domingo, 18 de agosto de 2013

A Rosalía Mera


(Artículo de Luis Cañada Vicinay, Presidente de la Fundación Novia Salcedo, dedicado a Rosalía Mera, publicado en El Correo de sábado, 17 de agosto 2013)

A Rosalía Mera:

Novia Salcedo Fundación es una entidad que con frecuencia tiene la extraña habilidad de introducir en nuestro entorno posibilidades de contactar con personas y/o instituciones paradigmáticas en el campo de la innovación social y dentro del amplio abanico que ésta ofrece, en el del empleo juvenil.

Una de estas personas es Rosalía Mera, tristemente fallecida ayer en la flor de una vida llena de proyectos para crear valor tanto a su sociedad local en Galicia, como en el ámbito español y europeo, proyectos que introducen en nuestra sociedad una dosis de alegría y esperanza demostrándonos que haciendo las cosas de manera diferente todavía tenemos un futuro en el que podamos conservar lo mejor de lo que entre todos hemos conquistado durante los últimos 30 años. 

Una parte muy significativa de ese saber hacer, Rosalía lo canalizaba a través de la Fundación Paideia Galiza donde Rosalía y su gente actuaban, y actúan (y esperemos que sea por mucho tiempo), como auténticos zahorís de emotalento centrándose en localizar las emociones y talento de colectivos poco favorecidos por las condiciones que la sociedad de los mercados ha ido imponiendo en las dos últimas décadas, dejando fuera del sistema a ingentes colectivos que autocontienen y atesoran grandes capacidades si se las da un hueco en la sociedad para que puedan florecer. Rosalía y su equipo han puesto sobre la mesa muchas capacidades cuyos resultados están siendo reconocidos por las propias personas, por la sociedad gallega, por la española y por muchas en el extranjero con es el caso singular de la alemana a través del programa IdA. Uno de los campos de actividad de los proyectos solidarios de Rosalía es el de la juventud y su empleo, campo éste que compartimos la Fundación  Paideia Galiza y Novia Salcedo Fundación.
 
Éstas fueron las razones por las que en 2012 el jurado del V Premio que otorgó Novia Salcedo Fundación fuera a las manos de Rosalía, quien a pesar de sus múltiples compromisos hizo un hueco en su saturada agenda para venir a Bilbao, recoger  el galardón y departir con múltiples personas interesadas en conocer detalles sobre su vida y obra, vida y obra que en el campo laboral se inició a la hoy impensable edad, y hasta imposible por mor del marco legal que afortunadamente tenemos, de los trece años. Para nosotros en NSF, las horas que compartimos con Rosalía fueron una delicia ya que hablar con ella era como entrar en un ágora de sabiduría, sabiduría en la que vimos que para ella las metas importantes se consiguen mediante la colaboración entre diferentes creando una sociedad abierta y transparente, colaboración que hay condimentar con altas dosis de trabajo en entornos en los que se propicie el respeto y la creatividad de las personas, condimentos de los que emana la innovación y todo ello sazonado con el esfuerzo sostenido de la formación ininterrumpida de forma que nuestro emotalento pueda ir a tanta, o mayor, velocidad que la del cambio que cada día nos está planteando el statu quo del saber en el campo de actividad en el que nos movamos. Rosalía, que en su momento fue galardonada con el Doctorado Honoris Causa por la UIMP,  nos permitió disfrutar de unas excelentes lecciones de vida comprometida, solidaria, creadora de riqueza para la sociedad, con valores hoy con frecuencia perdidos que en un homenaje a su persona bien merece la pena reflexionar y como consecuencia de esta reflexión recuperar para que podamos decir claro y alto: ”no todo está perdido, nuestra sociedad tiene soluciones si empezamos a pensar y actuar diferente, si de una vez por todas ponemos a la persona social en el centro, si reconocemos el valor que atesora la mujer y le damos la autoridad y responsabilidad que le corresponde, si de alguna forma somos heterodoxos”.

En este querer ser y hacer diferente desde NSF estamos iniciando lo que llamamos Proyecto Pegasus, proyecto al que en la primera reunión a realizar en septiembre estaba convocada Rosalía, para trabajar conjuntamente con los agentes más destacados de nuestra sociedad con el fin de conseguir que Naciones Unidas declare el periodo 2017-2026 como la “Década Mundial del Empleo Juvenil” a la vez que crear las bases para que en Bilbao podamos tener lo que lamamos BYGEF o “Bilbao Youth Global Employment Forum” donde anualmente se puedan reunir las personas más destacadas del orbe sobre los aspectos teóricos y prácticos del empleo juvenil, de forma que se pueda entender el pasado a la vez que crear las condiciones para que en el futuro el emotalento de los jóvenes no se despilfarre. Rosalía, tú ya no estarás pero tu ausencia nos da fuerza para que este proyecto nazca y lleve tu nombre en uno de sus talleres. Muchas gracias por haber sido una mujer excepcional.

Descansa en paz.

Luis Cañada
Presidente de Novia Salcedo Fundación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada