viernes, 26 de abril de 2013

Acuerdo europeo sobre los esquemas para garantizar el empleo de los jóvenes a partir de 2014


El Coreper (Comité de Representantes Permanentes de los Estados miembros ante la Unión Europea), acordó el pasado 17 de abril, sobre una recomendación del Consejo, esquemas de “garantía juvenil” que tiene como objetivo asegurar que todos los jóvenes menores de 25 años que perdieron su empleo o que no encuentran rápidamente un empleo al finalizar sus estudios, reciban pronto una oferta de empleo, de educación, de aprendizaje o de formación. Deben recibir tal oferta dentro de los 4 meses de su desempleo o desde el final de sus estudios. La intención es proveer una transición fluida de la escuela al trabajo, ser un soporte para la integración en el mercado laboral, y asegurar que ningún joven se quede fuera. Ha surgido como respuesta a la mala situación del empleo juvenil en Europa, con un número creciente de jóvenes desempleados, o que no están estudiando o en formación. La inversión que se requiere para tal garantía debe sopesarse contra los altos costes sociales y económicos que traerán consigo un desempleo a gran escala de los jóvenes a largo plazo.

video
 

En una fase siguiente la recomendación será adoptada por el Consejo Europeo. Aunque no es legalmente vinculante, la recomendación refleja una fuerte voluntad política por parte de los Estados Miembros.

 La recomendación establece unas guías para la implementación de la garantía juvenil, con enfoque en un número de líneas de acción, en particular: 

  • Asociaciones entre servicios de empleo públicos y privados, empresarios, socios sociales y representantes de la juventud.
  • Estrategias de divulgación dirigidas a los jóvenes, en especial a los más vulnerables.
  • Soporte para la integración de los jóvenes en el mercado laboral reforzando sus aptitudes, animando a las empresas a dar empleos a los jóvenes y promoviendo la movilidad laboral.
  • Evaluación y mejora continua de los esquemas.
  • Uso de los fondos disponibles de la UE para el establecimiento de los esquemas.

 Se pide a los estados Miembros implementar los esquemas lo antes posible, preferiblemente a partir de 2014. En estados con mayores dificultades presupuestarias y mayores tasas de desempleo juvenil podría sin embargo considerarse una implementación gradual.

 

Human School de NoviaSalcedo Fundación - Integración laboral de los jóvenes

 
Los recursos financieros, disponibles en los fondos existentes de la UE, tales como el Fondo Social Europeo, y otros instrumentos de financiación de la política de cohesión, serán reforzados con una nueva iniciativa de empleo juvenil decidida por el Consejo Europeo en su reunión de 7-8 Febrero. Esta nueva iniciativa hará disponible 6.000 millones de euros para el periodo 2014-2020 con el objetivo de ayudar a las regiones con tasas de desempleo juvenil superiores al 25% para implementar medidas que favorecen el empleo juvenil, tales como la garantía juvenil. La mitad de esta cantidad vendrá del Fondo Social Europeo y la otra mitad de una línea de presupuesto dedicada al empleo juvenil.

martes, 16 de abril de 2013

No hay futuro sin transparencia


Un artículo del Icaro Joven de NSF : Aitor Anchía, Jaime Balaguer, Steffen Bay Rasmussen, Irati Cifuentes, Xabier Gómez, Eider Inunciaga.


La constitución Francesa de 1793, en su artículo 28, hace referencia al derecho de un pueblo a revisar, reformar y cambiar su constitución, de modo que una generación no pueda imponer sus leyes a generaciones futuras. Sin duda son palabras que deben permanecer en la memoria colectiva de todos, y más aún, en un escenario tan desolador como el actual, que bien podría equipararse a un nuevo Episodio Nacional de Pérez Galdós. 

Nuestra generación se ha forjado al abrigo de una opacidad institucional impropia de una democracia del siglo XXI. No podemos dejarnos imbuir por este panorama que barre nuestro futuro, diluyendo nuestras expectativas colectivas y esperanzas personales. Debemos y tenemos que construir nuestro porvenir. 

En pleno 2013 nos encontramos ante una situación tremendamente difícil. Si la crisis económica no era suficiente, a ésta se le ha sumado una grave enfermedad en la pauta de comportamiento de la clase política, con el consiguiente anquilosamiento de las instituciones públicas, y que no es otra que la corrupción. La falta de transparencia, es un síntoma evidente de esta afección. Como resultado, la sociedad en su conjunto esta experimentando una crisis moral y ética sin parangón.

Damos por sentado que esta coyuntura no se prolongará ad infinitum, pero no podemos permitir que la iniciativa para hacer frente a todos estos problemas emane única y exclusivamente de los mismos que los están protagonizando. 

Recientemente, se ha puesto de manifiesto esta situación con los sangrantes casos de corrupción que copan el mapa político actual. Es por ello, que necesitamos urgentemente reactivar la confianza en nuestros políticos disipando la poca o nula que nos transmiten a los jóvenes, pues es necesario un compromiso de lealtad con la ciudadanía que impulse el paso de una relación cliente-proveedor, a una de socios. Pero ¿Cómo podemos conseguir aumentar la confianza en las personas y en las instituciones? Fundamentalmente, haciendo prevalecer un comportamiento ético y transparente en todos nuestros actos, esa es la clave de bóveda para la recuperación de la confianza mutua. La educación que se recibe desde la niñez juega un papel vital, tal y como se ha podido observar en la enseñanza de la Europa nórdica, donde el civismo y el conocimiento crean una amalgama muy enriquecedora. Ambos son valores que han brillado por su ausencia en nuestra reciente formación y que deseamos, forme parte del ADN de la educación que vamos a recibir las generaciones venideras. 

Como bien indicaba el profesor Albert Serra, Director del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública de ESADE, en el reciente III Seminario Ícaro Think Tank de Novia Salcedo Fundación, la transparencia es un medio para luchar contra la corrupción y una forma de que la ciudadanía participe en la idea de Buen Gobierno. Serra hizo continuas referencias a la situación actual, donde la corrupción está a la orden del día en todos los periódicos de ámbito nacional. Serra dejó entrever la posibilidad de que a los poderes del Estado les interesaba que estos casos estuviesen en primera plana para evitar o camuflar el verdadero problema, que no es otro que la mala gestión pública que ha sido protagonizada por los partidos políticos en las instituciones públicas. Por todo lo expuesto, es preciso recalcar la importancia de la transparencia, ya que aporta seguridad jurídica y permite controlar los resultados y el impacto de las acciones que se llevarán a cabo. Sin embargo hemos de constatar que no sólo el sector público ha protagonizado estos bochornosos escándalos, también el sector privado ha sido parte activa y cómplice de esta conducta impropia al instigarla, en muchos casos, para participar de los beneficios. En resumidas cuentas, tanto el sector público como el privado han participado en el contubernio.

La sociedad debe ser capaz de dejar a un lado los casos de corrupción, y comenzar a mencionar los índices de confianza. El individualismo cooperativo puede y debe convertirse en el hilo conductor principal en la recuperación de la misma. Como jóvenes tenemos que estar en la avanzadilla que lo teja. 

No debemos enmarañarnos en un círculo vicioso. Los útiles que nos pueden servir para comenzar a dinamizar la transparencia no difieren sustancialmente de las siguientes acciones: liderar de manera compartida, cohesionar a los agentes implicados, ser flexibles, romper con el cortoplacismo, presionar socialmente para motivar el cambio, dotarnos de planes de acciones con indicadores visibles, medir la calidad, comunicar tanto los resultados positivos como los negativos, auditar, rendir cuentas, medir los impactos, gestionar el talento, ser eficientes y contrastar opiniones…

Todo este proceso descrito conlleva una gran complejidad, que requerirá lo mejor de cada uno de nosotros. ¡Qué esta enérgica juventud nos dé fuerzas! También para los gobiernos, que tendrán que comprometerse con la ciudadanía, ubicando la transparencia como piedra angular de sus políticas. A pesar de la complejidad y de la incertidumbre de lo que nos deparará el futuro, desempolvaremos a modo de incentivo, las palabras que ya hace algún tiempo pronunció el historiador italiano Leo Valiani, cuando al ser preguntado sobre el siglo XX, manifestó: <<Nuestro siglo demuestra que el triunfo de los ideales de la justicia y la igualdad siempre es efímero, pero también que, si conseguimos preservar la libertad, siempre es posible comenzar de nuevo… Es necesario conservar la esperanza incluso en las situaciones más desesperadas>>.  Preservemos pues nuestra libertad mediante la transparencia en aras de un nuevo comienzo.




lunes, 15 de abril de 2013

¿Dónde está la gran filosofía?

Javier Gomá Lanzón, ensayista y filósofo español, se plantea esta pregunta en un artículo publicado recientemente en el diario El País. En su opinión, durante los últimos 30 años la filosofía ha desertado de su misión de proponer un relato totalizador a la sociedad de su tiempo y falta por ello la construcción de un ideal.

La misión de la filosofía desde sus orígenes es proponer un ideal: de conocimiento exacto de la realidad, de sociedad justa, de belleza o de individuo... Referido sólo al ideal humano (paideia, en el sentido básico de que solamente la educación y la formación convertían al Ser en individuo), Gomá hace un repaso histórico a los filósofos destacando el ideal de cada uno de ellos. Así, Platón, que encontró en su maestro Sócrates, la personificación de la virtud; Aristóteles, el hombre prudente; Kant, el hombre autónomo; Epicuro, el sabio feliz; Agustín, el santo cristiano; Nietzsche, el superhombre; Heidegger, el Dasein originario o propio... Todos estos filósofos, son pensadores del ideal y esto es justamente lo que hace grande su pensamiento.

Un genuino ideal aspira a ser una oferta de sentido unitaria, intemporal, universal y normativa. Debe resultar una síntesis a partir de muchos elementos heterogéneos e incluso contrapuestos. El ideal, que no describe la realidad tal como es sino como debería de ser, señala un objetivo moral elevado a los ciudadanos que reconocen en esa perfección algo de una naturaleza que es ya la suya. Pero a la vez es más hermosa y más noble, como una versión superior de lo humano que despierta en quien la contempla un deseo natural de emulación.

La tesis que defiende el artículo de Gomá dice que en los últimos treinta años, la filosofía contemporánea ha desertado de su misión de proponer un ideal a la sociedad de su tiempo, el ciudadano de la época democrática de la cultura. Y destaca que la institución que durante varios siglos había sido la casa de la "gran filosofía", la universidad, se ha quedado sin iniciativa en estos tres últimos decenios. Pone como ejemplo que la esplendorosa universidad alemana, antes a la vanguardia del pensamiento europeo y fuente incesante de nuevos sistemas filosóficos, ha dado muestras preocupantes de pérdida de creatividad. De igual forma, la vitalidad de la filosofía académica francesa o italiana se ha apagado y ha sido sustituída por ensayos de entretenimiento cultivados por esos mismos académicos.

En ausencia de la gran filosofía, lo que encontramos en estos momentos en su nombre es una variedad de formas menores. La primera de estas formas estaría representada por lo que hoy se practica en la universidad, donde se permuta filosofía por historia de la filosofía. No alcanza a ser gran filosofía porque carece de intención propositiva, abarcadora y normativa, de una imagen del mundo completa y unitaria. En el ámbito académico se aprecia, en opinión de Gomá, una resistencia -casi una negación de legitimidad- a enfrentarse a la objetividad del mundo como hicieron los clásicos (directa y autónomamente). Ahora se reinterpretan esos mismos clásicos. Ahora pensar es haber pensado. No se trata ya de hablar de la vida, sino sólo de libros que hablaron de la vida.

Cercana a esta forma de filosofía y a veces indistinguible de ella estaría esa literatura que pronuncia una solemne sentencia condenatoria contra la modernidad en su conjunto. Como es evidente que la sociedad democrática ha proporcionado dignidad y prosperidad al ciudadano sin parangón con tiempos anteriores, la actual filosofía cree adivinar unos fundamentos ideológicos ocultos que estarían alienando al ciudadano sin que éste se diera cuenta, restituyéndolo a la antigua condición de súbdito. A falta de un marco general, la filosofía recurre también a los socorridos "análisis de tendencias culturales" que nos explican no cómo debemos ser (ideal) sino cómo somos. Somos una sociedad líquida (Bauman) o una sociedad riesgo (Beck).

El vacío dejado por la gran filosofía y por sus propuestas de sentido para la experiencia individual es llenado ahora por ensayos de corte existencialista de estilo muy francés. De igual forma, desde una línea cercana pero degradada, reclaman la atención de los lectores -usurpando a veces el nombre de filosofía- títulos de sabiduría oriental, libros de autoayuda que recomiendan positividad para superar las adversidades y recetarios voluntaristas emanados de las escuelas de negocio.

Si, tras esta pausa de treinta años, la filosofía quiere recuperarse como gran filosofía, debe hallar el modo de proponer un ideal cívico para el hombre democrático, concluye Gomá, y hacerlo además con buen estilo. 

jueves, 11 de abril de 2013

Brechas de Género en España: El impacto de la Familia en la carrera profesional de hombres y mujeres con educación universitaria


El presente artículo es el resumen de un trabajo de las investigadoras Sara de la Rica y Ainara González de San Román. Fue publicado en el Boletín nº 12 de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales en marzo de 2012.

Ainara González de San Román, se ha incorporado recientemente como colaboradora del LIIS (Laboratorio de Investigación en Innovación Social) de Fundación Novia Salcedo.




La dotación de capital humano de la fuerza laboral – habilidades, educación y productividad, es uno de los determinantes más importantes del grado de competitividad de una sociedad. A lo largo del tiempo, esta competitividad depende en gran medida de cómo los países aprovechan los recursos humanos de sus ciudadanos. El envejecimiento de la población en edad de trabajar  junto al espectacular aumento del nivel educativo alcanzado por las mujeres en nuestro país durante las últimas décadas nos obliga a considerar a este colectivo como una parte fundamental de la presente y futura mano de obra de nuestra sociedad. Los Gobiernos y las Instituciones deben jugar un papel relevante en la creación del marco legal que permita una participación plena de las mujeres en el mercado laboral a lo largo de toda su vida laboral, y a su vez, colaborar en la eliminación progresiva de normas sociales tradicionales que de una u otra manera la limitan. De la misma manera, las empresas también deben creer profundamente en la necesidad de crear condiciones de trabajo en las cuales hombres y mujeres con hijos puedan conciliar la vida laboral y familiar sin tantas dificultades como las que existen en la actualidad en nuestro país.

Ni qué decir tiene que las mujeres han realizado un progreso enorme en el mercado de trabajo, en particular en los países más industrializados. De hecho, en la actualidad, la proporción de mujeres con estudios universitarios supera al de los hombres en prácticamente todos los campos de conocimiento, con la excepción de ingeniería y matemáticas. Este proceso, aunque quizá con diferentes tempos, ha sido observado en la mayoría de los países industrializados. Sin embargo, después del periodo educativo, las carreras profesionales de hombres y mujeres comienzan a divergir. La familia juega un papel crucial, aunque no único, para entender estas diferencias. Las mujeres asumen las responsabilidades familiares en mucha mayor medida que sus compañeros varones. Esto afecta necesariamente sus decisiones con respecto a su oferta laboral, su acumulación de capital humano, y en definitiva y a la postre, a su resultado en el mercado de trabajo.

Ainara González de San Román
El boletín que aquí se presenta es el resumen de un trabajo[1] cuyo objeto de análisis son hombres y mujeres con estudios universitarios y explora los trade-offs entre la vida laboral y la vida familiar en España, país en el que se observa un cambio muy importante en el comportamiento de la mujer en cuanto a su relación con el mercado laboral en las últimas décadas. Mediante la utilización de las sucesivas Encuestas de Población Activa (desde 1986 hasta la actual), mostramos en primer lugar evidencia de brechas de género en cuanto a la oferta de trabajo (tasas de empleo (margen extensivo), y tasas de tiempo-parcial (margen intensivo) a lo largo del ciclo vital y para cohortes diferentes – en particular para cuatro cohortes, que son las nacidas en 1960, 1965, 1970 y 1975. Esta evidencia nos permite en primer lugar comparar diferencias de género a edades diferentes para una misma cohorte, en particular, a edades previas y posteriores a la entrada en la maternidad. En segundo lugar, al comparar diferentes cohortes es posible observar cambios a lo largo del tiempo en el comportamiento de las mujeres con respecto a su oferta de trabajo y en consecuencia posibles cambios en el modo de conciliar la vida laboral con la familiar.

El análisis descriptivo de los datos nos permite observar, que al comparar las tasas de empleo de hombres y mujeres con educación universitaria en edades muy tempranas (menores de 25 años), las de las mujeres son incluso mayores que las de los varones. Sin embargo, hacia los 30 años ya se vislumbra una brecha de género que alcanza el 15% en las cohortes más mayores (nacidos en los 60) y se reduce al 7% entre los nacidos en 1975. Esta brecha de género tiene una forma de U, de modo que hacia los 40 años la brecha en la tasa de empleo disminuye aunque la paridad en las tasas de empleo no se recupera a ninguna edad.
Sara de La Rica

Este hecho observado sugiere que la familia y el cuidado de hijos puede estar detrás de este diferencial en participación laboral entre hombres y mujeres. Además, la evolución observada a través de las diferentes cohortes indica que para las generaciones más recientes de las mujeres más educadas se está produciendo una mayor posibilidad de conciliación entre la vida familiar y laboral. Si analizamos el contexto intensivo (número de horas), se observa que el uso del tiempo parcial ha sido gradualmente más utilizado por mujeres al entrar en la maternidad.

Para poder cuantificar el impacto de la familia en la brecha de género en cuanto a oferta laboral, así como su evolución, analizamos dos bases de datos individuales, en particular la ola de 1994 de la Encuesta Europea de Hogares, y la ola de 2008 de la Encuesta Europea de Condiciones de Vida. Ambas son encuestas perfectamente comparables, se dispone de información individual de individuos representativos de nuestro país.

Los resultados de nuestro estudio indican lo siguiente: En primer lugar, con respecto a la brecha de género en el margen extensivo de la oferta de trabajo (tasas de empleo), se observa un patrón muy diferente entre 1994 y 2008: En el primero, la brecha de género en las tasas de empleo es notable incluso entre hombres y mujeres sin hijos – 11%, que alcanza el 31% al comparar hombres y mujeres con hijos. Sin embargo, para el 2008, la brecha de género en las tasas de empleo entre hombres y mujeres sin hijos ha desaparecido, y alcanza el 14% entre hombres y mujeres con hijos. Los hijos explican el 56% de esta brecha de género. Por tanto, parece que para el 2008 el comportamiento de mujeres universitarias en cuanto a la entrada en el mercado de trabajo es muy parecido al de sus colegas varones. Es sobre todo la presencia de niños quien provoca que el 14% de ellas abandonen.

En segundo lugar, con respecto a los hombres y mujeres que no abandonan el mercado laboral con la llegada de niños, los resultados revelan que son básicamente las mujeres quienes utilizan la herramienta del tiempo parcial para conciliar su vida laboral con la familiar. Se observan importantes diferencias en el uso del tiempo parcial en 1994 y en 2008: En primer lugar, mientras que el 15% de mujeres sin hijos hacían uso del tiempo parcial en 1994, esta proporción decrece hasta el 10% en 2008. Sin embargo, si bien solamente el 11% de las mujeres con hijos hacían uso del tiempo parcial en 1994, esta proporción crece hasta casi el 20%. Esto sugiere un claro cambio en la concepción del tiempo parcial entre las mujeres en estos 15 años: En la actualidad, su utilidad está mucho más orientada a la conciliación entre familia y empleo, ya que son particularmente las mujeres con hijos quienes hacen uso de tal posibilidad. Es posible que parte de este cambio se deba a la Ley de Tiempo Parcial aprobada en 1998 que mejoró las condiciones fiscales de las mujeres que se acogían a la posibilidad del tiempo parcial, entre otras mejoras.

Estos resultados indican que incluso entre los colectivos más educados, la familia provoca un cambio de comportamiento en muchas mujeres con respecto a su relación con el mercado de trabajo. Si este cambio de comportamiento se produce por la incapacidad de conciliar mejor la vida laboral y familiar, entonces existe un importante margen para que empresas y otras instituciones desarrollen mecanismos de flexibilidad que permitan combinar mejor la vida laboral y familiar. La sociedad sin duda, les necesita.





[1] El trabajo completo puede encontrarse en: http://ftp.iza.org/dp6978.pdf

miércoles, 10 de abril de 2013

El objetivo de la educación: la deseducación


Avram Noam Chomsky es un lingüista, filósofo y activista estadounidense. Profesor emérito de Lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX, gracias a sus trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva. Es, asimismo, reconocido por su activismo político, caracterizado por una fuerte crítica del capitalismo contemporáneo y de la política exterior de los Estados Unidos. Se ha definido políticamente a sí mismo como un anarquista o socialista libertario. Ha sido señalado por el New York Times como "el más importante de los pensadores contemporáneos".
En este interesante vídeo nos plasma su idea de la educación
 
 

martes, 9 de abril de 2013

TENER y SER: CV y Marketing personal

Seguramente no es nada nuevo lo que voy a decir pero es conveniente empezar por lo básico. El CV nunca es para nosotros mismos, siempre está orientado a los demás por lo que es conveniente ir al grano y destacar lo más apropiado de nuestra trayectoria para facilitar la lectura al receptor: adáptalo, dirígelo, sé breve a la vez que exprimes tus experiencias profesionales anteriores, los logros obtenidos, incluye referencias de trabajos anteriores… ¿Qué hay mejor que por donde hayamos pasado hablen de nosotros recomendándonos? Cuando hablemos de las experiencias profesionales es recomendable indicar tanto las relacionadas con nuestra formación académica como las no relacionadas por dos motivos: cuestión de proactividad  “actitud en la que el sujeto asume el pleno control de su conducta de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones” , es decir, mostramos capacidad de movernos en busca de oportunidades que nos permiten apropiarnos de habilidades y competencias que en un futuro podamos poner en juego en nuestro empleo deseado (todo lo contrario a quedarnos sentados esperando la oportunidad deseada que jamás llegará) y para evitar los vacíos de fechas que transmiten pasividad.  Resumiendo, una radiografía clara del TENER: formación (títulos) experiencia (trayectoria) idiomas (certificados de nivel) 
Laura Simón y Josu Robredo

Y todo esto ¿con qué objetivo? Por parte del candidato lograr una entrevista con la empresa. Y por parte de la empresa  la entrevista es la posibilidad de asomarse al SER del candidato. El candidato, pues, está ante el reto de venderse al estilo de un producto pero con la diferencia que lo que vamos a ofrecer es nuestro trabajo. 
En el actual contexto de crisis las empresas tienen que estar muy seguras de lo que compran. Ante este binomio compra-venta irremediablemente tenemos que hablar de marketing que es la disciplina que analiza el comportamiento de los mercados. Un paso primordial en el proceso de búsqueda de empleo es analizar el mercado laboral para detectar qué competencias se demandan: polivalencia, adaptabilidad, autonomía, iniciativa, trabajo en equipo… A partir de este análisis debemos poner en marcha nuestro plan de marketing personal, una técnica basada en la construcción de la imagen que cada uno tiene de sí mismo.  Tal y como dice Javier Castro en el manual de la Imagen Personal de la Escuela de Empresa y Comunicación BAi “en los negocios, tú eres la marca y tu apariencia, el logotipo.” Analizarnos a nosotros mismos y ser conscientes de qué podemos aportar al mercado laboral con nuestras debilidades y sobre todo fortalezas para que dicho mercado compre. Tan importante es detectar nuestras fortalezas y enfatizarlas como nuestras debilidades; en este caso no debemos quedarnos en la mera identificación de las debilidades sino en qué hacemos para corregirlas.
En definitiva en la mencionada radiografía del TENER, CV, no indiques nada que no SEAS y conócete lo mejor posible para que tu marketing personal sea lo más atractivo posible siempre pensando en que tu marca es la que ofrece más garantía.




viernes, 5 de abril de 2013

Guía de la Comisión para la Innovación Social


Desde el pasado Febrero ya tenemos una definición de qué es la Innovación Social para la Comisión Europea. Más allá si cabe, tenemos una completa Guía en la que además de definir, profundiza en las razones por las cuales se está convirtiendo en el principal camino para lograr un cambio de modelo hacia una economía, como bien se define desde las Instituciones europeas, más inteligente, sostenible e integradora. (Ver Europa 2020) 

Vayamos pues a la definición; para la Comisión Innovación Social es “el desarrollo e implementación de nuevas ideas (productos, servicios, modelos) para encarar las necesidades sociales y crear nuevas relaciones sociales o colaboraciones. Por tanto representa nuevas respuestas a las demandas sociales, que afectan el proceso de interacciones sociales, en definitiva mejorar el desarrollo humano”.

Desde NSF compartimos con la Comisión que no hay Innovación Social sólo por objetivos, sino también por modos de hacer, un aspecto que también se circunscribe a las Empresas Sociales.

Por todo ello el proceso de la Innovación Social estaría compuesto por 4 elementos:

1. Identificación de una necesidad social insatisfecha.

2. Desarrollo de nuevas soluciones en respuesta a esa necesidad.

3. Evaluación de la efectividad de la nueva solución.

4.  Escalabilidad  de la Innovación Social.



Es importante recalcar que las nuevas soluciones tienen que tener una perspectiva holística integrando lo social, lo económico y lo medioambiental.

En el proceso de implementación de la Innovación Social en nuestras sociedades hay que incorporar una metodología de Diseño Social. El Diseño Social implica necesariamente empoderar a las personas a nivel local para inventar juntos soluciones a los problemas económicos y sociales.

La inclusión de la ciudadanía en el diseño de nuevos proyectos para la resolución de necesidades sociales insatisfechas implica que las administraciones públicas se abran  a nuevos valores y modelos de acción: trabajo colaborativo, experimentaciones, prototipos,…

En definitiva, existen determinadas características de la Innovación Social que provocan un cambio de modelo en la manera en que nos relacionamos ciudadanía, sector público y sector privado, así como en la forma en que abordamos las soluciones a los problemas:

- APERTURA: La Innovación Social implica compartir el conocimiento y la propiedad del mismo.

- MULTIDISCIPLIARIEDAD: los problemas se resuelven de manera holística implicando diferentes perspectivas a los mismos.

- PARTICIPACIÓN: empodera a la ciudadanía en conocimiento, diseño y ejecución.

- PERSONALIZACIÓN: La mayoría de las soluciones tienen que ser adaptadas a las circunstancias locales y de las personas.

Todo ello en un modelo de etapas como se muestra en el siguiente cuadro:


Fuente. Guía para la Innovación Social. Comisión Europea 2013


Vale, ya tenemos definición, elementos, valores y metodología pero ¿por qué debemos optar por la Innovación Social frente a otros modelos?.

La Comisión nos recuerda que en el pasado, los retos sociales como el envejecimiento poblacional, las olas migratorias, la exclusión social o la sostenibilidad han sido principalmente percibidos como problemas que constreñían el comportamiento de los actores económicos.

Los deseos individuales para cambiarlos provenían de tradicionales modelos no-lucrativos como vehículo a través del cual canalizar sus estrategias de cambio, de resolución de los problemas. Este tipo de actividades han sido a menudo altamente dependientes de los subsidios gubernamentales o de las donaciones privadas y enfrentan la dificultad de la sostenibilidad a largo plazo.

Hoy las tendencias sociales anteriormente mencionadas están siendo percibidas cada vez más como oportunidades para el desarrollo económico y social. Es más, tendencias en demografía, economía, medioambiente, salud, bienestar, comercio justo,…, son cada vez más observadas como mercados en crecimiento. Una oportunidad también para el sector público que debe dar respuesta a una multilpicidad de necesidades en crecimiento que van a necesitar de modelos híbridos (público-privados) y más horizontales para su mejor resolución. 

Por todo ello, la Comisión establece una serie de preguntas que deberían realizarse las administraciones públicas con respecto a su papel como impulsoras de la Innovación social:

1. ¿Cómo podemos sacar provecho de los procesos colectivos de aprendizaje que genera la Innovación social?

2. ¿Cómo podemos sacar provecho de la oportunidad que la innovación social brinda para la provisión de servicios del sector público?

3. ¿Cómo podemos asegurar el desarrollo e implementación local de las innovaciones sociales?

4. ¿Cómo podemos promover mejores colaboraciones con diferentes agentes económicos y sociales para reforzar la Innovación Social?

5. ¿Cómo podemos evaluar el valor añadido de la Innovación Social?

6. ¿Cómo podemos hacer escalablese las innovaciones sociales?


Seguiremos profundizando en este papel del sector público en un siguiente post.


lunes, 1 de abril de 2013

El pionero de la economía social Klaus Schwab ha cumplido 75 años


Klaus Schwab nació el 30 de marzo 1938 en Ravensburg, Alemania. Es Doctor “cum laude” en económicas por la Universidad de Friburgo, Doctor Ingeniero por el Instituto Federal Suizo de Tecnología, Máster en Administración Pública de la John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard, y recibió más de una docena de doctorados honoris causa. Ha sido profesor a la Universidad de Ginebra y es profesor honorario de la Universidad Ben-Gurión, de Israel, y de la Universidad de Asuntos Extranjeros de China. Ha sido miembro del Consejo de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, vice-presidente del Comité de las Naciones unidas para la Planificación del Desarrollo, y otros varios cargos más.

En 1971 Klaus Schwab fundó el Foro Económico Mundial, una fundación sin ánimo de lucro con sede en Suiza, “comprometida con mejorar la situación mundial”, según dice su leitmotiv.  Construyó el Foro sobre el principio que el progreso económico no es sostenible sin un desarrollo social, y que el desarrollo social sin progreso económico es imposible. Actualmente sigue presidiendo esta fundación que reúne a los líderes globales de los negocios, de la política y del mundo intelectual. La fundación organiza su reunión anual en Davos, Suiza.

Klaus Schwab y su mujer Hilde, que antes fue su secretaria, fundaron en 1998 la Fundación Schwab para el Emprendimiento Social, con sede en Ginebra, que trabaja para la identificación, el reconocimiento y la conexión de personas que construyen organizaciones sólidas y sostenibles con un fin social pronunciado. Los criterios generales para ser elegida Empresa Social son:

  1. Conseguir la transformación social mediante la aplicación de planteamientos innovadores y prácticos que beneficien a la sociedad en general, con énfasis en poblaciones menos favorecidas.
  2. Ser una organización sostenible, no solo en el aspecto financiero pero que puede demostrar un modelo de negocio sostenible y un historial demostrable de su huella.
  3. Tener un impacto social y/o medioambiental probado.
  4. La iniciativa debe tener un alcance más allá de su localización inicial y ha sido adaptada con éxito a otros lugares del país o en el mundo, por el propio emprendedor o a través de otros que han replicado o adaptado elementos de la misma.
  5. La iniciativa ha sido o puede ser adaptada a otras regiones del mundo para resolver problemas similares.
  6. El/las persona(s) que lideran la iniciativa son evaluadas, porque la red de la Fundación Schwab es una comunidad de personas, de emprendedores sociales que interactúan de igual a igual con altos directivos y personalidades públicas y actúan como embajadores de su sector y del emprendimiento social en general.

En 2004 Klaus Schwab creó una nueva fundación, el Foro de Jóvenes Líderes Globales que pretende reunir a más de 500 personas menores de 40 años con cualquier trayectoria, que han demostrado su compromiso para mejorar la situación del mundo, y animarles a trabajar juntos durante cinco años para identificar y realizar un cambio global. Usó para fundarla el dinero, un millón de dólares, que había recibido por el Premio Dan David que le habían concedido ese año.