viernes, 22 de mayo de 2009

La ingenuidad virtual se paga. Hay que andar con mucha prudencia en Internet.

En Internet hay que mantener los pies en la tierra, como en la vida real. No es porque la red de redes es un espacio “virtual” que se trata un mundo irreal.

En su número de diciembre 2008, la revista Consumer Eroski entrevista a Ofelia Tejerina, la Defensora del Internauta. Ella dice “Conviene que quienes naveguen en Internet se comporten con la misma prudencia con la que se desenvuelven en su vida diaria” y que los ciudadanos utilicen Internet “de forma imprudente, bastante imprudente… No nos paramos a pensar que publicar un blog no es como un diario privado que cualquiera pudiera tener en su casa, con una llavecita… y allí contamos lo que nos ocurre. Y pensamos que solo lo leen nuestros amigos y no es cierto”
Cuando le pregunta ¿De qué hay que defender a los usuarios de la red?, contesta: “Primero hay que defender al usuario de si mismo. Hay que decirle: confías en Internet más de lo que confías en la calle. Segundo, hay que informarle de que no puede ir a comprar algo alegremente y luego pedir garantías si no se ha informado con antelación de que existen. Yo he comprado de todo en Internet, pero antes de comprar hay que evaluar las garantías, localizar dónde está la empresa, estudiar si te puedes dirigir a ella si hay un problema y, si se desconfía de lo que ofrece, se puede consultar la página del defensor del internauta.” Una forma de no arriesgar es comprar contra reembolso si está prevista esta opción, porque no hay que dar datos de tarjeta de crédito, estas seguro de recibir la mercancía y puedes rehusarla si llega en mal estado, sin tener que tomar la molestia de devolverla.

Y no hay que fiarse exclusivamente del antivirus. Hay que tomar medidas personales adicionales, como por ejemplo, borrar cookies y archivos temporales que se han instalado en el ordenador durante la navegación. Y es mejor copiar tus palabras clave desde un archivo secreto que introducirlas directamente con el teclado en una página web. E investigar el contenido y origen verdadero de los e-mails desconocidos antes de abrirlos.

¿Cuál es el nivel de uso de internet por la Administración y las empresas? Sobre esto opina Ofelia Tejerina que la utilización por la Administración es muy básica: “La Administración Pública no aprovecha esta herramienta.” Y no preve una mejora en los próximos años. Lo que espere de la Administración es que informe a través de Internet. Sobre las empresas su opinión es más positiva, con peros: “Tratan de sacar todo el partido que pueden, en ocasiones de forma imprudente. Se lanzan a promocionar, vender, crear nuevas expectativas, y a veces sin las suficientes garantías…”
Ofelia Tejerina tiene una web personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada