lunes, 29 de agosto de 2011

El principal fundamento de la educación

“Este verano he leído un libro delicioso que recomiendo”, nos dijo Begoña Etxebarría, Directora de NoviaSalcedo Fundación –NSF-, a su vuelta de vacaciones. Lo ha leído en los momentos de descanso después de sus paseos en bicicleta por la costa de Las Landas. El libro es de la escritora Natalia Ginzbur, y su título Las pequeñas virtudes” (“Le piccole virtù” en la versión original italiana). Está compuesto de 11 ensayos escritos en lugares y fechas diferentes entre los años 1944 y 1962, y habían sido publicados en periódicos y revistas. Dice la autora que “las fechas son importantes e indicativas, pues explican los cambios de estilo. No he hecho correcciones en casi ninguno de estos escritos, ya que soy incapaz de corregir una obra mía, a no ser en el preciso momento en que la estoy escribiendo; cuando pasa tiempo, ya no puedo corregir.”
Las pequeñas virtudes” es también el título del último ensayo, y si la autora lo eligió como título para el libro, era quizás porque lo consideró como el más importante de los once. Porque en él Natalia Ginzburg habla de lo que considera “el principal fundamento de la educación”. El siguiente fragmento lo aclara:
En relación con la educación de los hijos, pienso que se les debe enseñar, no las pequeñas virtudes, sino las grandes. No el ahorro, sino la generosidad y la indiferencia respecto al dinero; no la prudencia, sino el valor y el desprecio del peligro; no la astucia, sino la franqueza y el amor a la verdad; no la diplomacia, sino el amor al prójimo y la abnegación; no el deseo del éxito, sino el deseo de ser y de saber. Solemos hacer, sin embargo, lo contrario: nos apresuramos a enseñar el respeto por las pequeñas virtudes, basando en ellas todo nuestro sistema educativo. Elegimos, de este modo, el camino más cómodo; por que las pequeñas virtudes no encierran ningún peligro material, antes bien, resguardan de los golpes de la fortuna. Olvidamos enseñarles las grandes virtudes y, no obstante, las amamos, y queremos que nuestros hijos las tengan; pero confiamos en que broten espontáneamente de su ánimo, algún día futuro, considerándolas de naturaleza instintiva, mientras que las otras, las pequeñas, nos parecen el fruto de una reflexión y de un cálculo, y, por eso, pensamos que deben ser absolutamente enseñadas. En realidad, ladiferencia es sólo aparente. También las pequeñas virtudes provienen de lo más profundo de nuestro instinto, de un instinto de defensa; pero en ellas la razón habla, sentencia, diserta, abogado brillante de la incolumidad personal. Las grandes virtudes brotan de un instinto en el que la razón no habla, un instinto al queme sería difícil dar un nombre. Y lo mejor de nosotros está en ese mudo instinto, y no en nuestro instinto de defensa, que argumente, que sentencia, que diserta con la voz de la razón.
La educación no es más que una cierta relación que establecemos entre nosotros y nuestros hijos, un cierto clima en que florecen los sentimientos, los instintos, los pensamientos. Ahora bien, yo creo que un clima todo inspirado en el respeto por las pequeñas virtudes, hace madurar insensiblemente para el cinismo, o para el miedo a vivir. Las pequeñas virtudes, en sí mismas, no tienen nada que ver con el cinismo, ni con el miedo a vivir; pero, todas juntas, y sin las grandes, engendran una atmósfera que lleva a esas consecuencias. No es que las pequeñas virtudes sean, en sí mismas, despreciables, pero su valor es de orden complementario, no sustancial; no pueden estar solas sin las otras, y solas, sin las otras, son un pobre alimento para la naturaleza humana. El modo de ejercitar las pequeñas virtudes, en medida moderada y cuando sea del todo indispensable, el hombre puede encontrarlo en torno a sí y beberlo del aire; porque las pequeñas virtudes son de un orden bastante común y difundido entre los hombres. Pero las grandes virtudes, no se respiran con el aire, y deben ser la sustancia prima de nuestra relación con nuestros hijos, el primer fundamento de la educación. Además, lo grande puede contener a lo pequeño, pero lo pequeño, por ley de naturaleza, no puede en modo alguno contener a lo grande.”
El libro entero se puede descargar aquí, desde la página web de Scribd, pero con la advertencia de que “Este archivo es una copia de seguridad, para compartirlo con un grupo reducido de amigos, por medios privados. Si llega a tus manos debes saber que no deberás colgarlo en webs o redes públicas, ni hacer uso comercial del mismo.” Si nosotros hemos citado un extracto del libro aquí en este blog, es porque lo hemos considerado de un interés general y especial, por coincidir con el ideario de Novia Salcedo Fundación –NSF- reflejado en el título de nuestro blog “Construyendo Capital Humano”. Aconsejamos adquirir el libro, como lo ha hecho Mónica Muñoz, la responsable de Administración y de Servicios de Apoyo de NSF para incorporarlo en la biblioteca de esta Fundación.
El libro, traducido del italiano por Celia Filipetto, se puede comprar online a un precio muy módico, por ejemplo en la Editorial Acantilado que da el siguiente resumen del libro: “A medio camino entre el ensayo y la autobiografía, ‘Las pequeñas virtudes’ reúne once textos de tema diverso que comparten una escritura instintiva, radical, una mirada comprometida llana y conclusivamente humana. La guerra y su mordedura atroz de miedo y pobreza, el recuerdo estremecedor y bellamente sostenido de Cesare Pavese y la experiencia intrincada de ser mujer y madre son algunas de las historias de una historia–personal y colectiva–que Natalia Ginzburg ensambla magistralmente, en estas páginas de turbadora belleza, con una reflexión sagaz siempre atenta al otro, arco vital y testimonio del oficio–vocación irrenunciable, orgánica–de escribir.”




domingo, 28 de agosto de 2011

Un pintor opina sobre la crisis de nuestra sociedad

Hoy, 28 de agosto, ha aparecido en varios periódicos impresos y en internet (El Correo, Hoy…) una entrevista de Oskar Belategui con el pintor Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, 1936), Premio Príncipe de Asturias de las Artes 1985 y Premio Velázquez de Artes Plásticas 2006. Naturalmente hablaban sobre todo de pintura, pero me ha llamado la atención que el pintor, conocido por el detalle con el que observa y pinta las cosas y las personas, aprovechaba la entrevista para dar su visión de la sociedad de hoy.
Dijo: “El hombre de nuestra época no es feliz ni está satisfecho. Por eso surgen grietas que llevan a pensar que hay que hacer algo para que vivamos en armonía. Algo que vaya más allá de sus intereses personales, porque parece que el hombre se ha apartado demasiado de lo que nos une. Vive en espacios demasiado individualizados, provocados no por la inteligencia, sino por el interés del capitalismo. El capitalismo ha pervertido mucho la sociedad. El hombre ha entrado muy feliz en ese espacio, porque te da mucho, pero al final nos ha traicionado. Y habrá que hacer algo.” Cuando el entrevistador le pregunta qué hay que hacer, contesta: Buscar un remedio que no sea peor que la enfermedad. Indudablemente por aquí no podemos seguir. No es bueno ni para los poderosos.”
Preguntado sobre lo que piensa sobre la manifestación de los jóvenes en la Puerta del Sol el 15 de mayo, dice: “A lo mejor es un movimiento inocente, pero es un síntoma. Puede que detrás de esas personas vengan otras que no vayan a la Puerta del Sol y manifiesten su disconformidad de otra forma. El 15-M es un indicador, no se puede dejar de ver. Quizá lo dicen de una manera muy infantil y no se les puede seguir literalmente, pero no puedes dejar de tenerlos en cuenta. Alguien tenía que empezar. La gente más inteligente se queda callada ante lo que se avecina, paralizada por la dificultad de la solución”  A la pregunta de Oskar Belategui si entonces los políticos ya no son los más inteligentes, contesta: “Hace mucho que no lo son. La gente inteligente está haciendo unas tareas que son muy importantes, el mundo sigue por esas gentes. Y, desde luego, no están en la política. Están en su laboratorio, o es una mujer criando a su familia. No son los que nos guían con mayúsculas, esos son prisioneros del sistema. Habría que escuchar más a los hombres de ciencia que a los banqueros. Y encontrar una solución que no tenga que ver con palabras bonitas como bondad y generosidad y sí con el sentido común.”
Antonio López es pesimista de que se aprendan lecciones de esta crisis: “No creo. Se ha hundido tanto todo en el error y va tan unido a pequeñas vanidades que no será fácil ver la luz. Costará que cada uno prescinda de esos placeres que tanto se valoran.” Y sobre los disturbios y saqueos en Londres dice que “Es gente descontenta pero que no está bien orientada. ¿Quién va a orientarnos bien? Quizá cuando el peligro para los poderosos sea enorme ellos empiecen a colaborar. De momento, no están dispuestos.”
Un panorama oscuro. El “estado del bienestar” venido a menos. Mientras tanto los líderes políticos y económicos poderosos siguen sin enterarse o sin querer enterarse, y muestran una inercia ante la necesidad de un giro copernicano. ¿Esperan hasta que la cosa se rompa? Tienen una responsabilidad enorme.

viernes, 19 de agosto de 2011

La desigualdad económica y social impide salir de la crisis

El número de pobres aumenta y el número de ricos también. La clase media se está mermando. Es lo que pasa en los EEUU… ¿y en Europa? “Struck in the middle” es el título de un artículo de Rana Foroohar en TIME del 15 de agosto, con un "Informe Especial: Lecciones de la Debacle de la Deuda" (de EEUU). Es difícil de traducir exactamente en tan pocas palabras en español. Mejor tomar el subtítulo “Without a growing middle class, there’s no growth” (“Sin una clase media creciente, no hay crecimiento”). Rana Foroohar es BA en literatura inglesa por la Universidad de Columbia, es directora adjunta de redacción de TIME, tiene un excelente currículum como periodista y reportera, ha sido premiada con el Premio Peter Weitz de la Fundación Marshall alemana, y es miembro del Council on Foreign Relations (CFR), un “think tank” estadounidense independiente y apolítico, cuya misión es informar al gobierno de los EEUU y otros, empresarios, periodistas, educadores y estudiantes. También es colaboradora con el Foro Económico Mundial.

Rana Foroohar dice que el 1% de los estadounidenses acopa alrededor del 20% de los ingresos totales, un valor cerca del que hubo en le “época dorada” de los EEUU en el siglo XIX. En 1970 tenían tan solo el 8%. El resto de los americanos no han visto un aumento en cerca de cuatro décadas. “La brecha de bienestar entre blancos y negros es ahora un abismo. De acuerdo con un estudio de Pew, el bienestar medio de los hogares blancos es ahora 20 veces el de los hogares negros, lo que hace que la brecha es casi dos veces que en la época de la Gran Recesión”, cita Rana Foroohar. Y añade que la crisis financiera ha agravado el problema, porque ha dado lugar a una crisis de la vivienda de la clase media mientras que los que tienen salarios altos mantienen su seguridad y quedan al margen del problema. Rana Foroohar vaticina que el acuerdo (entre Demócratas y Republicanos) sobre la reducción de la deuda de los EEUU aumentará esta brecha, y quizás de forma dramática. Continúa diciendo que “los detalles del acuerdo favorecen a los ricos, dado que los que viven bien se escapan de los nuevos impuestos, y los pobres reciben el hacha del gasto en su espalda en la forma de la reducción de subsidios del paro, eliminación de empleos del sector público, y la falta de aumento de gasto en programas que puedan reforzar el empleo o ayudar a reformar a los trabajadores.” Rana Foroohar cita al economista de Harvard Kenneth Rogoff: “Es difícil reducir el tamaño del gobierno ahora mismo, sin exacerbar la desigualdad”.
Hagamos un pequeño cálculo hipotético: con la mitad del sueldo de un solo alto directivo que gana 1,2 millones de euros al año, se podría dar trabajo a 50 jóvenes mileuristas. 10 Ricos, con aceptar ser un poco menos ricos, darían trabajo a 500, 100 a 5000. Y al alto directivo le quedarían todavía 600.000 euros, con los que puede seguir viviendo muy muy bien. Los ricos tienen sus necesidades más que cubiertas y sus mayores gastos no son precisamente los bienes de primera necesidad sino un chalet lujoso y por lo menos otro para vacaciones, coches de alta gama, un yate de unos cuantos metros de eslora, quizás un jet privado, una colección de joyas de oro y diamantes, alojarse en hoteles de 5 estrellas como mínimo, etc. La mayor parte de la industria vive de la producción y venta de bienes de necesidad (alimentación, vestimenta, mobiliario, utensilios, sanidad e higiene, etc.) no de la producción de objetos de lujo. Por lo que si procuramos que los pobres adquieran más poder adquisitivo, favorecería a la economía. Mantener o aumentar los salarios de los ricos no favorece el crecimiento (salvo si reinviertan gran parte en un sistema productivo que crea empleo). Rana Foroohar tiene razón cuando dice que para salir de la crisis hay que aumentar la clase media, y no la clase rica. Una amplia clase media cualificada es la que mantiene en vida la industria.

“Exacerbar la desigualdad”, como dice Ken Rogoff, tiene como consecuencias que crece el número de “indignados” y puede llegar a situaciones extremas como los disturbios de Londres y de otras ciudades británicas. A esto dedica TIME gran parte de su número siguiente, del 22 de agosto, que da a su portada el título fatalista “The Decline and Fall of Europe” (El declive y la caída de Europa) en el que demuestra que el problema es tanto o más de Europa que de los EEUU. En este número Rana Foroohar escribe otro artículo estelar: El Fin de Europa – Su unión económica se está desenmarañando, Londres está en llamas, y su socio comercial del que dependía el continente, los EEUU, es demasiado débil para salvar el día o el euro. Di adiós al viejo orden.” Cita de nuevo a Kenneth Rogoff: “Europa está a punto de estallar. Ya no es cuestión de permanecer quietos ni de esperar a que los EEUU vayan a poner en marcha la economía. Tendrán que arreglar las cosas en su casa.”

En este mismo número de TIME, de Nathan Thornburgh, periodista free lance, escribe un artículo sobre los disturbios de Londres. Dice que “En algún sitio detrás de esta aparente anarquía están los verdaderos descontentos de Britania.” Y cita el coeficiente Gini de varios países obtenido a partir de las bases de datos de la OCDE sobre la distribución salarial y la pobreza. El Coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini, que se usa normalmente para medir la desigualdad de los ingresos. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno).  Por lo tanto, cuanto mayor es el coeficiente, mayor es la desigualdad. Los peores en Europa son, en este orden: Portugal, Reino Unido, Italia, Grecia, y España. Entre los mejores, naturalmente Suecia, que ocupa siempre los mejores puestos en todos los rankings. Nathan Thornburgh dice que según la OCDE el Reino Unido tiene la peor movilidad social de las naciones desarrolladas: “los que han nacido en una determinada clase tienen tendencia a permanecer en ella.” Y dice también que los EEUU es otro país desarrollado con una gran subclase inmóvil parecida, y que poco se ha hecho en los años recientes para cambiar la situación. Cuenta que el desempleo de los jóvenes ha crecido fuertemente en los últimos tres años y ha alcanzado los niveles de los desempleados en los países árabes que han sido testigos de las revoluciones de los jóvenes este año. Nathan Thornburgh cita a un psicólogo social de la Universidad de Liverpool, Clifford Stott, quien define los disturbios como “una lucha de clases”.

Dice Rana Foroohar que la situación en la que estamos “es lo que ocurre después de una profunda crisis financiera que requiere el rescate de estados asediados, que se han quedado sin los pocos recursos y herramientas necesarias para hacer frente a un entorno estancado con un alto grado de desempleo, común a políticas populistas, una inestabilidad social y una violencia de la especie de la que solo hemos visto el principio en las calles de Atenas y de Londres.”

Si no tomamos las cosas más en serio, ¿no estaremos preparando una nueva revolución de los proletarios? Tengamos muy en cuenta el clamor de los “indignados” para no llegar a esto. Es bueno recordarlo hoy, en este Día Humanitario Mundial, que las Naciones Unidas han establecido para aumentar la conciencia de las necesidades humanitarias en todo el mundo, y de la asistencia humanitaria, que empieza en nuestra propia casa. “Que aquellos que honramos hoy nos inspiren para comenzar nuestro propio camino para hacer del mundo un lugar mejor y reunir nuestra familia humana más estrechamente.”, dijo en ocasión de este Día Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas. ¿Lo asumirán los líderes políticos, económicos y financieros?

jueves, 11 de agosto de 2011

Es necesario globalizar la ciencia y el conocimiento para progresar hacia la igualdad económica y social

Estos días he sacado de mi biblioteca un libro que tenía casi olvidado y que lleva el título “The Discipline of Curiosity – science in the world”, y que ha sido editado en 1990 por la editorial Elsevier. Me lo regaló esta editorial en la época en que fui corresponsal (no remunerado) en España para su revista “Journal of Applied Catalysis”. En el libro, de tres autores, Janny Groen, Eefke Smit, y Juurd Eijsvogel se entrevista a quince líderes de opinión (*) (figuras prominentes de la política internacional, de los negocios, de los medios de comunicación y de ciencias) para dar su visión sobre el papel de la ciencia en la sociedad global. 

¿Por qué comentar hoy un libro sobre ciencia escrito hace 21 años? Muy simple, al volver a leer ciertos capítulos me parecía que podrían haber sido escritos hoy y es decepcionante constatar que se ha evolucionado poco y que el papel de la ciencia en la sociedad ha estado en un segundo o tercer plano, cuando sin la ciencia no hay desarrollo posible, sobre todo y en particular en los países pobres o en fase de desarrollo. Una prueba de que el libro sigue siendo actual es que todavía hoy se vende en las librerías.
Ya en la Introducción al libro, Juurd Eijsvogel, editor principal, dice que la disciplina de la curiosidad, como se podría llamar a la ciencia, no es solo una disciplina de formas, de métodos y de significados, es también una disciplina de finalidades; finalidades políticas, morales, culturales y comerciales. Cita a uno de los entrevistados, Federico Mayor Zaragoza que entonces era Director General de la UNESCO, quien dice: “Cada día vemos una mayor cientificación del proceso de toma de decisiones. Y estoy convencido que esto continuará” y continua diciendo que si los responsables de tomar decisiones quieren basar su política en datos científicos, tienen que tener acceso al enorme depósito de conocimiento científico que hay en el mundo. Pero ellos no hablan el idioma de la ciencia, como tampoco los científicos saben expresarse en el lenguaje de los que toman las decisiones. Por consiguiente, la comunicación entre la ciencia y la sociedad sigue siendo defectuosa. Dice Eijsvogel que el valor de la información está en la capacidad de estar comunicados. Mientras el suministro de información científica adecuada permanece estancado, estamos derrochando tiempo, dinero y creatividad.
Eijsvogel cita a Erich Bloch, ex director de la National Science Foundation de los EEUU, quien dice que “nuestra sociedad se va reestructurando completamente en la medida en que cada país y cada economía dependerá más del conocimiento que antes. Antes los países dependían fuertemente de los recursos naturales. Ahora la competitividad económica de un país dependerá más de los recursos humanos, de las personas.” En otras palabras, el poder económico vendrá cada vez más de la maximización del intelecto humano.
Otro entrevistado, Robert Solow, Premio Nobel de economía, habla en el mismo sentido y cuenta: “Cuando era un estudiante, se suponía que la ventaja competitiva de un país dependía principalmente de sus recursos naturales: el clima, su localización, su cercanía a las materias primas y a los mercados.” Hoy la ventaja comparativa es algo que una nación o una industria crea por sí mismo, dice Eijsvogel. Esto se puede conseguir aprendiendo, aprendiendo de otras personas, de otras empresas o de otros países. Pero no cada uno es capaz de participar en esta carrera muy costosa hacia una ventaja comparativa. El peligro de una distribución desigual del conocimiento no es del todo un fenómeno nuevo, pero los desarrollos muy rápidos de la ciencia y de la tecnología hacen que la situación para los que se quedan atrás es más y más desesperada. A pesar de los muchos esfuerzos para llenar la brecha a nivel nacional igual que a nivel global, se está aumentando siempre más rápido.
Algunos temen que la sociedad puede estar polarizada según las líneas de la educación, que habrá gente que tiene aptitudes técnicas y otros que no. Estos hombres y mujeres técnicamente iletrados no serán capaces para formar sus propias opiniones, no seguirán participando en el proceso democrático, porque no han aprendido a comprender. Puede que solo ven la ciencia como única vía para solucionar todos los problemas. Y esto crea naturalmente un problema, porque la ciencia no es omnipotente.
Los países en desarrollo carecen a menudo de los instrumentos más básicos para la ciencia y la educación… Científicos africanos ríen amargamente con la idea de que se les llame científicos. Ni ellos ni sus universidades pueden permitirse de suscribirse a revistas científicas o a boletines profesionales publicados fuera de su país. Eijsvogel cita a Seun Ogunseitan, corresponsal en Nigeria del periódico inglés The Guardian, quien dice: “Mucha gente en nuestras universidades no están seguros sobre cuál es el estado de la ciencia” Tienen que basarse en lo que les informa la prensa nacional, sus amigos o la revista TIME.

Dice el editor que muchos de los quince entrevistados están altamente preocupados por el peligro inminente que supone la siempre aumentando brecha entre los países industrializados y el tercer mundo. Robert Solow opina que cada uno y cada país debe ser capaz de aprovecharse de las fuentes científicas. Y para los países pobres también es esencial disponer de científicos, afirma Federico Mayor Zaragoza. En el capítulo dedicado a la entrevista con él, Mayor Zaragoza dice: “La mayor disparidad hoy (¡en 1990!) entre los países industrializados y en desarrollo está en la inversión en investigación y desarrollo. Algunos países en desarrollo están invirtiendo bastante en educación, pero cuando se trata de la ciencia, hay una brecha grande entre ellos y el mundo desarrollado. Muchos países en desarrollo consideran que es más fácil comprar tecnología en el extranjero. Pero yo sigo repitiendo que la investigación, que esté realizada por científicos nacionales o extranjeros, tiene que ser pagada de una forma u otra. La ciencia aplicada necesita a la ciencia básica para ser aplicada. Mi respuesta a los ministros de los países en desarrollo que proclaman que hay que reforzar la ciencia aplicada, es, que la ciencia aplicada no existe, solo la ciencia que se puede aplicar. Por eso debes contribuir, aunque sea de forma modesta, al desarrollo de la ciencia.” Federico Mayor Zaragoza opina que debemos apostar por la solidaridad. Algunos centros de investigación en el Norte tienen acuerdos bilaterales con centros en el Sur. Varias asociaciones de científicos en el mundo desarrollado podrían establecer acuerdos de intercambio, y las universidades podrían llegar a arreglos que dan acceso a bibliografías, equipos, cursos de formación, y otros parecidos.
Esto se escribió y se dijo hace 21 años. ¿Dónde estamos hoy? ¿Hemos progresado? En otro post de este blog hablábamos de los vínculos entre la Universidad de Lovaina y la de Kinshasa en la República Democrática del Congo. ¿Hay otros casos? En la prensa se lee muy poco o nada sobre este asunto tan importante. No parece que es noticia… También es verdad que la situación política y la seguridad ciudadana en algunos países africanos no han sido muy favorables para su desarrollo científico y para una colaboración y un intercambio científico Norte-Sur.

(*) Aparte de los ya mencionados, otros entrevistados eran: Alexander King, presidente del Club de Roma en ese momento; Harry Beckers, investigador jefe de la Shell; Etienne Davignon, que ha sido vicepresidente de la comisión Europea; Hisao Yamada, director de I+D del Centro Nacional para el Sistema de Información Científica del Japón; el alemán Rudolph Bernhardt, director del instituto Max Planck del Derecho Público Comparativo; Roger Penrose, profesor de matemáticas de la Universidad de Oxford; el sueco Kai Siegbahn,  Premio Nobel de Física; Shigeo Minowa, director del Instituto de Negocio y Gestión Internacional de la Universidad de Tokio; John Maddox, editor de la revista Nature.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Conseguir liderazgo social con nueve palabras

“Si aprendieras que hay nueve palabras de las que podrías decir que podrían cambiar la forma por la que interactuarías con el mundo, ¿qué harías con ellas?”

Con esta pregunta original empieza un artículo de Abigail Noble en el blog del Foro Económico Mundial (WEF) que lleva el título “Haciendo espacio para elLiderazgo” (Lo publica el baterista de música rock y jazz Mark Schulman). Abigail Noble es Jefa de América Latina y de África en la Fundación Schwab para el Emprendimiento Social. Abigail Noble contesta así a la pregunta:

Como miembro de Liderazgo Global del Foro Económico Mundial, he estado la semana pasada en la Columbia University School of the Arts con varios de los preparadores prominentes de actuación y profesores de artes escénicas. Aunque no anticipo que voy a ser el próximo Robert de Niro ni Natalie Porter, sé que yo y mis compañeros, miembros del programa de Liderazgo Global, nos hemos llevado de allí varias lecciones valiosas.
En primer lugar aprendimos que el liderazgo, igual que en una gran improvisación de jazz, necesita ser un diálogo interactivo donde los músicos resuenan el uno con el otro para trabajar de forma armoniosa hacía un objetivo. Éramos unos privilegiados la tarde del viernes pasado por tener un concierto privado con cuatro de los mas talentosos músicos de jazz en el mundo. Entre las series de piezas musicales hablamos con el cuarteto Christopher Washburne sobre el liderazgo, el trabajo en equipo y el jazz. Personas con talento individual que al mismo tiempo que se mantienen fieles a su brújula interna están abiertos a una nueva dirección, llevan a cabo un genio creativo colectivo; cuando un músico se comporta de forma narcisista bajo los focos, el resultado es desarmonía.

(Fuente: Página web de la Universidad de Huelva)

En segundo lugar aprendimos que el papel del líder es establecer el escenario (metafóricamente hablando) para el cambio y capacitar a otros para tomar posesión de la visión. Alfredo Jaar, un artista chileno, visitó una ciudad escandinava en la que la mayoría de la gente nunca había ido a un museo. Jaar pedía a la empresa más importante de la ciudad, una fábrica de papel, de donar papel grueso, que luego usaba para construir un museo temporal. El museo fue inaugurado por toda la ciudad, y celebrado con una fiesta de 24 horas que terminó con el museo en llamas. Como vieron que un museo puede ser un espacio físico para albergar la riqueza cultural y espiritual de la ciudad, la comunidad defendió con vigor la existencia del museo. Dándose cuenta que la autenticidad no puede venir del exterior, Jaar ofreció ayudarles a construir su propio museo permanente. El liderazgo de Jaar, que les abrió una nueva visión y les capacitaba para crear algo que da cuerpo a sus valores y su espíritu, crea espacio para que emerja un nuevo liderazgo local.
Tercero, vimos como las artes escénicas pueden proveer el recipiente para el cambio social. Durante la semana en Columbia, pasamos el tiempo tanto con el Impact Repertory Theatre, que monitoriza a la juventud de Harlem y les enseña cómo las artes escénicas pueden ser una salida positiva, como con el Theatre for the Oppressed, que capacita a mujeres maltratadas, niños soldados y trabajadores explotados, para compartir sus historias y colectivamente generar soluciones a sus problemas. Estar en el escenario da a individuos, que de otra manera serían “invisibles”, el respecto y la atención que merecen. A veces esto solo puede hacer más para resolver la inigualdad que los programas de gobiernos o la sociedad civil. Las audiencias pueden  sumergirse ellas mismas emocionalmente en las vidas de los otros, crear una empatía más profunda y romper muros culturales que de otra forma resultan en conflictos futuros.
Finalmente, aprendimos nueve palabras que pueden ser inmensamente poderosas para conectarnos con la gente que nos rodea, con y para la que estamos comprometidos para mejorar el estado del mundo. Como los actores en el escenario antes de que empiece la función, aprendimos decirnos a nosotros mismos con nuestra mente plena, nuestro espíritu pleno y nuestro cuerpo entero: “I am here in this space with you all” (“Estoy aquí en este espacio con todos vosotros”).
Estas palabras pueden ser el camino más sencillo y hasta más poderoso para construir la disciplina interna y la pasión contagiosa que nos permite estar al mismo tiempo presentes como seres con sentimiento y para subir al escenario como líderes globales.

Esto es lo que dijo Abigail Noble. Su “currículo” en la página web de WEF, interesante y “noble”:
Abigail, de nacionalidad estadounidense, empezó su carrera en la consultoría de gestión, asesorando a compañías de Fortune 500 sobre estrategia corporativa con Deloitte Consulting, y llevando a cabo análisis de política económica para gobiernos cuando estaba con el Grupo Brattle. Ha trabajado con gobiernos en Africa Occidental y Oriental sobre el desarrollo económico rural con las Naciones Unidas. Más recientemente ha ayudado a lanzar en 13 países de América Latina el programa Pioneros de la Prosperidad, una competición con premios de emprendimiento, diseñado para avanzar en la competitividad y en el impacto social. Ha trabajado en la facilitación de inversiones para organizaciones sociales, tanto sin ánimo de lucro que con, mediante su labor en el Social Equity Venture Funds (SEVEN), New Profit Inc. and Fidelity Investments, así como su trabajo como voluntaria con organizaciones de microfinanciación en Perú, Haiti y India. Ha sido premiada con una Beca Fullbright para estudiar la democracia y el desarrollo económico en Uruguay. Es Bachelor de Administración por la  Tufts University y obtuvo el Máster en Desarrollo Internacional en la Kennedy School of Government de Harvard. Y es bilingüe inglés español.

lunes, 8 de agosto de 2011

Future Work Skills 2020


Un nuevo informe sobre competencias ha llegado hasta nosotros, que vienen a sumarse a los muchos ya presentados en este BLOG. La singularidad del que hoy comentamos radica en que nos aporta la visión estadounidense de las competencias clave que se van a requerir en su mercado laboral en los próximos años.
Este último informe señala como la conectividad global, la inteligencia artificial y los nuevos Media son algunos de los “drivers” o palancas, que están remodelando lo que pensamos sobre el mundo del trabajo, lo que constituye trabajo, y las competencias que vamos a requerir para ser contribuyentes productivos en el futuro.





Además de estos tres analiza otros "drivers" clave que están reformulando el paisaje del trabajo y através de ello identifica las competencias laborales clave que se van a necesitar en los próximos 10 años, en concreto para el escenario 2020, un horizonte temporal que también se contempla desde las intituciones europeas a través de la "Estrategia 2020".




El Instituto para el Futuro (IFTF, sus siglas en inglés) responsable de los resultados de esta investigación, es un grupo experto que viene liderando estudios a travésde metodologías prospectivas, desde la técnica Delphi, a métodos de integración demográfica y otro tipo de herramientas predictivas.





Volviendo al contenido del informe, seis serían los “Drivers” responables del cambio de nuestras sociedades:
1. Extrema longevidad.
2. El crecimiento de las máquinas inteligentes y los sistemas.
3. El mundo de la Informática.
4. La nueva ecología de los medios.
5. Organizaciones superestructuradas.
6. Un mundo conectado globalmente.





Teniendo en cuenta estos 6 "drivers" el IFTF identifica las siguientes 10 competencias críticas para el éxito en el mundo laboral:





1. Dar sentido: habilidad para determinar significado más profundo de lo que está siendo expresado.
2. Inteligencia social: Habilidad para conectarse a otros de manera profunda y directa, para detectar y estimular reacciones e interacciones deseadas.
3. Pensamiento original y adaptativo: habilidad para pensar y descubrir soluciones y respuestas más allá de los caminos marcados.
4. Competencia transcultural: habilidad para operar en diferentes escenarios culturales.
5. Pensamiento computacional: Habilidad para traducir grandes cantidades de datos en conceptos abstractos y para entender razonamientos basados en datos.
6. Formación sobre nuevos “Media”: habilidad para evaluar críticamente y desarrollar contenido usado en las nuevas formas de los “Media” y provocar a esos “Media” para una comunicación persuasiva.

7. Transdisciplinariedad: formación y habilidad para comprender conceptos a través de múltiples disciplinas.
8. Mentalidad para el diseño: habilidad para representar y desarrollar tareas y procesos de trabajo para obtener resultados deseados.

9. Gestión cognitiva: habilidad para discriminar y filtrar información en función de su importancia, y para entender cómo maximizar el funcionamiento cognitivo usando una variedad de herramientas y técnicas.
10. Colaboración virtual: habilidad para trabajar productivamente, conducir el compromiso y manifestar presencia como miembro de un equipo virtual.





Para los autores de este informe, así mismo los resultados de la investigación tienen las siguientes implicaciones para 4 colectivos.





Las personas individuales: que necesitarán capacidad para navegar rápidamente en un escenario de diferentes formas organizacionales y requerimientos competenciales. Una vez más nos recuerdan que los trabajadores del futuro necesitarán poner en marcha estrategias de aprendizaje a lo largo de la vida.

Las instituciones educativas:
independientemente del nivel educativo que cubran, necesitarán adaptarse rápidamente y dar respuesta a las nuevas necesidades de desarrollo competencial.


El mundo de la empresa:
las organizaciones deberán estar alerta de los cambios del entorno para adaptar su fuerza de trabajo y desarrollar estrategias que aseguren el correcto alineamiento con los futuros requerimientos en competencias.
Las instituciones públicas: Deberán adoptar el liderazgo y hacer de la educación una prioridad nacional.







El Instituto para el Futuro es un grupo de investigación estratégica, independiente y no lucrativo, con más de 40 años de experiencia en prospectiva y se localiza en Palo Alto, California.

El presente informe fue elaborado para el Instituto de Investigación de la Universidad de Phoenix.



La innovación social y el papel de la mujer en el centro de los Diálogos de Iruaritz 2011

Iruaritz es el nombre de un hotel de encanto, que ocupa un antiguo caserío en Lezama, un barrio rural de Amurrio en la provincia de Álava, entre Bilbao y Vitoria. Situado en un bello y tranquilo paraje natural es el sitio ideal para retirarse, pensar y debatir con serenidad. En el Caserío Iruaritz y en la cercana ermita de San Prudencio, la Fundación Iruaritz Lezama, que tiene como objetivo  "La formación integral del hombre en sus diversos aspectos profesionales, éticos y religiosos”, acoge cada año, en formato de retiro, los Diálogos de Iruaritz, que reúne a personas destacadas y expertas de diversas nacionalidades con el propósito “de encontrar yacimientos de esperanza”, según dice Michel Campdessus que preside los Diálogos y de los que también es fundador. Este año el tema ha sido “la Innovación Social y el papel de la mujer.”

Esta edición de los diálogos, que tuvo lugar los días 1 y 2 de agosto, ha sido la 15ª  desde que el matrimonio francés Campdessus, Michel y Brigitte, los habían iniciado en 1996 en Washington, sede del Fondo Monetario Internacional del que Campdessus era entonces Director General. Las siguientes reuniones habían tenido lugar en Bayona, la ciudad natal de Michel Campdessus, hasta que en el año 2000 se empezaron a organizar en Lezama, por invitación de Luis de Lezama, que además de ser sacerdote es fundador del hostelero Grupo Lezama. Luis de Lezama colabora como moderador con Michel Campdessus, quien preside las jornadas, en sustitución de Brigitte Campdessus, debido a la alta carga de trabajo que supone. Aunque Brigitte sigue participando en las reuniones.
Caserío Iruaritz

Había 25 participantes entre los que destacaban, además de los ya citados: Enrique Barón, ex presidente del Parlamento Europeo que ha participado en el Tratado de Lisboa; Enrique Iglesias, economista uruguayo de origen asturiana que ha sido Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional; Jean Baptiste Foucauld, que ha sido colaborador de Jacques Delors y es fundador de la asociación francesa “Democracia y Espiritualidad”;  Makoto Utsumi, ex vice ministro de finanzas de Japón además de otros altos cargos políticos; Diarmuid Martin, Arzobispo de Dublín; Yu Serizawa, una empresaria que es asesora senior por el Japón en el Foro Económico Mundial; Nicholas Vickery, experto en finanzas del Banco Mundial; y Begoña Etxebarria, Directora de Novia Salcedo Fundación, quien nos informa sobre el evento.
El programa comenzó el lunes 1 de agosto con sesiones de mañana y tarde en el caserío y en la ermita de San Prudencio, que está a 5 minutos andando, seguido a la tarde de una misa opcional en la ermita, y una noche documental sobre la crisis y por qué ocurrió. Begoña nos da su resumen del encuentro: En esta 15 ª edición hemos hablado sobre la Innovación social como fuente de progreso.  Reconstruir un mundo nuevo, otra manera de convivir en igualdad, un futuro sostenible para todos. Hemos hablado del papel no solo de la mujer sino de todos los seres humanos que estamos en el epicentro de este cambio.  Encontrar  ‘alas para abordar los problemas’ desde una postura de actores y gestores de nuestras propias ideas e iniciativas ante estos desafíos que son muy importantes, en una especie de redefinición del ser humano, hombres y mujeres. Hemos constatado el avance en los últimos años del papel de las mujeres en la esfera pública, pero ahora se redefine de nuevo el papel que puede y quiere jugar.  Esta  innovación social que vemos comporta la exigencia de un cambio de valores culturales de una colectividad. Se hace necesario superar el individualismo hacia unos valores cívicos, un cambio en el que se es consciente de los demás, una opción ética por cooperar, más que por dominar en todas las relaciones interpersonales e intergrupales, nuevo feminismo más flexible, ligado a este nuevo civismo.”

“El ambiente en el que transcurren los diálogos es el de un grupo de amigos que van invitando a diversas personas a sus diálogos.  No es un diálogo muy estructurado con demasiados papeles por medio. Se cuenta con traducción simultánea y las personas se expresan en la lengua en la que se  sienten más seguro, lo cual le da un punto de formalidad. En esta edición Michel Camdessus quiere darnos la voz a las mujeres: su mujer Brigitte, la mujer de Jean Baptiste Foucauld, Florence, yo (Begoña Extebarria) misma (que expuse las ideas recogidas en el cuaderno Ícaro). Por cierto todas tenemos formación en ciencias políticas y sociología, pero estas mujeres francesas, a pesar de ser de ser personas de más edad que yo, son deliciosamente cultas y avanzadas, con un enorme sentido ‘cívico’.”

“Los diálogos se producen en contexto de “internado” de día  y medio de duración, en sesiones de mañana y tarde, de jornada completa el primer día. No se busca un resultado especial, sólo tratar de compartir interrogantes y opiniones sobre la compleja situación del mundo, movidos por la “pasión en el ser humano y en el mundo”. Se persigue  sobre todo aportar a los miembros del grupo, reflexionar con otros conjuntamente. Saltan las ideas de un lado a otro, porque tiene un punto de informalidad, ya que en general las aportaciones no son por escrito, y van sucediéndose. Por ello, las notas que recojo a veces están inconexas, y otras veces se repiten. Hay que esperar a oírlo o leerlo todo para extraer   el  hilo conductor, que desde luego está y bien claro. Todo ello puede y debe completarse con seguimiento de los trabajos de los principales ponentes.”
La ermita de San Prudencio

Begoña nos da también algunos flashes de las intervenciones y diálogos que le han llamado la atención:
Diarmuid Martin está preocupado porque sus jóvenes seminaristas son muy conservadores.  Él ve que los líderes son hombres, en Irlanda 80 por ciento de la educación son mujeres pero hay muchos sectores que siguen siendo clubs de hombres ¿Donde están las barreras? Tiene que ver con el papel de la mujer en la familia.

Se habló de la violencia de género. Otra pieza del puzle: la prostitución en Irlanda, patología oscura en las relaciones entre el hombre y la mujer. Existe toda una industria en nuestra sociedad: mujeres inmigrantes africanas, Brasil, Tailandia, Filipinas y China, que están en zonas elegantes y no en las calles, fiestas sexuales… La Prostitución como nueva esclavitud, y el dinero que mueve. Este es un problema que ataña no solo a las ciudades grandes ¿Qué nos dice esto de una serie de hombres en nuestras sociedades? Cifras sobre la violencia domestica: un 30 % en Bangladesh y Kenia han sufrido violencia domestica en el último año. Y la violencia contra los más débiles que incluye a  niños, y no solo a las mujeres. Y la hambruna en el cuerno de África… 

Hace falta formular una política que combata la violencia de género.  Innovación social es revalorización de las personas, su dignidad y calidad de vida. Pero las mentalidades necesitan mucho tiempo para cambiar. “¡Nosotros los hombres vamos a hablar de las mujeres y esto conmueve!” dice Diarmuid Martin.

Nicholas Vickery presentó un estudio de Mac Kinsey sobre rentabilidad de las empresas según la pertenencia de mujeres a comités técnicos. Nicholas  está actualmente en el Banco mundial en Estambul trabajando en el área de micro financiación en todo el mundo. 

También intervino Nasuko, la mujer de Makoto, diciendo que la mayor parte de las mujeres que han hablado, han participado de una manera u otra en la sociedad, y que ella es una mujer que ha salido de casa. Decía que el Michel Campdessus le pidió que hablara de las mujeres y su responsabilidad en el siglo XXI. Opina que naturalezas distintas deben jugar papeles distintos.  Las primeras emperadoras eran mujeres, siempre ha habido emperatrices en la familia real japonesa. En el periodo feudal hasta la revolución de los Beijing la sociedad japonesa comenzó a ser dominada por los hombres. En el parlamento hay muchas mujeres, trabajan y tienen hijos. Cuidar los hijos y apoyar al marido. Lo que hay que hacer es saber elegir el papel que quieres jugar en tu vida, talento y poder elegir en tu corazón. 

Makoto continuó la aportación de su mujer Nasuko diciendo que sin su colaboración él no hubiese podido sobrevivir. Dos tipos totalmente distintos de mujeres japonesas nos acompañan, su mujer, y su hija totalmente formada y con un papel importante en la vida pública. 
Brigitte Campdessus apela a la revolución de las mentalidades que pasa por cambiar las familias, cuando en una familia cambiamos el papel de las mujeres, es cuando esto comienza a cambiar. Dar educación a los chicos y las chicas. Elegir los estudios que querían y la profesión que querían. 

Jean Baptiste Foucauld  se refiere a la lucha de poder entre hombres y mujeres. La inferioridad biológica del hombre se ha compensado con el poder. La primera reacción del hombre no es a compensar sino a dominar. En las primeras democracias es cuando la mujeres empiezan a decir ‘y nosotras qué’, los hombres quieren mantener esta dominación.  ¿Cómo arreglamos la idea de la igualdad y la diferencia? ¿Cuál es la diferencia legitima, no estructural? Jean Baptiste Foucauld nos muestra una iniciativa que están promoviendo  en Francia “Le Pacte Civique”, definido como “una llamada a pensar, actuar y vivir de manera diferente en democracia para inventar un futuro deseable para todos.” “Son 32 iniciativas bastante moderadas si se tienen en cuenta de una en una, pero todas juntas son una auténtica revolución", dice Foucauld en una entrevista que hizo el periódico El País a los participantes durante un descanso.
En esa entrevista, a la pregunta ¿Son los valores masculinos los causantes de la crisis?, Begoña Etxebarria responde, "Los que han mandado hasta ahora han sido ellos. Ahora hay una necesidad de otros valores ligados a la femineidad." Yu Serizawa ensalza lo humano por encima de la distinción de sexos. Eso sí, apela a que las mujeres "tengan el coraje para responsabilizarse de los retos de futuro. Si eludes las responsabilidades, dejas de lado los derechos que conllevan". Begoña comentaba que "El individualismo ha permitido conquistas, también para la mujer, pero ahora necesitamos pactos y cambios de valores culturales". A lo que Campdessus añadió que los cambios deben llegar no solo de la mano de los políticos, sino también de la sociedad civil y de los individuos. En este sentido, como otros muchos asistentes, valoraba la "magia" del Pacto Cívico francés presentado Jean Baptiste de Foucauld. 

Al buen ambiente colaboraban también las “suculentas comidas preparadas por Francisco, el Chef del agroturismo Iruaritz que nos acoge”, añade Begoña. 

¿Los retos? Todos por participantes tienen las mismas ideas: Las personas y organizaciones como motores de cambio, la sociedad civil, la necesidad de aportar creatividad, iniciativa, responsabilidad ética, cooperación entre todos, compromiso. Y valores de solidaridad y fraternidad, el "new deal europeo"  o la comunidad de valores para Europa, como apuntaba Enrique Barón. Retos fuertes.


jueves, 4 de agosto de 2011

P de Actividad

¿La Actividad no tiene P? Naturalmente que no ‘tiene’, pero ‘contiene’ varias: Prospectiva, Planificación (y Planteamiento), Programación, Proyección, Ponderación, Priorización, Presupuesto, Proceso, Producción, Producto, Presentación y Promoción o Promulgación, Provecho... Una Actividad puede ser empresarial, institucional o social. En cualquier caso debe desarrollarse de forma ordenada y con método. Cualquier actividad debe ser eficaz.

La Prospectiva analiza el futuro. Gaston Berger la definió como ‘la ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir en él’. La Prospectiva pretende aumentar nuestro conocimiento de la repercusión que tendrá en uno o varios escenarios futuros la Actividad que vamos a desarrollar o queremos emprender. Prever su impacto, su posible éxito o fracaso. Sus puntos débiles y puntos fuertes con respecto a su efecto futuro, sobre la calidad de vida o bienestar, el avance tecnológico, el medio ambiente, la economía, el empleo, etc. Y todo ello para poder planificar después las acciones concretas necesarias para llegar a la puesta en práctica. La Prospectiva está en el origen de la innovación tecnológica, empresarial, institucional y social.
La siguiente fase, la Planificación, establece la estrategia a seguir y las decisiones acciones a tomar para llevar a cabo con garantías de éxito la Actividad. El Plan incluye también el Presupuesto de la Actividad, de los ingresos y gastos, y recursos necesarios para conocer y asegurar su viabilidad. Este Presupuesto debe ganar en precisión según se avanza hacía la realización de la Actividad. También se define el Proceso de la Actividad, o la forma en la que se desarrolla la Producción, o la obtención del Producto, que puede ser un producto material o la prestación de un servicio. La Ponderación y la Priorización sirven para evaluar, sopesar y seleccionar entre las alternativas posibles las más adecuadas para la Actividad.

La Programación, o plan de acción, sirve para organizar las diferentes actuaciones, coordinarlas y programarlas en el tiempo para desarrollar e iniciar la Actividad de una forma eficaz.
Finalmente se tiene el Producto (o servicio). Hay que venderlo. Y para que se venda hay que darlo a conocer, mediante su Presentación, su Promulgación o su Promoción. Hay que demostrar el Provecho que el Producto procura para la sociedad y el individuo, para que lo acepte.

Pero la P es también aplicable a las personas responsables de una Actividad. Estas personas necesitan tener o es bueno que tengan: Personalidad, Profesionalidad, Previsión, Preparación, Paciencia, Pensamiento, Pragmatismo, Percepción, Perspicacia, Perspectiva, Pasión, Pujanza, Placer, Persuasión, Prudencia, Precaución…
También hay alguna que otra P que no se debe tener o aplicar en el desarrollo de la Actividad: Parálisis, Pasividad, Prisa, Precipitación, Prejuicio, Pesimismo… Sin embargo es igualmente útil saber lo que no hay que tener que lo que hay que tener.
Lo que una actividad importante de ninguna forma debe tener es improvisación. Salvo si no hay más remedio, claro. Pero la improvisación puede ser causa de las prisas, porque no se ha empezado a tiempo: “De nada sirve correr, hay que salir a tiempo” (‘La liebre y la tortuga’ de Jean de la Fontaine)

martes, 2 de agosto de 2011

Las humanidades son importantes, también para los científicos

“Se está de acuerdo en decir que la enseñanza literaria, bien entendida, es decir, desprovista de todo aparato inútil, de pedantismo o de erudición, es la más apropiada para desarrollar en nosotros el espíritu de finura. Y como tal espíritu de finura es necesario para todo el mundo, porque todo el mundo debe vivir, se concluirá que la cultura literaria es también necesaria para los sabios, igual que a todos los hombres. Lo que generalmente se cree, es que solamente se tiene necesidad de ella para ser hombres y no para ser sabios; y allí es donde se comete el error.”

El párrafo es un extracto de una conferencia, “Les Sciences et les Humanités”, que el gran físico, matemático y filósofo HenrI Poincaré pronuncio para la “Liga para la Cultura Francesa”, de la que fue nombrado miembro de honor hace cien años, en junio de 1911. La razón que se dio para pronunciar esta conferencia fue la constatación de una crisis de la lengua francesa, del debilitamiento de la cultura general y del olvido de la claridad y de la lógica. Este malestar coincidía con el abandono de los estudios clásicos, el descrédito del latín y del griego, el abuso de la especialización que fue introducida tanto en la enseñanza superior como en la enseñanza secundaria. La reforma de 1902, entre todas, consumada con una intención utilitaria, había roto la unidad y la integridad del sistema de estudios. Se dijo que esta experiencia había condenado a estas nuevas tendencias. Que no eran los letrados, los diletantes que habían dado prueba de la insuficiencia de la enseñanza moderna, pero que eran los sabios, los médicos, los ingenieros, los industriales.

La Liga para la Cultura Francesa se propuso agrupar a todos los que creían en la superioridad de la educación clásica. Defender las humanidades, es decir no solamente los estudios del latín y del griego, pero una cultura general y desinteresada de la mente, que era el sentido preciso de su actuación. Por diferentes medios la Liga quiso aclarar la opinión pública y convencerla de que era necesaria de reavivar la tradición clásica, que definía como la gran tradición intelectual de Francia.

Más extractos de la conferencia:

“Se dirá que se puede ser un sabio y hasta un gran sabio sin tener ningún espíritu de finura, y la prueba está en que la mayoría de los hombres de ciencia están absolutamente desprovistos de ella. Esto es contentar a una vista superficial: si encontramos tantos geométricos o naturalistas que en el comercio ordinario de la vida tienen una conducta a veces asombrosa, es que por estar distraídos por sus pensamientos, por las contingencias que les rodean, no ven lo que hay alrededor de ellos. Pero si no ven, no es en absoluto porque no tienen buenos ojos, es que no miran. Esto no les impide de ninguna forma que no sean capaces de desplegar alguna finura cuando se trata de los únicos objetos que les parecen interesantes.”   
“El sabio no debe tardar en conseguir fines prácticos: los conseguirá sin duda, pero debe conseguirlos ‘además de’. Nunca debe olvidar que el objeto especial que estudia no es más que una parte de un gran todo que le desborda infinitamente, y son el amor y la curiosidad por este gran todo que deben ser el único motor de su actividad. La ciencia ha tenido aplicaciones maravillosas: pero la ciencia que no habrá visto más que aplicaciones ya no sería ciencia, no sería ya más que cocina. No hay otra ciencia que la desinteresada.”
“Hay que subir más alto, y siempre más alto para ver siempre más lejos y sin tardar demasiado en el camino. El verdadero alpinista siempre considera la cima que acaba de alcanzar como un peldaño que debe llevarle a una cima más alta. Es preciso que el sabio tenga el pie montañero, y sobre todo que tenga el corazón montañero. Este es el espíritu que debe animarle. Este espíritu es el que soplaba en otros tiempos sobre Grecia y que hacía nacer los poetas y los pensadores. “
“En nuestra enseñanza clásica queda no sé qué de la vieja alma griega, no sé qué que nos hace mirar hacia arriba. Y esto es más precioso para hacer un sabio que la lectura de unos cuantos volúmenes de geometría.”

Libros interesantes de Poincaré: “El Valor de la Ciencia”, y “Ciencia y Método”. Una frase de este último: “El sabio no estudia la naturaleza porque le es útil; la estudia porque lo hace a gusto y lo hace a gusto porque es bella. Si la naturaleza no fuera bella, no valdría la pena ser conocida, la vida no merecería la pena ser vivida.”
Esto que dijo Henri Poincaré hace cien años, ¿no sería válido hoy también? Quizás haya que pensar en estas frases cuando queremos “innovar”: que sigamos cuidando la cultura general. La ciencia forma parte de ella, pero la ciencia no es toda la cultura.

lunes, 1 de agosto de 2011

La importancia de los vínculos entre universidades europeas y africanas. Un ejemplo: la universidad congoleña UNIKIN

La educación superior es un factor importante para el desarrollo de los países, y por consiguiente lo son también las relaciones entre las universidades de los países desarrollados con las de los países en desarrollo. Los lazos de la Universidad de Kinshasa UNIKIN, República Democrática del Congo, con universidades europeas son buenos testigos de ello. Por ejemplo las relaciones de la UNIKIN con una universidad española, la de Alcalá De Henares, y con otra belga, la Universidad de Lovaina, KU Leuven.

Los hechos:

El 23 de julio 2011, Luis Beltrán, profesor emérito de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y  Director de la Cátedra UNESCO de Estudios Afroiberoamericanos de la Universidad de Alcalá de Henares, fue investido Doctor Honoris Causa de la UNIKIN, El acto fue presidido por el rector, el Profesor Jean-Berchmans Labana Lasya’Abar. Con esta investidura la Universidad de Kinshasa quiso  reconocer la ininterrumpida labor docente e investigadora del profesor Luis Beltrán durante dos décadas, y su activa participación en la organización y reorganización de facultades y centros de investigación como decano de las Facultades de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Libre del Congo (Kisangani) y de Ciencias Sociales, Administrativas y Políticas de la UNAZA (Lubumbashi), donde se introdujeron por primera vez en el país los estudios de relaciones internacionales de cuyo departamento fue catedrático. El profesor Beltrán, además, reorientó el Centro de Estudios en Ciencias Humanas de Kisangani creando la "Revue Congolaise de Sciences Humaines" y ayudó a una veintena de jóvenes licenciados a formarse en España, Brasil y México, que luego han optado por ejercer la docencia universitaria en África, América Latina y Europa.

El 26 de junio de 2010, en el marco de la celebración del 50 aniversario de la Independencia de la República Democrática del Congo, el Premio PrésenceCongo, fue concedido a título póstumo al obispo Luc Gillon, antiguo rector de la Universidad Lovanium, fundada en 1954 por la Universidad Católica de Lovaina K.U. Leuven, y que está al origen de la actual Universidad de Kinshasa. Según se dice en la página web de la universidad: “El país ha reconocido los méritos excepcionales de la obra de Monseñor Luc Gillon en la educación de la juventud congoleña y en el desarrollo del Congo… ha consagrado lo mejor de sí en la fundación de una gran universidad en el corazón del continente negro.” Luc Gillon fue rector de Lovanium hasta 1967 y después su administrador hasta 1971, cuando volvió a Bélgica, donde fue nombrado decano de la Facultad de Ciencias de la UCL, Université Catholique de Louvain, en Louvain-la-Neuve. Luc Gillon era Doctor en Ciencias Físicas por la Universidad de Lovaina. Una de sus iniciativas fue la construcción del primer reactor nuclear en África, en el campus de Lovanium.


Clínica universitaria de la UNIKIN

Actualmente más de 23000 estudiantes están inscritos en la Universidad de Kinshasa, siendo la facultad de medicina la más importante con más de mil estudiantes. Sin embargo debido a las dictaduras y disturbios internos de años pasados ha habido un retroceso que se deja sentir, sobre todo en la investigación, debido a la pobreza del país, pero lo poco que hay parece tener calidad.


En mayo 2010, poco después de haber sido elegido rector de la UNIKIN, Jean Berchmans Labana Lasya’Abar  visitó varias universidades europeas. Su primera visita fue a la universidad de Lovaina, K.U. Leuven. “Por supuesto que elegí a Lovaina para mi primera visita a una universidad extranjera. Tenemos que agradecer mucho a la K.U. Leuven, que es y sigue siendo nuestra asociada privilegiada para mantener nuestra calidad académica al día. Hago todo para que la Alma Mater nos siga mandando profesores visitantes y para que haya estudiantes de máster que puedan doctorarse aquí (en Lovaina) con un acompañamiento excelente. Cuando después vuelvan con toda el conocimiento y la experiencia que hayan adquiridos aquí, nos prestan unos servicios incalculables”, dijo en una entrevista con Jaak Poot en Campuskrant, el periódico oficial de la K.U. Leuven. (Foto: Rob Stevens, Campuskrant)
En otra entrevista con Sebastien Van den Bogaert en la revista estudiantil de Lovaina, Veto, Jean Berchmans Labana Lasya’Abar dijo que cuando se fundó la universidad Lovanium, fue la primera de la África Negra. “Era y sigue siendo la universidad más grande del Congo y una de las más grandes de África”, dijo y añadió, “Antes éramos orgullosos de la universidad, pero ahora la calidad de la UNIKIN ha retrocedido. Teníamos que restaurar su nivel. Queremos reformas administrativas y académicas, tales como una renovación de la clase académica, para que UNIKIN vuelva a ser una gran universidad. Esto se está haciendo, entre otras, dentro de una asociación con la K.U. Leuven.” Además la UNIKIN tiene un problema de “braindrain”, de “drenaje de cerebros”. Jean Berchmans Labana Lasya’Abar dijo que “Este problema se presenta con los doctorandos congoleños que siguen una formación en Europa, no lo hay con los propios profesores establecidos de la UNIKIN. Ofreciendo becas de corto plazo a jóvenes doctorandos o dejando tan solo a académicos mayores hacer investigación en Europa intentamos contrarrestar esto. También queremos mejorar las condiciones de los profesores para que los académicos congoleños se sientan menos atraídos por el ‘gran dinero’ de Occidente.”

En la citada entrevista en Campuskrant Jean Berchmans Labana Lasya’Abar también se extendió sobre los problemas de la UNIKIN. “Vamos bien, pero tenemos evidentemente grandes necesidades. Sin la colaboración permanente de asociados extranjeros no lo conseguimos. En este momento estamos reformando nuestros programas para alinearlos con los principios de Bolonia. Esto es importante para el reconocimiento de nuestros diplomas en el extranjero. También vamos hacia un sistema de créditos, como en Europa. También tenemos grandes carencias en las tecnologías de información y comunicación. Nuestra capacidad de internet está por debajo del nivel que exige un funcionamiento académico flexible. Es una necesidad absoluta subirse a la conexión de banda ancha, igual que disponer de computadoras mejores y más modernas. Pero nos hacen falta fondos. Toda nuestra infraestructura es anticuada y requiere una renovación urgente, incluidos los edificios, porque desde su fundación, en la universidad no ha habido obras importantes.”

Las universidades europeas pueden aportar conocimiento y experiencia, pero hace falta también dinero. En esto tienen que intervenir los estados y el sector privado.