martes, 17 de mayo de 2011

El jurado del Premio Príncipe de Asturias saluda la educación que conjuga ética y excelencia


El Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales 2011 ha recaído en el Profesor estadounidense Howard Gardner por su apuesta por conjugar la excelencia y los valores éticos en la educación.



Reconocido internacionalmente por su teoría de las inteligencias múltiples, que ha revelado las diversas manifestaciones del intelecto humano, sus investigaciones resultan decisivas para la evolución del modelo educativo. Su campo de investigación se ha dirigido al análisis de las capacidades cognitivas del ser humano, donde ha desarrollado su teoría de las inteligencias múltiples, que supone un cambio significativo en el modelo educativo. Gardner sostiene que no existe una inteligencia única, sino que cada individuo posee al menos ocho habilidades cognoscitivas: inteligencia lingüística, lógico-matemática, cinético-corporal, musical, espacial, naturalista, interpersonal e intrapersonal. Considera que estas inteligencias carecen de valor intrínseco y que el comportamiento de cada individuo en sociedad, haciendo uso de su inteligencia, constituye una cuestión moral fundamental. Desde 1972 es codirector y presidente del comité gestor del Proyecto Zero, un grupo de investigación de la Universidad de Harvard que estudia los procesos de aprendizaje de niños y adultos.
El director del Instituto Joseph H. Lauder de la Universidad de Pensilvania, uno de los jurados del Premio, ha considerado "absolutamente esencial" premiar a alguien que ha hecho una aportación relevante en la educación primaria y secundaria, demostrando que "la inteligencia no es innata ni se puede medir a través de un test, sino que los menores demuestran su creatividad e inteligencia de diversas maneras, que deben ser reconocidas por el sistema educativo para conseguir que avancen en la vida" .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada