viernes, 29 de octubre de 2010

Invertir en el Futuro y Liberar el Potencial Humano mediante la Educación - Un Informe del Foro Económico Mundial sobre la Educación para el Emprendimiento

(Comunicado de prensa del Foro Económico Mundial del 5 de octubre 2010)

La Iniciativa Global de Educación (GEI) del Foro Económico Mundial (WEF) ha presentado el pasado 5 de Octubre el Informe sobre “La Mesa Redonda Europea sobre la Educación para el Emprendimiento” (“European Roundtable on Entrepreneurship Education”).

El informe incluye un Manifiesto para liberar el potencial humano que requiere soluciones de múltiples partes interesadas para aumentar los niveles de emprendimiento y de la innovación en la educación, así como una visión general de organizaciones seleccionadas involucradas en la educación para el emprendimiento en Europa. La próxima mesa redonda sobre la educación para el emprendimiento iba tener lugar el 24 de octubre en Marrakech, Marruecos, como preparación al Foro Económico Mundial sobre el Oriente Medio y el Norte de África el 26-28 de octubre de 2010.

“El Informe sobre La Mesa Redonda Europea sobre la Educación para el Emprendimiento enfatiza el papel importante de la educación en la modelación de nuestra sociedad futura. El emprendimiento y la innovación son aptitudes críticas requeridas para el crecimiento económico y la creación de empleo en Europa así como para afrontar los desafíos globales.”, dijo Alex Wong, Director del Centro para las Industrias Globales y la Iniciativa Global de Educación del Foro Económico Mundial.

El informe es el resultado de una mesa redonda de alto nivel, que ha tenido lugar en Bruselas el 11-12 de Mayo 2010 en ocasión al Foro Económico Mundial sobre Europa. Entre los participantes estaban el consejo de dirección de la Iniciativa Global de Educación del Foro Económico Mundial, el Grupo Asesor Europeo y otros líderes del mundo de los negocios, de gobiernos, académicos y de la sociedad civil.

El Manifiesto está construido sobre siete pilares:

I. Transformar el Sistema de Educación mediante el Emprendimiento

II. Construir un Compromiso Político

III. Desarrollar un Compromiso Institucional

IV. Formar, Desarrollar y Motivar a Educadores

V. Catalizar las Asociaciones de Múltiples Partes Interesadas

VI. Apalancar y Escalar las Buenas Prácticas

VII. Procurar Resultados e Impactos Efectivos.

Jan Muehlfeit, Presidente de Microsoft Europa, ha presentado el Manifiesto en un panel sobre “Nuevas Aptitudes para Nuevos Empleos”, durante la Cumbre Empresarial Europea del 30 de junio 2010. Muehlfeit ha aceptado presidir también el trabajo continuado del Grupo Asesor Europeo sobre la Educación para el Emprendimiento, con el fin de aumentar en toda Europa la visibilidad sobre la importancia de este asunto y para promover la implementación de las recomendaciones formuladas en el informe.

A la elaboración del informe han colaborado Deloitte Touche Tohmatsu Limited y GV Partners. El consejo de la Iniciativa Global de Educación que soporta específicamente las actividades de la Educación en el Emprendimiento en Europa, incluye a Cisco, Deloitte Touche Tohmatsu, EMC Corporation, Intel y Microsoft

domingo, 24 de octubre de 2010

"El Estado tiene la responsabilidad de ayudar a sus ciudadanos a ser felices"


El Honorable Jigme Thinley, primer ministro de Bután y líder del Partido del Bienestar, tiene un sueño: que todos los butaneses encuentren el equilibrio entre las necesidades físicas e intelectuales, entre lo material y lo espiritual, y así alcancen la felicidad.
“El Mundo” publica el sábado 23 de octubre una entrevista con el primer ministro de Bután que ha clausurado el I Congreso Internacional de la Felicidad organizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad el pasado día 20.
Bután, país del tamaño de Suiza enclavado en la cordillera del Himalaya, es una joven democracia favorecida por el propio rey, que acuñó en los años 70 el término “Felicidad Interior Bruta” –un concepto tan sencillo como revolucionario- que se refleja en su recién aprobada Constitución. Bután condiciona todo su desarrollo económico, político y social a la ansiada consecución de una ciudadanía armoniosa y feliz que, además, pretende exportar como modelo al resto del mundo.
Este modelo se sostiene sobre la idea de que el Estado tiene la responsabilidad de ayudar a los ciudadanos a ser felices, creando las condiciones básicas para cumplir ese objetivo que calculan a partir de 72 variables comprendidas en nueve apartados. A saber: renta per cápita, salud, acceso a la educación, bienestar emocional y psicológico, diversidad cultural, empleo del tiempo, capacidad de la comunidad para sobreponerse a situaciones límite, vitalidad de la sociedad y calidad de gobierno.

lunes, 18 de octubre de 2010

La Universidad sale a las calles de Haití construyendo un capital humano desde la práctica

(Ref.: EduInfo, la newsletter de educación de la Unesco)

El terremoto del 12 de enero de 2010 destruyó completamente la Universidad Quisqueya de Haití, y mató a 17 estudiantes y miembros del personal. En la Newsletter de Educación de la UNESCO, EduInfo, Jean O’Sullivan (J.O.S) entrevistó al rector de la universidad, el matemático Jacky Lumarque (J.L.), sobre lo que pasó después. Diez días después del terremoto el rector organizó un sistema de voluntarios capacitados, que daría lugar a un nuevo modelo de educación emergente de las ruinas, como un fénix que resurge de sus cenizas.

J.O.S.: ¿Cómo empezó?

J. L.: En primer lugar los estudiantes de medicina montaron una tienda en una parcela de aparcamiento. Al principio fueron supervisados por sus profesores y después por médicos eslovacos que llegaban con medicinas y equipos buscando un sitio para trabajar. Luego los estudiantes montaron una clínica móvil. Después tocó poner en marcha puntos de distribución de agua fresca. Los estudiantes de ingeniería y medio ambiente salieron a la calle y ayudaron a la gente organizarse en comités para gestionar los campamentos improvisados así como introduciendo tareas de zonificación, saneamiento y gestión de residuos. ¡La Universidad se había convertido en una máquina gigante de voluntariado! Once tiendas de campaña adicionales fueron montadas. Los estudiantes recibieron un “crash course” sobre soporte psicológico y lo pusieron en práctica casi de inmediato en las calles. También quedaron involucrados en la organización de talleres de terapia artística para niños durante los fines de semana. Unos 150 al mismo tiempo en una de las tiendas. Yo les decía: “La calle es ahora vuestra universidad”. En el fin de semana los estudiantes se reunieron con sus profesores para formalizar la educación informal que habían recibida durante la semana, o para fijar la teoría sobre las prácticas. Estamos trabajando en un sistema para darles créditos académicos por este trabajo. Ha cambiado para ellos el paradigma de la educación. Se han dado cuenta que la futura educación no debe ser en un sentido único, que no debe tener lugar entre cuatro paredes, con un profesor que lo sabe todo dispersando conocimiento. Con la iniciativa del voluntariado el conocimiento se adquiere en la calle y el profesor acompaña el proceso. Estamos desinstitucionalizando el conocimiento.

J.O.S.: ¿Los estudiantes eran capaces de seguir estudiando?

J.L.: Cableamos una de las tiendas. Lo llamamos “la tienda digital”. Se mantuvieron videoconferencias con universidades hermanas de Montreal y Paris para estudiantes de Máster. Estamos mirando a clases online para permitir a los estudiantes terminar sus cursos para graduado.

J.O.S.: ¿Cuál es el paso siguiente?

J.L.: Dado que 400 a 500 nuevos estudiantes no podían empezar el segundo semestre, lo que tenía que suceder a finales de Enero, les estamos dando ahora un curso básico y fundamental de 15 semanas en educación general combinado con cursos cortos en gestión básica, logística, primeros auxilios, prevención de riesgos, organización comunitaria, etc. El gran reto es levantar la universidad y funcionar de una manera sostenible montando un sistema de patrocinio en el que los donantes soportan a estudiantes individuales hasta llegar a $200 al mes. Esto les permite satisfacer sus gastos básicos de manutención mientras sigan actuando como voluntarios, pero también para pagar los costes de matriculación y así contribuir al funcionamiento y los gastos de personal de la universidad. Estamos muy necesitados de este patrocinio dado que somos una universidad privada y no recibimos nada del estado.

Un Proceso de Bolonia a pie de calle…

miércoles, 13 de octubre de 2010

La sonrisa de la globalización (y 2)




Esta crisis que experimenta la economía ¿es de verdad una crisis de hombres?, ¿una crisis de los jóvenes inteligentes con traje gris, como escribía el periódico francés Ouest-France? ¿No habría quebrado un banco Lehman Sisters? ¿De verdad son distintas las mujeres? ¿Lideran, deciden, gobiernan de otra forma? Estas son las interesantes preguntas que se hace la autora del artículo de Foreign Policy.

Y es que, ¿no han podido ser mujeres, tal vez, las que han tomado la decisión de trasladar una fábrica textil a otro país cuya mano de obra es más barata?. ¿No ha podido ser una mujer la que baje el sueldo de una costurera o se lleve su puesto de trabajo a un lugar en el que resulte menos costoso?. ¿No son las mujeres de los viejos países industrializados las que pueden comprar camisetas y teléfonos baratos, mientras la mano de obra se desplaza hacia los países del este europeo y del sudeste asiático? Hay que tener en cuenta que las mujeres de esos países en desarrollo se ven abocadas así a realizar trabajos por cuenta ajena, expuestas a los vaivenes del mercado mundial, abandonando las viejas estructuras económicas y el autoabastecimiento rural.

Porque del mundo les llegan nuevos productos, trabajo, dinero, nuevas ideas aunque no encajen con el concepto tradicional de la mujer en países como Bangladesh, en muchos de Latinoamérica, del sudeste asiático o del este de Europa. En estos países está aumentando la cantidad de mujeres que emigran para proporcionar el sustento a su familia. Algunos sociólogos hablan de la “feminización de la emigración”. Pero la pregunta que nos hacemos es ¿lo que la globalización aporta a las mujeres es un progreso auténtico? Existe una polémica en torno a la respuesta que va más allá de la frontera entre los sexos y traspasa continentes.
En Bangladesh, donde las costureras se han puesto en huelga, sería mucho más difícil su lucha si no se viera apoyada en los países ricos, que divulgan su situación y les ofrecen apoyo moral. Si no comenzara a surgir poco a poco cierto interés por el precio que tiene que pagar por la globalización una trabajadora textil de Bangladesh. A veces la ayuda podría ser muy fácil. Por ejemplo, cuando una mujer con buenos ingresos de España o Alemania se pregunta: ¿quiero comprar en serio esta camiseta importada que cuesta unos miserables 4,99 euros? ¿O no quiero?
No olvidemos que, si bien es cierto que el mundo de los banqueros que ha llevado a la economía mundial al borde del abismo es fundamentalmente masculino, la “bomba crediticia” que se convirtió en el detonador de la crisis financiera la inventó una mujer directiva de la banca JP Morgan...

martes, 12 de octubre de 2010

La sonrisa de la globalización (1)


El último número de la revista Foreign Policy publica una profunda reflexión firmada por Barbara Supp acerca del papel transformador de las mujeres en el mundo globalizado así como de la manera en que éste está cambiando el mundo de las mujeres.
Partiendo de la idea de que globalización significa eliminación del tiempo y el espacio, sabemos que las personas, los productos y el dinero se difunden por el mundo de igual manera que el saber y los valores. Y por eso, a menudo, nos topamos con esquemas sociales arcaicos que cimentan una rotunda desigualdad entre los sexos, pero también encontramos con mucha mayor frecuencia que antes rostros de mujeres en el poder.
Nos topamos también con enormes contradicciones. A saber: tres quintos de la población más pobre del mundo y dos tercios de los analfabetos son mujeres; asimismo dos tercios del trabajo no remunerado lo realizan mujeres que reciben el 10% de la masa salarial del mundo y solamente poseen un 1% de la riqueza de las naciones. Sin embargo, son las mujeres las que rescatan de la crisis a los bancos de Islandia y las que se ponen en huelga en Bangladesh contra unos salarios miserables. También son mujeres las niñas que en Nigeria aprenden a ser mecánicas de automóviles para no tener que prostituirse. Y se pregunta la autora si, en medio de esta crisis calificada por algunos como “crisis de hombres”, esta nueva revolución viene transformada precisamente por las mujeres en la globalización.
Porque son dos las caras de la globalización para las mujeres: una es el rostro agotado, marcado por el trabajo y la falta de sueño y otra quizás una cara con los labios pintados y una sonrisa comercial. El Índice de Desarrollo Humano relativo al Género, publicado por la ONU desde hace una década, mide el grado de igualdad de oportunidades de un país, comparando la educación, los ingresos y la esperanza de vida de hombres y de mujeres. Las posiciones de cabeza las ocupan casi siempre los países escandinavos, Canadá, Australia y Suiza (Francia también aparece bastante arriba). En la última estadística, Alemania se sitúa en el puesto 20 de 155 países evaluados, mientras España está en el 9. China por ejemplo ocupa el lugar 75, Níger y Afganistán se encuentran en las últimas posiciones, mientras que Bangladesh, el país de las costureras en huelga, hace el número 123, lo que supone una mejoría teniendo en cuenta que en el siglo pasado ocupaba el puesto 140.
Pero la imagen de la cara con los labios pintados y sonrisa comercial se ve cada vez con más frecuencia. Refleja a esas mujeres con amplia formación, buenos sueldos e influencia, con espíritu profesional que trabajan para empresas, partidos, gobiernos, organizaciones de ayuda o lobbies, y les resulta de lo más natural sacar provecho de la globalización. Esa es la imagen que se puede encontrar en los foros económicos donde se cita la élite y donde la consigna publicada por The Economist: “Olvidaos de China, India e Internet; las impulsoras del crecimiento económico son las mujeres” traduce la confianza en la potencia económica de las mujeres. Esas mujeres, que en muchos países ya constituyen la mayoría en las universidades, gracias a su flexibilidad y capacidad de comunicación y cooperación, según un estudio de McKinsey, están especialmente bien dotadas para responder a las exigencias de la globalización.

Global Gender Gap Report

(Ref.: Comunicado de prensa del WEF, del 12 de octubre 2010)


Los países nórdicos Islandia (1), Noruega (2), Finlandia (3) y Suecia (4) siguen registrando el mayor nivel de igualdad entre hombres y mujeres, de acuerdo con el Informe Global de la Brecha entre Géneros (Global Gender Gap Report) de 2010 del Foro Económico Mundial.

Según el índice de la brecha entre géneros, el nivel de igualdad de géneros en Francia (46) disminuyó debido a que en los últimos doce meses la cantidad de mujeres que ocupan cargos ministeriales ha mermado. Estados Unidos (19) disminuyó la brecha entre géneros y ascendió 12 puestos, posicionándose por primera vez entre los 20 mejores países en los cinco años de historia del informe. Este ascenso es atribuible a la mayor cantidad de mujeres que ocupan puestos de liderazgo en la administración actual y a mejoras en la brecha salarial.

Irlanda (6), Suiza (10), España (11), Alemania (13) y Reino Unido (15) se encuentran entre los países europeos que ocupan los 20 primeros puestos. Luxemburgo (26) y Grecia (58) son los países que más progresaron en la tarea de reducir la desigualdad de género, ascendiendo 37 y 27 lugares respectivamente, gracias a las mejoras registradas en la categoría de participación política y económica.

“Los países nórdicos siguen liderando la tarea de eliminar la desigualdad de género”, afirmó Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial. “La baja brecha entre géneros de estos países está directamente relacionada con un alto nivel de competitividad económica. Para que un país crezca y prospere, las mujeres y las niñas deben tener igualdad de oportunidades. Aún es necesario que ocurra una auténtica revolución en materia de igualdad de género, no sólo para movilizar a un grupo más grande de talentos tanto en términos de volumen como de calidad, sino también para crear un sistema de valores más compasivo en todas nuestras instituciones”

El Índice del Informe Global de la Brecha entre Géneros evalúa la forma en la que 134 países distribuyen los recursos y las oportunidades entre poblaciones de hombres y mujeres, independientemente del nivel general de estos recursos. Estos países representan más del 93% de la población mundial El informe mide la magnitud de la brecha de género en cuatro áreas:

1) Participación y oportunidades económicas: resultados en materia de salarios, nivel de participación y acceso a empleos altamente calificados

2) Logros académicos: resultados en materia de acceso a educación elemental y superior

3) Poder político: resultados en materia de representación en las estructuras de toma de decisiones

4) Salud y supervivencia: resultados en materia de expectativa de vida y proporción de hombres y mujeres

Filipinas sigue siendo el ejemplo a seguir en el continente asiático, ya que ocupa el noveno puesto en la medición general, gracias al sólido desempeño del país en las cuatro dimensiones que componen el índice: salud y supervivencia, logros académicos, participación, y oportunidades económicas y poder político. Singapur ascendió del puesto 84 que ocupaba el año anterior al puesto 56, al conocerse información reciente que da cuenta de una significativa mejora en el ingreso estimado que perciben las mujeres. Japón (94) ascendió siete lugares respecto al año anterior por las mejoras en el ingreso estimado promedio que perciben las mujeres.

Lesoto (8) y Sudáfrica (12) lideran la clasificación en África. Lesoto tiene un alto nivel de participación femenina en la fuerza laboral y de alfabetismo femenino, y tiene la mayor relación de niñas con respecto a los niños inscriptos en la escuela primaria y secundaria. No obstante, los niveles de expectativa de vida saludable siguen siendo bajos para ambos grupos. Sudáfrica ocupa el puesto número 20 de la clasificación, como resultado de la gran cantidad de mujeres que ocupan cargos legislativos y ministeriales, además de la escasa disparidad en materia de educación.

Emiratos Árabes Unidos (103) es el país mejor posicionado en el mundo árabe, con mejores indicadores de educación y empoderamiento político que el de la mayoría de los países de esa región. Kuwait (105), Túnez (107) y Bahrain (110) lo siguen en la clasificación.

En América Latina y el Caribe, Trinidad y Tobago (21) y Cuba (24) ocupan los primeros puestos. Argentina (29) es otro de los países con sólidos resultados. Brasil (85) y México (91) están en la segunda mitad de la clasificación, y Guatemala (109) sigue ocupando el último puesto en la región.

Pakistán (132), Chad (133) y Yemen (134) son los países con mayor inigualdad entre hombres y mujeres en 2010.

“La brecha entre hombres y mujeres en las categorías de salud y educación se está reduciendo. De hecho, la información actual indica que, en los 134 países evaluados, se ha reducido la brecha en el área de salud en un 96% y en el área de educación en un 93%. Sin embargo, la brecha en la categoría de participación económica se redujo sólo en un 60%. Los países progresarán cuando logren obtener rentabilidades de la inversión en salud y educación de niñas y mujeres, al encontrar alternativas que permitan compatibilizar el matrimonio y la maternidad con la participación económica de las mujeres”, afirmó el coautor del informe, Ricardo Hausmann, Director del Centro para el Desarrollo Internacional (Centre for International Development) de la Universidad de Harvard, EE.UU.

“El Informe global sobre la brecha de género demuestra que al reducir la disparidad se sientan las bases para una sociedad próspera y competitiva. Independientemente del nivel de ingreso, los países pueden optar por integrar la igualdad de géneros y otras metas de inclusión social en sus agendas de crecimiento y tener el potencial de crecer con más rapidez, o bien pueden optar por correr el riesgo de socavar el potencial competitivo, al no capitalizar plenamente la mitad de sus recursos humanos. El incentivo económico para reducir la brecha en las áreas de salud, educación, oportunidades económicas y poder político es claro”, afirmaron las coautoras del informe, Laura Tyson, S.K. y Angela Chan, Profesora de Administración Global de la Escuela de Negocios Haas de la Universidad de California en Berkeley, EE.UU.

“El informe de 2010 compila información de cinco años. De los 114 países evaluados durante ese periodo, el 86% ha logrado reducir la brecha de género y el 14% registra un retroceso. Si bien algunos países como Islandia, Noruega e Irlanda que ya están posicionados dentro de los primeros puestos siguen mejorando año tras año, es alentador observar que algunos de los países de la segunda mitad de la clasificación, como por ejemplo, Angola, Bangladesh y Emiratos Árabes Unidos, son los que progresan con más rapidez respecto a los puestos que ocupaban en el pasado”, afirmó la coautora del informe, Saadia Zahidi, Directora del Programa de Mujeres Líderes e Igualdad de Género del Foro.

Descargar el ranking completo aquí

(La puntuación se determina en función de una escala de cero a uno y puede interpretarse como el porcentaje en que se redujo la brecha de género.)

domingo, 10 de octubre de 2010

Los Principios de Salzburgo sobre el Doctorado en las Universidades siguen siendo válidos

Han pasado cinco años desde que en el Seminario de Bolonia “Programas Doctorales para la Sociedad Europea del Conocimiento”, en Salzburgo, se sacaron conclusiones y se hicieron recomendaciones, conocidas como los 10 Principios de Salzburgo.


Estos principios básicos se formularon así:

1. El componente básico de la formación doctoral es el avance del conocimiento mediante la investigación original. Al mismo tiempo se reconoce que la formación doctoral debe cada vez más con las necesidades de un mercado de trabajo que es más amplio que el mundo académico.

2. Incorporación de las estrategias y políticas institucionales: universidades e instituciones necesitan asumir la responsabilidad de garantizar que los programas de doctorado y la formación en investigación que ofrecen estén diseñados para afrontar los nuevos retos e incluyan oportunidades de desarrollo profesional adecuadas.

3. La importancia de la diversidad: la rica diversidad de programas doctorales en Europa – incluyendo a doctorados conjuntos – es una fortaleza que debe ser apuntalada por la calidad y la práctica acertada.

4. Los candidatos doctorales como investigadores de fase inicial: deben ser considerados como profesionales – con derechos apropiados – que hacen una contribución clave a la creación de nuevo conocimiento.

5. El papel crucial de la supervisión y de la evaluación: con respecto a los candidatos doctorales individuales, acuerdos para la supervisión y evaluación deberían estar basados en un marco contractual transparente de responsabilidades compartidas entre los candidatos doctorales, los supervisores y la institución (y donde sea apropiado incluyendo también a otros participantes)

6. Alcanzar la masa crítica: Los programas doctorales deberían perseguir el alcance de la masa crítica y deberían recurrir a las diferentes tipos de prácticas innovadoras que se están introduciendo en las universidades en toda Europa, teniendo en cuenta que soluciones diferentes pueden ser apropiadas en contextos diferentes y en particular en grandes y pequeños países europeos.

7. Duración: Los programas doctorales deberían operar en un tiempo de duración apropiado (tres a cuatro años a tiempo completo como regla)

8. La promoción de estructuras innovadoras: para satisfacer al reto de la formación interdisciplinaria y del desarrollo de aptitudes transferibles.

9. Aumentar la movilidad: Los programas doctorales deberían perseguir tanto una movilidad geográfica como interdisciplinaria e intersectorial y una colaboración internacional en un marco integrado de cooperación entre universidades y otros partners.

10. Asegurar una financiación apropiada: el desarrollo de programas doctorales de calidad y la finalización exitosa por los candidatos doctorales requiere una financiación apropiada y sostenible.

Durante el año 2010, el Consejo para la Educación Doctoral (CED) de la Asociación de Universidades Europeas (AUE), mediante su “Iniciativa Salzburgo II”, ha consultado a sus 185 miembros a través de grupos de enfoque, de reuniones de un día y de talleres, para ver cómo los principios de Salzburgo han sido implementados. En la Reunión Anual de Berlín en Junio, los resultados preliminares fueron discutidos por las universidades y otras partes interesadas de 36 países. Los resultados de estas discusiones confirmaron la validez de los principios originales de Salzburgo, pero añaden algunas “claves de éxito” nuevas así como definen los obstáculos para las universidades para continuar reformando su educación doctoral. Estas “claves de éxito” se refieren a un rango amplio de asuntos que van desde la capacidad de investigación al aseguramiento de la calidad, pero convergen en tres puntos mayores en los que hay un amplio consenso entre las universidades europeas.

En primer lugar, el doctorado está (y debería estar) basado en la investigación original; las estructuras deben ser contempladas como herramientas para la responsabilidad institucional para proveer un entorno de investigación de alta calidad e inclusivo. Es importante para las universidades construir sobre una masa crítica de investigación para sostener la educación doctoral. Esto también significa que la educación doctoral es profundamente diferente a los ciclos primero y segundo.

En segundo lugar, el aspecto individual de la educación doctoral ha sido recalcado. Como investigadores, los candidatos doctorales tienen todos trayectorias altamente individuales, porque la buena investigación no sigue un curso recto y predecible. Lo mismo aplica a las carreras de investigador: tenedores del doctorado ocupan posiciones muy diferentes donde su mentalidad investigadora es de un alto valor. La educación doctoral debe procurar un espacio amplio y un soporte para su desarrollo individual.

Tercero, las universidades europeas han sido el motor principal de las reformas y se puede decir que han estado globalmente en la vanguardia de la educación doctoral. Es importante tomar nota del progreso realizado por las universidades y darles la autonomía necesaria para continuar desarrollando la educación doctoral.

Las recomendaciones recogidas de Salzburgo II serán presentadas a las Conferencias de Rectores Europeos, que constituye el Consejo de la AUE, en su próxima reunión antes de la Conferencia Anual de la AUE en Palermo.

domingo, 3 de octubre de 2010

Los desequilibrios económicos y sociales y un capital humano que no se aprovecha…

(Glosario económico y social contemporáneo: generación NiNi, parados, mileuristas, salario mínimo interprofesional, salario básico social, umbral de la pobreza, “los ricos”, corrupción, blanqueo de dinero, prevaricación, etc., etc.)

Cogiendo El Correo de hoy, Domingo 3 de Octubre, veo una portada con una foto grande que dice “El Athletic se despierta tarde” (perdió en el partido contra el Valencia por haberse quedado dormido en el primer tiempo). Me permito parafrasear diciendo “España se despierta tarde”. A ver si se despierta…

Mª Carmen Gallastegui, Catedrática de Teoría Económica de la Universidad del País Vasco dice en la columna “La Voz” del periódico: “los datos son espeluznantes. Más del 40% de los jóvenes de toda España se encuentra sin trabajo y más de un 20% (de 16-25 años) ni estudia ni trabaja”. Su artículo lleva una pregunta como título: “¿Generación perdida, generación NiNi?”. “Estamos por encima de las cifras de la UE, algo que francamente representa un fracaso descomunal. Con estas cifras estamos viviendo una situación en que el capital humano está desaprovechado”, afirma. Y dice que la solución está en “la formación que abre ventanas. No cualquier formación”, y en las cualidades que deben tener los jóvenes tales como “responsabilidad, iniciativa, ganas de hacer cosas…”, y que “en la economía del conocimiento no solo hace falta consumidores sofisticados; también los trabajadores y los empresarios deben serlo”. “Consumidores sofisticados” que usan tecnología importada. En el mismo periódico El Correo leemos que la línea 3 del Metro de Bilbao va a circular sin conductores. Ya lo hacen las líneas 9 y 11 en Barcelona. (No está exento de problemas técnicos). Pero la tecnología no es española, es de Siemens, una multinacional alemana. Se ahorra el puesto de trabajo del conductor y en Alemania se crea el puesto de trabajo del experto que desarrolla la tecnología… Y mientras tanto nos contesta por teléfono una voz grabada en una cinta cuando tenemos un problema técnico y no puedes preguntar nada al señor o señorita que recita siempre el mismo texto. O te refieren a una lista de Q&A y tu problema específico raramente está en la lista. O te contesta una operadora telefónica con acento extranjero que tampoco te soluciona tu problema. Hay que cabrearse para poder hablar con un técnico de verdad, y pocas veces lo consigues. O sí, puedes hablar online con un técnico por “chat”, como me ocurrió no hace mucho. Después de haber explicado mi problema al técnico nºX, un silencio, y luego un mensaje que el técnico nºX "se ha marchado de la sala”. Entra un nuevo técnico nºY en el chat y me pregunta cuál es mi problema. No me atrevo a escribir aquí lo que le contesté. ¿Soy un consumidor “sofisticado”?

Hay excepciones positivas. Por ejemplo las bioempresas en Cataluña y el País Vasco. Dice María Aguirre, Responsable de BioBasque, en el boletín Más Innovación: “La Bioregión Vasca puede hacer de las biociencias un elemento tractor de la economía vasca”. Pero no olvidemos que existen también otras ciencias y tecnologías, nuevas, y las que hay que poner al día. Pero en periodo de crisis se ahorra en I+D. Lo contrario de lo que hay que hacer. En el mismo Correo Juan Bengoechea escribe bajo el título “¿Donde está la salida?”, “Sin reformas estructurales estamos abocados a un futuro crecimiento (¿?) sin empleo…”, y sigue “España se sitúa en el furgón de cola de la recuperación europea. Existe una larga retahíla de asuntos que todavía duermen (¿Cómo el Athletic?), el sueño de los justos – educación, justicia, energía, I+D…”

Y luego faltan empleos que no se pueden cubrir. Leo en el mismo Correo que Sanidad estudia rebajar la edad de los niños para ser atendido por los pediatras porque no hay bastantes pediatras, y así pasar más niños a los médicos de familia. ¿Sobran entonces médicos de familia? Y en suplemento Dinero y Empleo podemos leer que “la crisis incrementa las falsas ofertas de trabajo”…

Otros lo tienen todavía peor. Tienen que vivir trabajando con un “salario mínimo interprofesional” de 633€ al mes, en el “umbral de la pobreza”, que según el informe de FOESSA es menos de 7.000€ por persona y año. Y una familia pobre no puede dar una buena educación a sus hijos a pesar de cobrar un “salario social” que según el CSIC varía entre 360 y 540€ al mes. Dice el informe de FOESSA que “la pobreza sigue afectando a una quinta parte de la población española”. Mientras tanto, mirando al otro extremo, parece que en 2009 había 16.000 ricos más que el año anterior, y que los directivos de las empresas del IBEX 35 cobran salarios que pueden alcanzar los siete dígitos, y que pueden llegar a ser 60 veces (o más) el salario medio de sus trabajadores.

La solución a los problemas: ¿aumentar la edad de jubilación? ¿Para quitar todavía más puestos de trabajo a los jóvenes? ¿Las prejubilaciones y despidos voluntarios serán prohibidos? Bueno, habrá excepciones como la historia del “último día de trabajo de Angel Prieto”, que se cuenta en el mismo Correo. Ese relojero acaba de jubilarse a los 75 años pasando el negocio a su hija a la que enseña el oficio. Dice “sigo viniendo los lunes a trabajar con la ilusión del primer día”. Trabajar con ilusión, un ejemplo para los jóvenes.

Hablemos de nuevo de la juventud. En la página 27 del mismo periódico se dice “Crece el número de menores que toman alcohol antes de cumplir los 15 años." El 18% ya ha probado el alcohol, el año anterior eran 16,8%. El 21% de los jóvenes, mayores de 15 años, beben alcohol a diario, un 5,5% más que el año anterior (2008).

Lula da Silva, presidente de Brasil, a esta edad seguro que no tomaba alcohol. En el suplemento “Vivir” de El Coreo hablan de él bajo el título “La herencia del presidente que nació pobre”. A sus doce años trabajaba como limpiabotas, luego como vendedor ambulante, a los catorce en una empresa metalúrgica, en el año 1966 se hizo sindicalista, en 1986 fue diputado y en 2002 presidente. Ha hecho cosas importantes para reducir la pobreza en su país. Queda el gran reto para su sucesor de mejorar la educación. Me recuerda de nuevo lo que dijo Mª Carmen Gallastegui sobre las cualidades que deben tener los jóvenes para salir adelante: “responsabilidad, iniciativa, ganas de hacer cosas…”