jueves, 5 de marzo de 2009

Los directivos tienen que gestionar empresas más humanas, innovadoras y que inspiren

La web Tendencias21 publica un artículo muy interesante respecto a la gestión empresarial del futuro y cuenta la experiencia de un grupo de destacados profesores y empresarios que se reunieron en California el año pasado para dibujar lo que podría ser el management del futuro, así como para ver qué retos tendrán que afrontar los directivos.

Una de las conclusiones a las que llegaron fue que el “modelo de dirección” que predomina en las organizaciones más grandes está seriamente trasnochado, ya que tiene sus raíces en el siglo XIX y fue inventado para resolver un problema: cómo hacer que seres humanos semicualificados hicieran la misma cosa una y otra vez con cada vez más eficiencia y con la misma perfección. Entonces era importante resolver este problema, pero no es el reto más importante para las empresas actuales. Por todo esto, dicen, es necesario reinventar la dirección de empresas para que las organizaciones sean esencialmente más adaptables, más innovadoras y que se conviertan en lugares de trabajo más inspiradoras, haciéndolas tan humanas como los trabajadores que realizan su labor dentro de ellas.


El nuevo modelo de management ha de propiciar organizaciones más adaptables, innovadoras y que inspiren a quienes trabajan en ellas. Asimismo, apuestan por la comunicación horizontal, por la diversidad, por la imaginación y por la pasión. Consideran, además, que hay que inspirarse en conceptos extraídos de otros campos, como la biología o la teología, para poner las bases del management del futuro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada