lunes, 19 de diciembre de 2011

Las ideas de Václav Havel, eminente político, escritor y dramaturgo checo


Václav Havel murió ayer 18 de diciembre a los 75 años. Fue elegido presidente de Checoslovaquia tras la caída del régimen comunista durante la Revolución de Terciopelo en setiembre de 1989, y ha sido el primer Presidente de la República Checa.

En las circunstancias actuales de una crisis económica y de valores es oportuno recordar algunas de sus ideas citando frases suyas que las expresaban:

"La esperanza no es la convicción de que las cosas saldrán bien, sino la certidumbre de que algo tiene sentido, sin importar su resultado final."

“Cualquiera que se tome demasiado en serio corre el riesgo de parecer ridículo. No ocurre lo mismo con quien siempre es capaz de reírse de sí mismo.”

“La confianza en uno mismo no equivale a la vanidad. Todo lo contrario: sólo las naciones o los hombres seguros de sí mismos, en el mejor sentido de la palabra, son capaces de escuchar la voz de los demás, aceptarlos como iguales, perdonar a sus enemigos y expiar sus propias culpas.”

“Estamos obligados a luchar enérgicamente contra todos los eventuales gérmenes de odio colectivo.”

“La primera pequeña mentira que se contó en nombre de la verdad, la primera pequeña injusticia que se cometió en nombre de la justicia, la primera minúscula inmoralidad en nombre de la moral, siempre significarán el seguro camino del fin.”

“El hombre no es nunca un simple producto del mundo exterior, sino que siempre es capaz de elevarse hacia algo superior, por más que el mundo exterior intente aniquilar en él dicha capacidad.”


Discurso de Václav Havel en el Foro para una Europa Creativa

No olvidemos que la libertad y la democracia significan participación y, por tanto, la responsabilidad de todos.”

“Aprendamos y enseñemos a los demás que la política debería ser una manifestación del deseo de contribuir a la felicidad de la comunidad, y no una fórmula para engañar o ultrajar a la comunidad. Aprendamos y enseñemos a los demás que la política no tiene que ser el arte de lo posible, especialmente cuando se piensa en especulaciones, cálculos, intrigas, acuerdos secretos y maniobras pragmáticas, sino que puede ser igualmente, un arte de lo imposible, es decir, el arte de mejorar el mundo y de mejorarnos a nosotros mismos.”

“No se trata de especular sobre qué partido, club o grupo triunfará en las elecciones, sino de procurar que en ellas triunfen -sin tener en cuenta su filiación- aquellos ciudadanos, políticos o profesionales que moralmente sean más aptos.”

“Puede ser que me pregunten con qué República sueño. Les contestaré: con una República independiente, libre, democrática; con una República económicamente próspera y, al mismo tiempo, socialmente justa. En otras palabras, con una República humana que sirva al hombre y por ello pueda esperar que el hombre le sirva también a ella. Con una República de hombres cultos, ya que sin ellos no sería posible resolver ni uno solo de nuestros problemas humanos, económicos, ecológicos, sociales y políticos.”

Si no se comparten e implantan unos valores y unas obligaciones morales, ni la ley, ni un gobierno democrático, ni una economía de mercado funcionarán correctamente.


1 comentario:

  1. He sentido mucho la muerte de Václav Havel. Para mí fue una referencia de hombre intelectual e íntegro que supo liderar su país en una época terrible. Su figura me marcó como líder político y humano, un ejemplo a tener en cuenta en los días que vivimos.

    ResponderEliminar