lunes, 30 de junio de 2014

El cambio educativo en China en 5 claves

En el último Boletín electrónico de la sección de Educación de la OCDE la doctora Dr.Catherine Yan Wang del Instituto Nacional de Ciencias de la Educación de China escribe sobre las que, en su opinión, son las 5 claves fundamentales que han convertido al sistema educativo chino en uno de los que mejores resultados está obteniendo en los últimos informes PISA.

A pesar de la controversia sobre los indicadores de medida de este estudio, no cabe duda de que a nivel general suponen una importante fuente de comparación entre países, y por tanto, en un modo de ver hacia donde caminan los sistemas educativos del futuro.

En el caso chino el rediseño de su sistema de educación se produjo en la segunda mitad de los años 70, a la par del cambio económico gestado en las últimas décadas en el gigante asiático, demostrando una vez más que los sistemas educativos se diseñan en función de las necesidades económicas de las sociedades imperantes.




Para la doctora Yan Wang estas son las 5 piezas sobre las que se sostiene su exitoso sistema:

1) Un sistema basado en la evidencia y en la formulación de políticas participativas. ”La formulación del Esquema Curricular de la Educación Básica se formuló en cinco etapas: realización de encuestas, redacción, consultoría, la experimentación y la implementación y expansión. Se inició con una encuesta de las partes interesadas incluyendo a los maestros, padres, investigadores, autoridades y comunidades locales, seguido de la redacción del documento por un equipo formado por investigadores, profesionales y administradores. A continuación se realizó consultas con las escuelas, los maestros y los gobiernos locales, para recabar su opinión sobre la pertinencia y viabilidad de la propuesta. Pilotaje en cuatro provincias y modificación en función de los resultados para finalmente implementarse a nivel estatal.”

2) Prestación de apoyo profesional a la enseñanza. China creó un Sistema de Investigación sobre la Docencia, para proporcionar apoyo continuo a los métodos de enseñanza del profesorado, que consistía en la puesta en marcha de institutos de investigación en, la prefectura (municipio) y del condado provincial. Los investigadores, en su mayoría seleccionados de entre los mejores de la profesión, apoyan el trabajo de otros profesores mediante la coordinación de proyectos de investigación ​​en la escuela, visitas periódicas a las escuelas, desarrollo de materiales de enseñanza y selección de las mejores prácticas para su divulgación”.

3) Aprender del mundo. “China, sus agencias gubernamentales, instituciones de investigación e incluso las escuelas se inspiran en la experiencia de otros Desde la década de 1980, los funcionarios gubernamentales han realizado numerosos viajes de estudio en el extranjero para aprender diferentes prácticas. Estos breves atisbos del mundo exterior han afectado su forma de pensar y la forma en que hacen su trabajo. Las escuelas, en su búsqueda de la internacionalización también han desarrollado intercambios con homólogos en el extranjero”

4) La experimentación. “Las nuevas ideas han sido implementadas continuamente como experimentos en el sistema educativo. Aquéllas con resultados exitosos pasan a convertirse en políticas. Un ejemplo típico es la "Escuela Experimental Shiyi": se abandona la forma tradicional de organización del aprendizaje en temáticas establecidas y se pasa un sistema de 1 000 cursos donde 4 600 estudiantes podían elegir según su interés, muchos de ellos en relación con las cuestiones emergentes del siglo XXI”.

5) Equilibrio entre la unidad y la diversidad. "En 2001 China adoptó una estructura curricular de tres niveles en línea con el principio de "fundamentos comunes, opciones diversificadas" que abarca nacional, local y de los planes de estudio en las escuelas, de las cuales el currículo nacional supone el 80%, y la local y la escuela-currículo el 20%. Dicha estructura se asegura de que todos los estudiantes dominan los conocimientos y habilidades fundamentales, dejando las escuelas un amplio espacio para la experimentación y la innovación." 

¿Cuál es vuestra opinión del sistema educativo chino? ¿Están a la vanguardia de lo que la humanidad necesita para alcanzar su máximo desarrollo en los próximo años o por el contrario podemos destacar algunas carencias insalvables? ¿Qué otros modelos nos inspiran para la educación del futuro?

viernes, 27 de junio de 2014

Jóvenes en Guerra; Una Historia de Siempre

Este año 2014 se han celebrado los aniversarios de dos acontecimientos bélicos que tuvieron gran trascendencia en la historia de la humanidad. El primero de ellos es el 70 aniversario de la operación ‘Overlord’ que abrió el tan esperado –especialmente para Stalin- segundo frente durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). El desembarco de las tropas aliadas en Normandía supuso “el final del principio” en palabras de Churchill.
El acontecimiento reunió a un gran número de representantes institucionales de los países que participaron en la contienda, entre ellos Obama y Putin.  Incluso acudieron los veteranos que desembarcaron en aquella lluviosa mañana del 6 de junio de 1944. Uno de ellos, logró presentarse a las celebraciones tras fugarse del centro residencial donde vivía.  Sin duda, su última ‘misión especial’.

Una de las 'once magníficas' de Robert Capa. / Magnum
El segundo de los acontecimientos está cargado de un simbolismo especial para el continente europeo. El asesinato del Archiduque Francisco Fernando aceleró la explosión del ‘juego de alianzas’ que décadas antes el Canciller de Hierro Bismarck fue confeccionando. A lo largo de cuatro años, Europa se vio sumida en el caos en los campos de batalla. Si en un primer momento de la guerra, parecía que el enfrentamiento sería breve, el estancamiento del frente produjo que los soldados se atrincheraran para mantener el terreno ocupado. El desconcierto entre los combatientes sobre la duración de la contienda era un motivo de preocupación entre los combatientes, como lo demuestra esta carta que escribió un joven en el frente a su esposa y que ha sido rescatado de los archivos británicos con motivo del centenario:  "Querida, esta guerra va a ser peor de lo que pensaba, algunos parecen pensar que no va a durar un mes y algunos dicen que tendrá una duración de tres años, los oficiales nos dijeron esta mañana que sería una guerra dura y larga (...) Si me matan en servicio activo, habrá una medalla para mí en alguna parte y espero que trates de guardarla para el niño, para que la use cuando sea grande".

 A partir de entonces y durante tres años, el precio por cada palmo de terreno conquistado se pagó muy caro en vidas humanas. Barro, lágrimas, sangre y pólvora se entremezclaron de la manera más trágica posible. La ‘Gran Guerra’ se cobró la vida de millones de personas que estaban destinadas a ser la nueva generación de los respectivos países. Haciendo un esfuerzo, se puede imaginar al soldado del segundo batallón de infantería ligera Durham, Joseph Ditchburn, agazapado en un hueco de la trinchera, rodeado de camaradas vestidos con ropas andrajosas, después de aguantar y ver lo inimaginable, escribiendo con su temblorosa mano a su madre en Inglaterra horas antes de escuchar el aterrador silbido del oficial señalando el inicio del asalto a la trinchera enemiga. "Madre, ten coraje, estaré bien. Hay cientos de madres en las mismas circunstancias y si yo muriera, lo haré con buen corazón y con todo tu amor sobre mis labios”. Palabras que sin duda hubiesen consolado a la madre el día que recibió la notificación del fallecimiento de su hijo, caído un mes más tarde de redactar la carta en la batalla de Ypres.

Soldado atendido por el sanitario en 1918. / Google
Hay algo que eché en falta mientras escuchaba las palabras que se dedicaron a estos acontecimientos. Y es que he de resaltar que en la historia de la humanidad los grandes conflictos han sido dirigidos o provocados por gente adulta, algunos ya en su vejez como el Mariscal Petain, pero quienes marcaron a sangre y plomo sus nombres en los campos de batalla de Verdún, Normandia, Rocroi, Trafalgar…  fueron los jóvenes, acudiendo de forma voluntaria en ocasiones y, en otras –la gran mayoría de veces-, de forma obligatoria ante la llamada al oficio de las armas. Jóvenes que en su momento encarnaron la flor y nata de cada país y que acabaron yaciendo en el barro. A esas generaciones perdidas es a quienes se les debe de dedicar unas palabras. En Francia, en cada pueblo, por muy minúsculo que sea, existe un monolito con los nombres de cada joven francés de la localidad que sirvieron en las guerras.  España por el contrario, a la generación que padeció una Guerra Civil y posteriormente una Guerra Mundial apenas se les recuerda las penurias que tuvieron que pasa, si acaso, algunos les recuerdan en las tertulias televisivas, pero con un fin muy distinto.


Creo que la expresión de Erich Hartmann (rehecha a partir de una frase de Paul Valery) es bastante clarificadora cuando mencionó que “la guerra es un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan entre sí por la decisión de viejos que se conocen y se odian, pero que no se matan”.

Soldado americano en Vietnam. / Google

martes, 24 de junio de 2014

Jóvenes, Internet y Política: un nuevo estudio

No cabe duda de que en las últimas décadas las formas de participación política han ido cambiando en función de la desafección hacia las instituciones que parece estarse dando en las últimas generaciones, así como en desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Estas últimas, en especial Internet y las Redes Sociales, han estado detrás de los grandes movimientos de cambio político que hemos vivido en años recientes, como lo fue la paradigmática “Primavera Árabe” .

También estamos asistiendo a la generalización de herramientas de participación social y control político como lo son “Citysens" y "Qué hacen los diputados”, que incluso en su financiación se han beneficiado de la nueva realidad que nos proveen las TICs como lo son las plataformas de crowdfunding.

En este contexto encontramos especialmente relevante la última investigación del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, que la pasada semana nos hizo llegar Ignacio Calderón, director de la FAD.

Titulado “Jóvenes, Internet y Política” se trata de un trabajo exploratorio sobre el uso de Internet como nuevo espacio de participación política juvenil, paso previo a un proyecto más amplio de análisis sobre esta nueva realidad de información, movilización y acción política (que en palabras del propio Ignacio Calderón se prevé finalizar para 2015).
El tema adquiere gran relevancia ya que, como se observa, la gente joven (y no tan joven) está aprovechando todo el potencial que tiene Internet como nuevo espacio de relación e interacción, sin intermediarios, y está experimentando cómo se puede hacer política de otra manera.
Nos recuerda Buckingham que Internet difiere de otros medios de comunicación ya que “ofrece nuevas posibilidades de participación política, pues a diferencia de las viejas formas de comunicación y de participación, permite el anonimato, la instantaneidad, amplia la accesibilidad, posibilita la participación continuada, no requiere de intermediarios, puede ser igualitaria, multiplica las posibilidades de información, es de carácter internacional y permite un uso personalizado.”

Así este estudio preliminar además de analizar algunos grandes interrogantes (qué impulsa a los jóvenes a participar, qué causas comunes favorecen su participación,...) se busca “ver la influencia que está teniendo Internet en ese escenario de desencuentro con la política institucional y de surgimiento de nuevas coordenadas de acción colectiva”.

El estudio que incluye la opinión de varios expertos, cuenta con dos partes diferenciadas, una inicial donde se analizan la relación entre “Jóvenes y política" y una segunda que profundiza en “Internet y Política”.

Entre los datos que se destaca en la primera de las dos partes se encuentra la del bajo porcentaje de participación electoral de los jóvenes con respecto al resto de la población (así lo corroboran estudios como el del politólogo Robert Putnam).

Por ello resulta clave la ampliación del concepto “participación política” a prácticas no estrictamente institucionales como las distintas formas de protesta política, el consumo político, la objeción fiscal, la participación en organizaciones políticas no convencionales o el uso político de Internet.

La gran mayoría de los estudios concluyen que Internet no es más efectivo que los métodos tradicionales para implicar políticamente a los jóvenes desafectos, aunque resulta una gran herramienta con una gran efectividad para incrementar la movilización de aquéllos jóvenes que ya tienen un interés político.

En la segunda parte del estudio se destaca la falta de instrumentos participativos y deliberativos, así como la ausencia de mecanismos de control sobre las instituciones políticas formales y cómo Internet puede contribuir a la mejora esta realidad. Especial atención merece el siguiente cuadro.


En definitiva, las ansias de mayor democratización de nuestros sistemas políticos y de la participación de las personas jóvenes en la "Res Pública" en los próximos años pasan por la capitalización del potencial de Internet, que si bien hasta el momento habíamos tímidamente experimentado, en los próximos años va a tener presencia absoluta en nuestras vidas.

jueves, 19 de junio de 2014

Monarquía ¿pasado o presente?

El cambio es la norma que rige nuestros días. Se intuía, pero su materialización se ha producido al calor de las elecciones del pasado 25 de Mayo de 2014. El impulso a la regeneración democrática parece haberse plasmado a partes iguales entre la ciudadanía y las instituciones. Se han intensificado los discursos a favor de ir dando paso al  relevo generacional. Esto es algo que está quedando claro: fuerte ascenso electoral de la izquierda, relevo en la Secretaría General del PSOE acompañado de una convocatoria de primarias y por último la abdicación de la Corona a principios de Junio de este mismo año. Como afirma Joaquín Estefanía en un reciente artículo: “Cambia, todo cambia”. Esta centenaria institución se encuentra a las puertas de su mayor reto desde la Transición: legitimar su presencia y utilidad.

A lo largo de este post trataremos de conocer la opinión de la sociedad y en particular la de la juventud acerca de la monarquía, con el fin de realizar un mejor retrato del sentir de nuestra ciudadanía. Para terminar, me gustaría dedicar un apartado acerca de la posición de la monarquía respecto al empleo juvenil y algunas propuestas de innovación social.


Una encrucijada histórica
Este periodo histórico es especialmente complejo, el próximo monarca debe actuar en diversos frentes abiertos. Según estadísticas del INE, la institución monárquica obtiene una nota media de 7,48 en Diciembre de 1995, descendiendo hasta un 3,72 en Abril de 2014. No obstante el futuro monarca goza de un índice de aprobación cercano al 70% según la reciente encuesta realizada por Sigma-Dos. Esto se debe según la propia encuesta, a su amplia formación y a su imagen -cuidada con mimo- durante los últimos meses. En estas últimas fechas los principales titulares de los  periódicos de tirada nacional, lo han calificado como `Príncipe mejor preparado´ y han afirmado que representa una `garantía de futuro´.

Se prevé que el acto de proclamación y su discurso sean un fiel reflejo de las líneas a seguir durante su reinado, en el que según parece, no habrá referencias religiosas, y no se invitará al resto de casas reales de Europa. Esto representa un claro intento por adaptar la institución al Siglo XXI. No son pocos los retos a los que debe enfrentarse su reinado, que según parece será una institución más moderna y actualizada, una `monarquía 2.0´. Los más destacados son:

1) Una monarquía que debería basarse, tal y como señala el periodista Jesús Rodríguez, en la transparencia, la agilidad y en apostar por la presencia de más mujeres en los altos cargos de las empresas y organizaciones.

2) La promesa del futuro monarca de defender la unidad incorporando a su vez la diversidad del país. Según los analistas la buena o mala gestión de la unidad del país, marcará el devenir de la institución.

3) Por último, la inoperancia de una parte de la clase política y la atención mediática que generan algunos casos de corrupción, han hecho aflorar el mencionado término de  “Segunda Transición”. Según el prestigioso escritor y poeta José Manuel Caballero Bonald, hemos llegado a un punto en el que “la regeneración del país es inaplazable”. Este sería el último de los grandes retos que le esperan al futuro jefe del estado.

Es de vital importancia no perder de vista el apoyo de una parte de la sociedad a la celebración de un referéndum sobre el modelo de estado. Varias manifestaciones han expresado la necesidad de una consulta en las últimas semanas. La ciudadanía tiene multitud de inquietudes acerca de su  futuro, como se aprecia en un vídeo titulado “¿Qué le pides tú a Felipe VI?” en la versión digital de “El País”. Una pregunta queda en el aire tras la exposición de diversos datos y los principales retos, ¿la regeneración de la institución es suficiente o debe desaparecer?

Por eso, y por todo lo expuesto anteriormente me atrevo a plantear que nos encontramos ante una encrucijada histórica que marcará el futuro del país: seguir con la monarquía apostando por una “Segunda Transición” de la mano del futuro Rey o asumir el momento de cambio, prescindiendo de  esta institución.


Una apuesta por la juventud
Según una encuesta de Metroscopia publicada el 8 de Junio de 2014, los jóvenes de entre 18 y 34 años, preguntados acerca del respeto que les merece el Príncipe le otorgan una nota media de 6,9 sobre 10. Entre la juventud, se aprecia un gran desencanto hacia las instituciones, de las que los jóvenes esperamos un mayor compromiso para que se ponga freno a esta situación de desamparo. El empleo juvenil debe ser una garantía de futuro para cualquier país próspero. Por eso, es una obligación reactivarlo y fomentarlo a través de iniciativas reales y tangibles.

El futuro monarca apoyando el empleo juvenil. /NSF

Más allá de cómo se resuelva esta encrucijada, Felipe VI tiene aquí una oportunidad de oro para demostrar su interés por el empleo juvenil, por ejemplo apoyando a la reciente campaña lanzada por Fundación Novia Salcedo: Pegasus. Campaña que apuesta por declarar la “Década del Empleo Juvenil 2019-2028” para combatir el desempleo juvenil. Un proyecto que tiene como objetivo “generar un movimiento internacional de reflexión, pensamiento, debate y acción que aporte ideas, contenidos y soluciones consensuadas a la situación de desempleo o empleo no decente en la que viven cientos de millones de jóvenes en cientos de lugares en el mundo”. Quizá el apoyo a este tipo de iniciativas, pueda ser una vía para que el nuevo Rey legitime su papel en esta sociedad -en pleno siglo XXI- y se acerque así a los problemas que inquietan a la ciudadanía.

martes, 17 de junio de 2014

Con los ojos de una generación nueva

Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y directora de la Fundación amiga Étnor, reflexiona serenamente en las páginas de El País de 7 de junio sobre los últimos acontecimientos políticos que se han sucedido en España. Merece la pena dedicarle unos minutos.

En su opinión, el resultado de las elecciones europeas tendría que haber hecho saltar las alarmas en los grandes partidos y en las instituciones. El aumento de votos en partidos habitualmente minoritarios y el espectacular surgimiento de otros nuevos, son muestra de que buena parte de la ciudadanía experimenta una profunda insatisfacción. Porque ya no sólo se trata de manifestaciones y protestas en las calles o en las redes sociales, no, se trata de que un gran número de ciudadanos han expresado -en voto secreto- su rechazo a lo que se está haciendo tanto en la Unión Europea como en España.

Tomar buena nota del descontento y cambiar radicalmente el modo de actuar en cuestiones de justicia es la única salida legítima, destaca. Porque los ciudadanos han votado pensando en España y también en la Unión Europea. Han pensado en el sufrimiento de los inmigrantes, en la lacra del paro, en la pobreza de las familias y en el hambre infantil. Pero también han votado fijándose en el éxodo de miles de jóvenes, en los escándalos de corrupción, en los sueldos blindados millonarios, o en el hecho de que escuelas públicas no cierren en verano para que los niños puedan comer una vez al día. Y todo este conjunto de cosas ha llevado a muchos ciudadanos a optar por partidos que no han tenido la oportunidad de gestionar el poder político. El refrán "más vale malo conocido que bueno por conocer" no les ha convencido. Sin embargo sí han llegado a la convicción de que el voto útil no es el que refuerza lo que se está haciendo, sino el que permite iniciar nuevos caminos.

España necesita, en opinión de Adela Cortina, una realidad y un relato atractivos y seductores capaces de cautivar a las nuevas generaciones y a las que llevan ya a sus espaldas años de historia. Necesita ofrecer un proyecto de convivencia ilusionante, en el que merezca la pena participar de manera activa. Los protagonistas de este relato atractivo, no cabe duda, han de ser los ciudadanos que, en primer término, deberían ser los agentes y los beneficiarios de la vida democrática. También los partidos políticos han de aprender de la experiencia electoral: los mayoritarios a tomar como prioridad las necesidades y los derechos de las gentes; y los minoritarios, además de denunciar las lacras, tienen que hacer propuestas no sólo moralmente deseables, sino también realmente viables.

Y en una monarquía constitucional como la de este país, un protagonista del futuro y del relato es también el rey. El nuevo rey que recogerá la antorcha y que llevará a cabo ese recambio generacional. La trayectoria del nuevo rey, afortunadamente, lleva a confiar en que -con los ojos de una generación nueva- será un excelente cómplice de ciudadanos y políticos en la tarea de construir un país "que tenga por corazón la preocupación por la justicia y el sentido de la compasión" concluye Cortina.


viernes, 13 de junio de 2014

La Copa del Mundo y el desempleo juvenil; ¿Somos campeones?

Durante este mes se va a celebrar en Brasil el Mundial de fútbol, podríamos hablar sobre las consecuencias que ha provocado en el país, pero preferimos hablar de un tema que es realmente serio y del que desgraciadamente los países europeos –anótalo Platini- sí que se pueden declarar Campeones del Mundo: El desempleo juvenil.  El top 10 del ranking mundial lo establece la OIT, no la FIFA, por lo que podemos dar más validez a los datos.



En el décimo puesto nos encontramos con la tetracampeona mundial Italia. La situación para los jóvenes en el país transalpino se está reconduciendo paulatinamente pero las cifras aun así son desoladoras con un 39%.

En el noveno puesto nos encontramos con Mauritania (42%) que si bien su aparición en eventos deportivos es fugaz, su tasa de desempleo entre las nuevas generaciones es un fuera de juego en toda regla.

El octavo puesto está copado por la selección Serbia (49%). La situación para los jóvenes en la antigua Yugoslavia es trágica, incluso para sus vecinos croatas que con una tasa del 51.5% ocupan el sexto puesto. Ojalá la prensa croata se tomase tan enserio este asunto como la pena máxima que ayer le señaló el árbitro japonés durante el partido inaugural del mundial.

La séptima posición es para Libia con casi un 51%. Es curioso como uno de los territorios donde la primavera árabe –protagonizada en sus inicios por jóvenes- tuvo un impacto tremendo que incluso llegaron a los combates para derrocar a Gadafi. Pues bien, España les supera con creces…

En quinta posición nos encontramos con Macedonia (52.2%). Que si bien no tiene mucha tradición futbolística, al menos tiene el bochornoso ‘privilegio’ de ser quinta a nivel mundial de desempleo juvenil.

En cuarto lugar se sitúa Sudáfrica (53.6%), como campeona del desempleo juvenil en el continente africano, curiosamente uno de los más desarrollados de África.

A continuación el podio. Tras dos Eurocopa y un Mundial, España (57.3%) se ha asegurado el bronce muy cerca del subcampeonato. En caso de proclamarse campeones en Brasil, podrían destinar los 720.000 euros por persona que ganarán los jugadores a bajar alguna décima en la tasa de desempleo juvenil pues, no es para ir con la cabeza alta por el mundo con estas cifras.

Grecia (58.4%) ocupa el segundo puesto. La plata obtenida le ha valido grandes protestas al Primer Ministro griego. Parece ser que la Eurocopa obtenida hace algunos años les supo a poco

And the winner is… ¡Bosnia Herzegovina! (60.5%) Hacía tiempo que no se clasificaban para un Mundial, pero en desempleo juvenil su participación ha sido desgraciadamente constante.

Esperamos que para la próxima cita mundialista los países europeos no copen este ranking y que el desempleo entre los jóvenes brille por su ausencia. 

miércoles, 11 de junio de 2014

Nunca más

Un artículo de Txomin Bereciartua
Icaro Think-Tank de Novia Salcedo Fundación

El triunfo de extremismos antieuropeos y xenófobos en las elecciones del pasado domingo me ha hecho pensar una vez más que el ser humano no acaba de aprender y la historia se repite demasiadas veces para su mal.

Al leer en la prensa esta noticia, me he acordado de que, tras la guerra mundial, terminada el año dieciocho del pasado siglo, los mandatarios de las naciones vencedoras se dijeron Nunca más y el Presidente Wilson propuso al mundo su Plan “Catorce Puntos”, que garantizaría para siempre una era de paz. Pero aquellos gobernantes no fueron consecuentes, les faltó visión y capacidad de perdón y, ciegos ellos, olvidaron ese Plan allá en Versalles en una Conferencia, llamada de Paz, en la que impusieron a la vencida Alemania un duro armisticio firmado en condiciones draconianas que la dejó esquilmada.

Esa bofetada, unida a la depresión económica que vino al mundo tras el crack de la Bolsa en Nueva York, hizo que la República de Weimar, sucesora del Imperio,  no pudieran sacar al pueblo alemán de su miseria y éste pasó a buscar un salvador en Hitler, quien ganó elecciones en el treinta y dos y al año siguiente llegó a Canciller de Alemania entre el fervor entusiasta del pueblo. Y de aquellos polvos vinieron luego los lodos del nazismo, sus miserias y la guerra.

Terminó esta segunda guerra mundial y Europa salió a flote con el Plan Marshall y porque las naciones, antes enfrentadas, pasaron a unirse en una Comisión Europea germen de la actual UE, gracias a que sus gobernantes Adenauer, Monnet, De Gasperi y Schuman tuvieron grandeza de espíritu para sellar un nuevo Nunca más a cualquier guerra.

Ahora veo que la historia se repite. Vivimos momentos duros de una gestación  de la UE entres dolores de parto producidos por viejas e históricas añoranzas y querencias  de sus estados miembros y por los duros momentos de crisis en que el mundo vive. Es una situación que el ciudadano europeo medio aguanta entre evocaciones y recuerdos  de tiempos pasados y una dura falta de perspectivas de futuro. Y sufre porque ve que su vida es cada vez más dura y cae en desesperación de lo que se aprovechan agoreros de males y gentes con señuelos de inmediatas y fáciles salidas. Y cuando llegan elecciones, las gentes van y votan sus candidaturas, porque escuchan sus palabras y no acaban de ver la trampa que hay tras ellas, además de estar cansadas de esperar y esperar salidas.

Y los gobernantes de las naciones, entretanto, no han prestado atención al hecho y viven allá en las alturas en la ciudad alegre y confiada del mando donde priman sus propios intereses, mezcla de un simple atender a elecciones ya a las puertas, defensas a ultranza y como sea de su  economía propia, visiones acotadas por fronteras, miradas al tendido mientras los corruptos meten mano en la bolsa, reuniones y palabras, muchas palabras.

Por todo eso estalló la bomba el pasado domingo y estamos asustados mientras nos preguntamos inseguros ¿Seguirán quienes mandan en los pueblos con su actual ceguera? ¿Llegarán los malos guías a llevar a las gentes europeas a resucitar los enfrentamientos viejos? ¿Se romperá de nuevo el Nunca más frente a los roces y las guerras?.


Para que esta oración pase de interrogativa a afirmativa deberán surgir nuevos Padres de Europa de espíritu grande y visión amplia de estadistas, como aquellos fundadores de la actual Europa. Necesitamos guías y si no los hay habrá que formarlos. Habrá que tender entre instituciones y ciudadanos un puente de comunicación claro y eficaz que marque a fuego en tantas mentes olvidadizas lo grande que es superar fronteras y ser europeos. Habrá también que educar personas recias que, superando estos momentos duros que vivimos, acepten el reto de construir la nueva convivencia entre distintos hijos de la madre Europa.

viernes, 6 de junio de 2014

¿Unión Social Europea? (III)

El profesor de la Universidad de Lovaina, Frank Vandenbroucke, nos habla de una Unión Social Europea como clave de futuro. Un modelo que según el propio autor:

1) Apoye a los estados del bienestar de los países miembros en funciones básicas como la estabilización, a través de objetivos y estándares sociales.
2) Una unión de estados del bienestar, con un proyecto social claro.
3) Sus principales características son: la inversión en capital humano como objetivo principal para obtener resultados a largo plazo, un gran acuerdo sobre el salario mínimo, y la educación como inversión social prioritaria.

Esta Unión Social Europea puede ser una de las alternativas de futuro para la UE y más teniendo en cuenta, que recientemente la ciudadanía europea ha mostrado su desencanto hacia el modelo europeo actual. Parte de este desencanto y euroescepticismo ha desembocado en un buen puñado de votos para las formaciones de extrema derecha en algunos países de Europa.

En este último post acometeremos la Historia reciente del viejo continente y trataremos de descifrar el mensaje enviado por la ciudadanía a través de las elecciones.


Hacia una Unión real
Tras la aprobación del Tratado de Maastrich en 1992, se da una aceleración en el proceso de estrechar los lazos, profundizando en la unión política y poniendo en marcha medidas de corte social. Uno de los avances más destacados supone la aplicación del acuerdo Schengen en el año 1995. Este acuerdo se basa en la libre circulación de personas dentro de las fronteras de la Unión Europea. Algo insólito de pensar hace tan sólo 50 años recién concluida la Segunda Guerra Mundial. Esto respalda de forma manifiesta el proyecto de Unión entre europeos, se pasa de la teoría a la práctica.

Otro de los impulsos que se trataron dar, fue la fallida aprobación de la Constitución Europea en 2004, que proponía el establecimiento de una constitución aplicable en el conjunto de la Unión, la creación de un Ministro de Exteriores, y el establecimiento de un himno, el día de Europa (9 de Mayo), y un lema (Unidad de la diversidad). A pesar de los esfuerzos institucionales por sacar adelante este proyecto, no caló entre la ciudadanía, con importantes rechazos como el de Francia y Holanda. Por último, se aprueba el Tratado de Lisboa en 2007, que consiste en una reformulación de la Constitución Europea, omitiendo la referencia a los símbolos mencionados anteriormente.



El futuro está en juego
Completada la trayectoria histórica de Europa, se abre un periodo de incertidumbre para el viejo continente tras estas últimas elecciones del 25 de Mayo de la que se extraen 3 conclusiones.


Primera, estas han sido unas elecciones entendidas en clave nacional, y en la que los asuntos europeos han ocupado poco espacio. Debemos reparar en los datos de las elecciones para percatarse de esas ganas de hacer las cosas de otra manera, con el descenso  en España del bipartidismo (PP-PSOE) a mínimos históricos por debajo del 50% y el incremento de partidos como Izquierda Unida y Podemos, con 6 y 5 escaños respectivamente. Somos un conjunto de ciudadanos con capacidad de crítica, nuestro nivel de exigencia ha subido. Por eso es importante resaltar, que la gente no está en contra del proyecto Europeo, sino que una parte de la sociedad ha mostrado oposición al modelo de austeridad que se está estableciendo. Quizá lo más preocupante sea que el discurso simplista de la extrema derecha, haya servido para convencer a una población desencantada con la clase política. Este punto de vista  ha sido precisamente el que ha propuesto el Frente Nacional francés, apostando por un ambiguo e inquietante mensaje: “destruir la UE, no Europa”.



Segunda, la juventud exige cambios. Unos comicios que según analistas como Ernesto Ekaizer, han dejado claro que los jóvenes abogamos por un cambio en la forma de entender la política, que tiene que estar fundamentada en la participación. Los jóvenes hemos votado por una renovación e impulso de la democracia que apunta hacia el hipotético modelo de la Unión Social Europea. Los partidos que apuestan por este modelo de una Europa más social parecen haber ganado adeptos entre sus filas, sobre todo jóvenes (como afirma Iñaki Gabilondo en su blog "La Voz de Iñaki", el 29 de mayo de 2014). Somos la generación mejor preparada, no nos conformamos con la vieja guardia democrática conformada por el bipartidismo.


Joven descontenta con la situación actual. /Ethic

Tercera y última, hay que poner de manifiesto que se debe evitar la mala gestión en época de crisis. Una crisis tan grave como la que estamos padeciendo, divide a la sociedad, aumenta las diferencias entre ricos y necesitados. La clase media de una sociedad es un indicador fiable de la salud democrática de cualquier país como bien afirma el prestigioso catedrático en Historia Económica, Josep Fontana. Por eso, es vital fortalecerla para garantizar un próspero futuro.

Por todo ello, es importante tener en cuenta la opinión de los ciudadanos y en particular la de la juventud, que iría en la dirección de la mencionada “Unión Social Europea”.

miércoles, 4 de junio de 2014

Emprender para mejorar el Medio Ambiente - El ejemplo del joven Boyan Slat

El 5 de Junio se celebra el Día Internacional del Medio Ambiente. Es uno de los días mundiales más importantes. El Medio Ambiente tiene muchas facetas y está en todos los ámbitos, el aire, la tierra y el mar. Y hay multitud de maneras de estropearlo. Por lo tanto, restaurarlo y mejorarlo es un campo de actividades inagotable para emprendedores.

Acabo de leer en la página web de la Televisión Flamenca la historia excepcional de un  joven emprendedor holandés, estudiante en la Universidad Tecnológica de Delft, Boyan Slat. Y pensé que este es el día idóneo para contarla aquí.

Boyan tenía 16 años cuando, buceando en el mar en Grecia, encontró más plástico que peces, y se preguntaba si no había manera de limpiar esto. Millones de toneladas de plástico están contaminando los mares y océanos, y matan cada año a más de un millón de aves acuáticas y unos cien mil mamíferos marinos. Impactan en la salud humana y causan daños económicos por miles de millones de euros. Hasta ahora se consideraba una tarea imposible limpiar el océano. Es tan extenso…


Pero Boyan no paraba de pensar en alguna solución, hasta que se le ocurrió una idea. Se preguntaba a sí mismo: Por qué moverte al océano, cuando el océano se puede mover hacía ti. (Lo contrario del refrán “Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña”). En lugar de gastar energía para ir a recoger el plástico, podrías esperar a que el plástico viniese hacía ti. Y Boyan pensaba que un conjunto de barreras en la superficie podría recoger y concentrar los restos y que una plataforma podría después extraerlos de manera eficiente, aprovechándose de las corrientes en el océano, y sin que afectara a la vida marina bajo el nivel del agua.

Siendo aún estudiante de educación secundaria Boyan decidió dedicar medio año a investigar la contaminación por los plásticos y los problemas para la limpieza. Al final, a sus 17 años, tuvo la ocasión de presentar su concepto de limpieza en TEDxDelft 2012, una organización sin fin de lucro que organiza conferencias para dar a conocer ideas que merecen la pena. El mismo año su concepto recibió el premio de Mejor Diseño Técnico en la Universidad de Tecnología de Delft. Recibió algún otro premio y fue reconocido como uno de los 20 jóvenes emprendedores más prometedores del mundo por Intel Eye50.


En 2013 se fundó The Ocean Cleanup (La Limpieza del Océano), una fundación enfocada al desarrollo de tecnologías para extraer, prevenir e interceptar la contaminación por el plástico. Boyan lidera actualmente un equipo de unos 100 voluntarios, y ha interrumpido momentáneamente sus estudios de ingeniería aeroespacial para dedicar todos sus esfuerzos y concentrarse totalmente en este proyecto. En su equipo hay personas comprometidas con la investigación en áreas tan diversas como la ingeniería, la oceanografía física, la ecología, las finanzas, las leyes marítimas, el procesamiento y el reciclaje.

Gracias al crowdfunding, el soporte de empresas y de individuos, se pudo terminar con éxito un estudio de viabilidad técnica y económica, que demostró que puede ser un método factible y viable para eliminar casi la mitad del plástico del vertedero del Océano Pacífico en 10 años.

El pasado 3 de junio, Boyan, que ahora tiene 19 años, hizo público los resultados del estudio.


Sin embargo, el trabajo no ha terminado y el proyecto entra en una fase crucial en la que hay que hacer ensayos a mayor escala y en una instalación piloto operacional. Pero esto necesitará tiempo y dinero. Necesitan 2 millones de dólares, que podrían conseguir si 332.062 personas donaran al menos 6,21 dólares. Para empezar han lanzado un concurso de diseño de una camiseta del proyecto.



Boyan Slat es el ejemplo de un emprendedor entusiasta, con ideas, con iniciativa, inquieto y con perseverancia y con la ilusión puesta en su trabajo arropado por un equipo para conseguir su objetivo: mejorar el medio ambiente. Aparte de esto espera terminar sus estudios de ingeniería espacial en el 2017. Y se supone que además seguirá buceando…

Videojuegos: ¿por qué no unir pasión y vocación?

Recientemente hemos tenido conocimiento de la aparición del primer “Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuego”, un informe de la Asociación Española de Empresas desarrolladoras de videojuegos (DEV) que analiza los datos económicos del sector, tanto en volumen de negocio actual como en las cifras de su potencial a futuro que maneja.

En función de estos resultados queremos hacernos hueco hoy en nuestro Blog con el objetivo de dibujar el panorama de uno de los sectores que más empleo puede crear en los próximos años, y que se configura como un nicho de empleo para jóvenes. En palabras de la DEV “Se trata de una industria con excelentes oportunidades de negocio y amplias posibilidades de creación de empleo, al configurarse como una industria joven, innovadora y con vocación global”.

A nivel internacional el sector del videojuego es la industria tecnológica con mayor proyección de crecimiento. El mercado mundial de videojuegos alcanzó en 2012 los 66.300 millones de dólares y se prevé que el sector crezca en el periodo 2012-2016 a un ritmo anual del 6,7%, situándose en 2016 en los 86.100 millones de dólares.

En el caso estatal el sector del videojuego engloba un número aproximado de 330 empresas (de éstas el 6,8% en Euskadi), cuyo crecimiento se sitúa en el 17%.

Un mercado en el que constantemente están apareciendo nichos de empleo. Si en el pasado (y el presente) los desarrolladores ocupan un porcentaje muy importante de la generación de empleo, la irrupción de Internet como canal de distribución está facilitando la aparición de nuevos puestos como los gestores de tiendas on-line de aplicaciones, localizadores y dinamizadores, community managers, …

Los datos que nos aportan la DEV son claros: “Las empresas españolas de videojuegos daban empleo directo en 2013 a 2.630 personas. Si consideramos también el empleo indirecto, la cifra de empleados vinculados al sector se sitúa en los 4.292 profesionales. En un entorno de destrucción generalizada de empleo, el sector de los videojuegos ha logrado en 2013 incrementar el número de empleados un 29%, convirtiéndose en uno de los pocos sectores productivos que ha conseguido generar nuevos puestos de trabajo”. Además en este sector el 65% de los contratos tiene carácter indefinido.

A tenor de lo que se muestra en ese informe es un sector que acoge a las nuevas generaciones: el 90% cuenta con estudios medios o superiores y un 45% menos de 30 años.

Un aspecto importante que señala este informe es que el desarrollo del sector va más allá de la tradicional visión del videojuego en su dimensión lúdica tras la irrupción de los “serious games”. “Los juegos serios son aquéllos que se utilizan con fines distintos al entretenimiento y que se aplican en diversas áreas como la educación, la defensa, la medicina, la salud, la seguridad laboral, el activismo, la cultura y la inclusión. Cada vez más colectivos utilizan el juego como elemento de aprendizaje o entrenamiento.”

Así mismo la Gamificación se postula como otra de las grandes áreas de crecimiento del sector. Esta área surge de la idea de “intentar utilizar el potencial motivador intrínseco observado en los videojuegos, transfiriéndolo a otras actividades no relacionadas con este ámbito.” Por ejemplo el mundo empresarial, los RRHH, la educación,…




En cuanto a los perfiles profesionales asociados al sector, estos son agrupados en 6 categorías:

   DISEÑO: Diseñador de videojuegos, diseñador 3D, diseñador gráfico, desarrollador de personajes.

ANIMACIÓN: Animador 3D, técnico layout, técnico de iluminación, técnico de estereoscopia, técnico de efectos visuales.

DESARROLLO DE SOFTWARE: programador, técnico Rigger, técnico Render, Desarrollo de aplicaciones, Técnico de testeo, Ingeniero de pruebas.

DIRECCIÓN DE PROYECTOS: Director de arte, Productor, Responsable estrategia digital, jefe de producto, responsable de inteligencia de negocio.

MARKETING Y DISTRIBUCIÓN: Responsable de licencias, director de comunicación, director de marketing, community manager, growth hacker.

OTROS: Compositor de música, especialista en posicionamiento on-line, especialista en IP, responsable de monetización, administración.

Los autores de este informe destacan el sorprendente dato de que un 63,3% de las empresas expresan dificultades para encontrar perfiles adecuados en el mercado laboral español.

A nivel Euskadi, en nuestra comunidad contamos con Basquegame, asociación de empresas de este sector, cuyo objetivo es tanto representar los intereses económicos del mismo como potenciar el talento existente en este campo. Entre sus servicios se encuentra la formación de profesionales.

Así mismo también es este ámbito nos encontramos con DIGIPEN Institute of technology, pionero en la formación de profesionales del videojuego.


Ambas organizaciones pueden ser un buen punto de información para todos aquéllos interesados en desarrollar un proyecto profesional en este campo, ya que si te gustan los videojuegos, ¿por qué no hacer de tu pasión una vocación?