martes, 29 de julio de 2014

IV Cuaderno Ícaro Think Tank


Ya podéis disfrutar del IV Cuaderno Ícaro fruto del trabajo de nuestro Ícaro Think Tank y del trabajo realizado en el Seminario del pasado enero.

El IV Seminario ha supuesto la conclusión de un ciclo de 4 años, en el que en el primero de los seminarios identificamos los retos que nos plantea la integración socioprofesional de las personas jóvenes, en tres niveles: PERSONA, ORGANIZACIONES y SOCIEDAD. Y cómo avanzar hacia la Innovación Social para superar dichos retos, entendiendo aquélla como:


  1. Cooperación en la construcción de significados, valores y proyectos compartidos.
  2. Participación de las personas en las organizaciones y reforzamiento de las dinámicas abajo - arriba.
  3. Construcción de los valores sociales que orienten la economía hacia el desarrollo integral de las personas.
  4. Respeto a la naturaleza y sostenibilidad de los recursos naturales.

El objetivo del segundo de los seminarios fue analizar en profundidad el primero de los niveles: las PERSONAS, en concreto ver cómo pasar de unas sociedades más competitivas a unas más cooperativas, trabajando desde los propios individuos, y en especial tratando de que las personas jóvenes impulsen el nuevo modelo. En el tercer seminario avanzamos hacia el análisis del segundo de los niveles: las ORGANIZACIONES, para identificar los elementos centrales que les afectan, en especial la Transparencia y la Participación, y en qué contextos organizacionales se están incorporando las y los jóvenes actualmente.

Así en el Seminario 2014 cerramos el ciclo con el tercero de los niveles: SOCIEDAD, e integrando todo lo trabajando anteriormente analizamos cómo los valores anteriormente definidos deben incorporarse en el contexto socioeconómico para abordar uno de los retos más importantes de los próximos años: el empleo joven.

Esperamos que disfrutéis de la lectura de este IV Cuaderno.









jueves, 24 de julio de 2014

Emprendimiento y políticas locales: claves del empleo en Canadá

Recientemente, y gracias a las redes sociales que cada vez mueven más información de interés en el campo del emprendimiento y el empleo, hemos conocido el informe “Actions to avoid a lost generation”  una guía de la famosa consultora global Ernst and Young  con 10 recomendaciones para apoyar el emprendimiento juvenil en los países del G20.

En especial nos detendremos en los datos referidos a Canadá, ya que constituye un buen ejemplo de país cuyas medidas han favorecido un buen ecosistema para los jóvenes emprendedores contribuyendo a, según esta investigación, situarse a la cabeza de países con buenos empleos para las personas jóvenes.

Y es que cada vez más se observa el emprendimiento como una de las vías que atajarían la problemática del desempleo juvenil, una visión que no sólo tienen las instituciones de nuestro entorno inmediato (recordamos la recientemente aparecida Ley de emprendimiento del Gobierno de España), sino que compartimos con otros países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo. Pero para que esta vía tenga éxito, debe promoverse la iniciativa emprendedora rodeada de una serie de medidas que favorezcan la asunción de riesgos por parte de la población más joven, una opinión que desde NSF compartimos atendiendo a nuestra experiencia en programas como NOLA.



Es aquí donde Canadá supone un modelo a imitar para otros países con similares características, en especial teniendo en cuenta que según su última encuesta de población activa el desempleo juvenil está descendiendo en el paísnorteamericano. 

Inspirados en este país EY propone las siguientes 10 recomendaciones:

  1. Crear mecanismos de financiación, gestionados y/o respaldados por los gobiernos ya sea dirigida por el gobierno o el gobierno respaldado, que hagan del mentoring y la educación financiera una condición para dicha financiación.
  2. Establecer relaciones fuertes, y ofrecer incentivos, con inversores de riesgo, incubadoras y business angels para desarrollar o crear iniciativas que permitan a las fuentes alternativas de capital para los emprendedores.
  3. Patrocinar el crecimiento de las start ups con financiación a bajo coste para colectivos específicos.
  4. Crear una nueva clase de préstamos para las pequeñas empresas y las empresas de jóvenes emprendedores que ofrezcan financiación específica para cubrir las necesidades de expansión de capital.
  5.  Fomentar la inversión en la creación de empresas, ofreciendo beneficios fiscales.
  6. Atraer talento internacional, facilitando las condiciones para obtener un visado y ofrecer apoyo financiero.
  7. Simplificar y racionalizar la administración tributaria para aliviar las cargas administrativas para los jóvenes empresarios.
  8. Crear un discurso positivo alrededor de la iniciativa empresarial para ayudar a involucrar a los jóvenes desde una edad temprana.
  9. Alentar el establecimiento de Hubs, incubadoras, aceleradores y redes para atraer talento juntos.
  10. Crear las bases para que “florezca” un ecosistema emprendedor regional.


Otro de los elementos que parece ser clave en la activación del empleo, es el desarrollo de políticas públicas muy vinculadas a los contextos locales, y de las que Canadá también parece estar tomando buena nota. Recientemente la OCDE ha publicado un informe con el título “Employment and Skills Strategies in Canada”, en el que establece una serie de recomendaciones con las autoridades locales para activar el empleo. 

En palabras de la propia OCDE: “El nivel local puede desempeñar un papel fundamental en el diseño y desarrollo de estrategias que conectan los esfuerzos de empleo y desarrollo económico, teniendo en cuenta las variaciones del mercado laboral local”.

Estas dos claves aspiran a ser parte de la solución a la problemática del desempleo en diversas partes del planeta sin embargo los resultados por países difieren en sus impactos en en el mercado labora, lo que nos lleva a las siguientes preguntas ¿pueden no ser las soluciones a aplicar independientemente de la realidad socioeconómica del país? ¿o bien ambas lineas difieren en la implementación que se hace ellas? ¿qué podemos aprender del caso canadiense?.



sábado, 19 de julio de 2014

Jóvenes ¿Colectivos y colaborativos?

Pues sí, a pesar de la imagen individualista que no se cansan de trasladarnos desde algunos medios, o al menos es la conclusión que ha obtenido el INJUVE a través de un estudio encargado a Comandante Tom 

El mencionado estudio cuyo título es “JovenIc:Jóvenes, inteligentes, colectivos, colaborativos. Una visión joven de la Inteligencia colectiva y colaborativa”, ha basado la metodología de la investigación en el Open Crowd Research: investigación colaborativa, abierta y on-line.  Se pusieron en  contacto con jóvenes de edades entre los 18 y 35 años, que “ya están liderando diversos proyectos que son referencia dentro de su ámbito de actuación y desde diferentes perspectivas tales como la educación , el periodismo, la ciencia, el emprendimiento, la cultura o la economía”.

Según los investigadores este proyecto ha sido en sí mismo un proceso de inteligencia colectiva, en el que los actores principales han colaborado entre sí compartiendo información en abierto y materializado en dos encuentros on-line de aproximadamente dos horas de duración en la plataforma DoingDoing. En estos encuentros se profundizó cómo entienden los jóvenes la IC (Inteligencia Colectiva), cómo estaba aplicándola en sus proyectos y qué representaba para ellos.

Además de la edad el criterio de selección fue el de jóvenes líderes de opinión y/o que trabajan por el cambio y que son parte de él. Con valores emergentes que se convertirán en realidades masivas.

Pero antes de adentrarnos en las conclusiones del estudio permítanme repasar el contexto en el cual se genera este proyecto según sus autores, ya que desde NSF compartimos el diagnóstico sobre el estado del arte. Estamos asistiendo a la aparición de nuevas tendencias y cambios sociales, culturales y económicos que enmarcan el auge de la inteligencia colaborativa y que recuperan y reinventan el concepto de colaboración. ¿Cuáles son estos elementos? Vamos a verlos:

Internet
Como ya nos llevamos haciendo eco en este Blog colaborar no es nada nuevo, al contrario es tan viejo como la humanidad, lo significativo es que gracias a Internet podemos hacerlo a gran escala. La red ha transformado el poder del conocimiento, ya que nos lo ofrece en tiempo real y de forma inmediata. “No es necesario esperar a que el conocimiento se formalice, se estructure y se convierta en un curso, un libro, un seminario o cualquier otro formato clásico. Lo importante el flujo y la manera en que circula el dato y la información, así como su capacidad para transformarse en conocimiento subjetivo cuando habita en la mente de las personas que lo reciben, lo modulan y lo comparten en un ciclo colectivo. Esta forma de entender el conocimiento, también está cambiado el formato de las escuelas regladas que poco a poco van restando peso al modelo magistral y se acercan al aprendizaje por descubrimiento colectivo”.

Descrédito institucional y desarrollo de nuevas reglas de relación
En la actualidad no sólo están surgiendo nuevas formas de economía, como la colaborativa, sino que además están surgiendo nuevas formas de entender la política y la democracia. Como ya vimos aquí y aquí.

“En la sociedad contemporánea la persona es el centro, no solo por la hipertofia del ego, sino también por la pérdida de referentes y modelos sólidos. Las instituciones oficiales cada vez están más distantes de los jóvenesIc,  por sus valores y por sus formas y formatos. No son capaces de ofrecerles ideas ni proyectos de interés, ni de resultarles atractivos o servirles como modelo de referencia. Porque el sistema ha entrado en una dinámica de antiguo régimen  y los jóvenesIc lejos de conformarse o esperar a uno nuevo, deciden ponerse en marcha para construir su nuevo régimen paralelo y personal”.

En la actual sociedad postmodernista de desaparición de los “grandes relatos” los referentes que nos sirvieron en el pasado, la nueva persona se construye teniendo como referencia sus iguales. En este sentido los autores del estudio afirman que la habilidad social es una competencia imprescindible paa tener éxito en este nuevo contexto.

Como nos recordaba Zygmunt Bauman en el actual “mundo líquido” donde ya  no hay una necesidad de grandes compromisos, o de que estos sean duraderos, loa jóvenesIc funcionan con compromisos puntuales, “sin necesidad sin necesidad de ir más allá de ese momento en que nos hemos juntado”.

Nuevos valores laborales..
El mercado laboral también está cambiando para el Joven IC y frente al empleo por cuenta ajena muy individualizado en tareas y funciones, es frecuente la formación de equipos ad hoc (emprendedores o intraemprendedores) para ofrecer servicios a un cliente. La obra y la persona son el centro, no la empresa, organización o estructura que presta el servicio. No les importa la marca o la empresa, les importa el proyecto y las personas con las que van a trabajar.

Partiendo de este contexto ¿cuáles son las características de un JovenIc (Joven - Inteligencia Colectiva)? El estudio los articula en 7:

  1. -          Espíritu crítico, convivencia con el error y autodidacta.
  2. -          Sin unos valores y vivencias previas no es posible.
  3. -          Autonomía. El poder de dirigir el destino de su propia vida.
  4. -          Mayor responsabilidad supone mayor compromiso.
  5. -          Confianza. Me fio de la gente como yo.
  6. -          Apertura . Mira lo que hago ¿me copias?
  7. -          Idealistas prácticos. ¿por cambiar el mundo o porque funciona?


Finalmente el estudio se centra en responder a las preguntas ¿Cómo es y cómo funciona la inteligencia colaborativa? ¿Un nuevo modelo de relación y reproducción? ¿Cuáles con sus condiciones materiales, sus riesgos y peligros?.

Los jóvenesIc definen la Inteligencia Colectiva como la unión de personas por iniciativa propia, con un conjunto de caracteres y objetivos comunes para llevarlos a la práctica colectivamente.

Sus claves serían:

  • -          La fuerza de la unión de diferentes perspectivas.
  • -          “Sólo no puedes, con amigos sí” (gran slongan del mítico programa infanto-juvenil la Bola de Cristal”.
  • -          Íntimamente relacionada con el saber común, el saber de todos, el saber popular.
  • -          La importancia de las comunidades, su mantenimiento y cuidado.
  • -          Abrir para crecer.
  • -          De la búsqueda de la gran solución única a la apertura de posibilidades.
  • -          El yo se potencia en la comunidad y la impulsa.
  • -          Comunicación, plataformas digitales y la importancia del offline.
  • -          Implicar, motivas y empoderar.
  • -          El conflicto es bueno y necesario para mejorar.


Parece que cada vez hay más jóvenesIc, pero… ¿está la sociedad más adulta generando procesos de Inteligencia Colectiva? Invitamos a nuestros/as lectores/as a que nos remitan ejemplos que conozcan, para hacer de altavoz de estos nuevos modelos tan ricos para la sociedad que necesitamos.
-           


viernes, 18 de julio de 2014

Brasil ¿Jogo Bonito?

Algunos medios de comunicación internacionales afirman con rotundidad que la reciente eliminación de la Selección Brasileña de Fútbol ha  representado un gran fracaso debido a que constituye todo un icono a nivel nacional. No obstante, la situación social que se vive en el país tiene un trasfondo de mayor gravedad. El naufragio del gigante americano reside en el creciente descontento que han manifestado los ciudadanos brasileños, derivado de una grave falta de redistribución de la riqueza entre los ciudadanos y de la fuerte inversión en el Mundial y los Juegos en detrimento de ayudas sociales y políticas activas de empleo.

Quizá uno de los principales motivos que más antipatía y malestar ha generado hacia el gobierno brasileño es la situación de los jóvenes. Entre los 34 millones de las nuevas generaciones de brasileños entre las edades comprendidas de 15 y 24, más de la tercera parte ni estudian ni trabajan, según datos ofrecidos por el rotativo británico `The Guardian´.

Durante los últimos años, Brasil ha liderado las listas de los países emergentes con mayor crecimiento hasta afianzarse como sexta economía mundial -según datos del FMI y el Banco Mundial- a través de grandes inversiones en infraestructuras. Este ascenso se ha manifestado mediante el llamado `poder blando´ con la adjudicación del Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 llamados a continuar ese vertiginoso crecimiento. Albergar la Copa del Mundo se veía como una oportunidad inmejorable para insertar a los jóvenes en sectores tales como el turismo, la tecnología y los servicios como se ha podido observar con la construcción del estadio Arena Das Dunas (Rio do Norte).

A pesar de todo, los numerosos casos de corrupción en relación con las infraestructuras construidas han empañado las previsiones del gobierno. Cierto es que en América la corrupción ha sido uno de los males endémicos del Nuevo Mundo pero, en Brasil, se han agudizado en los últimos años ante el crecimiento incontrolado recientemente mencionado. Así lo han corroborado prestigiosos medios internacionales que, ante el desembarco de la FIFA, cuya reputación opaca es sobradamente conocida, las irregularidades y el trato preferencial han estado en el ojo del huracán de los jóvenes que han tomado las calles de Brasil a lo largo del Mundial. Habrá que esperar y observar cómo se transforma el auténtico reto para el Gobierno de Dilma Rousseff ; convertir esos puestos provisionales de trabajo en algo más fijo que brinden seguridad a los jóvenes en un momento delicado para la mayoría.

No hemos de olvidar que el fútbol ha sido utilizado históricamente para maquillar o tapar la realidad. En el caso concreto de Latinoamérica, a desviado la atención del caso `Boudou´ en Argentina. En Colombia, la buena actuación de la selección `cafetera´ ha relegado a un segundo plano el durísimo enfrentamiento entre Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga por el Proceso de Paz. Este hecho no es exclusivo de Latinoamérica puesto que el éxito de `La Roja´ también fue utilizado para desviar el foco de atención en plena crisis económica.

Jóvenes brasileños jugando al fútbol en una favela /Noticiero Deportivo.

Así las cosas, una pregunta colea entre la juventud del país ante los primeros síntomas de colapso más social que económico: ¿Hay un próspero futuro garantizado para los más jóvenes? Por el momento, hay una creciente demanda en el sector industrial que permite a los jóvenes sin recursos formarse en valores y competencias en detrimento del conocimiento técnico. Este es un claro síntoma de la necesidad de incluir a la juventud como pilar de crecimiento dentro de las políticas activas de empleo. Entre las soluciones al problema se baraja el compaginar la educación con la formación profesional. El gobierno brasilero ha tomado nota poniendo en funcionamiento unos 16 programas federales para incorporar a la juventud en el mundo laboral entre ellos se encuentran:

1) `Provojem Trabalhador´ destinado a preparar al joven para el mundo laboral.
2) `Provojem Urbano´ con una clara orientación y vocación educativa.
3) `Pronatec´ basado en formar a los jóvenes en competencias laborales.


El objetivo es proveer al joven un empleo para crear un círculo económico de seguridad y estabilidad que le garantice un buen futuro esto es: el empleo como medio de desarrollo humano. La aprobación de las mencionadas medidas, permiten una mejor interacción con el mercado laboral y el alejamiento progresivo de los entornos violentos de los que proceden algunos jóvenes. Ante esta tesitura que se nos presenta hay dos caminos: 1. Creación temporal de empleo juvenil que terminará cuando los deportistas vuelvan a sus casas 2. El gobierno brasileño sentará las bases para la integración laboral de los jóvenes pensando en un beneficio a largo plazo.

lunes, 14 de julio de 2014

Aprendiendo a observar para encontrar un empleo

En la búsqueda de empleo la observación del entorno se convierte en un factor fundamental que muchas veces dejamos de lado. Cómo si las oportunidades laborales fueran por una parte y la realidad socioeconómica de nuestros contextos por otra, en los procesos de formación que trabajamos en NSF observamos una falta de cuestionamiento de cómo se mueven los sectores productivos para poder adaptarnos mejor a los nuevos mercados laborales y por tanto maximizar nuestras oportunidades de encontrar un empleo, (que no necesariamente pasa por un trabajo por cuenta ajena).

El hábito de observar, analizar y aplicar debe acompañarnos a lo largo de nuestra vida profesional, no solo en nuestras primeras experiencias sino para mantenernos como trabajadores preparados para los cambios, cada vez más dinámicos, que se producen en nuestras economías.

En NSF, a pesar de reconocer que la realidad en pocas ocasiones se explica de manera sencilla y unifactorial, tratamos de ayudar en esta tarea y hemos delimitado a 4 los elementos de los que tenemos que partir para nuestra búsqueda de empleo:


1. GLOBALIZACIÓN:

Puede parecer de Perogrullo afirmar que la Globalización ha modificado los mercados laborales y las competencias requeridas a las y los trabajadores. Inglés, segunda lengua extranjera, adaptación a nuevos contextos culturales, disponibilidad para desplazarnos,…  El hecho de que las empresas ya no sólo compiten a nivel local sino internacional ha hecho que el nivel de demanda a sus profesionales aumente. Antes eras seleccionado del grupo de titulados de tu entorno, ahora la competencia es global, somos más trabajadores a nivel mundial con mayor formación. Si tienes la sensación de que siempre se te pide más que la formación que tienes es porque las personas siempre vamos a ir un paso por detrás de las demandas del mercado.



La parte positiva de ello es que si lo tuyo es viajar, las posibilidades de desarrollo profesional en el extranjero se han multiplicado en los últimos años. Pero en este proceso es importante contar con un plan, tanto económico como personal, estudiado ya desde el lugar de origen. Acotado, real, y con metas.  Dependiendo del país donde quieras marchar deberás tener en cuenta

Ø  El campo profesional / campos profesionales más demandados,
Ø   El nivel del idioma que se necesite para trabajar en el país de destino,
Ø  Experiencia previa que se pueda requerir o necesitar,
Ø  Contacto con agencias de empleo; preparación de currículum vitae adaptado al país al que se va; realizar intercambios en la lengua con la que se va a trabajar en el país destino,…; chequear y comprobar que la titulación que se lleva es válida y aceptable según los cánones del país de destino; conocer cómo es la cultura del trabajo en el país (por ej. Si a la hora de buscar trabajos con una baja cualificación el país da prioridad a colectivos más desfavorecidos de la sociedad…)

Así  mismo desde NSF hemos desarrollado la Guíadinámica de oportunidades en el extranjero que te puede ayudar en este proceso.

Para aquéllas personas que no están tan dispuestas a marchar también existen alternativas de trabajo con empresas extranjeras. Cada vez más el teletrabajo es una realidad laboral, que no solo nos permite dar servicios profesionales a organizaciones de nuestro entorno sino extranjeras. Si te interesa explorar esta vía (aunque reconocemos que aún es muy incipiente), uno de los mecanismo que te puede ayudar a encontrar posibles empleos es LinkedIn. En la Red Social de profesionales, puedes tener acceso a empleadores de todo el mundo.


2. DESARROLLO DE LA CIENCIA, LA TECNOLOGÍA Y LA INNOVACIÓN:

A finales del siglo XIX, a raíz de la revolución industrial, hubo un desplazamiento de trabajadores del campo de las ciudades, pues la pujante industria necesitaba de mano de obra intensiva. Sin embargo a medida que la ciencia y la tecnología se fueron desarrollando en el siglo XX (y no digamos en lo que llevamos del XXI) progresivamente el robot ha ido sustituyendo a la persona en muchas tareas. Lo hemos visto en los último años en nuestras poblaciones: menos personal en las entidades financieras y digitalización de procesos bancarios, máquinas de autocobro en supermercados, … y también los observan expertos como Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne en estudios como el que analizábamos no hace tanto en este mismo Blog.

Podemos caer en el error de que esta sustitución de la máquina por la persona se reduce exclusivamente al empleo manual. Nada más lejos de la realidad, la tecnología ya comienza a desarrollar tareas cognitivas que parecían pertenecer únicamente al cerebro humano. Un claro caso lo constituye el Google Car, un coche autotripulado que puede suponer la punta de lanza de la sustitución de la tecnología por los conductores.

Sin embargo podemos ser positivos pensando en todos los empleos que también se han generalizado gracias a la tecnología ¿quién conocía a un SEO o a un community mannager hace apenas 7 años?, y es que el desarrollo de la tecnología nos ha permitido la aparición de un montón de nuevas oportunidades. Y no sólo la tecnología, los avances científicos también están modulando no sólo nuevas profesiones sino una transformación de las que ya conocemos.

Un ejemplo lo constituyen los maestros, en una era donde el acceso a la información es cada vez más sencillo, donde ya no hay excusas para no saber, su papel como transmisores del conocimiento parece desdibujarse. Sin embargo su rol como “destapadores del potencial” adquiere más protagonismo que nunca, por ello su fusión con otras áreas como la neurociencia, que también ha sido un tema recurrente en este Blog, es un elemento fundamental en los próximos años.

La lectura que queremos sacar de este apartado es que no sólo a la hora de buscar un empleo, también a la hora de mantenerlo y lograr un adecuado desarrollo profesional, debemos mantenernos a la vanguardia de los avances de nuestro sector y/o cómo el desarrollo de la ciencia y la tecnología modificaran en el medio plazo nuestra profesión para adaptarnos mejor a los cambios en el mercado laboral


3. CAÍDA DE LA ERA DE CONSUMO DE MASAS:

Ya hay voces que afirman que no volveremos a consumir como antes de la crisis por tres razones fundamentales: la crisis en sí misma que hace que tanto desempleados como personas empleadas reduzcan su gasto, la reducción de la población en la franja de edad donde más se consume: los jóvenes; y finalmente una conciencia cada vez mayor sobre los límites de nuestro planeta.

En este contexto hay personas que han visto nuevas oportunidades de negocio y han desarrollado sus propios proyectos profesionales a través del emprendizaje social: Do it yoursef (DIY), hackers textiles, mercados de intercambio, consumo colaborativo,…

Vender mucho y barato ya no parece ser la única clave del éxito en la economía de los próximos años. Adaptarse a este nuevo contexto puede suponer una oportunidad de desarrollo profesional en el medio plazo.

Sin embargo, si aún piensas que emprender no es lo tuyo, siempre puedes analizar como "reverdecer" tu profesión, bien adaptándola a estos nuevos modelos económicos o bien aplicando tu conocimiento a los nuevos mercados verdes.


4. LOS LÍMITES DE NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO:

El proceso de democratización de la educación durante el siglo XX ha supuesto uno de los grandes hitos para nuestra sociedad. Sin embargo en la actualidad está en entre dicho ¿por qué? Básicamente porque fue un diseño adaptado de las necesidades económicas de la sociedad del momento, una sociedad capitalista de gran producción y consumo. Sin embargo cuando el modelo entra en crisis nos encontramos con un mercado laboral que no puede absorber la ingente cantidad de titulados que anualmente buscan su primera oportunidad.

Por otra parte, por la misma razón de ser un sistema adaptado a las necesidades del sistema económico, ha formado a las personas en unas competencias muy demandadas en esa sociedad productiva, pero que adolece de otras. Los que hemos pasado por este sistema educativo hemos pasado 20 años de nuestra vida cumpliendo bien con unos requisitos de disciplina, ejecución, acumulación de conocimiento específico,… sin embargo salimos a un mercado laboral que en la actualidad necesita de creatividad, innnovación, proactividad, emprendimiento,...


Sin fustigarnos, es necesario analizar bien qué está demandando la economía actual y continuar formándonos allá donde el sistema educativo no ha llegado.



En resumen, integrar estos cuatro elementos en nuestro autoanálisis para la búsqueda de un empleo nos permite una visión más adaptada a los movimientos que se dan en nuestra sociedad y por tanto mayores posibilidades de éxito.



Nueva tendencia económica: el consumo colaborativo

La economía compartida se abre paso y parece que va en serio. El llamado "consumo colaborativo" o economía persona a persona (peer to peer), es la nueva tendencia que reinventa las antiguas formas de compartir: Alquilar habitaciones, intercambiar la casa con un extraño para unas vacaciones, cuidar del perro de los vecinos o prestar dinero sin demasiados papeleos.
Colaborar, intercambiar, alquilar o prestar no son acciones innovadoras, lo nuevo es la escala del fenómeno. Al consumo tradicional le ha salido un competidor: el consumo colaborativo. Y es que gracias a las redes sociales, las nuevas tecnologías e internet, estas acciones se están convirtiendo en una tendencia que celebran los jóvenes, los ecologistas que luchan contra un crecimiento económico desmedido y las clases con menos recursos. Se comparte lo que se tiene y se ahorra, esa es la idea. En origen, una idea mezcla de recesión económica, tecnología e idealismo. En esencia, no se trata solo de incrementar tus ingresos, sino de no malgastar los recursos. Frente a la idea del consumo tradicional de ser propietario de bienes y servicios, el consumo colaborativo es un amplio y variado movimiento que defiende el acceso a esos bienes y servicios, pero sin poseerlos.

Existen tres formas de consumo colaborativo:
1.- Uso compartido de productos. Tiene como beneficio principal la reducción de la huella ecológica asociada a la fabricación. 
2.- Mercados de redistribución de bienes usados como tiendas de segunda mano o mercados de trueque. Este modelo de economía compartida puede incrementar la huella ecológica por transporte y debe controlarse en los países menos desarrollados.
3.- Estilos de vida colaborativos caracterizados por personas con intereses comunes que se unen para compartir o intercambiar, como bancos del tiempo o cooperativas de consumo. Es la forma más social de entender la economía compartida, la menos ligada a motivaciones empresariales.

Pero el consumo colaborativo también es cada vez más el sueño de los que mueven el dinero e invierten en este campo. Porque la economía compartida parece haber llegado para quedarse, y ya no son acciones individuales sino empresas dedicadas a estas iniciativas las que tienen éxito, sobre todo desde que estalló la crisis financiera. Se mueve mucho dinero alrededor de estos negocios: unos 26.000 millones de dólares según The Washington Post.
En Estados Unidos funcionan diversos negocios de consumo colaborativo: los que prestan dinero eliminando costes y complejidades administrativas, sobre todo porque la banca tradicional ha olvidado la verdadera esencia de su negocio; los que facilitan alojamiento barato mediante alquileres de casas o habitaciones; los que ofrecen espacios comunes de oficinas para hacer negocios, networking e incluso café gratis, reuniendo espacios y gentes; los que tratan de buscar a gente que hace el mismo desplazamiento y conectan conductores con pasajeros (en España BlablaCar); los que ofrecen una financiación comunitaria o crowdsourcing. (en España hay empresas más generales como Goteo o especializadas como Libros.com); los realizadores de tareas que contactan con empleadores; los que ofrecen menús cocinados por los vecinos; los de alquiler de ropa de segunda mano; las cooperativas de guarderías; los de enseñanza de idiomas mediante intercambio... la lista es innumerable.  

 
A medida que el consumo colaborativo crece con fuerza, los sistemas tradicionales de consumo comienzan a interpretar algunas de sus manifestaciones como "competencia desleal". Uber es uno de los servicios de Internet que permite poner en contacto a conductores particulares para viajar por las ciudades. De hecho, taxistas de toda Europa se han manifestado para protestar por estos nuevos sistemas. Sin embargo, la Comisión Europea ha rechazado la idea del Gobierno español de multar a los usuarios de coche compartido -que se ponen en contacto a través de aplicaciones como Uber- por considerar que se trata de una “medida extrema”. La propia Comisión ha reclamado al Gobierno de España que dialogue con las empresas para buscar una solución al conflicto. En BlablaCar, se produce un acuerdo entre particulares pero la plataforma no obtiene beneficio económico. En ciudades como Nueva York, ya se da el hecho de que subarrendar el apartamento es, en la mayor parte de los casos, ilegal. Convertir casas en hoteles temporales, también. Consideran competencia desleal este mercado nuevo de apartamentos baratos.
 
El consumo colaborativo como alternativa a un modelo económico que actualmente es insostenible obedece a una capacidad creativa de dar respuesta a las necesidades sociales, económicas y ambientales, teniendo en cuenta las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Frente a las protestas de los sectores más tradicionales por considerar algunas de estas prácticas fuera de la ley, responde el economista Miguel Puente,
en el diario.es, “el problema real es que todo esto nace y crece mucho más rápido de lo que podamos prever, parar o legislar como a muchos les gustaría. Para cuando algo consiga estar al gusto de todos, nacerá otra plataforma capaz de saltárselo; y es que el problema de fondo es que la "inteligencia social”, que nace de la capacidad de interacción rápida y eficiente entre individuos, es más rápida que las propias instituciones”. 
Si este nuevo tipo de economía tendrá éxito o no depende de muchos factores. La hiperabundancia de empresas, la gran mayoría con poca o nula rentabilidad, hace pensar en una burbuja... Quizá  se trata de no olvidar el espíritu que la puso en marcha: se comparte lo que se tiene y se ahorra, sin malgastar los recursos.



miércoles, 9 de julio de 2014

¿Quiénes son ellas? Homenaje a las personas de NSF

Con motivo del primer aniversario de su presidencia, Luis Cañada, homenajea con este poema a las personas que trabajamos en la Fundación.

¿Quiénes son ellas  que tanto se ilusionan  y que a  
cuantos  las ven concebir y  hacer también ilusionan?  

No es una, ni dos, ni tres, son todas y han   
 diseñado una forma de trabajar    
diferente: hacen jugando y juegan     
haciendo, gozan ganando el pan con
el sudor de sus frentes,  por eso la
 maldición bíblica no les afecta.
 Sus labios apuntan hacia arriba,  hacia  la    
 constelación del sur, encadenados    
uno a otro se autoordenan  en un círculo    
virtuoso que comprende  todo siendo
opaco al desaliento.  

Conocen la mente y emociones humanas,  son   
artesanas en crear valor en terrenos yermos,                                                                                   
ven la persona poliédrica desde el saber del   
antropólogo o del sociólogo o del político o    
del filósofo, economista, humanista,      
 tecnócrata y siempre descubren ese “algo”  sobre 
el que construir la solución para cada caso.    

Todo  lo hacen desde la libertad, don extraño   
que no a todos gusta que otros tengan y ejerciten,   
 la defienden con un arma sencilla pero no      
simple: “la palabra”
sea la que ellas ofrecen sea la que activamente     
escuchan, no se atrincheran en la piedra o en el    
acero, se apoyan en el libro, en sus manos           
los misiles no hunden barcos ni destruyen pueblos,   
construyen relatos sin principio ni final que      
se lean por donde se lean siempre tienen sentido.   

Después de treinta y cinco años poseen el arte de    
la sabiduría para encontrar el camino de     
cada día y el  de discernir si divides para   
vencer o compartes para aprender y convencer.    




martes, 8 de julio de 2014

Jobs and Skills 2030: ¿la definitiva lista de competencias?

Sobre la importancia de las competencias en los requerimientos del mercado laboral presente y futuro se ha escrito mucho. Informes de tendencias, guías de orientación profesional,…, la búsqueda de un empleo y/o el desarrollo de la carrera profesional pasan necesariamente por la incorporación de las habilidades y aptitudes como elemento clave en la marca personal.

Un claro ejemplo lo constituyen los curriculums vitae. En el reciente contexto social de los últimos años la formación y las titulaciones ya no suponían como en el pasado un factor de competitividad, estos dejaron paso a la experiencia laboral en las primeras líneas de CVs y cartas de presentación. Así en los últimos tiempos asistimos a una nueva vuelta de tuerca más, ya no solo valen las experiencias que acumules, sino los aprendizajes en forma de competencias que seas capaz de extraer de todas tus vivencias, sí, vivencias, pues los aprendizajes no formales e informales también pueden suponer ese punto que te diferencie para atraer la atención de un contratador.

El pasado mes de febrero la UK Commission for Employment and Skills publicó el informe “The Future of Work: Jobs and Skills in 2030”, un  estudio prospectivo en el que trata de adelantar las competencias que según su investigación se requerirán en el mercado laboral en 15 años (a la vuelta de la esquina). Esta visión puede completar la que en otros post ya publicamos de otras organizaciones de perfil internacional, aquí, aquí y aquí. 



El informe plantea la siguiente clasificación sectorial: sanidad e intervención social, servicios profesionales y de negocios, venta y logística, educación, producción, industrias creativas y digitales y finalmente construcción. Para cada área establece una serie de recomendaciones sobre la evolución de la demanda de competencias en los próximos años que puede ser de gran utilidad para cualquier profesional pero en especial aquéllos/as jóvenes que están terminando sus estudios en algún área relacionada y que puede ser una buena guía de cómo aproximarse al mercado laboral.

Entre los factores comunes a todos los sectores que se recogen en las claves de este informe encontramos la progresiva tecnologización de muchos sectores (un factor que ya analizamos aquí).

Este crecimiento tecnológico y los cambios que se derivarán en los modelos de negocio futuros hacen de la adaptación continua de las competencias algo absolutamente fundamental para la participación exitosa en el mercado laboral.

Otro de los factores, no ya de futuro, sino que ya en el presente se hace del todo imprescindible es la colaboración e interconectividad. “Los empleados requerirán de competencias para trabajar a través de diferentes disciplinas, para colaborar virtualmente y demostrar sensibilidad cultural”. Algo con los que se muestra totalmente de acuerdo Howard Gardner

Convergencia e Innovación: La divulgación de disciplinas facilitará la hibridación de competencias y favorecerá que algunas personas adquieran una posición competitiva en un mercado laboral que cada vez demanda más.

El cuarto factor a tener en cuenta según este informe es el incremento de la responsabilidad individual. En un contexto laboral cada vez más flexible es esperable que se les exija a los empleados autoresponsabilidad en el desarrollo de las competencias requeridas para los desafíos de su puesto de trabajo. La autogestión y el desarrollo de su propia marca personal serán para las y los empleados factores vitales en los próximos años.

También destacan en este informe la progresiva desaparición de los puestos de trabajo en los estratos medios.


Finalmente se menciona la aparición de los contextos laborales multigeneracionales, con cuatro generaciones trabajando “codo con codo”. La gestión de estos contextos y el desarrollo de capacidades de trabajo intergeneacional será otro de los requerimiento de los mercados laborales.

No será la lista definitiva pero sí recomendamos tenerla presente no sólo para la búsqueda de empleo, sino también para mantenernos competitivos en nuestros proyectos profesionales.

jueves, 3 de julio de 2014

Las 5 prioridades de Europa en los años que vienen

 Lo que sigue es una traducción del inglés de extractos del discurso del Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en el Parlamento Europeo el 2 de Julio, después de las reuniones del Consejo los 26 y 27 de Junio en Ypres y Bruselas y de las elecciones europeas.

“Vivimos en una época en que ya no se pueden tomar por sentadas muchas cosas en el ámbito nacional y europeo. La política y la prosperidad como las conocíamos, los empleos, las fronteras, la estabilidad geopolítica, la idea de Europa: todos han estado bajo presión.

Nuestros países están saliendo del peor período económico en una o más generaciones - un período de nuestra Unión, donde la solidaridad y la responsabilidad se han puesto a prueba como nunca antes; y donde, por primera vez, hemos experimentado el verdadero alcance de nuestra interdependencia como naciones europeas.

Pero a medida que vuelve a emerger Europa, hay muchos retos que se deben cumplir. Y una sed de esperanza para obtener resultados tangibles - eso estaba claro, una vez más, en los resultados de estas elecciones europeas. Trabajando para la recuperación es nuestra principal tarea, la restauración de la confianza, la preparación de nuestra Unión para el futuro. Y es con este objetivo en mente que, la semana pasada, el Consejo Europeo fijó las prioridades de la Unión para los próximos años.

Fue una reunión extraordinaria en muchos aspectos, sobre todo porque los líderes se reunieron el jueves en Ypres, a invitación mía, para conmemorar, debajo de la Puerta de Menin, el inicio de la Primera Guerra Mundial (ver foto). No fue una ceremonia sobre el fin de la guerra, sino de la forma en que podría comenzar, sobre la marcha sin sentido hacia el abismo, el sonambulismo, y los millones de muertos en todos los lados. Cuatro generaciones han pasado, pero los recuerdos permanecen intactos. De donde nosotros, como europeos, venimos, lo que hemos superado, lo que tenemos que construir, y lo que debemos evitar. Y esta conciencia la tuvieron en gran medida los presidentes y primeros ministros en Ypres, el jueves."


"Al dar a la Unión una dirección para los próximos años, mi intención para el Consejo Europeo no era inmiscuirnos en el trabajo legislativo del día a día, sino jugar su papel bajo los Tratados, es decir, para "dar a la Unión los impulsos necesarios para su desarrollo y definir sus orientaciones y prioridades políticas generales”.

Acordamos, por unanimidad, un programa de prioridades para los próximos cinco años, para orientar la acción y la planificación de las instituciones de la UE en ese período. Es importante que todas las instituciones organicen su trabajo en consecuencia, y también que los parlamentos nacionales se mantengan estrechamente involucrados.

Primero: economías más fuertes con más puestos de trabajo. Aprovechando al máximo el mercado único; reforzando la Unión Económica y Monetaria; promoviendo el emprendimiento, la creación de empleo y la inversión; y reforzando nuestro atractivo global como un socio comercial: todo esto va a ser un trabajo vital.

Esto significa priorizar los objetivos clave, como el mercado único digital, una coordinación fortalecida de la economía, una regulación inteligente, y concluir buenas negociaciones TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) en 2015.También significa encontrar el equilibrio adecuado entre la disciplina fiscal y la necesidad de apoyar el crecimiento - algo que la flexibilidad incorporada en nuestras reglas del Pacto de Estabilidad y de Crecimiento permite.

Todos estos eran los puntos clave durante nuestras conversaciones de la semana pasada, sobre todo en el marco del Semestre Europeo; y los líderes también hicieron hincapié en la importancia de abordar las necesidades de inversión atrasadas: en el transporte, las telecomunicaciones, la energía, la innovación, la educación - mediante la movilización y el fomento de un ambiente positivo para las inversiones a largo plazo.

Segunda prioridad: unas sociedades habilitadas para empoderar y proteger a todos los ciudadanos. La gente espera que Europa defienda sus intereses y mantenga a raya las amenazas, pero también a respetar sus identidades y sentido de pertenencia. Además de ser un "gran abridor de oportunidades", la Unión también debe ser vista como una fuente de protección. En resumen: ser más fuerte afuera, y más solidaria en el interior. Es por eso que la atención debe centrarse en la justicia y las oportunidades de vida para todos. Descubrir las habilidades y talentos, garantizar las libertades, y luchar contra los abusos y fraudes, que no sólo afectan a las sociedades pero también minan la confianza.

Tercera prioridad: una energía y un clima futuro seguros. Este es uno de los principales proyectos de la Unión para el futuro inmediato. Queremos construir una Unión de Energía para garantizar el acceso a una energía asequible, segura y verde. El contexto actual muestra claramente la importancia de la reducción de nuestra dependencia energética - también del gas ruso.

La energía será uno de los temas más importantes para nuestro Consejo Europeo de octubre, cuando se espera que los líderes decidan el marco climático y energético 2030 de la Unión. La semana pasada, hicimos balance de los progresos realizados, y confío en que vamos a lograr un buen resultado en el plazo de 4 meses, en línea con los objetivos ambiciosos acordados por la Unión para 2050.

Cuarta prioridad: una zona de confianza de las libertades fundamentales. También en este campo, las cuestiones transfronterizas requieren soluciones transfronterizas - ya sea sobre el crimen organizado, o asuntos de justicia, o los flujos migratorios.
Ciudadanos europeos trabajan cada vez más, estudian, hacen negocios, se casan o se divorcian entre los países.

La Unión debe hacer todo lo posible para acompañar estos cambios - sobre todo debe consolidar las decisiones y el trabajo en curso. Este mensaje también se encontraba el pasado viernes en el centro de nuestra revisión de las directrices estratégicas en el ámbito de la Libertad, la Justicia y la Seguridad, como lo exige el Tratado.

En materia de la migración más concretamente, es importante que nuestros países sigan atrayendo talento y habilidades a través de la migración legal, si bien tratando con más contundencia a la migración irregular, también a través de una mejor cooperación con terceros países.

Quinta y última prioridad: una acción conjunta eficaz en el mundo. Maximizar nuestra influencia global, conseguir la participación de nuestros socios estratégicos globales, especialmente a nuestros socios transatlánticos, y desarrollar la cooperación en seguridad y defensa: estas son todas las cuestiones sobre las que nosotros, como una Unión debemos seguir trabajando estos próximos años.

Pero la prioridad más urgente seguirá siendo ser un socio fuerte en nuestro vecindario.
Los próximos años van a ser esenciales para nuestra Unión - un tiempo de consolidación, de perseverancia, un tiempo de cambio.”

Fin del extracto.

Interesa también ver el siguiente vídeo y escuchar el discurso de Herman Van Rompuy en ocasión de la entrega del Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea en Oslo.

Hay que aprender de la historia pasada para construir una nueva. Es la responsabilidad y la tarea de las nuevas generaciones que no han conocido las guerras. Que puedan siempre decir y sentir lo que dijo Van Rompuy al terminar su discurso: “Estoy orgulloso de ser europeo”.