jueves, 29 de enero de 2009

¿Cómo puede la sociedad armarse contra la corrupción?

Sobre este tema varios profesores del Centro de Ética de la Universidad de Lovaina (KU Leuven), con la colaboración del movimiento global Pax Christi (*), han escrito un libro con el título “Libro Blanco sobre Corrupción e Integridad” (Título original: “Witboek over corruptie en integriteit” (**)). Da respuestas a las preguntas:


  • ¿Qué es la corrupción? ¿Por qué y cómo seduce a la gente?
  • ¿Qué hace que la gente se convierta en funcionarios, administradores, deportistas íntegros?
  • ¿Es preciso prevenir o remediar la corrupción?
El libro blanco investiga las causas y las explicaciones. Lo comenta el periodista Jaak Poot en el periódico universitario Campuskrant del 28 de enero, y entrevista a autores y expertos sobre el tema. A continuación extraemos algunos de ellos:

“La corrupción produce malestar”, dice Johan Verstraeten, Catedrático de la Facultad de Teología de la KU Leuven, “Es una forma de robo, que sea o no de bienes públicos. Se acompaña de deshonestidad y coacción, vacía la confianza como capital social… Menos corrupción significa más paz.” Y por otro lado “Es natural que la pobreza induce a la corrupción. Si los funcionarios están muy mal pagados, sus manos se abren con más facilidad. Un aumento del bienestar resuelve por tanto parcialmente el problema. Pero con frecuencia la corrupción está tejida en las estructuras, y cita el caso de Italia…”
Otro experto coautor, el Profesor Johan De Tavernier añade que: “Investigaciones internacionales muestran que hay más corrupción en los países del sur. Pero hay que tener en cuenta que esta corrupción tiene muy a menudo relación con empresas occidentales... Son las técnicas coloniales que crearon la corrupción y que la mantienen… La investigación nos enseña que la corrupción ocurre menos en países predominantemente protestantes, como en los Países Bajos o Noruega, que en católicos” Puede ser debido a que “los protestantes tienen una concepción más severa sobre la responsabilidad personal del individuo con respecto a Dios. Por lo tanto un comportamiento corrupto les sigue pesando en la conciencia. Los católicos acarician su tradición del perdón, borrón y cuenta nueva. En cualquier caso hay una relación entre la fe y la integridad. Una investigación en alrededor de un veinte porciento de las iglesias en los Países Bajos demostró que los creyentes tienen más confianza en el sistema político, pagan con más honestidad sus impuestos, dan su aportación al bienestar social. Son ciudadanos íntegros”. Y sigue: “Es evidente que la sociedad debe actuar con regulaciones. Se necesitan procedimientos disciplinarios, una regulación para esos que tocan las campanas, procedimientos para las adjudicaciones, una estructura eficiente de la auditoría. Pero no es suficiente. También es necesaria una acción positiva. Hay que dar a los funcionarios un entrenamiento en la integridad, hay que enseñarles a desenterrar los límites de la integridad. Hay que confrontarles, en sesiones de entrenamiento, con los dilemas de la integridad y que los aclaren."
Pero como acción más importante Johan Verstraeten preconiza que hay que promover una ética de las virtudes: “Tenemos que enseñar a los niños desde una edad temprana actitudes para hacer el bien. Allí hay una tarea importante para las comunidades contemplativas de la vida: iglesias, escuelas, movimientos de la juventud, en fin cualquiera que se ocupa de la formación. La ética es un proceso de aprendizaje. Muchas normas y reglas son el resultado de un proceso de aprendizaje. Pero también los buenos ejemplos en la práctica dan resultados. Nuestra sociedad necesita buenos modelos, con papeles que interpretan el quehacer íntegro.”
(*) Pax Christi International es un movimiento católico sin ánimo de lucro, no gubernamental, para la paz a escala global y en una variedad de asuntos en las áreas de los derechos humanos, la seguridad humana, el desarme y la desmilitarización, un orden mundial justo y conflictos de religión y de violencia.
(**) Roger Burggraeve, Johan De Tavernier, y col. ‘Witboek over corruptie en integriteit’, Davidsfonds Leuven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada