jueves, 27 de diciembre de 2012

Desde la quinta planta: Un punto de débil luz

Txomin Bereciartua, fundador y presidente de honor de la Fundación Novia Salcedo, nos hace llegar estas líneas tomadas del libro "De lo espiritual en el arte" del pintor Wassily Kandinski. Son citadas por Francesc Torralba, director de la cátedra Éthos de la Universidad Ramón Llull, en el Prólogo de su libro "Inteligencia Espiritual".
 
 
Nuestro espíritu, que después de una larga etapa materialista se halla aún en los inicios de su despertar, posee gérmenes de desesperación, carente de fe, falto de meta y sentido. Pero aún no ha terminado completamente la pesadilla de las tendencias materialistas que hicieron de la vida en el mundo un penoso y absurdo juego. El espíritu que empieza a despertar se encuentra aún bajo el influjo de esa pesadilla. Sólo una débil luz aparece como un diminuto punto en un gran círculo negro. Es únicamente un presentimiento que ese espíritu no se arriesga a mirar, pues se pregunta si la luz es sólo un sueño y el círculo negro la realidad.
 
Txomin añade su aportación personal a este extracto enlazando con las reflexiones que nos envía "Desde la quinta planta". Y señala: La nueva Era de la que hablo yo está anunciada en ese diminuto punto de débil luz que menciona Kandinski . Para concluir con esta sentencia: Nosotros tenemos que hacer que sea realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada