miércoles, 23 de septiembre de 2009

NSF en la inauguración de la nueva sede de UNESCO Etxea en Bilbao

El pasado 21 de Septiembre fue inaugurada la nueva sede de la UNESCO Etxea (la Casa de la UNESCO en Bilbao) en la Plaza de la Convivencia, en un local cedido por el Ayuntamiento de esta ciudad.


En el acto de inauguración participaron Ruper Ormaza, Presidente de UNESCO Etxea, Iñaki Azkuna, Alcalde de Bilbao, Federico Mayor Zaragoza, Presidente de la Fundación Cultura y Paz, ex-director general de la UNESCO y colaborador de la Fundación Novia Salcedo (NSF), así como otras varias personalidades. La Fundación Novia Salcedo estaba representada por su Presidente de Honor Txomin Bereciartua, que asimismo es socio fundador de UNESCO Etxea, Jon Arrieta, Presidente de NSF y uno de los promotores de UNESCO Etxea, y Begoña Etxebarria, Directora de NSF. Un reportaje de Txema Soria en La Mirilla de El Correo el día siguiente con fotos del acto se puede ver aquí.

Reproducimos a continuación la alocución pronunciada por Txomin Bereciartúa:
Aquí, junto a la ría, a cuya vera nació Bilbao como puerto de enlace comercial con Europa y con el mundo y en este lugar donde hasta hace un tiempo se levantaba la aduana que reunía mercaderías llegadas de tantos puertos, se abre hoy esta sede de UNESCO Etxea puerto de intercambio de mercaderías del espíritu, iniciativas y actividades culturales y sociales, entre nuestra Villa y nuestro país y todo el mundo integrado en la ONU y su organización para la Ciencia y la Cultura que conocemos como UNESCO.
Esta nuestra nueva oficina a pie de calle y en un lugar emblemático – Plaza de la Convivencia- es hoy una realidad gracias a la generosa ilusión de un ayuntamiento y un alcalde embarcados en la misión de poner a Bilbao en el mundo o, por mejor decir, de convertirlo en una de las grandes capitales referencia del mundo y que ven en nosotros unos adelantados en esta idea.
Agradecemos de todo corazón este regalo espléndido gracias al cual podemos fortalecer y asentar aquella iniciativa que en mil novecientos noventa y uno surgió entre un grupo de soñadores, el salir de nuestras tensiones interiores y abrir la mirada al mundo entrando en diálogo con corrientes culturales y sociales que veíamos simbolizadas en esa gran organización que es la UNESCO. En esta nuestra nueva sede podremos mejorar nuestra actividad y presentar con mayor empaque nuestra condición de Asociación de utilidad pública con status de relaciones oficiales con la UNESCO y de Entidad Consultiva ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidad que pertenece a la Federación Mundial de Asociaciones y Clubes UNESCO.
Sabemos que una ciudad, un pueblo se construyen con trabajo y esfuerzo, pero también y sobre todo con cultura y en estos tiempos de crisis caemos en la cuenta de lo que eso significa. Por eso, nos ratificamos en nuestra diaria labor de seguir integrando nuestro entorno social en ese mundo más justo y abierto que busca la UNESCO. Y damos gracias de todo corazón a quienes hoy nos acompañáis y, de nuevo, a nuestro Alcalde y a nuestro Ayuntamiento.
Bilbao, 21 de septiembre del 2009
Txomin Bereciartua

lunes, 21 de septiembre de 2009

“ATOM BY ATOM” - Acercando la Nanotecnología al público

Un nanómetro es minúsculo; una millonésima de milímetro.

La nanotecnología se refiere a la creación, medición, manipulación y utilización de objetos en la nanoescala, que se mide en nanómetros. ¿Podemos adivinar cómo se comporta la materia en la nanoescala? El comportamiento de la materia en la nanoescala es diferente y difícil de predecir. Por eso se dice que la nanociencia es “un mundo por descubrir”. Acércate a conocer los avances y retos de la ciencia de lo pequeño de forma clara y accesible en Atom by Atom. Tres días de conferencias sobre nanociencia y nanotecnología en los que participarán tres premios Nobel y otros investigadores destacados.
Así se anuncia en una página web específica el Congreso ATOM BY ATOM, una iniciativa del Centro de Investigación Cooperativa en Nanociencias, nanoGUNE, y del Donostia International Physics Center, DIPC, que tendrá lugar en el Kursaal de Donostia del 28 al 30 de Septiembre. Su objetivo es “contribuir a establecer un diálogo fluido y permanente entre la ciencia y la sociedad, entre los científicos y los ciudadanos, que contribuya a propiciar un progreso social y científico corresponsable en un entorno intelectual libre y tolerante”. El congreso ATOM BY ATOM se ha estructurado en dos secciones complementarias: una sección dirigida a la comunidad científica internacional bajo el título NANO2009 y una sección plenaria orientada al gran público.

El programa de ATOM BY ATOM incluye además un encuentro de alumnos de edad escolar con los premios Nobel Sir Harold Kroto y Heinrich Röhrer, y el Profesor Pedro Miguel Etxenike, Presidente de la Fundación del DIPC y Catedrático de Física de la Materia Condensada de la Universidad del País Vasco. Esta actividad está auspiciada por Kutxaespacio de la Ciencia, en colaboración con el Dto. de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco a través del proyecto Suspertu. El Encuentro va dirigido al profesorado de Física y Química y a los estudiantes que en el curso escolar 2009/10 estén realizando 4º de la ESO, 1º y 2º de bachillerato y cursando asignaturas de Física y Química.
Aparte de este encuentro, están previstas tres conferencias amenas:
del Profesor Felix Goñi, director de la Unidad de Biofísica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad del País Vasco quién hablará de las “Nanopartículas lipídicas: la gordura es bella “. Félix Goñi es Miembro del Patronato de la Fundación Novia Salcedo,
del Profesor Emilio Méndez quién tratará de “La nanotecnología y el reto energético”,
y del Profesor Carlos Bustamante cuya conferencia original se titula “Agarrando al gato por la cola: un motor de empaquetamiento de ADN”
Como aperitivo de la nanotecnología, ver un video aquí
La ciencia es también para disfrutarla.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

El futuro y sus enemigos


EL FUTURO Y SUS ENEMIGOS Una defensa de la esperanza política, el último libro de Daniel Innerarity (*), publicado el pasado mes de Mayo por Ediciones Paidós, trata de contribuir a una nueva teoría del tiempo social desde la perspectiva de cómo se relaciona la sociedad con su futuro, cómo se anticipa, cómo se decide y configura.
Ediciones Paidós emitió sobre el libro una nota de prensa en la que leemos que se trata de una defensa de la esperanza política de Daniel Innerarity, una atenta reflexión sobre cómo afronta nuestra sociedad democrática su futuro. Innerarity apuesta por una política del optimismo y la esperanza en unos momentos en los que se ha debilitado la confianza en el futuro. Buena parte de nuestros malestares y de nuestra escasa racionalidad colectiva se deben al hecho de que las sociedades democráticas no se relacionan nada bien con el futuro. De entrada, porque todo el sistema político y la cultura en general están volcados sobre el presente inmediato y porque nuestra relación con el futuro colectivo no es de esperanza y proyecto, sino más bien de precaución e improvisación.
Este libro trata de contribuir a una nueva teoría del tiempo social desde la perspectiva de cómo se relaciona la sociedad con su futuro, cómo se anticipa, cómo se decide y configura. Las sociedades actuales tienen que llevar a cabo un trabajo con el tiempo en virtud del cual están obligadas a incluir cada vez más el futuro en sus cálculos. La transformación que las sociedades democráticas necesitan vendrá de la mano de una apertura a considerar el futuro como su espacio más interesante de acción, si acertamos a la hora de establecer procedimientos para abrirnos hacia el horizonte más ambicioso del largo plazo. Lo que necesitamos es una política que haga del futuro su tarea fundamental, para que la acción no sea reacción insignificante y el proyecto no se convierta en idealismo utópico. Daniel Innerarity defiende una política del optimismo y la esperanza en un contexto actual donde la confianza en el futuro está profundamente debilitada a la vista de la situación política y económica. Aboga por la inteligibilidad y configurabilidad del mundo.
El autor presentó el libro el pasado 9 de Septiembre en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en un acto en el que participaron ministro de Educación, Ángel Gabilondo, el ex presidente del Instituto Nacional de Prospectiva, Jesús Moneo, y el presidente de honor del Club de Roma, Ricardo Díez Hochleitner. Ver el artículo en El País aquí.

(*) Daniel Innerarity, bilbaíno de nacimiento, es profesor titular de filosofía en la Universidad de Zaragoza y profesor invitado en la Universidad de la Sorbona (París 1). Entre sus últimos libros cabe destacar Ética de la hospitalidad, La transformación de la política (III Premio de Ensayo Miguel de Unamuno y Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Ensayo 2003), La sociedad invisible (Premio Espasa de Ensayo 2004) y El nuevo espacio público. Colabora con la Fundación NoviaSalcedo en la Comunidad Internacional de Expertos.

Joseph Stiglitz y sus colegas se han pasado al lado de la verdadera cuestión




En el diario Le Monde del 16 de septiembre podemos leer la siguiente receta:

"Tome una buena crisis intelectual en ciencias económicas. Mézclela con una dosis de pensamiento francés y déjela cocer a fuego lento un año o dos en el cerebro recalentado del economista Joseph Stiglitz: obtendrá una ocasión perdida de plantearse cuestiones de fondo".
Todo empezó a comienzos de 2008, cuando Sarkozy puso en marcha una comisión que midiera la actividad económica y el progreso social. Teniendo en cuenta que en aquella época los problemas del sector financiero se circunscribían al perímetro anglosajón, Sarkozy creía que los franceses podían dar al mundo entero una lección sobre éxito económico.

Dos Premios Nobel dirigían esta comisión: Stiglitz, americano e iconoclasta, como presidente, y Amartya Sen, nacido en India, como experto jefe. Su conclusión no admite discusión: el producto interior bruto (PIB) es una mala medida de cualquier cosa y está mal definido. Según el informe, no se puede decir que el PIB no signifique nada, pero sus imperfecciones son innombrables. Suma y ajusta los precios de manera arbitraria y no tiene en cuenta el trabajo de las mujeres en casa; pero considera los costos ligados a los trayectos domicilio-trabajo, a la delincuencia y a la finanza como valores a añadir. Ignora los fenómenos de depreciación y de perjuicio al medio ambiente. Y no tiene en cuenta nociones de fortuna ni de reparto de la renta.
Pero lo peor es el uso que se hace del PIB dándole estatuto de indicador del éxito económico de un país. No es preciso ser filósofo, como Descartes o Derrida, para saber que lo “más” no es siempre sinónimo de lo “mejor”. Cualquiera que sea el sentido que se le da a la vida, no es el crecimiento del PIB el que contribuirá a cumplirlo, al menos en los países desarrollados.

La mencionada comisión explora otras maneras de cuantificar el éxito: unas están fundadas en el sentimiento subjetivo de satisfacción, otras en medidas de bienestar escogidas por los economistas. Stiglitz y sus compañeros han discutido las debilidades respectivas de estas soluciones, pero no se ha encontrado a nadie que ponga filosóficamente en cuestión el principio mismo de búsqueda de un indicador "faro único". Es una lástima. La actividad económica puede proporcionar el bienestar de los hombres en más de un aspecto, asegurándoles una vida más larga, una mejor salud, una educación más sólida... Pero estas contribuciones son imposibles de medir. Stiglitz, concluye Le Monde, habría podido hacer un servicio al planeta declarando sin rodeos que la búsqueda era vana.