miércoles, 30 de marzo de 2011

Los cambios políticos y las migraciones desde los países árabes


El último Análisis del "Real Instituto Elcano" (ARI) realizado por Carmen González Enriquez, investigadora principal de Demografía, Población y Migraciones Internacionales del mencionado "Think Tank" español, trata de los efectos que pueden tener los cambios políticos en los países árabes sobre los movimientos migratorios en esa zona y, desde ella, hacia otras partes del mundo, especialmente Europa.

El grupo de países árabes que están sufriendo las revueltas políticas tienen diferentes consideraciones respecto a la inmigración. Entre estos países destacamos varios grupos: los que más inmigración reciben en el mundo respecto a su población total, como Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes; los mayores emisores de migrantes como Marruecos; algunos que son países de recepción de migrantes y a la vez de emigrantes de paso hacia Europa, como Libia; y, finalmente, el país de mayor población, Egipto, que destina la mayor parte de su migración a otros países árabes como la propia Libia y las monarquías petroleras del Golfo Pérsico. En este artículo vamos a centrarnos en lo que la inmigración atañe a nuestro país y a los de nuestro entorno europeo.
Durante los años 90 y 2000, varios de los países del Norte de África se convirtieron en territorio de paso de la inmigración subsahariana irregular hacia Europa. Después de atravesar fronteras no vigiladas en zonas desérticas, los migrantes llegaban a ciudades españolas como Ceuta y Melilla que se vieron obligadas a construir una valla fronteriza para frenar la migración. La vía marítima del Estrecho, menos controlada que la aérea, se convirtió en la principal vía de entrada en una época en la que resultaba imposible la devolución de migrantes, debido a la ausencia de acuerdos de readmisión con los países de origen y de paso, o por el incumplimiento de estos acuerdos. Estas llegadas masivas de inmigrantes irregulares hacia España y más tarde hacia Italia, preocupan al resto de los gobiernos europeos que presionan a los países del sur para frenar estos desembarcos.
Fruto de la puesta en marcha de los acuerdos España-Marruecos, los inmigrantes subsaharianos se desplazaron hacia el este (Libia) y hacia el sur (Mauritania y luego Senegal), provocando un aumento considerable de las llegadas a Italia desde Libia, y a las Islas Canarias en sustitución del sur de la península ibérica. Italia, por su parte, intenta desde 2003 la firma de un acuerdo de readmisión con Libia que, tras largas negociaciones durante años, se resuelve con la exigencia una compensación económica en forma de indemnización por los daños causados por Italia en su etapa colonial en Libia (1911-1943). Este acuerdo entró en vigor en 2009 y compromete a Italia a pagar 5.000 millones de dólares durante 25 años.

La estrategia de la UE de externalizar el control de los flujos irregulares a través de la cooperación de los países de paso, ha recibido numerosas críticas, ya que permite que Estados autoritarios -que no garantizan el respeto a los derechos humanos de los inmigrantes- se ocupen de su retención y expulsión. Un ejemplo de estas prácticas inaceptables fue la decisión de Marruecos de dejar abandonados en el desierto argelino, sin agua ni víveres, a varios centenares de inmigrantes subsaharianos expulsados tras el fracaso de su asalto a las vallas de Ceuta y Melilla en el año 2005.
Pero lo descrito más arriba es sólo una parte de lo sucedido hasta el momento. Y la pregunta que nos hacemos es, ¿qué puede ocurrir en adelante? Previsiblemente, los hechos básicos que motivan la migración o el deseo de emigrar no van a verse alterados de forma sustancial en los próximos años sea cual sea el resultado de la ola actual de protestas. Obviamente, esto no incluye a los refugiados de los conflictos bélicos que han de ser atendidos por los organismos internacionales competentes y por los países vecinos del sur de Europa. Pero, respecto a la otra migración, a la económica, tanto si finalmente se instalan democracias como si se mantienen dictaduras o, lo que es más probable, un híbrido de ambas, las realidades demográficas y económicas no variarán sustancialmente más que con el largo paso del tiempo.
Lo que sí puede cambiar de forma brusca es el marco institucional y político que regula esa migración. Los acuerdos que Italia y España han firmado con Marruecos, Libia y Túnez, puede que no se mantengan con otros regímenes políticos. Para España, el hecho de que ni Marruecos ni Argelia hayan vivido fuertes movimientos de protesta, por sus peculiaridades políticas, supone que nuestro país no se verá afectado directamente por movimientos migratorios o de refugiados de carácter extraordinario. Sin embargo, España debe seguir liderando iniciativas para estrechar los lazos europeos con la orilla sur del Mediterráneo, concluye el informe.

sábado, 26 de marzo de 2011

Islandia, la revolución silenciada


El periódico "El Imparcial" en su edición del 20 de marzo de 2011, publica una entrevista con el analista político y profesor en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNED Jaime Pastor, quien opina que hay otra vía para salir de la crisis.

Una revolución pacífica en la que los ciudadanos expulsan a los políticos y toman el poder ha sido silenciada en todo Occidente. Es la revolución islandesa y comenzó hace dos años.

Mientras los medios de comunicación se han volcado en informarnos puntualmente sobre las revueltas árabes, los cambios de gobierno en Túnez y Egipto, y la violenta actuación del régimen de Gadafi, en Islandia se está produciendo una revolución pacífica que comenzó en 2008. Después de que la quiebra de Lehman Brothers llevara a la bancarrota a su país, los islandeses salieron a la calle para protestar pacíficamente por la situación. El 93 % de la población votó en referéndum su oposición al pago de la deuda, producto de la crisis financiera, a Gran Bretaña y Holanda. Sus quejas obtuvieron resultados inmediatos: el gobierno dimitió en pleno, se eligió un nuevo Parlamento y se convocó una Asamblea de 25 ciudadanos sin filiación política que desde el pasado mes de febrero están trabajando en un proyecto de Constitución.

La de Islandia no es una revolución al estilo árabe donde los ciudadanos claman por sus derechos, la islandesa es una revolución que parte de una crisis financiera a la que los ciudadanos hacen frente negándose a pagar sus costes para buscar a los verdaderos culpables de la situación. Es una salida "antineoliberal" a la crisis financiera.
Sin embargo, no se habla de Islandia en los medios de comunicación. ¿Por qué? ¿Existe miedo por parte de la clase política de perder el protagonismo en favor de los ciudadanos, tal y como ha sucedido en Islandia? ¿Qué intereses tienen los políticos occidentales para acallar este ejemplo de civismo?

Quizá la respuesta sea, como señala el profesor Pastor, que existe otra vía de respuesta a la crisis diferente a la socialización de las pérdidas. Los islandeses lo saben. Gracias a la presión de una población que no quiere pagar los costes de una crisis que no ha provocado, en Islandia se está produciendo una revolución cívica, pacífica y silenciada.

viernes, 25 de marzo de 2011

Las Conclusiones del Consejo Europeo reunido en Bruselas los días 24 y 25 de marzo 2011

El Consejo Europeo, presidido por Herman Van Rompuy, ha adoptado en su reunión en Bruselas los días 24 y 25 de marzo 2011 un paquete comprensivo de medidas para responder a la crisis, para preservar la estabilidad financiera y para fijar la base para un crecimiento inteligente, sostenible, socialmente inclusivo, y que crea empleo. Con estas medidas el Consejo espera reforzar la gobernanza económica y la competitividad del área del euro y de la Unión Europea.

En particular los Estados Miembros deberán presentar un plan multianual de consolidación que incluye objetivos específicos de déficit, ingresos y gastos, la estrategia prevista para conseguir estos objetivos y el plazo para su implementación. Las políticas fiscales para 2012 deberán perseguir restaurar la confianza reconduciendo las tendencias en un camino sostenible y asegurando que los déficits sean reducidos por debajo de 3% del PNB dentro del marco acordado por el Consejo. Esto requiere en la mayoría de los casos un ajuste estructural anual bastante por encima del 0,5% del PNB. La consolidación deberá ser adelantada en los Estados Miembros que se enfrentan a grandes déficits estructurales o a muy altos o rápidamente crecientes niveles de deuda pública.


Los esfuerzos de consolidación fiscal deben ser complementados con reformas estructurales que intensifican el crecimiento. Con este fin, los Estados Miembros enfatizan su compromiso con la Estrategia Europea 2020. En particular implementarán medidas con el fin de:

• Hacer el trabajo más atractivo

• Ayudar a los desempleados a volver al trabajo

• Combatir la pobreza y promover la inclusión social

• Invertir en educación y formación

• Equilibrar la seguridad y la flexibilidad

• Reformar el sistema de pensiones

• Atraer el capital privado para financiar el crecimiento

• Impulsar la investigación y la innovación

• Permitir el acceso a la energía eficiente en costes y reforzar las políticas de eficiencia energética

Los Estados deberán presentar asimismo medidas políticas para corregir los desequilibrios macroeconómicos persistentes y para mejorar la competitividad.

El Consejo sigue también la situación catastrófica de Japón, que activa la conciencia de que se debe mantener un control estricto sobre la seguridad de la energía nuclear.

Leer las conclusiones completas aquí

miércoles, 23 de marzo de 2011

Autómatas de la información


Identificar lo que el público quiere leer según los términos introducidos en los motores de búsqueda, después enrolar a masas de redactores para producirlo: tal es el principio de las “granjas de contenidos” que se multiplican en Internet. Señala Ignacio Ramonet en "Le Monde Diplomatique" de Marzo 2011
La búsqueda de rentabilidad conduce a los medios de comunicación a interrogarse más que nunca sobre el género de informaciones que gustaría leer al público. Parten de una constatación: menos del 15% de lo que publican los periódicos interesa verdaderamente a la mayoría de la gente. Habría entonces un problema de oferta que no se corresponde, o no suficientemente, con la demanda. Entonces se plantean dos preguntas: ¿qué género de informaciones suministrar? Y, ¿cuando hacerlo exactamente?
Interrogaciones también antiguas que los medios de masa, a los que, por primera vez, Internet podría permitir responder con la ayuda de algunos nuevos instrumentos. Entre otros, Google Trends, un servicio que ofrece la posibilidad de “conocer la frecuencia a la cuál un término ha sido tecleado en el motor de búsqueda Google, con la posibilidad de visualizar esos datos por regiones y por lenguas”. Se puede así saber, en tiempo real, qué temas de actualidad son los que más interesan, en un momento dado, a los internautas.
Partiendo de estas informaciones, Google News a puesto inmediatamente un servicio agregador de informaciones en línea gratuito que presenta, de manera automatizada, artículos tomados continuamente en innumerables fuentes de la Web y en particular en los otros medios.
Pero el gran pionero de una fórmula nueva de “artículos a demanda” es el sitio americano Demand Media, creado en 2006. Según su “manifiesto”, se ha fijado por misión, satisfacer la demanda mundial en contenidos de valor comercial. Pero no importa qué contenidos, porque su muy ambicioso objetivo es “crear contenidos que resuelvan los problemas, respondan a las interrogaciones, permitan economizar dinero, hagan ganar tiempo y vuelvan felices a las gentes”. ¡El medio-felicidad!
¿Cómo se hace ésto? Es muy simple, como explica una periodista: “Para determinar qué temas deben tratarse, el algoritmo de Demand Media tiene en cuenta los términos más buscados en Internet, las palabras-clave más solicitadas por los publicistas y la existencia o no de artículos relativos a este tema en la Web. Pone en el balance lo que quieren saber los internautas y cuánto están dispuestos a pagar los anunciadores para aparecer al lado de estos temas. Una vez identificada la demanda por el algoritmo, los temas a tratar son puestos en línea en Demand Studio, la plataforma por la cual pasan los 10.000 redactores y videastas freelance que proveen a la sociedad de artículos y vídeos. A los freelance les basta inscribirse en el sitio Internet del Studio y esperar los pedidos de temas que en él se muestran, a veces 62.000 sugerencias en un solo día. Pagados a 10 dólares el artículo, o a 20 dólares el vídeo.

Demand Media ha inventado así, con la industrialización masiva de la producción de contenidos en línea, la información a bajo coste. A título de ejemplo, en el transcurso del segundo trimestre de 2010, sus 10.000 independientes han producido, como media, casi 6.000 artículos o vídeos cada día! Bien entendido, a semejantes ritmos, no hay que esperar una información de calidad. Pero este sitio se ha convertido en el más importante contribuidor de You Tube, al que provee de entre 10.000 y 20.000 vídeos por mes, que generan alrededor de 1,5 millones de páginas vistas al día... Y, fenómeno raro todavía en el terreno de los medios en línea, Demand Media es un negocio que funciona: su cifra de negocios, en 2009, estaba estimada entre 200 y 300 millones de dólares.
También en Europa comienzan a crearse este tipo de “granjas de contenidos”. De origen italiano, Populis es la plata forma líder, cuyo presuntuoso slogan proclama: “Donde el arte de la creación de contenidos encuentra la ciencia de la Web”. Populis reivindica más de 18 millones de visitantes únicos por mes. Sus responsables han establecido una base de datos de 16 millones de temas que interesan a la vez a los internautas y a eventuales anunciadores cuyas publicidades se mostrarán al mismo tiempo que los artículos. Éstos no son escritos por periodistas profesionales sino por “redactores freelance”, aficionados apasionados por un tema preciso, sabiendo escribir correctamente y cuyas candidaturas son solicitadas por el sitio. La tarifa de los independientes varía de 5 a 150 eros según la dimensión del artículo y la calidad de la escritura.

miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Qué llevas contigo de tu formación? Una pregunta y tres respuestas

Has estudiado una carrera a la universidad. Quizás tienes un empleo que es una continuación profesional de tus estudios. Pero en muchas ocasiones no es así y sigues caminos distintos. ¿A qué te ha servido entonces esta formación? ¿Te sigue sirviendo para algo?

¿Qué llevas contigo de tu formación? Es la primera de dos preguntas que Ine Van Houdenove, periodista de Dagkrant (periódico de la Universidad Católica de Lovaina, KU Leuven - KUL) hizo a los tres galardonados con el Premio Alumnus otorgado por primera vez por Classici Lovanienses, la asociación de antiguos estudiantes de las ramas Latín, Griego e Historia de la Antigüedad a esta universidad. El premio se concede a un antiguo estudiante por sus méritos. Los tres premiados son Luc Rombouts (48 años), Joris Tulkens (66 años) y Koert Debeuf (37 años). La entrega del premio será el 2 de abril en Lovaina en el bar Stuk (“Trozo”).


Luc Rombouts estudió filología clásica seguida de un MBA, y ahora trabaja en el sector de seguros. Pero toca ya es desde hace veinte años el carrillón y es más conocido como el músico que toca cada martes el carrillón de la Biblioteca Central de la Universidad atreviéndose con música moderna. También toca el del Gran Beaterio (Groot Begijnhof) de Lovaina el carrillón de la ciudad de Tienen. Ha dado recitales de carrillón en la mayoría de los países europeos y los EEUU donde disponen de este instrumento. A la pregunta ¿Qué te llevas contigo de tu formación? responde: “La formación en las letras te enseña manejar tu idioma – estructurar, sintetizar – pero tanto trabajar de forma analítica como ver contextos más amplios. Para el que se interesa a la literatura, la filología clásica es la base ideal: esto es por de pronto un vacío (de alto umbral) que ya no debes llenar después”.

Joris Tulkens ha estudiado filosofía y filología clásica. Ha sido fue profesor de griego durante muchos años antes de convertirse en escritor sobre temas de humanismo, con muchos libros en su bibliografía. A la pregunta de Ine Van Houdenove responde: “He sido profesor de griego con mucho gusto. Pero también como escritor tengo mucho que agradecer a mi formación: estás influenciado tanto en el contenido como en el estilo. Amo sobre todo a Sócrates (ver la imagen) – por su idea – y de Tácito, quien con tres palabras era capaz de esbozar una escena. Y gracias a mi formación puedo leer en latín las cartas de humanistas del siglo dieciséis en las que están basados mis libros históricos. Con mis propios ojos, como diría Erasmo. Además está también la formación que el estudio del latín y del griego – como sistema lingüístico – me han procurado: el ojo por el detalle, el sentido crítico frente a la primera impresión, la resistencia a la tentación de la retórica”

Después de haber estudiado historia antigua, Koert Debeuf se dedica a la política contemporánea. Ha escrito discursos para el ex primer ministro de Bélgica Guy Verhofstadt y actualmente es jefe del gabinete y portavoz de Vehofstadt en el Parlamento Europeo. Su contestación a la pregunta ¿Qué te llevas contigo de tu formación?: “La historia antigua te aporta una cultura general, abarca un periodo de más de siete mil años. Y si además estudias los antiguos griegos en el primer siglo antes de Cristo, observas que las leyes de la convivencia y de la política siguen siendo las mismas: leyendo a Livio adquieres también un entendimiento mejor de la política contemporánea. El estar concentrado durante horas en las construcciones de frases complejas, te ayuda de expresarte con mucha precisión: la palabra exacta en el lugar exacto. Como escritor de discursos y de otros textos es muy práctico tener en tu cabeza una biblioteca con frases bonitas – aunque no me gusta del todo repartir citas. Pero te da el olfato de cuáles son las frases que quedarán pegadas. Aparte de esto tienes desde nuestra formación la tendencia de buscar la base de un problema: solo puedes solucionar algo si sabes lo que hay detrás.”


Estas cosas se aplican no solo a los que han estudiado los clásicos. Le pasan también a muchos otros, como a este que, habiendo tenido una formación científica después de estudiar latín y griego en el colegio, ha trabajado como investigador y en la industria, y está ahora escribiendo un post sobre gente de historia y de letras en un blog como este. En los tiempos aquellos internet no existió…

Una moraleja: Como nunca sabes lo que el futuro te va a dar, haz en cada momento lo que te ilusiona y lo que sabes hacer bien. El resto vendrá. Lo que serás y lo que harás dependerá de ti, de tu entorno y de las circunstancias y oportunidades que se presenten. Lo importante para ser feliz es disfrutar de tu trabajo.

domingo, 6 de marzo de 2011

¿Se puede tener demasiada cualificación?

En Dinero y Empleo, economía trabajo y ahorro e inversión, de Infoempleo, el suplemento que viene con El Correo, he leído este domingo 6 de marzo un artículo de Sergio Muñoz con el significante título: “Cuando tener demasiada cualificación puede ser un problema”. Y el subtítulo es aún más explicito: “Elevadas tasa de paro unidas a una alta preparación pueden dar lugar a 'aberraciones laborales', como la de empobrecer el currículum para acceder a un empleo”. Habla de una cifra de 9,4% de paro entre los titulados superiores. El periodista habló con Susana Sousa directora en Adecco quien considera que este porcentaje es todavía pequeño y recomienda que el currículum hay que escribirlo con honestidad. Esto último es evidente. A la pregunta ¿por qué los encargados de la selección rechazan en ocasiones a los empleados con más formación que la necesaria para el puesto? (en el supuesto que no han “inflado” su currículum). Sergio Muñoz argumenta que es porque piensan que la fidelidad del empleado puede ser menor y cita a Susana Sousa: “Lo que pueden pensar los empleadores es que va a haber rotación; si encuentran un puesto mejor, dejarán éste, no sin cierta razón.” Evidentemente, esto ocurre cuando el empresario no dispone de puestos mejores. Pero está un en contradicción con la exigencia del empresario de “flexibilidad” del empleo…


Santiago Niño-Becerra, Catedrático de Estructura Económica de Facultad de Economía IQS, Universidad Ramon Llull, llamó a la 'sobrecualificación' “un concepto absolutamente brutal”. Lo leí en un artículo del pasado mes de octubre en la página web La Carta de la Bolsa del periodista experto financiero Moisés Romero. Le cito: “Pocas explicaciones son necesarias ante tal vocablo: exceso de cualificación: demasiada cualificación, cualificación excesiva,… y sus derivaciones: formación excedente, sobreformación,… ¡Tremendo! ‘Sabe, no voy a contratarle porque tiene Ud. una cualificación excesiva para el puesto, y como las condiciones laborales y profesionales de este puesto son las que son en base al puesto, Ud., a la que encuentre otra cosa más en línea con su cualificación se va a largar’. No se dice eso exactamente así, pero casi… Eso sucede, más de lo que creemos, la pregunta es, ¿por qué se dan estas situaciones?” El catedrático dice que esto ocurre debido a un desequilibrio creado entre la educación superior y la titulación media de formación profesional. Que hay pocos titulados medios y muchos superiores.

¿La raíz del problema? ¿Porqué un país como Alemania no tiene el problema de un exceso de titulados superiores? Alemania puede competir con China a pesar de sus altos salarios y aunque fabrica ciertos productos en China, pero los productos de alto contenido tecnológico y de alto valor añadido los fabrica en Alemania. Y por esto Alemania está tan necesitada de titulados superiores, y hasta necesita importarlos. Y por esto Alemania apenas ha notado la crisis, porque sus industriales, gigantes como BASF, Bayer, Siemens, etc., se han reforzado gracias a la investigación. Alemania ha aumentado los presupuestos en I+D, cuando otros países lo han reducido. No se puede fomentar la alta cualificación si luego no se la puede aprovechar.

En España con un 90% de pequeñas y medianas empresas y con muy pocas grandes empresas intensivas en tecnología se necesita más titulados medios que superiores. Si luego sabemos que la economía española está basada en la construcción, el turismo y la hostelería, que son los primeros en sufrir la crisis, no tenemos que extrañarnos de lo que pasa.

Si queremos que los jóvenes tengan una alta cualificación, hay aplicar al mismo tiempo políticas que promuevan un cambio en el tejido industrial y que aumenten el nivel y el tamaño de las empresas. Una Pyme sola difícilmente puede mantener un centro de investigación. Varias Pymes juntas quizás podrían y aunque no podrían, existe la posibilidad de aliarse con una universidad. No tiene que ser sola la universidad la que quiere aliarse con la empresa, tiene que ser al revés también. Hay que vencer el individualismo empresarial y convencerse de que se puede progresar mejor mediante la colaboración, la coordinación y la unión. Después del fin de las industrias siderúrgicas pesadas y el paso a una economía de servicios han mejorado algunas cosas, pero no es suficiente. No ha habido una verdadera reconversión industrial competitiva, adecuada a estos tiempos. Y entonces ocurre lo que ha dicho Margarita Salas: “Los investigadores jóvenes están desilusionados porque no ven futuro en su carrera.” Aunque en algunos lugares como el País Vasco y Cataluña, algo se está moviendo en la buena dirección.

A pesar de todo, opino que un joven al que le gusta la ciencia o la tecnología, debe ir a la universidad y hacer realidad su sueño. Y si no encuentra un trabajo a su medida aquí, que haga las maletas y que cambie de horizonte. Si algún día vuelve, se habrá enriquecido como persona y como profesional. Y quizás para entonces las cosas habrán cambiado. Quizás decida montar su propia empresa, como lo han hecho en su día Ernesto Solvay, Paul Janssen, y otros. No se debe estudiar solo en función del mercado de trabajo local o de los salarios en un lugar determinado. Será más difícil estar motivado en la empresa. Cuando alguien no se siente a gusto con su trabajo y mira al reloj para saber cuánto tiempo queda para marcharse, da pena.

viernes, 4 de marzo de 2011

Una profesora usa Google Docs para enseñar la comunicación escrita a estudiantes de derecho

La Profesora Adjunta Eleanor Wong, Directora del Programa de Aptitudes Legales a la Escuela de Derecho de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) explica en el blog CITations del Centro de Tecnología Educativo de esta universidad cómo ha usado Google Docs para ayudar a sus estudiantes a mejorar su comunicación escrita.
Dice en su introducción: “Ayudar a los estudiantes a mejorar su comunicación escrita puede resultar difícil. Escribir suele ser una actividad solitaria. Es difícil incorporar la escritura como una actividad dentro de la clase y al mismo tiempo mantener la clase activa y atractiva. Si el profesor introduce algún elemento adicional con el fin de “condimentar las cosas”, puede distorsionar la experiencia de escribir y, quizás, acabar en fijar objetivos de aprendizaje no deseados. Por ejemplo, si a los estudiantes se les pide escribir en la pizarra delante de toda la clase, puede introducir un estrés no deseado en el proceso.”
“En consecuencia, los métodos tradicionales para mejorar la escritura implican típicamente encargando un trabajo, dejando que el estudiantes lo escriba en su casa y comentar sobre el trabajo en otro momento. Estos métodos permiten al profesor a comentar eficazmente sobre aspectos como el estilo y la gramática. Pero el profesor no es capaz de investigar en tiempo real el proceso de pensamiento del estudiante. Este desfase en el tiempo lo hace más difícil para el profesor ayudar al estudiante a mejorar su habilidad para igualar su pensamiento con la expresión (que a veces es un desafío más difícil que asuntos de gramática/estilo)”

Esta colaboración en tiempo real sobre documentos es posible gracias a la aplicación de Google, Google Docs, que incluye un programa de colaboración en documentos por el que puedes invitar a otros a colaborar en tus documentos.
Sobre la metodología que usa, Eleanor Wong dice:” Usaba la función de colaboración de Google Docs para llevar a cabo una clase sobre cómo crear y organizar efectivamente un argumento escrito. Quería hacer pensar a los estudiantes sobre dos cosas principales: el orden en el que los puntos se deben presentar para maximizar la persuasión, y cómo elegir cuidadosamente las palabras, para conseguir un impacto fuerte sin exagerar el punto de vista del cliente.”
Antes de empezar la clase, Eleanor Wong cargaba un “documento base” que estaba redactado en términos objetivos (de manera neutral sin querer argumentar a favor de una parte o de otra). Pedía a los estudiantes traer su ordenador portátil al aula, y al principio de la clase dividía el grupo tutorial en dos equipos de 3 estudiantes cada uno. A continuación duplicaba el documento base para cada equipo y a cada copia daba el nombre del equipo correspondiente. Cada equipo tenía que trabajar sobre este documento base y editarlo de tal forma que sería un argumento persuasivo. Los estudiantes podían añadir puntos adicionales al documento base si lo deseaban.

Eleanor Wong habla sobre su experiencia con el método. Al principio la clase se parecía bastante a las sesiones tutoriales usuales, pero observaba que cada equipo quería discutir algo sobre sus pensamientos y a continuación miembros individuales intentaban reescribir el documento base para reflejar su discusión. Además, Eleanor Wong era capaz de monitorizar todos los cambios en tiempo real en su propia computadora, acoplada a un proyector. Cada pocos minutos sacaba en pantalla el documento de un equipo y lo proyectaba en la pantalla del proyector y lo usaba para hacer una breve discusión para después dejar a los estudiantes continuar a hacer más cambios. Al final de la sesión, todos los equipos habían cambiado de forma significativa su documento base para obtener un principio de un argumento persuasivo.
Los beneficios del método son, según Eleanor Wong:
  • El profesor podía ver el borrador mientras que se estaba haciendo y podía parar los estudiantes en puntos de decisión crucial, y discutir sobre ellos para mejorar su texto 
  • Los estudiantes de todos los equipos podían participar en la discusión y la profesora podía ver como intentaban aplicar el aprendizaje en el documento. Esto le ayudaba a saber si los estudiantes habían comprendido la discusión y se podía parar la redacción para llevar a cabo otra discusión 
  • Algunos estudiantes crearon múltiples versiones de un mismo párrafo (aplicando Cortar y Pegar) y manteniendo todas las versiones en el documento, lo cual permitía discutir de forma comparativa sobre los puntos fuertes y los débiles, algo difícil de simular sobre una pizarra en la clase. 
  • Estudiantes de un mismo equipo cambiaban frases de cada uno, simulando así interjecciones y críticas 
  • Aunque la clase parecía tranquila durante la sesión, tanto los estudiantes como la profesora eran capaces de observar la energía, el compromiso y el “movimiento” cuando miraban los cambios que ocurrían en los documentos en los ordenadores personales y en la pantalla grande. La clase parecía intensa a pesar del silencio predominante. Lo único que se oía era los clics de las teclas de los ordenadores…