miércoles, 22 de octubre de 2014

600 prácticas profesionales con NSF

En los últimos días, el teléfono de la Fundación no ha dejado de sonar con mensajes de felicitación. No es para menos pues en lo que va de año, 600 jóvenes del País Vasco han entrado en el programa de prácticas profesionales que Novia Salcedo, en colaboración con casi 250 empresas ha llevado a cabo. ¿Pero en qué consiste este programa y cómo funciona?
El objetivo final es tender un puente a los jóvenes que les permita una transición favorable entre su formación académica y su primera oportunidad laboral. Somos conscientes de que este momento hay que mimarlo y tratamos de asegurar que las empresas que les acogen saben cómo entrenarles para que desarrollen todas sus capacidades.


El abanico de perfiles es extenso. Los hay que provienen de las ingenierías, informática, administración y dirección de empresas, humanidades... Los contratos oscilan entre los 3 y 12 meses, siendo la media de 10 meses. En ese tiempo, los jóvenes trabajan bajo la tutorización de un mentor de la empresa y, paralelamente, reciben formación en la Fundación. Entre otras cosas, los jóvenes obtienen cursos de coaching, creatividad, comunicación, asertividad, trabajo en equipo... toda una serie de habilidades que están reconocidas dentro del marco de las buenas prácticas que la Unión Europea emite.
A diferencia de las becas global Training de ámbito internacional, éstas sólo se concentran en el área local y están abiertas a lo largo de todo el año. Quizá, la clave de bóveda del buen funcionamiento de estas becas -que incluso la UE ha reconocido en diferentes ocasiones la calidad de las mismas a través de Novia Salcedo-, es la red de empresas que han ido participando en este programa desde su creación en 1997 cuya red empresarial alcanza las 750 empresas actualmente.
Este año, han sido las 250 compañías que han acogido a los jóvenes, creando un fondo que ha superado levemente los 3.300.000 euros, dirigido a la inclusión de las nuevas generaciones en el mundo laboral. Más del 90% de este presupuesto está formado por caudales privados. Algo verdaderamente reseñable en estos tiempos tan difíciles.
El resultado hasta la fecha de este año 2014 es más que positivo pues, fruto de los datos analizados la inserción con contratación laboral alcanza el 65% entre los jóvenes que han pasado por este programa. Todo un logro para esta fundación y, sobre todo, para los jóvenes. 
Porque con más del 50% de paro juvenil en España, estas cifras son un aliciente para seguir trabajando en pro de las personas. 


Si con los recursos que hemos mencionado Novia Salcedo ha podido obtener tan gratos resultados, ¿os imagináis si tuviésemos más músculo?

sábado, 18 de octubre de 2014

La Fundación Jean Monnet entrega su Medalla de Oro a los tres presidentes europeos por su gestión frente a la crisis.

Ayer, 17 de octubre en su sede en Lausana, la Fundación Jean Monnet (*) presidida por José Maria Gil-Robles (**), entregó su Medalla de Oro a Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo, Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo, y José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea, como reconocimiento por haber sabido, cada uno encabezando sus instituciones respectivas, afrontar de manera solidaria los desafíos a los que se enfrenta Europa, preservando el marco original que preside la construcción europea, en el espíritu del método comunitario imaginado por Jean Monnet.

En su discurso de aceptación del premio, Herman Van Rompuy dijo, entre otras cosas:

“Como a todos los que han trabajado en la aventura europea, siempre me ha inspirado la acción y el pensamiento de Jean Monnet. Su profunda determinación europea, su sentido político, el pragmatismo cotidiano.”

“Hemos pasado el cabo de una crisis financiera y monetaria sin precedentes. Esta prueba la tuvimos que enfrentar con toda nuestra determinación políticaEn verdad, era la primera prueba real de la solidaridad europea, la primera prueba real de nuestra unidad, por primera vez tuvimos que mirarnos a los ojos frente al riesgo de la salida de un país de la zona euro, con todas las posibles consecuencias para la propia existencia de la eurozona.”

“Durante esos años tumultuosos se habló mucho de la solidaridad - la solidaridad entre los países, dentro de los países - y la responsabilidad - de cada uno frente a su propia suerte y la de Europa en su conjunto.”

“Un tema que constantemente volvió es el de nuestra interdependencia, esta maraña de vínculos, visibles e invisibles, que conectan nuestros países y nos unen en un destino común. Bajo el impacto de la crisis, nos dimos cuenta hasta qué punto estábamos soldados los unos a los otros.”

En el corazón de la acción de Jean Monnet siempre ha existido este concepto central de solidaridad: la solidaridad de hecho’ anudada con logros concretos, a los que ha dedicado treinta años de su vida, empezando ciertamente con la Comunidad Europea del Carbón y del Acero - cuyo objetivo declarado era cambiar el destino del mundo. Misión cumplida. Hoy nuestra interdependencia, que no es otra que esta solidaridad de hecho - muy concreta, muy real a la que aspiraba Jean Monnet.”

“Como presidente de este espacio, he concebido mi papel como un guardián de confianza en torno a nuestra mesa, como un constructor de consensos. La confianza es un elemento clave para construir la solidaridad entre las partes de un todo, y nutrir esa confianza, es un trabajo de todos los días.”

“Pero no nos pongamos un velo delante de la cara. Estas decisiones, las hemos tomado con los pies en el borde del abismo, con la espalda contra la pared, con el cuchillo en la garganta... Es la urgencia la que ha sido la partera de estas decisiones difíciles. Eso es lo que me preocupa para el futuro.”

“Hoy la urgencia ya no rabia, pero nuestros problemas de fondo aún no están resueltos. Con respecto al desempleo, el crecimiento, nuestros modelos sociales... todavía hay tanto que hacer.

El reto es mantener el impulso, seguir adelante sin el aguijón de la emergencia. De otro modo, el riesgo es que nos quedamos atascados en una crisis lenta y lánguida.”
Los dirigentes del nuevo ciclo “saben que lo que está en juego en este año 2014 en el fondo no difiere básicamente del reto al que se enfrentó a Jean Monnet a la salida de la segunda guerra: hacer prosperar nuestro modelo europeo, nuestra calidad de vida.”

Martin Schulz por su parte recordó que el desempleo juvenil es en la actualidad el problema más apremiante en Europa. "La credibilidad de Europa está en juego. Tenemos que ganar la lucha contra el desempleo de los jóvenes ", dijo el Presidente del Parlamento de la UE. “La supervivencia de Europa depende de ello




José Manuel Barroso llamó "a  redescubrir el orgullo de ser europeos." Que sea un orgullo legítimo, porque la UE sigue siendo muy atractiva no hay que mirar más que a las fronteras al Este y al Sur”








(*) La Fundación Monnet por Europa fue creada en 1978 por Jean Monnet, uno de los padres fundadores de la construcción europea, y a la que ha confiado el conjunto de sus archivos. Siendo una institución independiente de pura utilidad pública, beneficia del apoyo de la Confederación suiza, del Estado de Vaud y de la ciudad de Lausana. Su objetivo es contribuir a los esfuerzos dedicados a la construcción de Europa inspirándose en el pensamiento, el método y la acción de Jean Monnet.


(**) José Maria Gil-Robles, profesor titular de la cátedra Jean Monnet en la Universidad Complutense de Madrid y ex Presidente del Parlamento Europeo y del Movimiento Europeo Internacional, preside la Fundación desde el 1 de enero de 2009.

jueves, 16 de octubre de 2014

La Comisión Europea está decidida a combatir el empleo clandestino

La Comisión para los Asuntos de Empleo, Política social, Salud y Consumidores (EPSCO: Employment, Social Policy, Health and Consumer Affairs), compuesta por los ministros del empleo, la protección social, la protección de los consumidores, la salud y oportunidades iguales, ya convinieron en un planteamiento general  para luchar contra la lacra del desempleo juvenil y se están aplicando ya una serie de medidas concretas para ayudar a los jóvenes europeos a volver a introducirse en el mercado del trabajo o a reanudar su educación.

Por otra parte existe el empleo clandestino, o no declarado, que la comisión define como “cualquier actividad remunerada que son legales por su naturaleza pero que no son declaradas a las autoridades públicas, tomando en consideración las diferencias en los sistemas regulatorios de los Estados Miembros”. Por lo tanto se excluye de esta definición cualquier actividad ilegal. El empleo no declarado, aparte de falsificar el número de desempleados, es perjudicial para el propio empleado, porque carece de los beneficios y derechos sociales que los otros trabajadores tienen.

(La imagen: portada de una película de 1982 sobre cuatro polacos que llegan a Inglaterra con un visado turístico de un mes para reakizar un trabajo de dos meses)

En un comunicado de prensa de hoy, el citado Consejo EPSCO ha acordado una aproximación general a una decisión de establecer una Plataforma para mejorar la cooperación a nivel de la UE para prevenir y desterrar de forma más efectiva el trabajo no declarado. Sobre este tema, el Presidente de este Consejo, el ministro italiano Giuliano Poletti declaró: “El trabajo no declarado representa desafortunadamente un fenómeno muy expandido, que tiene un impacto negativo en los trabajadores, las empresas y los gobiernos. Estoy feliz que durante la presidencia italiana el Consejo haya llegado a un acuerdo sobre la propuesta de establecer una Plataforma Europea para abordar el trabajo no declarado.”

La cooperación entre los Estados Miembros es actualmente bastante pobre, tanto con respecto a los estados que se involucran como en los asuntos específicos. No existe un mecanismo formal para esta cooperación transfronteriza para afrontarse de una forma comprensiva a los asuntos del trabajo no declarado.

Las tareas de esta Plataforma incluirán el análisis de las medidas políticas tomadas hasta ahora, desarrollar bancos de conocimiento de estas medidas, y desarrollar herramienta y manuales para la cooperación entre los países miembros.

La Plataforma involucrará a los interlocutores sociales a nivel de la UE, tanto en el trabajo no declarado en toda la industria como en sectores más afectados por el trabajo no declarado, y cooperará con organizaciones internacionales relevantes, tales como la Organización Internacional del Trabajo y las agencias descentralizadas de la UE, en particular el Fondo Europeo y la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.


Se trabajara sobre la base de programas de dos años, definiendo las tareas detalladas que cubran todos los aspectos relativos al trabajo no declarado, tales como la legislación laboral, las inspecciones laborales, la salud y la seguridad, la seguridad social, los impuestos y la migración. Reportará de forma regular al Parlamento Europeo y al Consejo sobre sus actividades.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Un “techo de cristal” para los jóvenes

En un reciente artículo de ‘El Confidencial’ publicado por Esteban Hernández, se afirma que los jóvenes tienen que afrontar una cruda realidad: la existencia de un ‘techo de cristal’ en las diferentes corporaciones. Otros aseguran que más que un techo se trata de una gran losa. Esta expresión se utilizó hace ya unos cuantos años, para manifestar la evidente dificultad para acceder a cargos directivos por parte de las mujeres. Actualmente parece que ese hándicap afecta a otro colectivo en el caso de España: los jóvenes. Se deben enfrentar a una auténtica odisea, un tope laboral imposible de sobrepasar con independencia de los méritos acumulados.

Definitivamente día tras día se demuestra en este país que el acceso a la cúspide empresarial es una aspiración imposible y los pocos que lo han logrado han realizado una labor titánica para conseguirlo. La cúpula de la mayoría de las compañías está cerrada a cal y canto. Esta ha sido una tendencia que se ha intensificado a causa de esta larga crisis y ha generado un ‘cuello de botella´. Muchos cargos intermedios bien preparados y con cierta experiencia –algunos de ellos jóvenes- se agolpan a las puertas de este gran muro conformado por la directiva. Los gestores de recursos humanos tratan de aliviar esta creciente resignación con una movilidad horizontal en la empresa que no termina de convencer.

Una imagen que simboliza la situación actual de los jóvenes. /Finsi

El rechazo extendido a otros ámbitos

Este techo de cristal se ha construido a lo largo de la última década en España. Esta utopía que supone para el joven llegar a lo más alto, no concierne exclusivamente a las empresas. En el ámbito político esta realidad quedó patente cuando un buen número de jóvenes quisieron emprender una trayectoria política. Fueron dejados en la estacada por las diferentes formaciones que conforman el hemiciclo. El dato es demoledor: de los 350 escaños, sólo 4 son ‘veinteañeros’ y 27 parlamentarios tienen menos de 35 años. La media de edad del parlamento según fuentes oficiales es de 53 años.

En lo referente al ámbito académico, por todos es sabido de la dificultad histórica de acceder a esta institución. El caso de la universidad es sintomático, los investigadores se dedican a producir el máximo número de publicaciones posibles con continuas referencias a los catedráticos, sin permitir que los jóvenes accedan a este mundo, sólo una gran minoría lo consigue. Según las propias palabras de Esteban Hernández: “el mayor cambio en la política española de los últimos años haya venido dado por profesores de ciencia política que habían sido sucesivamente rechazados por el establishment científico y por el político”. En los próximos días tendrá lugar en Murcia un congreso organizado por el CENDEAC - Centro de Documentación y Estudios Avanzados de Arte Contemporáneo- conformado por jóvenes pensadores nacidos después de 1975 y de diversa identidad política como Juan Ramón Rallo, Iñigo Errejón, César Rendueles… Se trata de un replanteamiento del futuro del país y lanzar un puñado de ideas que ayuden a construir el relevo generacional y a desterrar la idea del citado ‘techo de cristal’.

Por el momento el panorama para los jóvenes no es nada alentador: el acceso al primer empleo es complicado, a la vivienda –actualmente se podría considerar un auténtico milagro- y el bajo salario con el que se remunera el trabajo. No obstante, se podría utilizar este contexto de crisis, para revertir la situación y establecer un cambio de paradigma. Aprovechar esta crisis para introducir a los jóvenes en el aparato productivo y así hacer frente a las dificultades utilizando su conocimiento y pensamiento innovador.

domingo, 12 de octubre de 2014

Jóvenes que caminan sin miedo hacía su futuro: son los antípodas de los “ninis”

Así es también Leticia Martín, una joven de 28 años, ingeniera en una empresa innovadora en el Parque Tecnológico de Zamudio, Bizkaia. Ella no se queda parada en la rutina del día a día. Tiene los ojos puestos en el futuro.

“Si miramos el ahora, ya estamos perdiendo el tiempo. No hay que tener miedo”, dice a Yolanda Veiga, la periodista que la entrevista en El Correo (sábado 11 de octubre). Y define a su generación como “jóvenes con muchas ganas de aprender” a pesar de que les haya pillado la crisis. No tiene el síndrome de los lunes “Yo vengo encantada”, afirma.

Cuenta más cosas interesantes en la entrevista. “Somos gente fuerte que mira al futuro”. Dice que ella no conoce a ningún “nini” y que solo conoce a gente encantada de trabajar. Seguro que ella no ha sentido la necesidad de escaparse en los botellones de fin de semana.

Hay gente que dice que hay que cambiar de vez en cuando de empresa. Depende. Cuando estás en una buena empresa, una empresa innovadora, y tienes ganas, puedes tener nuevas experiencias. “Mi trabajo es como si cambiara de trabajo cada tres meses”, dice, “Aburrirse aquí es complicado”. (Me recuerda mi propia carrera profesional: solo cambié de empresa una vez en 39 años, pero he trabajado en muchos proyectos nuevos y diferentes. Yo tampoco tuve tiempo de aburrirme)

Leticia Martín no ha llegado a los 30 y ya le hace la periodista preguntas sobre su jubilación… Leticia cree que en las circunstancias actuales tendrá que trabajar muchos años. Pero prefiere no pensar en esto todavía lejano. No quiere imaginarse hoy su futuro como jubilada. “Soy muy activa, necesito tener planes.” Cuando llegue ese momento Leticia piensa que se apuntaría a estudiar idiomas, trabajar en una ONG… “No me imagino un retiro de tranquilidad”, dice. Y hará bien. El no hacer nada después de la jubilación es la mejor manera para coger el Alzheimer.

Además sobre la edad de jubilación dice, con mucha razón y sentido común: “No es tanto establecer una edad concreta, pero sí tener en cuenta que en determinadas profesiones una persona de 60 años tiene un conocimiento y una experiencia tan grande que solo eso debe servir para verles como referentes, como gurús. Ellos nos tienen que contar a los que empezamos sus experiencias profesionales, hay que fomentar el transmitir ese conocimiento. Quizás no tengan que seguir trabajando físicamente al mismo nivel que antes, o las mismas horas, pero se puede trabajar de muchas formas. No podemos desperdiciar este conocimiento.” (Me viene a la mente Oscar Niemeyer compartiendo sus conocimientos a sus 102 años)

Tiene mucha razón Leticia, sobre todo en lo del horario del trabajo. Yo tengo unos añitos más que 60, y estoy escribiendo esto un domingo hasta después de las 11 de la noche cuando Leticia probablemente está durmiendo, porque mañana yo no tengo que madrugar para ir trabajar. Como soy un jubilado, he jubilado también a mi despertador.

Leticia no tiene el síndrome de los lunes. Yo tampoco.  

miércoles, 8 de octubre de 2014

Cartas para las generaciones del futuro

Se trata de una iniciativa liderada por Federico Mayor Zaragoza -Director General de la UNESCO entre los años 1987 y 1999-, titulada ‘Letters for the future generations’. Está basada en una recopilación de una veintena de cartas publicadas en 1999 escritas por personas de diversa procedencia y ámbito. Todo consiste en redactar un texto para una persona del año 2050 en el que exponen su particular punto de vista sobre su contexto actual. Los autores recalcan qué valores y actitudes deberíamos preservar para garantizar un futuro mejor.

El escritor Tahar Ben Jelloun en una firma de libros./ Wikipedia Commons

He escogido una de Tahar Ben Jelloun, reside actualmente en París -de origen marroquí- y está estrechamente relacionado con el mundo de la literatura. Ganador del ‘Premio Gancourt’ en el año 1987 y considerado por muchos uno de los mejores escritores francófonos de su generación. En esta carta el autor realizada un llamamiento en el que reclama a las generaciones venideras a aprender de los errores del pasado. El argumento de Tahar supone todo un alegato a favor de los valores colectivos y altruistas, instando a aparcar el fuerte individualismo que guía actualmente a la sociedad. Utiliza la poesía como medio para encauzar todas estas recomendaciones.

El resto de misivas están disponibles en el siguiente link: http://bit.ly/1s0EzxD.


Tahar Ben Jelloun (Marruecos), Escritor

¡Mantengamos viva la poesía!

El siglo XX ha sido pródigo en sus masacres, actos de genocidio, guerras convencionales y conflictos de todo tipo. Al salir de este siglo, estamos un poco desesperados, un poco derrotados, con muy poco de lo que enorgullecerse. Ciertamente, el hombre ha caminado sobre la luna. ¿Y qué tiene eso de bueno si el hambre, la humillación y el despojo están cada vez más generalizados, afectando cada vez a un mayor número de seres humanos? Así que déjennos mirar hacia el futuro, incluso si nuestra visión está nublada por la espesa niebla de la desolación y la impotencia. Nuestros ojos conservan el recuerdo de su luz y sus lágrimas. Pero déjennos olvidar el agotamiento del alma y miremos hacia delante. No es el dolor el que debemos olvidar, sólo nuestro cansancio. No podemos entrar en el nuevo milenio sin recordar lo que ha sucedido en el transcurso de este siglo que sin duda, amenaza la paz del futuro (…).

El hombre ya no necesita consuelo. La guerra les ha cegado. El odio les alimenta. La brutalidad y el odio les causan un profundo sosiego. Aunque no a todos los hombres, sólo a aquellos que han usurpado el poder para comenzar y poner fin a los conflictos. Aquellos que no tienen legitimidad moral alguna -política o democrática-. El nuevo milenio no los cambiará. Los seres humanos persisten en su naturaleza (…).


Imagen de Shakespeare en el 'Poets Walk Park' famoso por ser lugar de inspiración para los poetas./ Z-Mation

Debemos asegurarnos de que en este nuevo siglo no reproducen las atrocidades y la estela de injusticias, deportaciones, éxodos forzados y masacres que han quedado impunes durante el siglo que dejamos atrás. Obviamente, uno puede tener una visión más positiva y optimista del pasado - podemos hablar de la valentía de los que han resistido a la tiranía, sobre los grandes descubrimientos de la medicina, podemos celebrar los avances en la tecnología y los medios de comunicación. Todo esto va a continuar. Sin hacer grandes discursos, me gustaría decirle a las futuras generaciones, las de mis propios hijos, que valoren las cosas sencillas. Mi consejo radica en valorar la modestia, desde el respeto de los valores y principios de la cultura y la convivencia. Estos son los cimientos de la sociedad humana.

Estos valores son tan antiguos como el hombre mismo: vivir juntos, no estamos obligados a amarnos unos a otros sin condiciones, pero hay que tener respeto mutuo el uno al otro. La idea de respeto es esencial: se trata de aceptar las diferencias de los demás, teniendo en cuenta que cada ser humano es único e irrepetible. Debemos recuperar la belleza de estas acciones altruistas tan ausentes en nuestros días (…).


Necesitamos una tolerancia activa y vigilante. Debemos tener cuidado con las ilusiones fáciles que ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación. En definitiva, debemos mantener viva la poesía. Sin la poesía, el mundo se quedará ‘medio ciego y medio cojo’. Sin la poesía, el hombre va a perder un poco más de su alma cada día. Sin la poesía, el mundo será plano, el mar perderá su color azul y sus olas, el cielo ser tornará indiferente y los niños ya no exigirán más cuentos para irse a la cama.

lunes, 6 de octubre de 2014

De cómo el deporte puede influir en tu currículum

Miles de jóvenes en España están contra las cuerdas hoy en día al tratar de acceder a su primera oportunidad laboral. Con más del 50% de paro juvenil, existen demasiados jóvenes prestos a las entrevistas ante unas empresas que cada vez pueden ofertar menos plazas. De modo que, ¿cómo puedo destacar mis aptitudes por encima de los demás? ¿qué palabras clave tengo que escoger para explicar verbalmente lo que he querido plasmar en el curriculum?.
Una de las aptitudes que deben reseñarse no sólo en el curriculum si no a lo largo de las entrevistas es si el joven ha realizado alguna práctica deportiva en sus diferentes modalidades. Desde entrenador a jugador, pues el deporte ofrece unos valores muy bien considerados en el mundo empresarial. Trabajo en equipo, liderazgo, espíritu de competencia, resistencia al fracaso... son palabras clave que pueden darte un 'empujón' importante con respecto a los demás candidatos.
En Estados Unidos los deportistas están muy bien considerados a la hora de plantearse su contratación. No sólo por sus aptitudes, si no porque ofrecen una buena imagen pública de la empresa. Además éstos han pasado por unas experiencias que perfectamente pueden ser extrapoladas a la vida empresarial.
Habilidades desarrolladas
Una profesional de recursos humanos al ser preguntada por NSF sobre si se fija si el solicitante ha tenido alguna experiencia deportiva previa responde positivamente al respecto. "Especialmente si has sido entrenador o capitán de un equipo. Saber gestionar un grupo humano es complicado y en el deporte, estas experiencias previas pueden ser de capital importancia para la vida real", zanja ésta joven bilbaína.
Las habilidades que se desarrollan con los deportes pueden ser una buena preparación para una labor específica. Libera tensión emocional, laboral, afectiva, manteniendo la mente ocupada en otras funciones que lo llevan a tener estrategias diferentes, marca la diferencia entre la rutina y el bienestar propio.
De esta manera, muchos reclutadores optan por buscar un perfil como los que estamos señalando. Precisamente porque han desarrollado habilidades que pueden ser útiles en el escenario laboral e incluso, superar los problemas que surgen. Es preciso recalcar que el haber practicado deporte no te asegura un puesto de trabajo pero es un elemento que en unión con otros, puede convertirse en un factor decisivo.



miércoles, 1 de octubre de 2014

Hong Kong y la 'Revolución de los Paraguas'

Hoy es 1 de octubre y la República Popular de China celebra la fiesta nacional en memoria de aquel discurso que el 'Gran Timonel' (Mao Zedong) pronunció tras la victoria del ejército rojo sobre el Partido Nacionalista Chino (Kuomintang). Muchos chinos se acercarán a Hong Kong con motivo de los siete días de vacaciones que proporcionan desde Pekín para la celebración de esta fiesta. Pero los turistas que se acerquen a esta ciudad portuaria es posible que se vayan a encontrar con las calles tomadas por los jóvenes hongkoneses.

Ya se mencionó en una entrada anterior el papel de los jóvenes como elemento clave en la participación de los procesos que conllevan cambios a lo largo de la historia. Este siglo XXI no está siendo un capítulo aparte en la historia de la humanidad como hemos observando con los últimos procesos que han acelerado un nuevo enfoque en la política de los países donde se han producido estas ‘revoluciones’.

El caso de la ‘primavera árabe’ es paradigmático en este sentido y, en los últimos días, estamos asistiendo a una nueva etapa en el oriente asiático de la mano de los ciudadanos de Hong Kong. En su gran mayoría se trata de jóvenes que piden pacíficamente que la República Popular de China respete los acuerdos de una mayor autonomía a la hora de elegir los representantes políticos de la ciudad de Hong Kong.



Lo cierto es que es un tema difícil y debe ser analizado en su justa medida. Los antecedentes a toda esta historia nos llevan a 1842, cuando tras el Tratado de Nanking, China cedió este territorio a los ingleses. El tratado se renovó en varias ocasiones y se fijó el año de 1997 como el último para la devolución administrativa de Hong Kong a China.  Al llegar aquel año, la Union Jack dejó de ondear en la que se ha convertido en apenas unas décadas en una de las ciudades más bulliciosas y con mayor actividad comercial del mundo y, tras este histórico momento, los ciudadanos hongkoneses vivieron esperanzados bajo el lema de “un país, dos sistemas”, en referencia al sistema comunista chino y, la experiencia liberal –tanto política como comercial- tras su pertenencia a los vestigios coloniales de los ingleses.

Durante la estancia de los ingleses, los ciudadanos de Hong Kong tenían ciertas atribuciones reconocidas que les permitía participar de alguna manera en la elección de sus gobernantes. Pero este mes de agosto, China –que en principio respetaba este acuerdo- ha decidido tomar cartas en el asunto y matizar el acuerdo, haciendo ver que las elecciones de los gobernantes deberían pasar un filtro procedente de Pekín.

La elección libre de los gobernantes es una de las grandes premisas de los manifestantes que se han ido sumando esta última semana en las calles de Hong Kong. En los primeros compases de las manifestaciones, por causas desconocidas, los agentes decidieron cortar por lo sano las protestan y lanzaron gases lacrimógenos y diversos materiales antidisturbios. Los asistentes a la manifestación abrieron sus paraguas para protegerse de las sustancias nocivas que arrojaron los agentes. La prensa internacional se hizo eco de este gesto acuñando rápidamente el término de ‘revolución de los paraguas’.



Para muchas autoridades de Hong Kong este hecho trae a la memoria los trágicos sucesos de Tiananmen en 1989. Es un tema sensible en la sociedad china pues causó un fuerte impacto a todos los ciudadanos. Pero la contención de la infección va más allá por parte de Pekín, pues como es notorio las redes sociales guardan silencio –y no precisamente por voluntariedad ciudadana…- en lo que respecta a las protestas.

El caso es que todos los analistas coinciden en afirmar que las manifestaciones pueden causar un punto de inflexión no sólo entre Pekín y Hong Kong, sino también entre la comunidad internacional pues, los Estados Unidos y Gran Bretaña ya han hecho una llamada a la moderación por parte de la respuesta china.

A pesar de ser un asunto doméstico, no deja de ser relevante en el aspecto internacional. Entre los analistas expertos en asuntos chinos, han remarcado la incertidumbre que rodea a la resolución de las demandas por parte de Hong Kong. Nadie sabe cómo acabará el tema, pero si hay algo que está quedando patente es que están siendo los jóvenes quienes están liderando esta protesta y que su modus operandi está a la altura del siglo XXI.