lunes, 13 de agosto de 2007

¿Cómo planifica la familia la mujer trabajadora belga?

Es la pregunta central de la tesis de Licenciatura en Sociología de Mieke Jansen.

Título original y completo de la tesis (2006, Universidad KU Leuven): "De arbeidssituatie van de vrouw en de timing van het eerste, tweede en derde kind. Een event history analyse van Belgische paneldata" (“La situación laboral de la mujer y el momento de tener el primer, segundo y tercer hijo – Un análisis histórico de eventos a partir de datos de un panel belga”)

Con esta tesis, Mieke Jansen obtuvo en Marzo de 2007 el Premio "Política" concedido por la Asociación de los Antiguos Estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la KUL. El criterio de selección fue la relevancia social y académica del trabajo. Solo se tenían en cuenta las tesis que habían obtenido la calificación “Gran Distinción”. Un jurado de periodistas juzgaba el valor social del trabajo y un jurado de profesores el valor académico.

¿Cómo compaginan las mujeres el trabajo con tener hijos? Es sobre todo el momento de tener el primer hijo que está influenciado por las características del trabajo. La pregunta clave por lo tanto es ¿Cuándo empiezo a tener hijos? Cuando las mujeres ya han formado una familia, parece que tiene menos importancia que tengan uno o más hijos. Su vida privada ya se ha organizado a partir del primero.

Las mujeres funcionarias tienen su primer hijo notablemente más pronto que mujeres que trabajan en el sector privado, porque la seguridad del puesto de trabajo es alta y en muchos casos la carrera es plana. Cuando se cuenta con pocas posibilidades de promocionar, da igual quedar embarazada pronto o tarde. Por lo contrario, las mujeres que trabajan en el sector privado prefieren tener primero asegurado el puesto en la empresa. Estas mujeres opinan en general que no es un testimonio de actitud positiva ante el trabajo el pedir vacaciones de embarazo en los dos primeros años de entrar en la empresa, y lo aplazan. En su investigación, Mieke Jansen observó que lo mismo ocurrió con el segundo y tercer hijo, cuando la mujer había cambiado de empleo, porque querían afianzarse antes en el nuevo entorno de trabajo.

En general se observa que la mujer que no considera importante su trabajo tiene una tendencia a tener los hijos más pronto que mujeres jóvenes con una actitud positiva ante el trabajo. Esto no se aplica obviamente a las mujeres que no están muy deseosas de formar una familia. También influye el número de horas que se trabaja en la semana. En este caso la relación es menos uniforme. Se observa que mujeres con una formación inferior empiezan más pronto a tener hijos a medida que trabajan menos horas. No es el caso de mujeres con una formación superior, porque pueden gastar más en el cuidado de los niños por otros y así “comprar” tiempo.

Por último constata que las mujeres que están satisfechas con el tiempo de transporte y la distancia de y al trabajo, también empiezan más pronto a tener hijos, porque vivir cerca les facilita recoger a los hijos del parvulario o de la escuela.



(Foto de la página web de la Universidad de Amberes)

La propia autora de la tesis encaja en la “foto” de su tesis. También ella, que a sus 25 años estrena su título de licenciada en sociología y ha conseguido un trabajo en la Universidad de Amberes, piensa esperar, porque, según afirma, tiene una actitud positiva ante su empleo.

Para su tesis ha tenido que digerir multitud de datos, pasando muchos días y noches ante el ordenador, pero quedó satisfecha. Le gusta este tipo de análisis de datos. La parte “metálica” del premio no es sustancial: 500€, pero le viene “a pelo” para pasar sus vacaciones en Hawai.

(Resumen y traducción libre de una entrevista por Inés Minten, periodista “freelance”, en el periódico de la KULeuven, Campuskrant nº9, 18 de abril 2007)

La tesis íntegra, en neerlandés, se puede descargar de la página web de la biblioteca digital del gobierno belga: http://www.statbel.fgov.be/studies/ac718_nl.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada