lunes, 1 de septiembre de 2014

¿Es prioritario para la clase política europea la situación de los jóvenes?

El pasado 16 de julio tuvo lugar en el Parlamento de Estrasburgo una de las primeras sesiones tras el resultado electoral del último mes de mayo.  Era un día realmente intenso a lo que el debate político se refiere, con temas candentes como  la situación que atraviesa Ucrania o la escalada de violencia en Irak, Israel y Palestina. Pero además, dentro del orden del día, se encontraba uno de los temas en los que Europa sí que se está jugando mucho;  la dramática situación de los jóvenes europeos con respecto al empleo.
El lector puede estar pensando que ante un debate de esta envergadura la cámara que acogía a los eurodiputados estaría llena y que los debates serían de calidad. Pues bien, la verdad es bien distinta y la euro cámara hizo honor al apodo de ‘cementerio de elefantes’ pues es notorio que muchos políticos de cierta edad acaban ahí y, en muchas ocasiones se ausentan sin una razón de peso. Me atrevo a decir que el aforo no superaba el 20% de su capacidad. Una vergüenza en los tiempos que corren con más de 5.5 millones de jóvenes desempleados en Europa. Una cifra y un problema que es de extrema gravedad para el futuro del viejo continente. 
El Europarlamento prácticamente vacío. / Youtube

A pesar de lo expuesto, he de resaltar que los eurodiputados españoles fueron bastante activos en torno a este tema. Obviamente el 58% de paro juvenil que se registra en España está muy relacionado con su participación. A lo largo de sus turnos recalcaron la insuficiencia de la Garantía Juvenil, no sólo por la cantidad de los fondos destinados, si no también, en su modo de implantación en los diferentes Estados miembro. El eurodiputado socialista Javier López denunció que "desgraciadamente en España creemos que se hará un uso fraudulento de los fondos usándolos en bonificaciones para la contratación pública. Algo que sabemos que no funciona". El parlamentario del PSC pidió "respuestas de envergadura para el problema del paro juvenil" que está "obligando", señaló, a la "inmigración forzosa de toda una generación".

Ernest Urtasun (ICV) se dirigió a Andor para cuestionarle qué piensa hacer "ante la mala utilización que de la iniciativa juvenil llevan a cabo los Estados miembros". "En algunos países como el mío la aplicación es un desastre y el dinero va a bonificaciones fiscales que sabemos que no funcionan", dijo. Pero sin duda, el más crítico fue Pablo Iglesias mencionando que "las políticas de austeridad patrocinadas por la Comisión Europea se han traducido para los jóvenes del Sur de Europa en precariedad e inmigración (…) Es una imagen muy dura ver a jóvenes del sur poner copas a los del norte", señaló el líder de Podemos. Además en el debate completo, se expusieron más apreciaciones sobre el sistema de Garantía Juvenil. Una parlamentaria propuso aumentar el radio de acción abarcando a mayores de 25 años, entre otras propuestas interesantes.
Escaño de los representantes de Podemos aquel día. / @Ahorapodemos

Es patente que al menos, los europarlamentarios que estuvieron presentes aquel día consideran la situación de los jóvenes como un gravísimo problema al que se debe dar una solución inmediatamente. El sistema de Garantía Juvenil es, en ese sentido, un primer paso pero, sigue siendo una medida insuficiente que puede ‘maquillar’ las cifras de desempleados pero que no abarca el problema desde la raíz. Creo que es hora de “priorizar a las personas”, como zanjó una parlamentaria española. Viendo las imágenes, ¿es verdaderamente prioritaria para la clase política europea el problema del paro juvenil? ¿volverá a repetirse esta deplorable imagen? 

Para los jóvenes es otro mal gesto que profundiza aún más si cabe, en la ya grave desavenencia que sentimos muchos hacía la clase política. “Tenemos que volver a conseguir que los ciudadanos vuelvan a confiar en nosotros” mencionó recientemente un político español. Sinceramente, de este modo, creo que van por el camino equivocado y, los errores, se pagan muy caro en estos tiempos tan difíciles que corren. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada