jueves, 16 de octubre de 2014

La Comisión Europea está decidida a combatir el empleo clandestino

La Comisión para los Asuntos de Empleo, Política social, Salud y Consumidores (EPSCO: Employment, Social Policy, Health and Consumer Affairs), compuesta por los ministros del empleo, la protección social, la protección de los consumidores, la salud y oportunidades iguales, ya convinieron en un planteamiento general  para luchar contra la lacra del desempleo juvenil y se están aplicando ya una serie de medidas concretas para ayudar a los jóvenes europeos a volver a introducirse en el mercado del trabajo o a reanudar su educación.

Por otra parte existe el empleo clandestino, o no declarado, que la comisión define como “cualquier actividad remunerada que son legales por su naturaleza pero que no son declaradas a las autoridades públicas, tomando en consideración las diferencias en los sistemas regulatorios de los Estados Miembros”. Por lo tanto se excluye de esta definición cualquier actividad ilegal. El empleo no declarado, aparte de falsificar el número de desempleados, es perjudicial para el propio empleado, porque carece de los beneficios y derechos sociales que los otros trabajadores tienen.

(La imagen: portada de una película de 1982 sobre cuatro polacos que llegan a Inglaterra con un visado turístico de un mes para reakizar un trabajo de dos meses)

En un comunicado de prensa de hoy, el citado Consejo EPSCO ha acordado una aproximación general a una decisión de establecer una Plataforma para mejorar la cooperación a nivel de la UE para prevenir y desterrar de forma más efectiva el trabajo no declarado. Sobre este tema, el Presidente de este Consejo, el ministro italiano Giuliano Poletti declaró: “El trabajo no declarado representa desafortunadamente un fenómeno muy expandido, que tiene un impacto negativo en los trabajadores, las empresas y los gobiernos. Estoy feliz que durante la presidencia italiana el Consejo haya llegado a un acuerdo sobre la propuesta de establecer una Plataforma Europea para abordar el trabajo no declarado.”

La cooperación entre los Estados Miembros es actualmente bastante pobre, tanto con respecto a los estados que se involucran como en los asuntos específicos. No existe un mecanismo formal para esta cooperación transfronteriza para afrontarse de una forma comprensiva a los asuntos del trabajo no declarado.

Las tareas de esta Plataforma incluirán el análisis de las medidas políticas tomadas hasta ahora, desarrollar bancos de conocimiento de estas medidas, y desarrollar herramienta y manuales para la cooperación entre los países miembros.

La Plataforma involucrará a los interlocutores sociales a nivel de la UE, tanto en el trabajo no declarado en toda la industria como en sectores más afectados por el trabajo no declarado, y cooperará con organizaciones internacionales relevantes, tales como la Organización Internacional del Trabajo y las agencias descentralizadas de la UE, en particular el Fondo Europeo y la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.


Se trabajara sobre la base de programas de dos años, definiendo las tareas detalladas que cubran todos los aspectos relativos al trabajo no declarado, tales como la legislación laboral, las inspecciones laborales, la salud y la seguridad, la seguridad social, los impuestos y la migración. Reportará de forma regular al Parlamento Europeo y al Consejo sobre sus actividades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada