jueves, 28 de julio de 2011

¿De quién se fía más la gente?

Ipsos Mori, del Grupo Ipsos, una compañía británica que se dedica a la investigación sobre la publicidad, la lealtad, el marketing, los medios, la sociedad y la política, acaba de publicar un informe “Trust in Professions”, que da los resultados de una encuesta a adultos en todo el Reino Unido sobre la confianza que tienen en los profesionales. Fue encargado por la British Medical Association. El 88% de los encuestados decían que los médicos son los profesionales en los que más confían, y que les dicen la verdad. Los segundos son los maestros (81%), seguidos por los profesores (74%), los jueces (72%), los científicos (71%), los sacerdotes (68%), la policía (63%), y los periodistas de las noticias en la televisión (62%). Los políticos son los peor valorados (14%), y los ministros un poco menos mal (17%), seguidos por los periodistas (19%), que tampoco salen bien parados. También los banqueros suspenden (29%).  Hay más confianza en lo que dice “el hombre de la calle” (55%) que lo que cuentan los políticos y los periodistas y los propios encuestadores (39%).
¿Qué resultados daría una encuesta así en España? ¿Creemos más a los indignados del 15M que a los políticos? ¿Qué hay que tener para inspirar confianza? ¿Por qué nos fiamos más de unos que de otros?
Innova Consulting da algunos consejos para ser un buen profesional de la comunicación: escucha, pregunta, ten paciencia, evita “tecnicismos”, sé honesto, sé consistente y receptivo, y que siempre seas un profesional y sepas de lo que hablas.
En un artículo en FreelanceFolder “Seven Steps To Gaining More Respect as a Professional, la periodista “freelance”, Laura Spencer, da siete consejos para ser reconocido como un buen profesional: que sepas “venderte” (sin exagerar y sin falsas modestias); cobra por lo que vales, ni más, ni menos;  asume tus propios errores, pero no cargues con los de los demás; exprésate correctamente; haz siempre bien su trabajo; mantente al día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada