miércoles, 29 de agosto de 2012

Crece el número de estudiantes flamencos que optan por estudios tecnológicos


Según Agoria, la Federación de la Industria Tecnológica de Flandes, la organización empresarial y comercial más importante de Bélgica, este año se han inscrito un tercio más de estudiantes que el año pasado en los cursos científicos y tecnológicos en las universidades e instituciones de enseñanza superior de Flandes. En la misma época del año pasado se habían inscrito algo más de 1600 y este año ya son 2300. Han elegido cursos de las tecnologías de la información y comunicación, ingeniería, tecnología y ciencias industriales.

 
Los datos han sido recibidos con satisfacción tanto por el gobierno flamenco como por la agencia flamenca para el trabajo y la formación VDAB.

 Un aspecto negativo es que el porcentaje de mujeres que optan para estas carreras sigue siendo bajo, dado que representa tan solo un 10%. “Quien quiera atraer más trabajadores técnicos deberá encontrar una manera de motivar a las mujeres jóvenes” dijo el director general de Agoria, Wilson De Pril.

 

“Las cifras nos dan motivos de esperanza”, comentaba Kris Peeters, Presidente del Gobierno Flamenco y a su vez a Ministro Flamenco de Economía, “Esperamos que esto dará un impulso a los jóvenes que todavía no han elegido”. Agoria espera superar este año los 7500 de nuevos estudiantes para conseguir eliminar el déficit anual de unos 500 a 700 graduados en ciencias, ingeniería y tecnología. Antes ya este año, el gobierno flamenco ha aprobado un plan de acción STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) para estimular más a los jóvenes a elegir carreras técnicas y tecnológicas.

 La industria de Flandes espera que los estudiantes que se apuntan ahora puedan resolver lo que llaman empleos "cuello de botella”, o sea para los cuales no hay suficientes candidatos disponibles. Según Agoria, los jóvenes tienden a optar por la seguridad y aspiran a empleos para los que habrá puestos de trabajo disponibles.

 Sin embargo, Peeters subrayaba que la decisión de seguir un curso educativo particular no resolverá por sí mismo el problema de las vacantes difíciles de cubrir.  Hace falta hacer más atractivo la formación en el mismo puesto de trabajo para los que la industria quiera atraer. El año pasado el 84% de todas las vacantes anunciadas por la agencia VDAB eran para empleos “cuello de botella”.

Algunas empresas están ahora buscando nuevas formas para llenar las vacantes, tales como pagar a los empleados existentes una prima si recomiendan un candidato adecuado.

 En Flandes, la lista oficial de empleos “cuello de botella” incluye 97 categorías,  desde nurses, maestros y mecánicos hasta ingenieros, técnicos y trabajadores de tecnologías de la información. La lista oficial incluye también a camareros de restaurantes, chóferes de taxis, personal de seguridad, y operadores de centrales telefónicas. La lista para la región de Bruselas incluye menos categorías y consiste principalmente en empleos con aptitudes técnicas, pero también a vendedores, personal de hostelería y recepcionistas.

 (Del artículo original en inglés de Alan Hope en Flanders Today, 29 Agosto 2012)

 Dicen que Alemania necesita trabajadores cualificados. Se conoce que no es el único país europeo.

 Es paradójico que por una parte falta oferta de empleo, pero que por otra sobra. Lo que quizás falla es una buena orientación de los jóvenes para el empleo. El mercado de trabajo no se crea en función de los estudiantes que acaban una carrera. Los estudiantes deben elegir carreras que demanda el mercado, pero deben mostrar interés y estar bien formados para ellas.

1 comentario:

  1. Señor Aga, el artículo subido me hace pensar en el eurocentrismo.. mas del norte que del sur, y tristemente parece que "la convergencia" se distancia y pospone debido a la crisis. En españa no se apostó ni en "tiempos de bonanza" algo que parece obvio, por una industrialización modernizada, puntera suficiente, y razón para que los estudiantes orientaran su preparación por la escasa oferta y orientación de *las autoridades* dispersamente... Me parece que el divorcio de la universidad, la profesionalización y el estudio, desfovorecida con la sociedad y sus espectativas necesarias de progreso, son las causas que desencadenan la ruptura y la brecha entre pobres y ricos, el desempleo o precario, la alta tasa de paro.
    Sin más, bienvenida sea esa demanda y cualificación ¡aunque venga del norte!
    La universidad, la educación y capacitación deben ser los vehiculos adelantados de la sociedad, debidamente conectados, especialmente sensibles. Saludos Juan M. Rojano

    ResponderEliminar