martes, 13 de mayo de 2008

Tengo una pregunta

No es un programa de televisión donde se hacen preguntas embarazosas a líderes políticos. Es el título de una página web flamenca, “Ik heb een vraag”, un proyecto en el que participan universidades, centros de investigación, museos de las ciencias, planetarios, etc. El proyecto es soportado por el Plan de Acción de Información Científica y de Innovación de la Administración Flamenca. Cualquier persona puede hacer una pregunta sobre temas científicos, tanto de ciencias naturales como filosóficos. Hay preguntas de las más dispares, de niños y adultos. Son contestadas por científicos de las entidades que colaboran en el proyecto.

Entre las muchas, tres preguntas curiosas:

¿Por qué, cuando soplas, se apaga una vela y se atiza el fuego de una barbacoa? La pregunta es de una señorita de 28 años. Según la respuesta de un doctorando ingeniero hay dos efectos contrapuestos. En resumen, al soplar se aporta oxígeno pero se quita el calor a la llama, que esta necesita para mantenerse. En el caso de la vela lo último es la causa dominante por la que se apaga, porque tiene una mecha pequeña que se enfría fácilmente. En el caso de la barbacoa la masa caliente es mucho mayor y el enfriamiento es despreciable, y la aportación extra de oxígeno atiza el fuego.

¿Qué era primero, la gallina o el huevo? Pregunta un niño de 11 años. Un biólogo, profesor de universidad, le contesta que las aves, por lo tanto también las gallinas, son descendientes de los reptiles, en particular los dinosaurios. Estos ponían huevos parecidos a los de las gallinas y por lo tanto el huevo existía mucho antes que la gallina.



¿Dios existe de verdad? Es la pregunta del millón de otro chico de 11 años. Le contesta un profesor de un centro de investigación tecnológica de la Universidad Libre de Bruselas, una universidad laica, históricamente con tendencia masónica. En resumen dice que nadie puede contestar ni en este sitio web ni en el mundo. Le hace la reflexión sobre si quiere “creer” o quiere “saber”, “como” y “por qué”. ¿En qué clase de díos? Dice que es una cuestión personal.

ΑΩ Contestándole a este joven con nuevas preguntas, no creo que le haya ayudado nada. La existencia de Dios no se puede demostrar por un experimento científico. Sobre todo si pensamos en Dios como un ser espiritual o sobrenatural. Se puede llegar a creer en Dios observando la naturaleza tan compleja, ordenada y hermosa, regida por unas leyes naturales que no pueden ser producidas por el azar… ni tampoco por un ser mortal, por muy inteligente que haya sido en vida… Tampoco por una explosión como el Big Bang… Einstein lo ha contestado mejor: "Estoy convencido que Él (Dios) no juega con los dados..."

Más

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada