jueves, 27 de septiembre de 2012

Una democracia de calidad: valores cívicos frente a la crisis

Esta semana hemos conocido la publicación de un nuevo documento del Círculo Cívico de Opinión. Esta asociación sin ánimo de lucro, fundada por un grupo de ciudadanos preocupados por la marcha de la cosa pública, tiene como objetivo ofrecer un vehículo para que grupos de expertos puedan identificar, analizar y discutir los principales problemas y dilemas de la sociedad española, pero con la finalidad de que esos debates, conclusiones y sugerencias puedan trasladarse a la opinión pública. 

Uno de los miembros destacados del Círculo Cívico de Opinión, la catedrática de Filosofía moral y política Victoria Camps, fue ponente principal en el I Seminario Ícaro Think Tank de Novia Salcedo. De igual forma, otra conocida miembro, Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía política, preside la Fundación Étnor, con la que nos une estrecha amistad y cuyo director -Roberto Ballester- asiste a los encuentros de reflexión de nuestra Fundación desde ya hace muchos años. Es por ésto que vamos a seguir de cerca las pistas que este Círculo Cívico de Opinión aporta a la sociedad con sus publicaciones. 
 
Adela Cortina y Victoria Camps en el centro
 
El último documento, el nº 6, fue presentado en Madrid bajo el título "Una democracia de calidad: valores cívicos frente a la crisis" y, en cierto modo y parcialmente, nos recuerda al artículo publicado hace unos días en nuestro blog "La participación de los habitantes: pistas para recuperar la política ciudadana". Porque en ambos se habla de los valores cívicos como premisa imprescindible para la recuperación de la política en el sentido más grande. A continuación reseñamos las cuestiones que Victoria Camps y Adela Cortina destacan en su documento como ideas para la reflexión y puesta en práctica:  
  1. Crisis ética
  2. Perseguir el bien común
  3. La equidad como fin
  4. Debe cambiar el orden de los valores
  5. Decir la verdad
  6. Cultura de la ejemplaridad
  7. Rechazar lo inadmisible
  8. Potenciar el esfuerzo
  9. Superar la partidización de la vida pública
  10. El sentido de la profesionalidad
  11. Promover la educación
  12. Recuperar el prestigio
  13. Construir un marco de valores comunes
Siendo todas ellas sugerencias de extraordinaria importancia, nosotros vamos a fijar nuestra atención en estas dos: "debe cambiar el orden de los valores" y "construir un marco de valores comunes", cuyo detalle extraemos del documento. 
 
Los años de bonanza económica pasados han propiciado una cultura de la irresponsabilidad y del dinero fácil, que ha traído consigo corrupción, evasión de impuestos y un consumismo voraz. Si algo puede enseñar la crisis es que debe cambiar la jerarquía de valores transformando las formas de vida, entendiendo que el bienestar no se nutre sólo de bienes materiales y consumibles. Formas de vida que fortalezcan cultural y espiritualmente al individuo y a la sociedad con valores como la solidaridad, la cooperación, la pasión por el saber, el autodominio, la austeridad, la previsión o el trabajo bien hecho... Es urgente construir un suelo de valores compartidos, fortalecer los recursos morales que surgen de las buenas prácticas, porque sólo así se generará confianza. Pero también crear espacios de deliberación que hagan posible construir pueblo, y no masa, que fortalezcan la intersubjetividad y no se disgreguen en la suma de subjetividades. Generar pueblo y sociedad civil tanto en España como en Europa, donde somos y donde queremos estar, es uno de los retos, porque tal vez sea ésta una de las claves del fracaso de Europa: no haber intentado reforzar la conciencia de ciudadanía europea, la Europa de los Ciudadanos, esa pieza que resulta indispensable para que sean posibles tanto la Europa Económica como la Política.

1 comentario:

  1. Me sumo plenamente en este sentido y en él pienso igual que se deben dirigir todos los esfuerzos y conocimientos y no al azar, o a que suceda cualquier cosa (autoregulación arbitraria) Hay que vencer la inercia impresa de la forma equivocada o errada y destacar las cualidades de la cooperación y participación ciudadanas para conseguir la equidad y los valores sociales fundamentales, sin la doblez estafadora que en origen de una crisis, es protagonista. Me quedo con verdad y ejemplo.

    ResponderEliminar