viernes, 23 de septiembre de 2011

Transparencia Internacional reclama un portal con los datos de los entes públicos

Leemos en un artículo publicado por el diario El País, el último proyecto de la organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI), única organización a escala universal dedicada a combatir la corrupción, y que congrega a la sociedad civil, al sector privado y a los gobiernos en una vasta coalición global.

El catedrático Jesús Lizcano -uno de los expertos asesores de la Fundación Novia Salcedo en su grupo de pensamiento y portavoz de TI- ha propuesto públicamente la creación de un Portal de Transparencia que aglutine los datos básicos de todos los entes públicos españoles. De esta forma, los ciudadanos podrían conocer y consultar libremente los contenidos de cualquiera de los más de 20.000 organismos, instituciones y entidades públicas, de los cuales 475 pertenecen al ámbito público estatal, casi 2.000 al ámbito de las Comunidades Autónomas y más de 18.000 al ámbito provincial y municipal.
Todos estos organismos dan trabajo a cerca de 3.200.000 empleados públicos, cifra lo suficientemente importante como para querer saber todos sus entresijos y porque, como señala Jesús Lizcano, “por mucho que se diga, se argumente y se prometa por unos y otros partidos políticos y gobernantes a nivel estatal, regional o local, ese número de empleados ha seguido creciendo de forma continuada en estos últimos años”. Es decir, los políticos nos mienten.
TI entiende que, para mayor información de la sociedad civil y la ciudadanía, el Portal de Transparencia debería contener, al menos, 15 datos básicos de cada uno de los organismos, además de proporcionar un mapa integral del sector público “debidamente estructurado y actualizado”. Este mapa digital debería facilitar, en opinión de la organización, la consulta en cada ente público de los siguientes indicadores:
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->La plantilla del personal y su distribución por categorías, así como los costes de dicho personal
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->La relación de muebles propios y arrendados
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->El importe de las retribuciones de los cargos políticos electos y altos cargos públicos del ente
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->El currículum de cada uno de dichos cargos
<!--[if !supportLists]-->- El número de cargos de confianza, asesores y personal de libre designación, con el detalle de sus retribuciones
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->El número de tarjetas de crédito oficiales o institucionales
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->El número de líneas y de teléfonos móviles oficiales o institucionales del organismo
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->El número de vehículos oficiales (propios o alquilados) adscritos al ente
<!--[if !supportLists]-->- <!--[endif]-->El importe total de las dietas y gastos de viaje incurridos por su personal.

Otros datos básicos, según Transparencia Internacional, deberían hacer referencia a la utilización de las arcas públicas destinadas, por ejemplo, a los contratos menores que no pasan por concurso público y a las obras e inversiones públicas más cuantiosas, su presupuesto anual y el nivel de ejecución presupuestaria intermedio y final.
Para dar claridad a la utilización del dinero público también debería mostrase el nivel de endeudamiento del organismo, así como las ayudas y subvenciones.
“Es fundamentalmente una cuestión de voluntad política, y los ciudadanos hemos de exigir a los políticos y gobernantes una creciente voluntad de información social y transparencia”, concluye Jesús Lizcano.

1 comentario:

  1. ¿No sería más lógico exigir que cada institución reflejase esta informa en su propia página web?

    ResponderEliminar