lunes, 9 de noviembre de 2009

Islandia lidera el Índice 2009 de Disparidad entre Géneros, del Foro Económico Mundial

(Nota de prensa del WEF del 27 de Octubre 2009)

Islandia le ha arrebatado a Noruega el primer puesto en el Global Gender Gap Index 2009 (Índice de Disparidad entre Géneros) publicado por el Foro Económico Mundial. En esta edición Noruega pasa a ocupar la tercera posición, por detrás de Finlandia (2) y Suecia (4) siendo una vez más los países mas destacados al frente de la clasificación. España (17) mantiene el mismo puesto que en 2008, con un índice muy cercano al de la vecina Francia (18).


El Índice de Disparidad evalúa el buen uso y reparto de los recursos y oportunidades entre la población femenina y masculina de cada país independientemente de los niveles generales de dichos recursos y oportunidades. Sudáfrica y Lesotho han dado un gran paso en cuanto a la reducción de la brecha entre géneros, pasando a colocarse entre los 10 primeros países, en la sexta y décima posición respectivamente. Los datos más recientes ponen de manifiesto que concretamente Sudáfrica ha hecho considerables progresos en la participación femenina en la fuerza laboral. El acceso de las mujeres a puestos parlamentarios y ministeriales en el nuevo gobierno también ha contribuido a estrechar la brecha entre géneros del país.

Filipinas (9) perdió terreno por primera vez en cuatro años, aunque sigue encabezando la lista de países asiáticos en la clasificación. Paraguay (66) escaló una cifra récord de 36 puestos, encabezando el arranque de varios países latinoamericanos entre los que están Ecuador (23), Nicaragua (49), Costa Rica (27), Perú (44), El Salvador (55), Chile (64) y la República Dominicana (67)Botswana (39) protagonizó la segunda mayor escalada (ascendió 26 puestos) gracias al enorme aumento de la participación en la fuerza laboral, según indican los datos más recientes del PNUD, y a una mayor igualdad en los salarios de las mujeres. La clasificación de Japón (75) mejoró 25 puestos con respecto a la del año pasado, debido en su mayor parte al aumento de la proporción de mujeres que desempeñan cargos de carrera, técnicos o legislativos y puestos de altos ejecutivos y directores.

Los Estados Unidos (31) retrocedieron tres puestos como consecuencia de una ligera caída en la participación femenina en la economía y una mejora de las calificaciones de países con una puntuación antes inferior. Alemania (12) y Reino Unido (15) descendieron nuevamente en la clasificación de este año. Suiza (13) avanzó por segundo año consecutivo, gracias a una mayor participación de las mujeres en la economía. Italia (72) sigue ocupando una de las posiciones más bajas de los países europeos y descendió tres puestos frente a 2008 debido a las persistentes bajas puntuaciones en lo que se refiere a participación económica.

En el fondo de la clasificación, la India (114), Bahrein (116), Etiopía (122), Marruecos (124), Egipto (126) y Arabia Saudí (130) mejoraron, todas ellas, su ranking frente al año pasado. Esta mejora obedeció, fundamentalmente, a los moderados progresos en la participación de las mujeres en la economía. Irán (128), Turquía (129), Pakistán (132) y el Yemen (134), que ya ocupaban los últimos puestos de la clasificación, manifestaron un claro descenso respecto a su puntuación de 2008.

La República de Corea y Mongolia fueron algunos de los países en los que más se redujo la brecha de género, mientras que en Austria y Bélgica fue donde más se amplió la disparidad entre hombres y mujeres en cuanto a los salarios. El acceso de las mujeres a altos cargos ejecutivos, directivos y legislativos se disparó en Japón y Uganda, mientras que en Croacia y Costa Rica aumentaron notablemente las desigualdades en este ámbito.

El Informe Global de Disparidad entre Géneros mide el tamaño de la brecha de género en cuatro áreas críticas:

1) Participación y oportunidad económicas – resultados de salarios, niveles de participación y acceso a empleos altamente cualificados
2) Nivel educativo – resultado del acceso a la educación básica y superior
3) Poder político – resultados de la representación en las estructuras de toma de decisión
4) Salud y supervivencia – resultados sobre la esperanza de vida y la proporción hombres-mujeres

Las puntuaciones recogidas en el Índice de Disparidad entre Géneros pueden interpretarse como el porcentaje en el que se han reducido las desigualdades entre hombres y mujeres.“Las mujeres y las niñas constituyen la mitad de la población mundial y sin su compromiso, su capacitación y su colaboración no podemos aspirar a lograr una rápida recuperación económica ni abordar eficientemente retos globales tales como el cambio climático, la seguridad de los alimentos y otros conflictos", afirmó Klaus Schwab, fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial. “A lo largo de todo el año, el Foro Económico Mundial trabaja con líderes buscando la manera de reducir las desigualdades entre hombres y mujeres mediante su Women Leaders and Gender Parity Programme (Programa para la Igualdad de Género y Mujeres Líderes) y este informe secunda su labor.” El Grupo Mundial para la Igualdad de Género, una comunidad de líderes de gran influencia provenientes del mundo de los negocios, la política, del entorno académico, los medios de comunicación y la sociedad civil, integrado en un 50% por mujeres y un 50% por hombres, trata de compartir las buenas prácticas e identificar las estrategias más efectivas para optimizar el uso de talento.
“De los 115 países analizados en el informe desde 2006, más de dos tercios han mejorado sus resultados en la clasificación general, lo cual demuestra que, en conjunto, se ha realizado un progreso global hacia la igualdad entre los hombres y las mujeres, aunque hay países que siguen perdiendo terreno. Hemos incluido en el informe un apartado sobre la dinámica de la brecha de género, del cual se desprende que el progreso se alcanza cuando los países encuentran maneras de compatibilizar el matrimonio y la maternidad con la participación económica de las mujeres," señaló Ricardo Hausmann, coautor del informe y Director del Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard en EE.UU.
“El Informe Global de Disparidad entre Géneros demuestra que la participación igualitaria de las mujeres con respecto a la de los hombres en todos los aspectos de la vida es fundamental para crear una sociedad competitiva y próspera. Los líderes necesitarán actuar como corresponde si han de reconstruir de manera sostenible las maltrechas economías”, aseveró Laura Tyson, catedrática de Administración de Empresas y Economía de la Universidad de California, Berkeley, EE.UU.
“Los países que no capitalizan totalmente una mitad de sus recursos humanos corren el riesgo de socavar su potencial competitivo. Es nuestro deseo resaltar el incentivo económico que se esconde al conceder poder a las mujeres, además de promocionar la igualdad como un derecho humano básico”, señaló Saadia Zahidi, coautora del informe y Directora del Programa para la Igualdad de Género y Mujeres Líderes.
El Foro Económico Mundial continúa ampliando su cobertura geográfica en el informe. El informe de este año, que presenta un total de 134 países, aporta una nueva percepción sobre las disparidades entre hombres y mujeres en más del 93% de la población mundial. 13 de las 14 variables utilizadas para crear el índice provienen de indicadores de datos objetivos disponibles públicamente y procedentes de organizaciones internacionales, como la Organización Internacional del Trabajo, el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada