jueves, 13 de marzo de 2014

40% de las europeas eran tituladas superiores en 2012 frente al 32% de los europeos

Eurostat, la oficina estadística de la Unión europea, con ocasión de la Jornada internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2014, ha presentado un comunicado de prensa que plasma una serie de datos comparativos sobre las mujeres europeas referentes a educación, empleo y remuneración salarial, así como la tasa de fecundidad según los países. 
 
 
Menor proporción de mujeres abandonan prematuramente la educación y la formación en edades de 18 a 24 años

En la UE-28 el porcentaje de mujeres que había abandonado en 2012 prematuramente la educación y la formación (10,9%) era menos elevada que la de los hombres (14,4%), si bien la amplitud del abandono escolar prematuro varía considerablemente de un Estado miembro a otro, esta tendencia en función del sexo se encontraba en todos los países a excepción de Bulgaria. Las diferencias más importantes entre las proporciones de mujeres y hombres en este terreno, se han encontrado en Portugal (14,3% mujeres y 27,1% hombres), en Malta (17,6% y 27,5%), en Chipre (7,0% y 16,5%), en Letonia (6,3% y 14,7%) y en España (20,8% y 28,8%); y las más débiles diferencias en Austria (7,3% y 7,9%), en Bulgaria (13,0% y 12,1%), en Croacia (3,6% y 4,6%), en la República Checa (4,9% y 6,1%) y en Rumanía (16,7% y 18,0%) 

 
Menor diferencia entre las proporciones de mujeres y hombres diplomados superiores en Austria, Luxemburgo y Alemania en edades de 30 a 34 años

Una mayor proporción de jóvenes mujeres que de hombres tienen un diploma de estudios superiores en la UE. En 2012, un 40% de las mujeres de la UE-28 habían terminado un ciclo de enseñanza superior frente a un 32% de los hombres. Las mayores diferencias de proporciones se han observado en Estonia (50,4% de mujeres y 28,1% de hombres), en Letonia (48,1% y 26,2%), en Eslovenia (49,6% y 29,5%) y en Dinamarca (52,6% y 33,7%); y las menores diferencias en Austria (26,6% y 26,0%), en Luxemburgo (48,9% y 50,4%), en Alemania (32,9% y 31,0%) así como en Rumanía (23,2% y 20,5%). En España las cifras son 45,3% y 35,0%.

Cerca del 80% de los diplomados en el ámbito de la enseñanza son mujeres en la UE 28, frente al 27% en la ingeniería
 
Los ámbitos de estudios escogidos en la enseñanza superior difieren considerablemente según la persona sea mujer u hombre. En la UE-28 en 2011, el 79,1% de los diplomados superiores en el ámbito de la enseñanza y de la formación, así como el 76,0% de los diplomados en el ámbito de la sanidad y del bienestar eran mujeres. Sin embargo, no representaban más que el 26,6% de los diplomados en ingeniería y el 40,8% de los de ciencias y matemáticas. La proporción de mujeres diplomadas en los diferentes ámbitos variaba de manera muy significativa según los Estados miembros, oscilando para la enseñanza y la formación del 74,4% en Dinamarca al 95,1% en Rumanía, para la sanidad y el bienestar del 59,7% en Chipre al 93,7% en Letonia, para las ciencias y las matemáticas del 25,2% en los Países Bajos al 60,7% en Rumanía, y para la ingeniería del 16,9% en Irlanda al 50,4% en Chipre. En España las cifras son 77,2%  de mujeres diplomadas superiores para la enseñanza y formación76,1% para la sanidad y bienestar, 36,2% para las ciencias, matemáticas e informática y 27,2% para la ingeniería.
 
 
Menores diferencias entre tasa de empleo de las mujeres y tasa de empleo de los hombres en Lituania, Finlandia, Letonia y Suecia, en edades de 15 a 64 años
 
En el conjunto de la UE, menos mujeres que hombres de edades comprendidas entre los 15 y los 64 años tenían un empleo. La tasa de empleo de las mujeres en la UE-28 en 2012 era de 58,5%, frente al 69,6% para los hombres. La tasa de empleo de las mujeres era menos elevada que la de los hombres en todos los Estados miembros, las diferencias más significativas son las referentes a Malta (44,2% para las mujeres y 73,3% para los hombres), a Italia (47,1% y 66,55%), a Grecia (41,9% y 60,6%) y a la República Checa (58,2% y 74,6%), y las menores diferencias se dan en Lituania (61,8% y 62,2%), en Finlandia (68,2% y 70,5%), en Letonia (61,7% y 64,4%), así como en Suecia (71,8% y 75,6%). En España la tasa de empleo de las mujeres es del 50,6% y la de los hombres 60,2%
 
Trabajo a tiempo parcial: 32% de las mujeres y 8% de los hombres como promedio en la UE-28 tenían un trabajo de estas características en edades de 15 a 64 años
 
La proporción de mujeres con un empleo parcial en 2012 era del 31,9% frente al 8,4% para los hombres. Las mayores diferencias entre mujeres y hombres trabajando a tiempo parcial se han registrado en los Países Bajos (76,9% mujeres y 24,9% hombres), en Austria (44,4% y 7,8%), en Alemania (45,0% y 9,1%), así como en Bélgica (43,5% y 9,0%), y las menores diferencias se dan en Bulgaria (2,5% y 2,0%), en Rumanía (9,7% y 8,6%), en Croacia (7,5% y 5,2%) y en Eslovaquia (5,5% y 2,8%). En España las cifras del empleo a tiempo parcial son 24,4% de las mujeres y 6,5% de los hombres.
 
Mayores diferencias de remuneración entre mujeres y hombres en Estonia, Austria y Alemania
 
La diferencia de remuneración entre los sexos, es decir, la diferencia entre los ingresos salariales medios de los hombres y las mujeres expresada en porcentaje de la remuneración media de los hombres asalariados, era del 16,4% en la UE-28 en 2012. Las diferencias entre los Estados miembros son considerables, las mayores diferencias de remuneración se han observado en Estonia (30,0%), en Austria (23,4%), en Alemania (22,4%), en la República Checa (22,0%), en Eslovaquia (21,5%), así como en Hungría (20,1%), y las menores diferencias se dan en Eslovania (2,5%), Malta (6,1%), Polonia (6,4%), Italia (6,7%) y Luxemburgo (8,6%). En España la diferencia de remuneración entre hombres y mujeres es del 17,8%.
 
Las más elevadas tasas de fecundidad se dan en Irlanda, Francia y Reino Unido
 
La tasa de fecundidad, sea el número de niños por mujer, ha pasado en la UE-28 de 1,46 en 2001 a 1,61 en 2010, antes de retroceder ligeramente a 1,58 en 2012. Esta tasa ha aumentado en veintidós Estados miembros entre 2001 y 2012, siendo las más relevantes en Eslovenia (de 1,21 en 2001 a 1,58 en 2012), en Suecia (de 1,57 a 1,91), en Lituania (de 1,29 a 1,60), en la República Checa (de 1,15 a 1,45), en Bulgaria (de 1,21 a 1,50) y en Reino Unido (de 1,63 a 1,92). En 2012, las tasas de fecundidad más elevadas se han registrado en Irlanda y en Francia (2,1 cada uno), en Reino Unido (1,92), así como en Suecia (1,91), y las más bajas en Portugal (1,28), en Polonia (1,30) y en España (1,32).
En España la tasa de fecundidad aumentó de 1,24 en 2001 a 1,37 en 2010, para volver a descender a 1,32 en 2012.
 
Conviene destacar que entre los diez Estados miembros que tienen una tasa de fecundidad superior o igual a la media de la UE-28, ocho (Dinamarca, Francia, Lituania, Países Bajos, Eslovenia, Finlandia, Suecia y Reino Unido) tienen igualmente tasas de empleo de mujeres superiores a la media de la UE-28 y los otros dos (Bélgica e Irlanda) tasas de empleo próximas a la media. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada