miércoles, 19 de noviembre de 2014

El Plan del G20 para la recuperación económica y del empleo

Al término de su reunión en Brisbane, Australia, los días 15 y 16 de noviembre, los líderes del G20 han emitido un comunicado de prensa con 21 puntos de intenciones para  actuar juntos con el fin de aumentar el crecimiento y crear puestos de trabajo, construir una economía global más fuerte y más resistente, y fortalecer las instituciones globales. 



Teniendo en cuenta el interés del documento, me he tomado la “molestia” de traducirlo íntegramente al castellano. (En realidad no es ninguna molestia porque me sirve para mantener mis conocimientos del inglés. Para mantener un idioma hay que practicarlo, sino no sirve para nada haberlo aprendido) 

Esta iniciativa sale de los líderes políticos más importantes del mundo. Pero no esperemos que ellos solos nos resuelvan la papeleta. La palabra “colaboración” aparece varias veces. Sin la participación del sector privado (empresas financieras, productivas y de servicios) ni de la propia sociedad, de cada uno de sus individuos y de las organizaciones no lucrativas que los representan, todo esto puede ser papel mojado. 

Es un poco largo para un artículo en un blog pero no hay más remedio que enterarse de lo que se espera de todos.  

Los 21 puntos del comunicado: 

1.- Aumentar el crecimiento global para conseguir mejores estándares de vida y empleos de calidad para las personas en todo el mundo es nuestra primera prioridad.  Nos complace ver un crecimiento más fuerte en algunas economías clave. Pero la recuperación global es lenta, irregular y no está creando los puestos de trabajo necesarios. La economía global está siendo frenada por un déficit de la demanda, mientras que afrontar las limitaciones de suministro es clave para elevar el crecimiento potencial. Los riesgos persisten, incluso en los mercados financieros y debido a las tensiones geopolíticas. Nos comprometemos a trabajar conjuntamente para elevar el crecimiento, aumentar la capacidad de recuperación económica y el fortalecimiento de las instituciones globales. 

2.- Estamos decididos a superar estos retos y redoblar nuestros esfuerzos para lograr un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado, y para crear puestos de trabajo. Estamos implementando reformas estructurales para aumentar el crecimiento y la actividad del sector privado, reconociendo que mercados que funcionan bien apuntalan la prosperidad. Aseguraremos que nuestras políticas macroeconómicas sean apropiadas para apoyar el crecimiento, fortalecer la demanda y promover el reequilibrio global. Continuaremos implementando estrategias fiscales con flexibilidad, teniendo en cuenta las condiciones económicas a corto plazo, poniendo al mismo tiempo la deuda como una proporción del PIB en una senda sostenible. Nuestras autoridades monetarias se han comprometido a apoyar la recuperación y hacer frente a las presiones deflacionarias cuando sea necesario, de conformidad con sus mandatos. Vamos a ser conscientes de los impactos globales de nuestras políticas y cooperar para manejar los efectos secundarios. Estamos dispuestos a utilizar todos los instrumentos de política para apuntalar la confianza y la recuperación.

3. - Este año nos propusimos una meta ambiciosa para elevar el PIB del G-20 por lo menos en un dos por ciento adicional en 2018. El análisis por el FMI y la OCDE indica que nuestros compromisos, de aplicarse plenamente, darán lugar a un 2,1 por ciento. Esto agregará más de 2 millones de millones  de dólares a la economía global y crear millones de puestos de trabajo. Nuestras medidas para elevar la inversión, aumentar el comercio y la competencia, y aumentar el empleo, junto con nuestras políticas macroeconómicas, apoyarán el desarrollo y el crecimiento inclusivo, y ayudarán a reducir la desigualdad y la pobreza.

4. - Nuestras acciones para impulsar el crecimiento y crear empleos de calidad se establecen en el
Plan de Acción de Brisbane y en nuestras estrategias de crecimiento comprensivas. Haremos un seguimiento y nos comprometeremos los unos con los otros para dar cuenta de la implementación de nuestros compromisos, y del progreso real hacia nuestra ambición de crecimiento, informados por el análisis de las organizaciones internacionales. Nos aseguraremos en nuestra próxima reunión de que nuestras estrategias de crecimiento continúen dando progresos y revisaremos los avances en nuestra próxima reunión. 

5. - Hacer frente a los déficits globales de inversión e infraestructura es crucial para aumentar el crecimiento, la creación de empleo y la productividad. Apoyamos la Iniciativa Global de Infraestructura, un programa de trabajo plurianual para levantar una inversión en infraestructura pública y privada de calidad. Nuestras estrategias de crecimiento contienen las principales iniciativas de inversión, incluyendo acciones para fortalecer la inversión pública y mejorar clima interno de inversión y financiamiento, lo cual es esencial para atraer nueva financiación del sector privado para la inversión. Hemos acordado un conjunto de prácticas voluntarias destacadas para promover y priorizar las inversiones de calidad, sobre todo en infraestructura. Para ayudar a emparejar los inversores con los proyectos, vamos a abordar las lagunas de datos y mejorar la información sobre los conductos de proyectos. Estamos trabajando para facilitar la financiación a largo plazo de los inversores institucionales y animar fuentes del mercado de financiación, incluida la puesta en seguridad transparente, en particular para las pequeñas y medianas empresas. Vamos a seguir trabajando con los bancos de desarrollo multilaterales, y alentar a los bancos de desarrollo nacionales, en optimizar el uso de sus balances para proporcionar préstamos adicionales y garantizar que nuestro trabajo sobre la infraestructura beneficie a los países de bajos ingresos. 

6.- Para apoyar la implementación de la Iniciativa, estamos de acuerdo en establecer un Núcleo Global de Infraestructura con un mandato de cuatro años. El Núcleo contribuirá al desarrollo de una plataforma y una red de intercambio de conocimientos entre los gobiernos, el sector privado, bancos de desarrollo y otras organizaciones internacionales. El Núcleo fomentará la colaboración entre estos grupos para mejorar el funcionamiento y la financiación de los mercados de infraestructura. 

7.- Para reforzar la infraestructura y atraer más inversión del sector privado en los países en desarrollo, nos complace el lanzamiento del Fondo para la Infraestructura Global del Grupo del Banco Mundial, que complementará nuestro trabajo. Apoyamos iniciativas similares de otros bancos de desarrollo y la cooperación continua entre ellos. 

8.- El Comercio y la competencia son poderosos motores del crecimiento, del aumento de los niveles de vida y de la creación de empleo. En el mundo de hoy no nos limitamos a comercializar productos finales. Trabajamos juntos para hacer cosas mediante la importación y exportación de componentes y servicios. Necesitamos políticas que aprovechan al máximo de las cadenas globales de valor y fomenten una mayor participación y valor añadido de los países en desarrollo. Nuestras estrategias de crecimiento incluyen reformas para facilitar el comercio mediante la reducción de costes, la simplificación de los procedimientos aduaneros, la reducción de las cargas regulatorias y el fortalecimiento de los servicios que habiliten el comercio. Estamos promoviendo la competencia, el emprendimiento y la innovación, entre otras mediante la reducción de las barreras a los nuevos operadores de negocios y a la inversión. Nos reafirmamos en nuestros compromisos de siempre y anteriores para resistir al proteccionismo. 

9.- Nuestras actuaciones para aumentar la inversión, el comercio y la competición producirán empleos de calidad. Pero debemos hacer más para afrontar el desempleo, aumentar la participación y crear empleos de calidad. Nos hemos puesto de acuerdo sobre el objetivo de reducir la brecha en las tasas de participación entre hombres y mujeres en nuestros países en un 25 por ciento en 2025, teniendo en cuenta las circunstancias nacionales, con el fin de traer más de 100 millones de mujeres al trabajo, de aumentar de forma significativa el crecimiento global y de reducir la pobreza y la desigualdad. 

10.- Estamos fuertemente comprometidos a reducir el desempleo juvenil, que es inaceptablemente alto, actuando para asegurar que los jóvenes estén en la educación, en la formación o en el empleo. Nuestros Planes de Empleo incluyen inversiones en el aprendizaje, la educación y la formación, e incentivos para la contratación de jóvenes y para alentar el emprendimiento. Seguimos centrados en hacer frente a la informalidad, así como al desempleo estructural y de larga duración, reforzando los mercados laborales y disponiendo de sistemas apropiados de protección social. Mejorar la seguridad y la salud en el puesto de trabajo es una prioridad. Pedimos a nuestros ministros del trabajo y del empleo, con el apoyo de un Grupo de Trabajo del Empleo, de reportarnos en 2015.

11.- Estamos comprometidos con la erradicación de la pobreza y con el desarrollo, y en asegurar que nuestras actuaciones contribuyan a un crecimiento inclusivo y sostenible en los países con bajos ingresos y en desarrollo. Nos comprometemos a tomar fuertes medidas prácticas para reducir el coste medio global de la transferencia de las remesas hasta cinco por ciento y a reforzar la inclusión financiera como una prioridad. El Marco de la Seguridad de la Alimentación y de la Nutrición del G20 reforzará el crecimiento aumentando la inversión en sistemas de alimentación, elevando la productividad para expandir el suministro de alimentos y aumentando los salarios u los empleos de calidad. Soportamos los esfuerzos en las Naciones Unidas para acordar una agenda ambiciosa de desarrollo post-2015. El G20 contribuirá reforzando el crecimiento económico y la capacidad de adaptación. 

12.- Reforzar la capacidad de adaptación de la economía global y la estabilidad del sistema financiero son cruciales para sostener el crecimiento y el desarrollo. Hemos entregado los aspectos clave de los compromisos básicos que hicimos en respuesta a la crisis financiera. Nuestras reformas para mejorar la posición del capital y la liquidez de los bancos y para hacer que los mercados de derivados más seguros, reducirán los riesgos en el sistema financiero. Aplaudimos la propuesta de la Junta de Estabilidad Financiera (FSB), expuesta en el anexo, de exigir a los bancos globales de importancia sistémica para mantener la capacidad de absorción de pérdidas adicionales para proteger aún más a los contribuyentes si estos bancos fallan. Se ha avanzado en la entrega del marco bancario en la sombra y refrendamos una hoja de ruta actualizada para seguir trabajando. Hemos acordado medidas para amortiguar los canales de riesgo entre los bancos y entidades no bancarias. Pero sigue pendiente trabajo crítico para construir un sistema financiero más fuerte y más resistente. La tarea ahora es finalizar elementos restantes de nuestro marco político y de aplicar plenamente las reformas de regulación financiera acordadas, sin dejar de ser atentos a los nuevos riesgos. Hacemos un llamado a las autoridades de reglamentación para hacer más progresos concretos en la rápida aplicación de las reformas derivadas acordadas por el G-20. Animamos a las jurisdicciones de diferir el uno al otro cuando se justifique, en línea con la Declaración de San Petersburgo. Damos la bienvenida a los planes de la FSB para informar sobre la aplicación y los efectos de estas reformas, y las futuras prioridades de la FSB. Aplaudimos los progresos realizados para reforzar el orden y la previsibilidad del proceso de reestructuración de la deuda soberana. 

13.- Estamos tomando acción para asegurar la justicia del sistema internacional de impuestos y de las bases seguras de ingresos de los países. Los beneficios deben tener impuestos donde las actividades económicas que dan lugar a estos beneficios se realicen y donde se crea el valor. Aplaudimos el progreso significativo del Plan de Acción de la Erosión de la Base y del Cambio del Beneficio (BEPS) para modernizar las reglas internacionales de impuestos. Estamos comprometidos en finalizar este trabajo en 2015, incluyendo la transparencia de los reglamentos específicos de los que pagan impuestos, que se revelaron como prácticas nocivas. Aplaudimos los progresos realizados en materia de fiscalidad de las cajas de patentes. Para prevenir la evasión transfronteriza de impuestos, respaldamos el Estándar Común de Información para el intercambio automático de la información de los impuestos (AEOI) sobre una base de reciprocidad. Empezaremos con el intercambio de información de forma automática entre nosotros y con otros países en 2017 o a finales de 2018, dependiendo de la compleción de los necesarios procedimientos legislativos. Aplaudimos los compromisos de los centros financieros para hacer lo mismo y hacemos un llamamiento a todos de unirse a nosotros. Aplaudimos una implicación más profunda de los países en desarrollo en el proyecto BEPS para afrontar sus preocupaciones. Trabajaremos con ellos para construir su capacidad de administración de los impuestos y para implementar el AEOI. Aplaudimos la colaboración continuada de nuestras autoridades de impuestos en las actividades de cumplimiento transfronterizo. 

14.- Apoyamos el Plan de Acción Anticorrupción 2015-16 G20 que apoyará el crecimiento y la capacidad de recuperación. Nuestras acciones están construyendo cooperación y redes, incluyendo las que deben mejorar la asistencia jurídica mutua, la recuperación del proceder de la corrupción y la negación del refugio seguro a funcionarios corruptos. Nos comprometemos a mejorar la transparencia de los sectores público y privado, y del usufructuario mediante la aplicación de los Principios del G-20 de alto nivel sobre la Transparencia de la Titularidad. 

15.- El G20 debe estar en la primera línea para ayudar en afrontar los retos económicos globales. Las instituciones globales deben ser efectivas y representativas, y reflejar el cambio de la economía mundial. Aplaudimos la creciente representación de las economías emergentes en el FSB y otras acciones para mantener su efectividad. Estamos comprometidos en mantener un fuerte Fondo Monetario Internacional (IMF), basado en cuotas y con recursos adecuados. Reafirmamos nuestro compromiso en San Petersburgo y a la luz de esto estamos profundamente decepcionados con el retraso continuado en el progreso de las cuotas del FMI y de las reformas de gobernanza acordadas en 2010 y la 15ª Revisión General de Cuotas, incluyendo una nueva fórmula de cuotas. La aplicación de las reformas 2010 sigue siendo nuestra máxima prioridad para el FMI e instamos a los Estados Unidos para ratificarlos. Si esto no sucede a fin de año, le pedimos al FMI proceder a partir de su trabajo actual y estar preparado con opciones para los siguientes pasos.

16.- Necesitamos un fuerte sistema de comercio en una economía global abierta para impulsar el crecimiento y generar empleo. Para ayudar a las empresas a hacer el mejor uso de los acuerdos comerciales, trabajaremos para asegurar que nuestros acuerdos bilaterales, regionales y plurilaterales se complementen entre sí, sean transparentes y contribuyan a un sistema multilateral de comercio más fuerte bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Estas reglas siguen siendo la columna vertebral del sistema de comercio mundial que se ha entregado la prosperidad económica. Una OMC sólido y eficaz que responda a los retos actuales y futuros es esencial. Acogemos con beneplácito el avance entre los Estados Unidos y la India que ayudará a la plena y pronta aplicación del Acuerdo de Facilitación del Comercio e incluye disposiciones relativas a la seguridad alimentaria. Nos comprometemos a poner en práctica todos los elementos del paquete de Bali y definir rápidamente un programa de trabajo de la OMC sobre las cuestiones pendientes de la Agenda de Doha para el Desarrollo para conseguir negociaciones de nuevo en marcha. Esto será importante para restaurar la confianza y la confianza en el sistema multilateral de comercio. Nos pusimos de acuerdo para discutir maneras de hacer que el sistema funcione mejor cuando nos reunamos el próximo año. Vamos a seguir prestando ayuda para el comercio a los países en desarrollo que necesitan asistencia. Estas reglas siguen siendo la columna vertebral del sistema de comercio global que se ha producido la prosperidad económica. Una OMC sólido y eficaz que responda a los retos actuales y futuros es esencial. 

17.- Una mayor colaboración en la energía es una prioridad. Los mercados globales de la energía están sufriendo una transformación significante. Mercados energéticos fuertes y resistentes son críticos para el crecimiento económico. Hoy suscribimos los Principios del G-20 sobre la Colaboración en materia de la Energía. Pedimos a nuestros ministros de la energía a reunirse e informarnos en 2015 sobre las opciones para sacar adelante este trabajo. El gas es una fuente de energía cada vez más importante y trabajaremos para mejorar el funcionamiento de los mercados de gas. 

18.- Mejorar la eficiencia energética es una vía efectiva en coste para afrontar las demandas de crecimiento y desarrollo sostenibles. Reduce los costes de las empresas y de los hogares. Hemos acordado un Plan de Acción para la Colaboración Voluntaria en la Eficiencia Energética, incluyendo nuevos trabajos sobre la eficiencia y resultados de emisiones de los vehículos, en particular de vehículos pesados; dispositivos en red; edificios; procesos industriales; generación eléctrica; así como trabajos para la financiación de la eficiencia energética. Reiteramos nuestro compromiso de racionalizar y eliminar gradualmente los subsidios ineficientes de combustibles fósiles que animan al consumo despilfarrado, reconociendo la necesidad de soportar a los pobres. 

19.- Apoyamos la acción fuerte y efectiva para afrontar el cambio climático. Siendo consistentes con el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) y sus resultados acordados, nuestras acciones soportarán el desarrollo sostenible, el crecimiento económico, y la seguridad para los negocios y la inversión. Trabajaremos juntos para adoptar con éxito un protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal bajo el UNFCCC que puede aplicarse a todas las partes en la 21 Conferencia de las Partes (COP21) en Paris en 2015. Animamos a las partes que están dispuestas a comunicar sus determinadas contribuciones previstas a nivel nacional mucho antes de la COP21 (el primer trimestre de 2015 para las partes dispuestas a hacerlo). Reafirmamos nuestro soporte para movilizar las finanzas para la adaptación y mitigación, tales como el Fondo para el Clima Verde. 

20.- Estamos profundamente preocupados por el impacto económico del brote de Ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leone. Apoyamos la urgente y coordinada respuesta internacional y nos hemos comprometido hacer todo lo que podemos para contener y responder a esta crisis. Hacemos una llamada a las instituciones financieras internacionales a ayudar a los países afectados para hacer frente a los impactos económicos de esta y otras crisis humanitarias, incluyendo el Oriente Medio. 

21.- Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de elevar el crecimiento económico, de apoyar la creación de empleo, de promover el desarrollo y de fomentar la confianza global. Agradecemos a Australia su liderazgo este año. Esperamos trabajar juntos en 2015 bajo la presidencia de Turquía y discutir sobre el progreso en nuestra próxima reunión en Antalya los 15-16 de Noviembre 2015. También esperamos con interés reunirnos en China en 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada