un momento de la historia en que todo está en pleno cambio. Las tecnologías avanzas a ritmos vertiginosos, nos comunicamos al instante con personas de diferentes continentes, accedemos a una red de información sin parangón en la historia moderna de la humanidad pero, sobre todo, asistimos a un cambio paradigmático de las relaciones entre países.


Somos el nuevo Nerón que observa como Roma arde pero, esta vez, no queremos ser meros testigos de una autodestrucción que nos condene a todos a las llamas del fuego. Somos conscientes de que un cambio es posible pero, esa transformación se producirá si nos involucramos. 

martes, 19 de mayo de 2015

Releer la Innovación

Hoy contamos con una nueva colaboración en nuestro Blog: este artículo de Gabriel Mª Otalora - AECC.

El Manual de Frascati (OCDE) es un referente actualizado de definiciones básicas y de las actividades de I+D aceptadas por científicos de todo el mundo. En él se recogen las actividades consideradas de Investigación y Desarrollo (I+D) para que participen la ciencia y la tecnología en el desarrollo económico. Define la innovación como la transformación de una idea en un producto vendible, nuevo o mejorado, o en un nuevo método de servicio social. Las cursivas son mías.

Más adelante, se puso de moda el acrónimo I+D+i como signo de la unión en un único concepto de la investigación, el desarrollo y la innovación. Es lo que se lleva en la era global de las tecnologías donde economía, ciencia y tecnología van de la mano para optimizar los recursos. Pero ya casi han desaparecido los términos desarrollo (excepto como sinónimo de crecimiento) o innovación social, que solo queda apenas el nombre cuando debería considerarse algo esencial de la innovación. La parte positiva del I+D+i es clara: la irrupción de la domótica, los avances en la medicina, en las telecomunicaciones o en el abaratamiento de infinidad de productos con prestaciones impensables hace pocos años, y a un precio asequible.


El problema es que esta innovación no deja de ser parcial en la medida en que sus objetivos y fines no se centran en la mejora de la calidad de vida globalizada. Con tantas posibilidades de mejora como se dan, ¿por qué se quedan fuera sistemáticamente tantos millones de personas, que no tienen ni para sobrevivir? La innovación para ellos sería comer caliente todos los días, por resumir las pandemias, guerras y pogromos, que no están en ninguna agenda mundial de la innovación.

Existe, de hecho, un Índice Mundial de Innovaciónsobre la situación comparativa de la innovación en todo el mundo.En 2014 se analizaron 143 economías por medio de 81 indicadores, para evaluar sus capacidades y los resultados cuantificables en la innovación. Se confirma la persistencia de las disparidades a escala mundial. Se observa en las economías menos innovadoras problemas para seguir el ritmo al que progresan las economías situadas en los primeros puestos, incluso aunque logren avances considerables, con un número cada vez mayor de economías emergentes que no pueden seguir el ritmo de los países punteros. Y pierden talentos que no regresan a sus países de origen para innovar.

El problema es que la innovación no nos salvará sino lo que hagamos con ella. Innovar sí, pero ¿para quién? Para la mayoría. De lo contrario, la innovación será regresiva: ¿De qué nos sirve al 20% avanzar en lo material mientras nos deshumanizamos como personas indiferentes al sufrimiento del otro 80%? Esto es algo bien sabido, pero nos emperramos en que primero hay que llegar a Marte o disfrutar de unas sofisticaciones tecnológicas inmorales ya que la innovación -o quienes la fomentan- no es capaz de evitar la esclavitud infantil, la trata de blancas, la hambruna en tantísimos países. Ni los paraísos fiscales, que esconden el enorme negocio pestilente que trafica con las desigualdades del planeta.

Cada vez existen más avances y logros tecnológicos asombrosos que no tienen apenas incidencia en lo necesario para una vida digna de millones de personas cuando lo logrado por la innovación es suficiente para subvertir la situación.


domingo, 17 de mayo de 2015

¿Hacia una 'Sociedad Anónima cooperativa'?

(Un artículo de Juan Manuel Sinde, miembro de Arizmendiarrietaren Lagunak Elkartea y Socio de SECOT, publicado en Deia el 11 de Mayo 2015)

La expresión 'Sociedad Anónima cooperativa' puede ser considerada, en primera instancia, como un oxímoron, esto es, como una contradicción en sus propios términos. Efectivamente, el concepto de 'sociedad anónima', en el imaginario de muchos y quizás por desdichadas prácticas de algunos, representa simbólicamente a una empresa cuyo único objetivo es conseguir los mayores beneficios posibles para sus accionistas, únicos detentadores del poder, y cuya única restricción es el respeto a la legalidad vigente. Aunque, obviamente, ese estereotipo no sea aplicable al funcionamiento de  muchas empresas que tienen esa fórmula jurídica.

Mientras que la empresa cooperativa busca armonizar los valores del humanismo con el realismo económico para ser competitiva en el mercado de forma sostenible y, a la vez, favorecer el desarrollo humano de sus miembros.

En este caso, las restricciones son mayores. Siguiendo el pensamiento de Arizmendiarrieta, inspirado en los principios éticos del humanismo cristiano,  el igual respeto a la dignidad de todas las personas debe ser preservado por encima de los intereses  económicos. Por otro lado, las necesidades del proyecto colectivo deben ser prioritarias sobre los intereses individuales, incluso los de sus socios propietarios.

Las coops. deben, además, recoger en su ordenamiento jurídico interno cómo instrumentar la participación de los trabajadores en las decisiones de gestión, en los resultados económicos y en la propiedad de la empresa.

La cohesión social interna debe estar favorecida por un abanico salarial estrecho que refuerce así una cultura de colaboración frente a la frecuente confrontación existente en las empresas convencionales.

Finalmente, la coop. debe preocuparse, dentro de unos límites, de los problemas de la comunidad en la que se inserta, frente a la alternativa de deslocalización propia del modelo de máximo beneficio.

Ciertamente, en un primer acercamiento, los valores y objetivos de ambos modelos jurídicos pueden considerarse irreconciliables. Pero quizás se trata de un juicio precipitado.

El relativismo y los límites del modelo societario cooperativo

En efecto, si nos situamos en un marco geográfico más amplio nos encontramos con situaciones diferentes. Así, en Inglaterra, cuna del cooperativismo mundial, no existe la figura de 'sociedad cooperativa' y éstas se distinguen del resto de empresas por sus reglas de juego internas, dentro de una legislación común, pero no por constituir una figura societaria diferente.

En otros países, como China y Rusia el concepto cooperativo está ligado a las imposiciones, arbitrariedades y purgas del régimen comunista, por lo que es, en la práctica, impracticable hoy en día.

¿Quiere esto decir que es preciso renunciar a la aplicación de los valores cooperativos en esos países? Arizmendiarrieta nunca hubiera aceptado esta conclusión. Como probablemente tampoco hubiera aceptado que las Sociedades Anónimas creadas por las coops. no tuvieran características singulares en su funcionamiento y regulación interna.

Por otra parte, la 'sociedad cooperativa', como toda obra humana, también tiene sus debilidades, algunas de las cuales quedaron de manifiesto en la crisis de Fagor Electrodomésticos. En efecto, ¿Cabe pensar que un Consejo de Admon. formado exclusivamente por trabajadores de la empresa vaya a tomar la decisión de prescindir de más de la mitad de la plantilla para salvar los negocios rentables y con futuro de la misma?

La financiación es también un problema no fácil de resolver en las coops. cuando la inversión por puesto de trabajo es alta. Las mismas cooperativas, en su desarrollo internacional, es difícil que apliquen sus propios principios renunciando al control y a los beneficios de sus proyectos exteriores, cuyas pérdidas irremediablemente deben asumir.

En definitiva, y a pesar de su éxito innegable, existen problemas para repetir en determinadas circunstancias el modelo jurídico cooperativo inicial, tal como, por otra parte, queda de manifiesto en los datos del desarrollo de sociedades y puestos de trabajo creados en los últimos años bajo las fórmulas coops. o de SA.

Y como lo corrobora, además, el hecho de que, 170 años después del inicio del cooperativismo, no ha sido posible crear en ninguna parte del mundo una “tercera vía”, alternativa a la economía de mercado y al socialismo, como era el sueño de sus primeros impulsores.

Las limitaciones del modelo, con todo, no empalidecen sus potencialidades y  el éxito global de la Experiencia cooperativa, que constituye el primer grupo empresarial del País Vasco, hace pensar en la utilidad para las SA de aplicar aquellos aspectos culturales y de funcionamiento interno que se han demostrado aportan valor a la competitividad del proyecto empresarial y a las personas que lo componen.

Conocidos los límites de la fórmula original coop., nos queda la tarea de buscar nuevas fórmulas empresariales que tangibilicen hoy el proye
cto de Arizmendiarrieta de “Transformar la empresa para transformar la sociedad”. Se trataría de potenciar la inspiración ética, tanto en coops. como en SA, y de  procurar, si cabe, innovaciones societarias en el marco de las posibilidades de las instituciones vascas.


Para, en definitiva, abrir nuevos caminos que, en base a los valores cooperativos arriba citados, ayuden a resolver con una base humanista los problemas de las personas y empresas de este País, cualquiera que sea la fórmula jurídica elegida.

jueves, 14 de mayo de 2015

Los jóvenes. Una cuestión electoral

Vuelven las elecciones. Por un espacio de dos semanas los candidatos municipales y forales retornan a la palestra, a los focos, a las calles, a las palabras, a las promesas… y cómo no, el desempleo es uno de los temas candentes que afecta de manera particular a los jóvenes.  

60.000 jóvenes vascos de entre 18 y 22 años votarán por primera vez en estas elecciones. Una cifra nada despreciable teniendo presente que es el 3,7% del censo en las Provincias Vascas. Con motivo de las elecciones, el Consejo Vasco de la Juventud organizó un evento en el que los  candidatos forales intentaron escenificar un acercamiento a unos jóvenes que, la gran mayoría, siente una profunda desafección por la política.

Algunos elegibles en busca de votos, se remitieron a los números o a los empleos que van a crear si llegan al poder. Tratan de diferenciarse del resto de sus compañeros de partido haciendo ver una política rejuvenecida o, incluso,  pidiendo perdón a un público joven que ha madurado los últimos años al calor de las portadas de los periódicos. Copadas éstas, en su gran mayoría, por desalentadores titulares haciendo referencia a la corrupción que ha aflorado desde que comenzó la crisis.

Los candidatos en la UPV-EHU/ EGK-CVJ


Dos de los principales temas que salieron durante la conferencia fueron el empleo y la vivienda, ambas cuestiones íntimamente ligadas. Si no hay independencia económica en clave salarial, es muy difícil acceder a una vivienda, ya sea a través de un préstamo hipotecario o de alquiler.

Los responsables políticos, se mostraron comprensibles con los jóvenes -¡qué menos! -. Unos aludieron a las cifras, otros a los propósitos pero, quedó patente que el empleo –en general, no juvenil- va a ser el  leitmotiv de la campaña. A pesar de todo, en la forma de creación de puestos de trabajo, independientemente de que sea un elemento compartido entre todos, existen notables diferencias. Unos prefieren priorizar la calidad de los trabajos por encima de la cantidad.

En este apartado puede percibirse algunas diferencias –difusas en algunos casos- entre diferentes partidos políticos. Mientras que para los sectores más cercanos a los empresarios las cifras son un elemento importante, otros, prefieren hablar del trabajo precario que supondría hablar de creación de puestos de trabajo con el contexto laboral actual.


En resumen, han vuelto las elecciones y como mencionábamos al principio del artículo, retornan a escena las promesas, las palabras… veremos si se cumple todo lo dicho o, se queda en el tintero. Aún así, el simple hecho de que se organizase entre todos los candidatos un evento exclusivamente para los jóvenes, ya es un pequeño avance que, en años anteriores, hubiese sido difícil de escenificar. 

miércoles, 6 de mayo de 2015

Crisis en el Mediterráneo: ¿Cuál es su origen? ¿Existe una solución?

Cientos de vidas han sido cercenadas a las puertas de Europa en las últimas semanas. Una crisis humanitaria inenarrable. El Mediterráneo se ha convertido en una tumba colosal de inmigrantes y en una vergüenza para los europeos. Abandonar el país y la familia supone un verdadero trauma, que se asume y se encara porque no hay más remedio. Resulta paradójico que mientras una parte de los europeos pasa sus vacaciones en las Islas Cicladas de Grecia, en el Adriático, en Malta o en las Islas Baleares al Sur del ´Mare Nostrum’ se esté dando al mismo tiempo una lucha encarnizada por buscar un futuro mejor y huir de la miseria. Estas historias de ocio y supervivencia se dan al unísono en el mismo mar, en nuestro mar.

Hasta hace poco la inmigración era un problema que atañía a los países receptores del Sur del Viejo Continente. Todo un hándicap teniendo en cuenta las dificultades socio-económicas que atraviesan actualmente. Las muertes acaecidas en los últimos años han puesto de manifiesto la necesidad de tratar esta cuestión con políticas comunitarias. Federica Mogherini, representante europea de Asuntos Exteriores, ha puesto en marcha operaciones como ´Mare Nostrum’ destinadas al control y el salvamento de la inmigración. Estas operaciones son insuficientes, no basta con destinar partidas presupuestarias; la ‘Guardia Costiera’ italiana está totalmente desbordada. Aunque día a día se va tomando conciencia de que debe haber una total implicación por parte de todos y cada uno de los países miembros.

Definición gráfica del drama. /El roto

Para explicar el origen me gustaría remontarme a la época de la descolonización y las independencias de países como Ghana. Consiguió su independencia en 1957 consagrándose como pionera en el continente y actuando de motor para las posteriores en toda África. Existen 4 elementos que han lastrado el desarrollo de la región:

1. La debilidad de un mercado interior: La mayoría de los países tenían organizada una estructura comercial orientada hacia las exportaciones. Una vez conseguida la independencia, resultó difícil tejer un mercado interior, vital para la autonomía y supervivencia de los estados. En la actualidad, se reclama una mayor soberanía alimentaria con el fin de que los recursos se destinen primero al abastecimiento de la población y después a la exportación.

2. La riqueza de los recursos naturales: Desde el mismo descubrimiento de las minas de oro, diamantes o coltán, se ha producido un expolio masivo de los recursos por parte de los países occidentales. Un caso paradigmático es el Congo, territorio donde se puede encontrar la mayor parte de minerales y muy rico en coltán, material utilizado para la confección de los teléfonos móviles.

3. La organización tribal: Durante la época colonial las potencias impusieron una estructura estatal que chocaba con la organización tribal de la región, dando lugar a cruentos enfrentamientos. Por ejemplo, el genocidio ruandés entre los tutsis y los hutus en el año 1994.

4. Cleptocracia: Esta práctica ha sido aplicada de forma sistemática durante muchos años por líderes  tan excéntricos como Idi Amin en Uganda o el ‘emperador’ Bokassa en la República Centroafricana. Si bien es verdad que gran parte de culpa del estancamiento de África recae sobre Occidente.

El 'emperador' Bokassa I, la viva imagen de la cleptocracia. /Arrse

Una posible solución a este fenómeno de migración masiva, ya se ha planteado en innumerables ocasiones y por utópica que pudiera parecer, es la clave para lograr una salida sostenible en el tiempo: el desarrollo de los países Africanos. Europa debe ayudar en la construcción de mercados interiores fuertes, mediar en las luchas tribales, dejar a un lado el expolio de la riqueza de los recursos, dejar de iniciar contiendas a las que no sabe poner fin, poner fin a los gobiernos títeres en todo el continente africano así como retirar su apoyo a un sinfín de caudillos inmisericordes… Un continente fuerte y estable ofrece múltiples oportunidades de negocio y atenúa considerablemente la inmigración. Este planteamiento no es en modo alguno una quimera, es una cuestión de voluntad política. ¡Siempre hay elección!

lunes, 4 de mayo de 2015

La Universidad KU Leuven ha desarrollado un test de aptitudes necesarias para emprender estudios universitarios

El test se llama LUCI (Leuvens Universitair Competentie Instrument - Instrumento de Competencia Universitaria de Lovaina) y ha sido desarrollado por el Instituto de Lenguas Vivas de la misma universidad. Existe solo en neerlandés.  Sirve para averiguar si tienes una serie de aptitudes académicas que son indispensables para empezar estudios universitarios.

El test dura 30 minutos y contiene 23 preguntas para comprobar un número de aptitudes tales como por ejemplo:

  • Entender rápidamente lo que hay en un texto sin tener que leerlo del principio al fin.
  • Sacar la esencia de una demostración o argumentación.
  • Saber deducir rápidamente el significado de una palabra a partir de su contexto, sin tener un conocimiento previo de esta palabra.
  • Saber organizar un número de frases de forma lógica una tras otra mediante “palabras señales” (*) para conseguir un párrafo lógico.


Son aptitudes lingüísticas que se necesitan para cualquier formación y en cualquier facultad, pero no garantizan que vayas a aprobar automáticamente, porque se necesitan también otras competencias.

El Rector de la Universidad, Rik Torfs, aconseja concentrarse e intentar de realizar el test satisfactoriamente desde el primer intento, que es la única forma de sacar conclusiones correctas. Pero aclara que siempre debes tener en mente que una buena elección de la asignatura, tus conocimientos, tu motivación y compromiso determinarán más adelante tu éxito.

Y, digo yo, que la asignatura que elijas te ilusione.


(*) Son palabras que señalizan o dan indicaciones sobre la cohesión que un autor pretende dar entre frases y partes de frases, y también entre párrafos. Ejemplos: además,  también, finalmente, aunque, porque, por consiguiente, resumiendo, igualmente, por ejemplo, para que, pues, si, etc.